Sustentabilidad empresarial: su importancia y cómo iniciar

Camino Financial03 Jan 2024
Sustentabilidad empresarial: su importancia y cómo iniciar

La sustentabilidad empresarial permite impactar de manera positiva ámbitos económicos, sociales y medioambientales al mismo tiempo. Es por esto que hoy en día, cada vez más se reconoce su valor.

No sólo es una forma responsable de hacer negocios desde el punto de vista medioambiental, sino que también puede suponer un ahorro de costes, un aumento de la eficiencia y un incremento de los beneficios.

Este artículo explora cómo implementarla, qué debes tener en cuenta y más.

¿Qué es la sostenibilidad empresarial?

El concepto de sostenibilidad empresarial o corporativa significa la administración de una empresa de modo que su actividad no impacte de manera negativa el medio ambiente, la sociedad o comunidades específicas. Esencialmente, la sostenibilidad encaja en dos categorías principales: el medio ambiente y la sociedad. En lo que respecta al medio ambiente, las prácticas de sostenibilidad empresarial, pueden abordar cuestiones relacionadas con el deterioro medioambiental o el cambio climático. En cuanto a la sociedad, la sostenibilidad empresarial se relaciona con cambios con miras a reducir la injusticia social, la desigualdad o el impacto en una comunidad. El objetivo de muchas iniciativas de sostenibilidad empresarial no es simplemente evitar un impacto negativo, sino crear un efecto positivo en alguno de estos escenarios, o en todos. Lo que se espera es que la incorporación de políticas ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) a la estrategia general del negocio proporcione longevidad y evite responsabilidades presentes o futuras.

Características de una empresa sustentable

Estas empresas tienen en cuenta el impacto medioambiental, la responsabilidad social y los resultados económicos a la hora de tomar decisiones sobre sus operaciones e inversiones. Además, son transparentes. Esto significa ser abiertas con las partes interesadas sobre sus prácticas e informar sobre cómo cumplen sus objetivos de sostenibilidad, así como compartir los éxitos con inversores, empleados, clientes y proveedores por igual. Presentan un liderazgo fuerte pues sin él no se puede avanzar hacia la integración de los objetivos de sostenibilidad en las funciones empresariales básicas, como las estrategias de marketing o los procesos de producción. También, asumen riesgos inteligentes y se esfuerzan por encontrar soluciones innovadoras; equilibran los beneficios a corto plazo con la creación de valor a largo plazo invirtiendo en actividades que tienen un impacto positivo en las personas y el planeta. Las empresas sostenibles tampoco rehúyen los retos, en lugar de evitarlos por completo, estas organizaciones los aceptan al tiempo que permanecen atentas y preparadas para el cambio, incluso cuando no parece haber una solución a la vista

Ejemplos de sustentabilidad social y estrategias sustentables

Importantes marcas minoristas han empezado a hacer cambios en favor del medio ambiente. Ejemplos de empresas relativamente sostenibles son:
  • IKEA y Nike han avanzado con fuentes de energía renovables
  • Adidas y H&M se han comprometido a emprender su camino hacia la utilización de materiales 100% sostenibles
  • Walmart ha decidido empezar a reducir las emisiones de su flota de vehículos
Todas estas empresas demuestran la sostenibilidad de un negocio adoptando medidas prácticas para reducir su impacto ambiental.

Importancia de la sustentabilidad empresarial

Realizar esfuerzos de sostenibilidad en las empresas es esencial para la responsabilidad social y medioambiental de las mismas. Es posible crear un cambio tangible en el medio ambiente y la sociedad, además fomentar el éxito a largo plazo. Para ello, los líderes empresariales deben tomar medidas para crear una estrategia empresarial sostenible, en la que las problemáticas ASG sean parte del eje del modelo empresarial. La importancia de la sostenibilidad medioambiental en las empresas es bastante evidente. Los estudios indican que más del 70% de las emisiones mundiales proceden de sólo 100 organizaciones. Si empresas como éstas incorporan prácticas sostenibles, pueden eliminar una gran parte de las emisiones mundiales. Aunque muchas de estas emisiones proceden de empresas más grandes, la sostenibilidad de las pequeñas empresas sigue siendo igual de importante. Todas las empresas contribuyen a generar residuos y emisiones, por lo que deben asumir la responsabilidad de crear un futuro mejor para el medio ambiente. Sin importar que estas acciones adopten la forma de donaciones a comunidades locales o iniciativas de diversidad dentro de la propia empresa, los líderes empresariales deben aceptar la responsabilidad de dedicar esfuerzos a hacer un mundo más igualitario y justo.

Beneficios de las empresas sostenibles

Ventaja competitiva

Las iniciativas de sostenibilidad son una forma excelente de desarrollar lealtad hacia tu marca y diferenciar tu empresa de otras del mismo sector. Según una investigación realizada por IBM, el 55% de los clientes se inclinan más por las marcas responsables con el medio ambiente. Esto es especialmente cierto en el caso de los consumidores más jóvenes. De hecho, casi la mitad de los consumidores de la Generación Z afirman que estarían dispuestos a gastar entre un 20 y un 30% más en productos ecológicos de marcas sostenibles. De este modo, el cambio a estrategias de sostenibilidad empresarial, puede hacer que tu empresa resulte más atractiva para clientes de la Generación Z, entusiastas de las cuestiones medioambientales. La creación de una base estable y leal de consumidores jóvenes prepara un negocio para el éxito a largo plazo gracias a la promesa de ventas continuas y seguras.

Crecimiento en ingresos

A menudo, aplicar cambios sostenibles requiere una gran inversión de tiempo, dinero y recursos. Sin embargo, esas inversiones compensan con creces el coste inicial si se tiene en cuenta su potencial a largo plazo. Incorporar la sostenibilidad a tu modelo de negocio implica reducir el consumo de recursos y optimizar operaciones. De esta manera, a medida que una empresa aprende a operar con una cadena de suministro más ecológica, puede encontrar formas de reducir costes utilizando menos recursos. Además, operaciones y prácticas internas más eficientes pueden elevar rápidamente las utilidades, impulsando el crecimiento de los ingresos y ganancias a largo plazo.

Tipos de sustentabilidad

Sostenibilidad medioambiental

Todas las empresas afectan al medio ambiente de una manera u otra, independientemente de su sector o tamaño. Ese impacto trae consigo la responsabilidad de intentar que la actividad empresarial tenga el menor impacto negativo posible en el medio ambiente y encontrar formas de retribuir a su entorno. La sostenibilidad medioambiental suele implicar la reducción de la huella de carbono, de residuos y de emisiones, al tiempo que se mejora la eficiencia energética y se incorporan recursos renovables.

Sostenibilidad social

La sostenibilidad social se refiere a la gestión del impacto que una empresa puede tener en las personas. Esas personas pueden ser empleados de la propia empresa, clientes o simplemente miembros de la comunidad circundante. Por lo general, la gente apoya a las empresas socialmente sostenibles pues aportan o crean un cambio social positivo. Algunos ejemplos son las donaciones a comunidades locales, la incorporación de iniciativas internas de diversidad, entre otros.

Sostenibilidad económica

La sostenibilidad económica se refiere a la rentabilidad, al crecimiento económico a largo plazo de una empresa y al impacto potencial que dicho crecimiento y rentabilidad podrían tener en el medio ambiente y en las comunidades circundantes. Este tipo de sostenibilidad exige que las empresas encuentren un equilibrio entre la práctica de la sostenibilidad y la gestión de los riesgos. Es decir, si una empresa emprende demasiados cambios al mismo tiempo con miras a la sostenibilidad sin analizar debidamente el riesgo que podrían suponer para el éxito a largo plazo, podría, como resultado, perder ingresos.

Empieza a desarrollar tu plan de sustentabilidad en la empresa

Alinea tus estrategias y modelo de negocio con el plan de sostenibilidad

Tratar de incorporar la sostenibilidad en una empresa sin alinearla adecuadamente con los objetivos y estrategias empresariales a largo plazo la condena al fracaso desde el principio. Si ambos conceptos están en conflicto, lo más natural es que la empresa acabe dando prioridad a las estrategias empresariales sobre las prácticas sostenibles, dejándolas de lado sin ningún compromiso real ni priorización. Por lo tanto, para lograr dicha alineación, las empresas deben tener una visión clara de su misión. Una forma de establecerla oficialmente es redactar una misión o finalidad empresarial. Este debe explicar qué busca hacer la empresa, por qué y cómo pretende hacerlo. Trata de incorporar tanto los objetivos de desarrollo sostenible con los empresariales. Ten en cuenta que puedes adaptar la misión a medida que tu empresa crezca y evolucione.

Prioriza el cumplimiento

En sostenibilidad, el término cumplimiento suele referirse a la normativa establecida por el gobierno para garantizar que las empresas se esfuercen por incorporar prácticas sostenibles de forma eficaz. Estas normativas pueden aplicarse a cuestiones medioambientales, como la gestión de residuos, la contaminación y la eficiencia energética, así como sociales, por ejemplo, la legislación laboral. Es importante asegurarse de que tu empresa cumpla la normativa para evitar asumir más de lo que puede cumplir al ser demasiado exigente con las prácticas de sostenibilidad.

Argumenta la sostenibilidad empresarial desde una perspectiva de negocio

Para crear un argumento a favor de la sostenibilidad en tu empresa, primero tienes que identificar los problemas existentes que podrían ser resueltos gracias a dichas iniciativas. Estos problemas pueden girar en torno a la cantidad de residuos producidos, el impacto de la empresa en las comunidades locales, las prácticas de contratación internas o externas, etc. Con dichos problemas clave en mente, puedes empezar a justificar las iniciativas de sostenibilidad como soluciones y desarrollar objetivos para el plan general. El retorno de la inversión y la valoración inicial son otros aspectos cruciales de cualquier estudio de viabilidad, pues los interesados precisan saber si el esfuerzo valdrá la pena. Establece metas realistas para el plan de sostenibilidad y cuantifícalas de forma que el valor que aportarán a la empresa resulte claro. Para ello deberás tener en mente un medio de evaluación que informe a los líderes de la empresa sobre cómo se medirán los resultados.

Áreas de sostenibilidad empresarial

Eficiencia energética

Las empresas pueden reducir su consumo de energía explorando fuentes alternativas como la energía solar o eólica en lugar de depender de fuentes de combustible tradicionales como el carbón. Asimismo, las organizaciones deben centrarse en reducir la cantidad de electricidad utilizada mediante el uso inteligente de tecnología como la iluminación LED o sistemas automatizados de control de la temperatura al interior de las oficinas. Además, las inversiones en proyectos de infraestructuras renovables (por ejemplo, plantas de biomasa) pueden contribuir a crear empleos verdes al tiempo que reducen la dependencia de la empresa de combustibles fósiles.

Gestión de residuos

Las empresas deben buscar formas de reducir su producción de residuos mediante la implementación de programas de reciclaje de:
  •  productos de papel y restos de comida
  • de residuos industriales como envases de plástico o recipientes metálicos producto de procesos de fabricación
Seguir las mejores prácticas de las empresas líderes en este ámbito garantizará mejores índices de adopción en toda la organización, con una mínima inversión inicial.

Reducción de las emisiones de carbono

Para reducir significativamente su huella ambiental, las empresas tendrán que dejar de utilizar vehículos de motor que funcionen con gasolina o gasóleo. Esto se debe a que dichos combustibles siguen siendo uno de los mayores emisores a nivel mundial. Por fortuna existe la tecnología de vehículos eléctricos. Si se combinan con fuentes renovables que alimenten todas las operaciones, se conseguirían reducciones de las emisiones de carbono en el largo plazo.

Reducción de agua

Las organizaciones deben ser conscientes de la cantidad de agua que se desperdicia debido a actividades operativas como:
  • servicios de lavandería
  • torres de enfriamiento utilizadas durante los procesos de producción
Por eso, se debe medir y analizar activamente los patrones de uso para reducir drásticamente los niveles de consumo cuando sea posible. También utilizar las aguas grises siempre que sea posible puede ser parte de un mayor esfuerzo para conservar los recursos.

Seguridad de los trabajadores

La seguridad en el lugar de trabajo debe primar siempre sobre cualquier otro factor a la hora de tomar decisiones en una organización, dado que el bienestar de los empleados impulsa el éxito de cualquier empresa. Es necesario hacer hincapié no sólo en el cumplimiento de las normas, sino también en iniciativas de educación proactiva que motiven a todos y genere el compromiso de los empleados y del personal con licencia. Ten especial cuidado con quienes participan en operaciones de alto riesgo como trabajos de construcción, hay que proceder con cautela y a comprobar dos veces las instrucciones antes de iniciar cualquier tarea nueva.

Prácticas empresariales sostenibles

Asociaciones con organizaciones sin ánimo de lucro

Para las empresas que están empezando con sus iniciativas de sostenibilidad puede resultar muy útil asociarse con organizaciones sin ánimo de lucro relacionada con su sector. Estas organizaciones tienen mucho recursos y contactos para capacitar sobre prácticas sostenibles en su industria específica. Puede que no siempre estén en capacidad de ayudar a implementar nuevas políticas, pero sin duda pueden aportar ideas para poner en marcha tu plan, sobre todo si aún no sabes por dónde empezar.

Incorporación de recursos renovables y responsables

Reevalúa el proceso de fabricación y los materiales de empaque a fin de encontrar proveedores para sustituir productos como el plástico por recursos ecológicos. El empaque puede ser un buen punto de partida. No sólo suele ser una de las primeras cosas que ve un cliente, sino que también se puede modificar fácilmente sin hacer cambios drásticos en los productos. Además, debes asegurarte de que los recursos procedan de fuentes confiables. Evita trabajar con proveedores que no respeten la legislación laboral o adquieran sus recursos de forma perjudicial para el medio ambiente.

Retos para la sostenibilidad en pequeñas empresas

Falta de recursos

Muchas pequeñas empresas carecen de personal y fondos suficientes. Puede que crean que no disponen del tiempo, los fondos o el personal necesarios para poner en marcha un plan de tal envergadura. Por otra parte, es importante recordar que la sostenibilidad es esencialmente una inversión. Puede ser una fuente de ahorro de dinero en el largo plazo al lograr la reducción de costes en la cadena de suministro y al fomentar la fidelidad de los clientes, produciendo así un flujo de ingresos constante. Algunas entidades ofrecen subvenciones, beneficios tributarios y acceso gratuito a recursos sostenibles para ayudar a aquellas empresas que tengan problemas para financiar sus programas.

Preocupaciones de los empleados

Una pequeña empresa con poco personal puede estar exigiendo de más a sus empleados. Esto puede hacer que los líderes duden a la hora de pedir a los empleados que asuman el esfuerzo adicional que supone incorporar iniciativas de sostenibilidad. Sin embargo, el cambio puede también resultar interesante. Si se capacita al personal sobre los beneficios potenciales de un plan de sostenibilidad, es probable que se entusiasmen, sobre todo si tu plan también incluye cambios sostenibles con miras a mejorar su calidad de vida.

El futuro de la sostenibilidad en la empresa

El cambio hacia la sostenibilidad en la empresa ya se está produciendo de forma masiva. Atrás quedaron los días en que los directivos dejaban de lado la sostenibilidad como una idea pasajera. Y esto no sólo se debe a las normativas gubernamentales aplicadas a lo largo de los años. Los directivos de las empresas han empezado a darse cuenta del potencial empresarial de las iniciativas de sostenibilidad, sobre todo cuando se trata de crear fidelización hacia una marca. Con cada vez más clientes en busca de productos y servicios vendidos por empresas socialmente responsables. Contar con un plan de sostenibilidad es esencial para obtener y mantener una ventaja competitiva sobre otras empresas del sector en años venideros. Aprende qué más debe contener un plan de negocios  

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el objetivo principal de la sostenibilidad?

El objetivo principal de la sostenibilidad es asegurar que las actividades y los desarrollos satisfagan las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. En otras palabras, se trata de administrar los recursos y desarrollar prácticas para reducir el impacto ambiental sin dejar de satisfacer las demandas de las economías, las sociedades y las comunidades.

¿Cuáles son los 3 elementos de la sustentabilidad empresarial?

Son Personas, Planeta y Ganancias. Este enfoque reconoce que las empresas necesitan equilibrar su éxito financiero con la responsabilidad social y la protección del medio ambiente para seguir siendo viables en el futuro.

¿Quién puede mejorar la sostenibilidad empresarial?

Todos, desde ejecutivos y gerentes hasta empleados y clientes, pueden mejorar la sostenibilidad empresarial. Los ejecutivos y gerentes son responsables de establecer objetivos a largo plazo que mantengan a la organización en un camino sostenible al mismo tiempo que consideran las decisiones a corto plazo que afectan a las partes interesadas. Los empleados deben utilizar sus conocimientos y habilidades para desarrollar soluciones innovadoras que ayuden a alcanzar los objetivos. Y los clientes tienen un papel importante en el apoyo a las iniciativas ecológicas de las empresas.

¿Cómo se asegura la sostenibilidad en un negocio?

Primero, crea un plan integral de sostenibilidad e impleméntalo. Concéntrate en incorporar pequeños cambios en las operaciones diarias para lograr objetivos de sostenibilidad más grandes. Finalmente, comunica y educa a inversionistas, empleados y clientes sobre tu compromiso de ser una empresa socialmente responsable. Puedes usar informes, boletines y comunicados de prensa publicados.
 
;

Precalifica en
5 minutos

Elige el préstamo que necesitas.

Últimos artículos

Precalifica en 5 minutos

  • ¡Conéctate!

    Únete a una comunidad de más de 40,000 microempresarios accediendo a recursos informativos, consejos útiles y las mejores prácticas para hacer crecer tu negocio

  • Una compañía con una misión

    Camino Financial es una Institución Financiera para el Desarrollo de la Comunidad (CDFI) certificada a nivel nacional, con la supervisión del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Al estar asociada con otras organizaciones alineadas con la misión, Camino Financial está en capacidad de agrupar y distribuir fondos de bajo costo y recursos educativos a empresas de propiedad de minorías que cuentan con escasos servicios bancarios. Camino Financial tiene su sede principal en Los Ángeles (California) y cuenta con oficinas de apoyo en Ciudad de México (México)

© 2024 por Camino Financial, Inc. Todos los derechos reservados. Camino Financial es un prestamista y corredor de finanzas con licencia en California bajo su filial Salas & Company LLC.
Camino Financial es una empresa acreditada por el Better Business Bureau con una calificación A+Cloudflare

11501 Sunset Hills Rd, Reston, VA 20190 | info@caminofinancial.com| Tel (800) 852-0655

NMLS License: Salas & Company LLC #2186459 | CFL License: Salas & Company LLC (DBA Camino Financial) #60DBO-43053

CDFI Certification Number: 181CE054231