Guía completa sobre el capital de trabajo de un negocio

Camino Financial09 Jan 2024
Guía completa sobre el capital de trabajo de un negocio
El capital de trabajo habla de la salud financiera a corto plazo y la eficiencia operativa de una empresa. Este artículo describe aspectos clave sobre cómo gestionarlo, cómo calcularlo y proporciona estrategias de optimización.

¿Qué es el capital de trabajo?

Se refiere a cuánta liquidez tiene tu negocio. Puedes pensar que es cuánto dinero tiene tu negocio para invertir en su continuo crecimiento. También se conoce como Capital de Trabajo Neto (CTN). Es una métrica que puede ayudarte a entender la salud financiera de tu empresa y maximizar tus ganancias. En el mundo de los negocios, "capital de trabajo" es un término utilizado para describir el dinero de una empresa para pagar sus operaciones diarias. En otras palabras, es el efectivo que una empresa tiene disponible para cumplir con sus obligaciones a corto plazo.
#CaminoTip Si tienes un capital de trabajo bajo, tu negocio podría estar en peligro y necesitas arreglarlo lo más pronto posible.  préstamo puede ayudarte con eso.
Registrar tus activos (por ejemplo, inventario, cuentas por cobrar) y pasivos (por ejemplo, deuda de tarjeta de crédito) y ver la diferencia entre ellos es similar a tener un chequeo con tu médico. De un vistazo, puedes ver qué tan saludable está tu negocio financieramente hablando. Luego, es más fácil adaptar tu capital de trabajo para acomodar los aumentos estacionales durante tu ciclo de negocios. Algunas personas utilizan préstamos de capital de trabajo para mejorar esta métrica. Además, puedes determinar en qué áreas tiendes a gastar en exceso.

¿Para qué se utiliza el capital de trabajo?

Puedes utilizar el capital de trabajo para las operaciones diarias de una empresa.
  • Esto incluye pagar deudas que vencen pronto, como el dinero que debes a proveedores o acreedores.
  • Además, puedes usarlo para comprar inventario.
  • También te permite comprar productos o materias primas para mantener tu negocio funcionando.
  • Además, ayuda a pagar los costos generales como servicios públicos, alquiler y salarios para los empleados.
  • También se usa para invertir en oportunidades a corto plazo que pueden conducir al crecimiento del negocio.
  • Y también para mantenerse competitivo.

Fórmula Del Capital De Trabajo

Capital de Trabajo = Activos Corrientes - Pasivos Corrientes

Los activos corrientes típicos son: Los pasivos corrientes típicos son:
  • cuentas por pagar
  • gastos acumulados e impuestos
  • depósitos de clientes
  • otras deudas comerciales
Algunos empresarios también incluyen la porción corriente de la deuda a largo plazo en la sección de pasivos. Esto tiene sentido porque es una obligación financiera. Además, muchos prefieren utilizar su ciclo operativo diario para determinar mejor sus necesidades de capital de trabajo, lo cual también es perfectamente aceptable. El ciclo operativo analiza los ciclos de cuentas por pagar, inventario y cuentas por cobrar en términos de días.

Ejemplo de cómo calcular el capital de trabajo de una empresa

Manuela es la propietaria de un salón de belleza. Estos son sus activos y pasivos corrientes: Activos corrientes:
  • Efectivo: $5,000
  • Cuentas por Cobrar: $2,000
  • Inventario: $8,000
Pasivos corrientes:
  • Cuentas por Pagar: $4,000
  • Gastos Acumulados: $2,000
  • Otras Deudas Comerciales: $3,000
Manuela puede utilizar la fórmula anterior para calcular su capital de trabajo:

$15,000 (total de activos corrientes) - $9,000 (total de pasivos corrientes) = $6,000 (capital de trabajo)

Como los activos corrientes de Manuela superan a sus pasivos corrientes, su capital de trabajo es positivo. Esto significa que Manuela puede pagar todos sus pasivos corrientes utilizando solo activos corrientes. En otras palabras, su salón de belleza tiene liquidez, y ella tiene algo de capital extra para hacer crecer su negocio de diferentes maneras. Si tu negocio no tiene suficiente capital de trabajo, sin embargo, puedes obtener financiamiento externo para cubrir la brecha entre tus activos y pasivos. ¡Solicita un préstamo comercial!

¿Qué es el ratio de capital de trabajo?

El ratio de capital de trabajo, también llamado ratio de liquidez, es una medida que indica la capacidad de una empresa para pagar sus pasivos corrientes con sus activos corrientes. Si el margen entre ambos es muy estrecho, tu negocio está en problemas.

¿Cuál es un buen ratio de capital de trabajo?

Puedes considerar como un buen ratio cualquier número entre 1.2 y 2. Al mantener un seguimiento de este número, puedes evaluar rápidamente si necesitas ajustar tu plan de negocio o hacer otros ajustes al flujo de efectivo.

Fórmula del ratio de capital de trabajo

Ratio de Capital de Trabajo = Activos corrientes / Pasivos corrientes

Ejemplo de cómo calcular el ratio de capital de trabajo

Usando el mismo ejemplo anterior del negocio de Manuela, simplemente calculas:

$15,000 (total de activos corrientes) / $9,000 (total de pasivos corrientes) = 1.6 (ratio de capital de trabajo)

En este ejemplo, el ratio de Manuela entra en el rango positivo.

La importancia del capital de trabajo

El capital de trabajo puede parecer una idea simple, pero es realmente importante para tu negocio. Veamos por qué.

Medición de liquidez

Te indica cuánto dinero tienes a mano para cubrir tus costos a corto plazo. Proporciona a los interesados percepciones sobre la:
  • estabilidad financiera de la empresa
  • capacidad de crecer sin depender de financiamiento externo

Eficiencia operativa

Resalta la eficiencia operativa de una empresa. Un negocio con un capital de trabajo consistentemente positivo significa una gestión eficiente de:
  • activos
  • pasivos
Esto generalmente se traduce en operaciones de negocio sostenibles.

Mitigación de riesgos

Un capital de trabajo saludable proporciona una red de seguridad que permite a una empresa superar períodos de incertidumbre sin recurrir a medidas drásticas.

Factores que afectan tu capital de trabajo

Pagos anticipados

Esto sucede cuando una empresa requiere que los clientes paguen por adelantado los productos o servicios, es decir, antes de la entrega. Esto proporciona una afluencia de efectivo que puedes usar para pagar obligaciones a corto plazo. En otras palabras, mejora el capital de trabajo. Al recibir un depósito o pago completo por adelantado, mantienes tus finanzas equilibradas mientras completas proyectos para tus clientes. Algunos empresarios utilizan este método con nuevos clientes ya que aún no han establecido una relación de crédito. Además, este tipo de pagos cubren los gastos continuos.

Pago a 30 días

Ofrecer términos de pago neto a 30 días a los clientes significa que la empresa permite a los clientes pagar sus facturas dentro de los 30 días. Esto crea cuentas por cobrar, que son activos, pero puede reducir el capital de trabajo a corto plazo hasta que los clientes paguen sus facturas. Por ejemplo, las empresas manufactureras y los negocios en la industria de la construcción intensiva en mano de obra normalmente establecen un calendario de pago a 30 días con los clientes. A medida que completas trabajos durante el mes para diferentes clientes, los pagos entran cada semana durante el período de 30 días. Esto aumenta tu flujo de efectivo y te evita pedir dinero prestado.

Efectivo disponible

Esto se refiere al efectivo o equivalentes de efectivo en mano que no están restringidos. Tener un alto efectivo disponible significa que la empresa tiene la liquidez para pagar los gastos y las deudas a medida que vencen. Mejora directamente el capital de trabajo. Por ejemplo, una industria orientada al consumidor como la de alimentos y bebidas mantiene un ojo cercano en el efectivo disponible. Muchas de estas industrias trabajan con proveedores para extender el pago más allá de los 30 días durante los períodos de auge y caída y mantienen los inventarios lo más ajustados posible. Dado que la demanda de productos que los consumidores usan regularmente es alta, es posible duplicar los ingresos anuales al centrarse en la gestión estratégica del efectivo.

7 maneras de optimizar tu capital de trabajo

1. Mantén tu inventario bajo control

El inventario puede ser difícil de manejar, especialmente para los negocios que operan en industrias con demandas fluctuantes. El truco es ajustar tu inventario a tu pronóstico de ventas. De esta manera, liberas dinero que podría quedar atrapado en artículos no vendidos. Si un producto o servicio no está funcionando bien, considera eliminarlos y reemplazarlos con otros que generen más ingresos.

2. Agiliza las cuentas por cobrar

Las cuentas por cobrar de tu negocio representan el crédito que has extendido a tus clientes. Es crucial asegurar una recolección oportuna de estos cobros para mantener tu flujo de caja estable. Para mantener tu dinero fluyendo, puedes:
  • Ofrecer descuentos por pagos anticipados
  • Seguir con los pagos atrasados

3. Maneja prudentemente tus cuentas por pagar

Extender los períodos de pago donde sea posible puede ayudar a administrar tu capital de trabajo. Negociar mejores términos de crédito puede liberar efectivo a corto plazo. De esta manera, puedes conservar tu efectivo un poco más sin poner en riesgo tus relaciones con los proveedores.

4. Estrecha las políticas de crédito

Si bien extender el crédito puede impulsar las ventas, también puede llevar a una acumulación de cuentas por cobrar. Dar crédito puede aumentar las ventas, pero también puede llevar a una pila de facturas impagas. Por lo tanto, es crucial:
  • Verificar la solvencia de tus clientes antes de extender el crédito
  • Sólo dar crédito a los clientes que probablemente paguen a tiempo

5. Previsión regular del flujo de caja

Realizar previsiones regulares del flujo de caja puede ayudarte a anticipar las necesidades futuras de efectivo. Esto te permite tomar decisiones informadas acerca de:
  • la compra de inventario
  • extensiones de crédito
  • programación de pagos

6. Recorta los excesos

Esto significa mirar de cerca cómo gastas el dinero y cómo ahorrar dinero. Por ejemplo, ¿puedes reducir los gastos de vehículos, oficina, publicidad y personal? Tal vez podrías comparar los costos de los seguros o negociar mejores precios con los proveedores. El "lean management" es una estrategia que trata sobre producir más con menos.

7. Que el pago de deudas sea una prioridad

Cómo has pagado las deudas pasadas ayuda a los prestamistas a aprobar un préstamo para el capital de trabajo. Al pagar la deuda a tiempo, estableces un buen historial crediticio.
#CaminoTip No uses el capital de trabajo para comprar activos. Haz un presupuesto para que puedas rastrear los gastos.

Las fuentes más comunes de capital de trabajo a corto plazo

Préstamos empresariales

Cuando una empresa toma prestado dinero de un banco u otra institución de crédito, puede usar esos fondos para cubrir los gastos operacionales diarios. Esto puede ser especialmente útil en situaciones donde la empresa enfrenta una escasez temporal de efectivo o busca expandir sus operaciones pero no tiene suficientes fondos disponibles. Por lo tanto, un préstamo empresarial puede proporcionar el efectivo adicional que una empresa necesita para seguir funcionando sin problemas, convirtiéndolo en una fuente crucial de capital de trabajo. ¡Solicita un préstamo comercial!

Capital propio

Si tu negocio está en su primer año de operación y aún no ha generado ganancias, entonces es posible que tengas que recurrir a los fondos de capital propio para las necesidades de capital de trabajo a corto plazo. Puedes inyectar estos fondos desde tus propios recursos personales o de un miembro de la familia, un amigo o un inversor externo.

Acreedores comerciales

Es posible que puedas solicitar la ayuda de un acreedor comercial para proporcionar capital de trabajo a corto plazo. Si has pagado a tiempo en el pasado, un acreedor comercial puede estar dispuesto a extender los términos para permitirte cumplir con un gran pedido. Por ejemplo, si recibes un gran pedido que puedes cumplir, enviar y cobrar en 60 días, podrías obtener términos de 60 días de tu proveedor si normalmente se dan términos de 30 días. El acreedor comercial querrá pruebas del pedido y puede querer presentar un gravamen sobre él como seguridad, pero si te permite proceder, eso no debería ser un problema.

Factoraje

Una vez que has cumplido con un pedido, una empresa de factoraje compra tu cuenta por cobrar y luego se encarga de la cobranza. Este tipo de financiamiento es más costoso que el financiamiento bancario convencional, pero a menudo es utilizado por empresas nuevas.

Líneas de crédito

Una línea de crédito te permite pedir prestado fondos para necesidades a corto plazo cuando surgen. Los fondos se reembolsan una vez que cobras las cuentas por cobrar que resultaron del pico de ventas a corto plazo.

Tener suficiente capital de trabajo es sinónimo de éxito

Tu objetivo como empresario es tener suficientes activos para cubrir cualquier deuda a corto plazo y gastos inesperados. Mantener un flujo de efectivo constante y confiable te permite tomar decisiones financieras sin preocuparte por si hay suficiente dinero en la caja. Si no tienes efectivo disponible, considera solicitar opciones de financiamiento para negocios. Al tomar una postura proactiva en relación con las finanzas de tu negocio, puedes mantener tu negocio operativo y en crecimiento.
Si necesitas un préstamo de capital de trabajo, Camino Financial es una gran alternativa.
¡Aplica aquí! ¡Solicita un préstamo comercial!  

Preguntas frecuentes

¿Qué es el capital de trabajo y un ejemplo?

El capital de trabajo se refiere a la diferencia entre los activos corrientes y los pasivos corrientes de una empresa. Por ejemplo, si un negocio tiene $500,000 en activos corrientes (efectivo, cuentas por cobrar, inventario, etc.) y $300,000 en pasivos corrientes (cuentas por pagar, deuda a corto plazo, etc.), su capital de trabajo es $200,000.

¿Cuáles son los 4 tipos de capital de trabajo?

Los cuatro tipos de capital de trabajo son:
  • Capital de Trabajo Temporal/Variable. Fluctúa dependiendo del ciclo de negocio o estacionalidad.
  • Capital de Trabajo Permanente/Fijo. Permanece constante, independientemente de las operaciones del negocio.
  • Capital de Trabajo Bruto. El total de los activos corrientes de una empresa.
  • Capital de Trabajo Neto. La diferencia entre los activos corrientes y los pasivos corrientes.

¿Cómo se compone el capital de trabajo?

El capital de trabajo se compone de los activos corrientes de una empresa (efectivo, cuentas por cobrar, inventario) menos los pasivos corrientes (cuentas por pagar, gastos acumulados, deudas a corto plazo).

¿Qué es el capital de trabajo neto?

El capital de trabajo neto es una medida de la salud financiera y la liquidez operativa de una empresa. Se calcula restando los pasivos corrientes de la empresa (deudas y pagos que vencen en un año) de sus activos corrientes (efectivo, cuentas por cobrar, inventario y otros activos que se pueden convertir en efectivo en un año).

¿Cuál es la diferencia entre el capital de trabajo y el capital de trabajo neto?

"Capital de trabajo" y "capital de trabajo neto" a menudo se usan indistintamente en la jerga financiera. Ambos se refieren a la diferencia entre los activos corrientes y los pasivos corrientes de una empresa. Sin embargo, en algunos contextos,
  • "capital de trabajo" puede referirse a los recursos totales disponibles para las operaciones diarias de una empresa, incluyendo todos los activos corrientes,
  • mientras que "capital de trabajo neto" se refiere específicamente a los activos corrientes menos los pasivos corrientes.

¿Qué es la administración del capital de trabajo?

La gestión del capital de trabajo es el proceso de administrar los activos y pasivos corrientes de una empresa para garantizar una operación eficiente. El objetivo es mantener un equilibrio óptimo entre cada uno de los componentes para asegurar la liquidez y rentabilidad mientras se minimiza el riesgo de insolvencia.
 
;

Precalifica en
5 minutos

Elige el préstamo que necesitas.

Últimos artículos

Precalifica en 5 minutos

  • ¡Conéctate!

    Únete a una comunidad de más de 40,000 microempresarios accediendo a recursos informativos, consejos útiles y las mejores prácticas para hacer crecer tu negocio

  • Una compañía con una misión

    Camino Financial es una Institución Financiera para el Desarrollo de la Comunidad (CDFI) certificada a nivel nacional, con la supervisión del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Al estar asociada con otras organizaciones alineadas con la misión, Camino Financial está en capacidad de agrupar y distribuir fondos de bajo costo y recursos educativos a empresas de propiedad de minorías que cuentan con escasos servicios bancarios. Camino Financial tiene su sede principal en Los Ángeles (California) y cuenta con oficinas de apoyo en Ciudad de México (México)

© 2024 por Camino Financial, Inc. Todos los derechos reservados. Camino Financial es un prestamista y corredor de finanzas con licencia en California bajo su filial Salas & Company LLC.
Camino Financial es una empresa acreditada por el Better Business Bureau con una calificación A+Cloudflare

309 E 8th Street, Suite #601 Los Angeles, CA 90014 | info@caminofinancial.com| Tel (800) 852-0655 | Fax (213) 260-6222

NMLS License: Salas & Company LLC #2186459 | CFL License: Salas & Company LLC (DBA Camino Financial) #60DBO-43053

CDFI Certification Number: 181CE054231