Suzanne Llanera
Por: suzanne_llanera
Leelo en 13 minutos

10 Estrategias para pagar tu deuda más rápido

0 0
0

Si tienes múltiples deudas acumuladas, no eres el único. Debido a los aumentos en el precio de hipotecas y préstamos para automóviles, y en los intereses de las tarjetas de crédito, los estadounidenses están más endeudados que nunca. El Centro de Datos Microeconómicos del Banco de la Reserva Federal de Nueva York publicó en su último Informe Trimestral sobre Deuda y Crédito Doméstico algunos datos alarmantes: la deuda total de los hogares en EE. UU. aumentó en 141 mil millones de dólares en el tercer trimestre de 2018, lo que significa que los estadounidenses ahora tienen una deuda colectiva de 13.51 billones de dólares.

Pero no siempre tienes que ver tu deuda como un obstáculo. Cuando usas tus tarjetas de crédito con prudencia o haces a tiempo  los pagos mensuales de tu hipoteca o préstamo (cualquier tipo de préstamo), estás creando un sólido historial crediticio. Esto conlleva nuevas oportunidades y la capacidad de acceder cada vez a más capital.

Este panorama es diferente para aquellos que se ven con el agua al cuello al tener saldos pendientes en sus deudas que superan con creces sus posibilidades de pago mensuales. Acarrear una deuda significativa puede impactar muchas áreas en tu vida: puede hacer caer en picado tu puntaje de crédito (dificultando la obtención de cualquier tipo de préstamo) e incluso puede afectarte emocionalmente. No es de extrañar que cada vez más personas estén hallando maneras para pagar sus deudas pendiente lo antes posible.  

¿Es ese tu caso? ¿Sientes que tus deudas te impiden vivir la vida que deseas? Aquí encontrarás 10 estrategias para pagar tu deuda rápidamente.

 

10 maneras de pagar tu deuda rápidamente

1.Establece pagos automáticos en tus tarjetas de crédito

Una tarjeta de crédito, cuando se usa responsablemente, es una excelente manera de construir crédito, de ayudarte con gastos inesperados, e incluso de financiar tu negocio. Pero debes hacer todo lo posible para pagar el saldo de tu tarjeta de crédito por completo cada mes. Para acostumbrarte a mantener un saldo más bajo, usa tu tarjeta de crédito como si fuera una tarjeta de débito, estableciendo el pago automático para pagar tu saldo saldo cada mes. Así no solo no pagarás intereses, sino que además construirás tu crédito y obtendrás puntos de recompensa de tu proveedor de tarjeta de crédito.

2. Controla tus gastos

Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿verdad? El primer paso para reducir tus gastos consiste en saber exactamente a dónde va tu dinero cada mes. Pregúntate a ti mismo: ¿gastas tu dinero principalmente en cosas que necesitas, o en cosas que simplemente quieres?

Pon tus gastos por escrito y divídelos en dos columnas. Obviamente, gastos como el agua, la luz, la gasolina, o las tarifas escolares de tus hijos deben estar en la columna de necesidades, mientras que la televisión por cable, tu próximo viaje de placer, tu café diario de Starbucks o las cenas en tu restaurante italiano favorito deben estar en la segunda columna. Primero, identifica tus hábitos más caros y encuentra formas y medios para minimizarlos o eliminarlos por completo. Luego, de manera lenta pero segura, encuentra maneras de reducir el resto de tus gastos, incluso aquellos que consideras una necesidad. Por ejemplo: ¿ha comparado las tarifas de servicio telefónico en diferentes proveedores para encontrar la más asequible? Los ahorros que se acumularán con el tiempo te ayudarán a salir de tu deuda mucho más rápido.

3. Haz horas extra o busca trabajo como freelance

Busca en internet: hay numerosos trabajos disponibles que puedes hacer desde casa en tus horas libres y con los que podrás ganar unos cuantos dólares adicionales. Todo el mundo tiene alguna habilidad de la que sacar provecho. Desde la costura a la jardinería, pasando por la escritura o el diseño gráfico. Con algunos de estos trabajos independientes puedes llegar a  ganar una cantidad significativa de dinero. Upwork es una excelente plataforma para encontrar trabajo freelance en línea. Por supuesto, destina todo lo que ganes de manera adicional al pago de tu deuda.  

4. Usa un préstamo totalmente amortizado para mantenerte disciplinado con el pago de tu deuda

Aquí tienes un par de problemas de las tarjetas de crédito: i) los pagos mínimos pueden ser muy bajos (en su mayoría son pagos de intereses), y ii) las bajas tasas ofrecidas son un atractivo pero pueden hacer que te endeudes rápidamente. Incluso si vas a pagar una tasa ligeramente más alta en un préstamo, considera obtener un préstamo totalmente amortizado (con pagos fijos) si está planeando pagar una deuda en más de 60 días. Los préstamos de pago fijo, como un préstamo para automóvil o una hipoteca, te obligarán a pagar los intereses y el saldo principal (el monto del préstamo) todos los meses. Por lo tanto, incluso si tu tasa llega a ser más alta que la de una tarjeta de crédito, estás rebajando constantemente tu saldo cada mes, lo que puede resultar en el pago de menos intereses durante la vida del préstamo.

5. Vende todo lo que no necesites

Muchos de nosotros acumulamos cosas que rara vez usamos. Puede que algunos artículos que ya no uses sean valiosos: intenta venderlos. Puedes usar el dinero que recolectes para pagar tu deuda más rápido. El típico garage sale es una de las formas más baratas y fáciles de vender los objetos de los que quieres deshacerte, o puedes hacerlo en internet: eBay, Craiglist, Etsy o LetGo están entre las plataformas más populares para este propósito.

6. Usa los pagos extra para pagar tu deuda

Una de las formas más seguras de pagar tu deuda rápidamente es usar el dinero que recibes de manera inesperada. Por ejemplo, cuando recibes un bono en el trabajo por un trabajo excepcional ro por cerrar un trato importante. Muchas empresas dan bonos a mitad de año y en Navidad. ¿Has recibido un aumento de sueldo? Destina el dinero extra cada mes al pago de tu deuda. Si tienes tu propio negocio, una ganancia inesperada puede ser tu devolución de impuestos o los descuentos promocionales que recibes de tus socios. En definitiva, cada vez que tengas una fuente adicional de ingresos, no la derroches en caprichos y úsala para pagar tu deuda

7. Elabora un presupuesto

Si has leído hasta aquí, es que te estás tomando muy en serio el pagar tu deuda rápidamente. Una de las mejores estrategias que puedes adoptar es crear un presupuesto escueto, simple y sin complicaciones. Un presupuesto va más allá de dividir tus compras mensuales entre aquello que necesitas y aquello que quieres, como hemos visto anteriormente. Un presupuesto escrito te ayudará a analizar dónde va exactamente tu dinero cada mes y te brindará un plan para hacer tus gastos a lo largo del año. Podrás identificar tu objetivo más fácilmente (en tu caso, destinar más dinero al pago de tus deudas hasta que las saldes por completo) y no desviarte de esta meta.

8. Negocia tus tasas de interés

Si la tasa de interés de tu préstamo comercial, tarjeta de crédito, préstamo personal o estudiantil, te parece más alta que un rascacielos, te será mucho más difícil hacer progresos para saldar tu deuda. Merece la pena que negocies con tu prestamista una manera de reducir tus intereses. Hacerlo es en realidad bastante común y si cuentas con un buen historial de pago, tienes bastantes probabilidades de conseguir una reducción en tu tasa de interés. La mayoría de los prestamistas prefieren ceder antes que afrontar que sus prestatarios no pueden cumplir con sus pagos. Aprende aquí todo lo que necesitas para reducir tus altas tasas de interés.

9. Considera la transferencia de saldo y la consolidación de deuda

Si la compañía que administra tus tarjetas de crédito se niega a reducir tu tasa de interés, considera la opción de una transferencia de saldo. Una transferencia de saldo es un tipo de consolidación de deuda. Las transferencias de saldo de tarjeta de crédito pasan la deuda de una o varias tarjetas de crédito a otra tarjeta con una tasa de interés más baja.

Existen numerosas ofertas de transferencia de saldo con 0% de tasa anual de interés (Annual Percentage Rate en inglés, o APR por sus siglas) hasta por quince meses. Ten en cuenta no obstante que normalmente este servicio no es gratuito y hay una tarifa de transferencia de saldo del 3%. Tarjetas como Chase Slate Card ni siquiera cobran una tarifa de transferencia de saldo durante los primeros 2 meses. Además, esta tarjeta ofrece un APR introductorio del 0% en transferencias de saldo y compras durante los primeros 15 meses, tiempo durante el que podrías pagar el saldo de tu tarjeta de crédito. Una tarjeta como esta te puede ayudar fácilmente a ahorrar dinero en intereses mientras avanzas en el pago de la deuda en tus tarjetas.

Si tienes otras deudas además de aquellas en tarjeta de crédito, considera la consolidación de deudas. Por medio de esta técnica obtienes un préstamo que usas para pagar todos los demás. Puedes utilizar un programa de consolidación de deuda para abordar la mayoría de tipos de deuda.

10. Acepta el reto con una actitud positiva

La verdad es que no necesitas renunciar a lo mejor de la vida aunque te hayas comprometido a pagar tus deudas rápidamente. No enfrentes este desafío como un sacrificio; abórdalo como un cambio positivo en tu estilo de vida y en tus viejos hábitos nocivos. Podría llegar a proporcionarte una rutina más saludable y más equilibrada. ¿Eres miembro de un gimnasio caro? Cancela tu membresía y haz deporte en el parque o al aire libre. ¿Tienes la costumbre de salir a cenar los fines de semana a un restaurante de lujo? Aprende a cocinar tus recetas favoritas en casa. ¿Tu capricho personal son los bolsos y zapatos de marca?  Puedes encontrar en línea artículos muy similares a precios de saldo ¿Fumas? Más razón todavía para dejar ese hábito.

Estos ajustes no solo tendrán un impacto positivo en tu salud, sino también en tu billetera. Te sorprenderás del dinero que puedes llegar a ahorrar para pagar tu deuda rápidamente.

 

Estos 10 consejos ya han funcionado para muchos en una situación similar a la tuya. Si sientes que las deudas te abruman, piensa que no es el fin del mundo y que todo tiene una solución. Debes tener la valentía para abordar y analizar tu situación particular, y usar las técnicas que más te convengan de entre las aquí mencionadas.

Finalmente, te recomendamos suscribirte a nuestro programa en Facebook Live Pregúntanos.  Cada semana tratamos un tema de actualidad en negocios y finanzas y te ofrecemos acceso gratuito a valiosos recursos. Desde administración de empresas hasta financiamiento o tecnología, puedes estar al tanto de las últimas tendencias y resolver tus dudas al instante, ya que te respondemos en directo. Cientos de pequeños empresarios ya están usando estos consejos para hacer crecer su negocio. ¡No te quedes atrás y suscríbete hoy!

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS