LLC, corporación, DBA
Por: vnadal
Leelo en 9 minutos

Diferencia Entre DBA, LLC y Corporación

0 0
0

¿Calificas para un
préstamo de negocios?

Como empresario, tú tendrás que obtener varias certificaciones y licencias, y tendrás que presentar tus impuestos. Esto puede provocar una serie de preguntas: ¿cuál es la diferencia entre una LLC y una corporación? (¿Qué significa LLC?) ¿Qué es un DBA y cómo sé si debo de usar uno? ¿Cómo puedo saber qué estructura de negocios es adecuada para mí y mi empresa?

Primero lo Primero

De forma predeterminada, a menos que tu declares lo contrario , tu negocio se estructurará como una propiedad individual,. Esta es la estructura de negocios más simple de formar, sin embargo, el mayor inconveniente es que no hay separación entre el propietario del negocio y el negocio.

¿Qué significa esto exactamente? Esencialmente, significa que si alguien demanda a tu negocio o si tu pequeño negocio incumple los préstamos, tus activos personales (hogar, automóviles, cuentas bancarias personales) pueden estar enganchados. Esta es la razón por la que Corporación Limitada Responsabilidad (LLC) y la Corporación C (o, simplemente, Corporación) son estructuras comerciales populares, ya que limitan la responsabilidad personal del propietario. Dicho esto, adoptan enfoques muy diferentes de impuesto.

¿Qué es un DBA?

¡Pero espera! Antes de hablar más de impuestos, ¿qué de la DBA , tu preguntarás? DBA es un acrónimo “Haciendo Negocio Como ” y se refiere a que existe una diferencia entre el nombre legal del negocio y el nombre con el que opera día a día, el nombre con el que puede conocer la empresa. Algunos estados requieren que las empresas registren el nombre de DBA antes de que puedan empezar a usarlo, como California y Florida.

Un DBA no es una estructura legal, sino una forma de permitir que una empresa unipersonal tenga un nombre comercial sin tener que declarar una LLC o Corporación. Si bien es simple y barato, viene con el mismo riesgo que ser una empresa unipersonal o sociedad en general.

El Lobo Solitario

Una vez más, una empresa unipersonal significa que hay un propietario y es la manera más simple por la cual operar un negocio. Si tú eres auto-empleado, como se mencionó anteriormente, aún sin determinar una estructura de negocio, este es tu predeterminación. Si bien significa que no hay ninguna separación entre ti y tu pequeña empresa, hay ventajas también.

La mayor ventaja de operar una empresa unipersonal es que es muy simple de formar y mantener. Y, como no hay una delineación entre el negocio y el dueño, significa que cualquier ingreso ganado por el negocio es ganado por el dueño, así que no hay impuestos separados que deben ser archivados. Uno simplemente tendría que hacer un seguimiento de los fondos ganados y presentar el Horario C con las declaraciones de impuestos personales.

Corporación (C)

Una corporación se considera como una entidad separada de sus propietarios, por lo tanto, los dueños no serán responsables por cualquier dificultad financiera o demanda presentada contra el negocio. Esta protección es a menudo llamada un “escudo corporativo”, ya que protege los activos de los propietarios.

Esta estructura de negocios es a menudo visto como demasiado administrativo para la pequeña empresa promedio. La razón es que esta estructura requiere una estructura formal de accionistas, directores, funcionarios y empleados. Cada corporación está obligada a nombrar al menos una persona para servir en la junta y los funcionarios están obligados a supervisar las operaciones del día a día de la empresa. Esta es generalmente sólo una buena opción para una pequeña empresa que ha estado alrededor por un rato y se está preparando para ir público o crecer significativamente.

Por motivos de impuestos, una Corporación declara sus propios impuestos, aparte de los del propietario. Como tal, si eres el dueño de una corporación, tendrás que declarar tanto tus impuestos personales e impuestos para tu pequeña empresa. A su vez, esto puede resultar en “doble imposición”, lo que significa que la empresa paga impuestos por cualquier ganancia y el propietario paga impuestos sobre esas ganancias después de que se hayan distribuido a ellos.

Puede parecer como si desde un punto de vista fiscal, una corporación C no es el camino a seguir, y en muchos casos, eso puede ser cierto. Sin embargo, una cosa a considerar, especialmente si tú tienes intención de crecer tu negocio de manera significativa y, por lo tanto, invertir ganancias en la empresa, es que una Corporación C sólo paga impuestos sobre las ganancias que se distribuyen a sus accionistas. Mientras tanto, los miembros o propietarios de una LLC, una Corporación S (ambos se abordarán en breve) y una empresa unipersonal paga impuestos sobre cualquier ganancia, ya sea que se depositen en cuentas bancarias personales o se inviertan de nuevo en el negocio.

Corporación (S)

Para evitar esta doble carga tributaria, algunos propietarios de pequeñas empresas formarán una Corporación S. Esto significa que la empresa no presenta tus propios impuestos, sino que las ganancias se pasan y se presentan en los impuestos individuales de los accionistas. Si alguno de los accionistas es empleado de la empresa, entonces la empresa debe pagar un salario justo a esos empleados, aparte de sus ganancias de accionistas, y pagar impuestos sobre la nómina de los salarios antes mencionados. Además, es importante tener en cuenta que no todas las Corporaciones C calificarán para el estatus de Corporación S. Por ejemplo, una Corporación S no puede tener más de 100 accionistas y todos deben residir en los Estados Unidos.

LLC

Un LLC es esencialmente un híbrido de una Corporación C y una empresa unipersonal. Hay una razón de por qué esta es generalmente la estructura de negocio más popular entre las pequeñas empresas. Al igual que una corporación protege los bienes personales del propietario, sin requerir el mismo nivel de supervisión administrativa o papeleo para presentar. Además, tú tienes más flexibilidad con una LLC en cuanto a cómo declaras impuestos: puedes elegir entre ser gravado como una Corporación C, donde la empresa declara los impuestos por separado, o como una Corporación S, donde los ganancias se pasan a través del propietario , que luego los informa sobre sus impuestos personales.

Cada estado tiene sus propias leyes con respecto a la formación de una LLC, sin embargo a diferencia de los requisitos para establecer una DBA, ningún estado requiere que un negocio forme una LLC. Por el contrario, es completamente voluntario, y es una elección hecha por el propietario del negocio en relación con sí, sí o no es una decisión sólida para ellos.

Los Extras

Si tu (y, en tu caso, los socios comerciales) poseen una LLC, entonces no son considerados empleados, sino miembros. Como tal, tu no tienes que pagar impuestos de Seguro Social o Medicare sobre tus ganancias. Sin embargo, si tú trabajas activamente en el negocio y ganas un sueldo, entonces tú necesitarás pagar impuestos de auto-empleo en ese ingreso. Sin embargo, con una corporación, sólo los salarios están sujetos a impuestos, la participación en los beneficios no lo es.

Si tu pequeña empresa emplea personal remunerado y estás comprometido en ofrecer beneficios competitivos, entonces este es otra área en la que tú querrás medir cuidadosamente las diferencias entre una LLC y una Corporación. Hay algunos beneficios, tales como planes de jubilación que sólo están disponibles para las corporaciones, mientras que de una LLC se espera que pague impuestos sobre ciertos beneficios, como la salud y seguro de vida.

Al igual que cada pequeña empresa es diferente, de igual manera será la mejor opción para dichas empresas. Y, sí, a medida que tu empresa crece y cambia, puede cambiar la estructura del negocio. Consultar a un abogado fiscal o asesor de negocios respetado y confiable es un buen primer paso para determinar qué estructura de negocios será la mejor opción para ti.

Obtener Asistencia

Si todavía estás luchando para entender la diferencia entre DBA, LLC y Corporación, Camino Financial te puede ayudar en la formación de tu negocio. Simplemente llámanos al (800) 852-0655. Tambien podemos financiar los costos de los servicios legales si lo necesitas. 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?