Por: omunoz
Leelo en 16 minutos

Cómo ofrecer tarjetas de regalo en tu negocio

1 0
0
Blog_Banner_1

Aumentar tus ventas, atraer nuevos clientes y competir con los grandes del mercado, son algunas ventajas de ofrecer tarjetas de regalo en tu negocio.

Las ventas en 2018 de tarjetas de regalo en los Estados Unidos se estimaron en 160 mil millones de dólares, y se augura que su popularidad seguirá en aumento.

¿Las razones? Son prácticas, especialmente para quienes no saben qué regalar o dejan sus compras para último minuto; quien las recibe puede decidir en qué gastarlas; están disponibles en muchas tiendas físicas, y hasta se pueden comprar en línea.

Hoy en día es posible que cualquier negocio, sin importar su tamaño, ofrezca tarjetas de regalo como parte de su estrategia de marketing, y lo mejor es que ponerlas en venta no es tan costoso como podría pensarse ni tan difícil.

En este artículo exploramos el mercado de las tarjetas de regalo, los beneficios que podrían reportarle a tu negocio, y las formas de sacarles provecho en tu establecimiento o tienda en línea.

¿Por qué deberías ofrecer tarjetas de regalo en tu negocio?

Una tarjeta de regalo es un medio de pago cargado con una cantidad específica de dinero, que la gente puede comprar en tu negocio o tienda virtual para ser redimida en cualquier momento después de comprada.

Estas tarjetas se han convertido en una de las formas más populares de regalo, especialmente durante festividades como la Navidad y en otras fechas especiales. Un informe de la Federación Nacional de Minoristas destaca que el 62 por ciento de los consumidores prefiere recibir tarjetas de regalo por encima de cualquier otro tipo de presente.

De igual modo, según un estudio de CreditCards.com, el 65 por ciento de quienes reciben estas tarjetas gastan casi un 40 por ciento más de su valor nominal al canjearlas, lo que se traduce en ganancias adicionales.

Además de impulsar tus ventas, las tarjetas de regalo pueden lograr que personas que nunca han visitado tu negocio lo conozcan, con el potencial de convertirse en clientes fieles.

Igualmente, son en sí mismas una herramienta de marketing para promocionar tu marca, pues las puedes personalizar con el logotipo y los colores de tu empresa. Estas son otras ventajas de ofrecer tarjetas de regalo en tu negocio:

  • Generan ingresos en temporadas bajas. Muchas de estas tarjetas no se redimen sino hasta varias semanas después de compradas. Estas fechas coinciden con las épocas más difíciles para los negocios, como los meses posteriores a la navidad.
  • Hacen que los clientes vuelvan. Si los clientes tienen la oportunidad de usar las tarjetas de regalo varias veces, regresarán a tu tienda o volverán a comprar en línea. Esto es posible si las tarjetas se pueden recargar, o si sus denominaciones son muy altas y no es posible gastarlas de una sola vez.
  • Te ponen a la altura de la competencia. Estas tarjetas son muy populares entre los minoristas más importantes, que las ofrecen como parte de su estrategia de ventas. Para poder competir con ellos y con marcas más grandes, debes extender esta experiencia de compra y sus beneficios a tus clientes.
  • Son un medio de pago seguro. Sus exigentes medidas de seguridad reducen las posibilidades de fraude, cuando personas inescrupulosas tratan de canjear tarjetas vencidas por dinero o de duplicarlas. De la misma forma, evitan los reembolsos en efectivo, pues cuando se redimen parcialmente, el resto del saldo queda almacenado en la tarjeta.
  • Puedes hacerles un seguimiento. Es posible monitorizarlas en tiempo real, lo que permite identificar tendencias del mercado, dependiendo de la actividad de los clientes.

Otros beneficios de las tarjetas de regalo:

  • Los clientes las pueden redimir en persona o en línea.
  • Para los empleados es muy fácil familiarizarse con su funcionamiento.
  • Pueden ser emitidas con cualquier cantidad de dinero.
  • Ofrecen transacciones rápidas, con beneficios inmediatos para los clientes y para tu negocio.

¿Qué necesito saber para ofrecer tarjetas de regalo en mi negocio?

Comenzar un programa de tarjetas de regalo es relativamente simple y asequible. Lo primero que necesitas saber es que cualquier negocio puede ofrecer estas tarjetas, sin importar su tamaño, ni el sector al que pertenezca.

Las tiendas minoristas, restaurantes, salones de belleza, spas, floristerías, talleres de automóviles, contratistas independientes, y muchos otros comercios pueden sacarles provecho a estas tarjetas. Si quieres empezar a venderlas, debes seguir estos pasos:

  1. Elige un programa de tarjetas de regalo

El primer paso es escoger un proveedor que te asesore sobre el programa de tarjetas de regalo más adecuado para tu negocio, y que te garantice unos costos de instalación iniciales mínimos.

Lo más importante es que la compañía que elijas te ofrezca un programa de tarjetas cuyo software se integre fluidamente en tu Sistema de Punto de Venta.

Esta integración es la que permite simplificar el proceso de carga, y las transacciones con las tarjetas, operaciones muy parecidas a la forma en la que se usan las tarjetas de crédito y débito, que funcionan al pasarlas por un lector y digitar algunos comandos en un teclado.

Igualmente, debes tener en cuenta el diseño de las tarjetas. Lo ideal es que el proveedor te permita personalizarlas con el logotipo y los colores de tu negocio.

También puedes optar por ofrecer tarjetas de regalo digitales, mucho más convenientes para ti, pues no tienes que imprimirlas ni enviarlas, reduciendo tus costos significativamente. Son también más fáciles de usar para los clientes.

Una tarjeta digital se vende como cualquier otro producto en una tienda en línea. Los clientes compran estas tarjetas con un valor determinado, y las envían como regalo por email a quienes quieran.

Se pueden integrar directamente a tu plataforma de comercio electrónico, y los clientes las pueden canjear pagando sus compras en tu tienda en línea. Un beneficio adicional es que también las pueden usar directamente en tu establecimiento.

  1. Familiarízate con las leyes sobre tarjetas de regalo

Existen normas que debes seguir si quieres vender estas tarjetas. Todas ellas están contenidas en la Ley de Responsabilidad y Divulgación sobre Tarjetas de Crédito del 2009.

Según esta norma, una tarjeta de regalo debe tener una fecha de vencimiento superior a cinco años a partir de la fecha en la que fue emitida, o desde la última vez en que fue cargada con fondos.

En algunos estados, puedes reclamar el valor en efectivo de las tarjetas que no se usaron, después de que hayan expirado. En otros estados, debes reportar las tarjetas que no se hayan utilizado como “propiedad no reclamada”.

En el Título IV de esta ley se explica a fondo cómo se regula en los Estados Unidos la venta de estas tarjetas. Asegúrate de estudiarlo bien antes de establecer condiciones y restricciones, como límites a las compras, o el cobro de tarifas al redimirlas.

  1. Capacita a tus empleados

Es imprescindible que tus empelados aprendan cómo funciona el programa de tarjetas, pues su implementación también depende de ellos. Además, deben asesorar a los clientes sobre cómo usar las tarjetas adecuadamente, promocionarlas, y convencerlos para que las compren y las usen.

  1. Monitorea el uso de las tarjetas

La mayoría de los Sistemas de Punto de Venta permite hacerles seguimiento a las operaciones con tarjetas de regalo. Así, podrás saber cuánto dinero se ha canjeado en una tienda en especial, o conocer el historial de ventas de una tarjeta.

Un programa de tarjetas completo debería generar reportes de las transacciones, e informes detallados de las redenciones y de los saldos pendientes.

Con estos datos y otras estadísticas, entenderás mejor el comportamiento del mercado, lo que te permitirá crear estrategias para ofrecer un mejor servicio a tus clientes. Asimismo, podrás comparar todos estos resultados con tus metas iniciales.

¿Cómo elegir el programa de tarjetas de regalo más indicado para tu negocio?

Básicamente, existen dos tipos de programas de tarjetas de regalo: programas de ciclo abierto y programas de ciclo cerrado. Cada uno se divide en varias categorías.

Las tarjetas de ciclo cerrado solo funcionan en una tienda o en las distintas marcas de una corporación. No tienen el logotipo de ninguna compañía de procesamiento de pagos, como Visa® o MasterCard®. Solo el programa de procesamiento de tu negocio aceptará este tipo de tarjetas.

Por otra parte, las tarjetas de ciclo abierto son similares a una tarjeta de crédito, no son de uso exclusivo de ningún negocio, y son aceptadas en casi cualquier establecimiento. Estas tarjetas se procesan en los sistemas de tarjetas de crédito como Visa® o MasterCard®.

Para ayudarte a tomar la mejor decisión, hemos elaborado una lista con los programas que podrían funcionar para tu negocio, de acuerdo con tus necesidades, y enumeramos sus pros y sus contras:

Programas de ciclo cerrado

  • Programa de tarjetas de un banco mercantil. Algunos bancos mercantiles ofrecen tarjetas de regalo de ciclo cerrado, que solo se pueden usar en tu negocio. Generalmente, estas tarjetas son fáciles de configurar en tu sistema. Sin embargo, sus diseños son limitados, al igual que las características del programa y las opciones de procesamiento.
  • Programa de un proveedor de tarjetas. Al asociarte con una de estas compañías podrás crear tu propia tarjeta de regalo. El proveedor debe garantizarte que el plan de procesamiento de las tarjetas funcione, y que su software se adapte ágilmente a tu sistema. Esta es la opción más flexible, teniendo en cuenta factores como las ofertas de diseño y las cualidades del programa.

Programas de ciclo abierto

  • Programa de tarjetas restringido. Todos los procesos de un programa de tarjetas restringido de ciclo abierto funcionan en las redes de tarjetas de crédito, como Visa® o MasterCard®, pero sus operaciones se limitan a ubicaciones comerciales específicas, como un centro comercial que ofrezca tarjetas válidas únicamente en sus tiendas. Estas tarjetas tienen algunos inconvenientes, pues solo se pueden usar para comprar ciertos productos.
  • Programa de tarjetas sin restricciones. Es parecido al programa de tarjetas restringido, pero no hay restricciones sobre dónde se puede usar la tarjeta o qué se puede comprar con ella. En esencia, se trata de una tarjeta de regalo con el nombre de tu negocio, que puede usarse en cualquier lugar en el que se acepten tarjetas de crédito.
  • Tarjetas de regalo prepagadas de marca. Este tipo de tarjetas lleva el nombre de tu negocio en ellas, pero se puede usar en cualquier sitio. Debes pagar la tarjeta por adelantado, a diferencia de otras en las que el dinero se carga al momento de comprarlas. Como se pueden usar en cualquier lugar, se consideran como un regalo de tu empresa para los clientes.

¿Cómo usar tarjetas de regalo en tu negocio?

Ahora ya sabes cómo implementar un programa de tarjetas de regalo en tu negocio. Lograr que sea exitoso es otro asunto. Estas son algunas ideas que puedes poner en práctica para sacarle el máximo provecho a esta estrategia de marketing:

Promociona tus tarjetas de regalo. Existen múltiples estrategias para promover la venta de tarjetas de regalo en tu negocio:

  • Anúncialas en tus redes sociales o crea una campaña de marketing a través de correo electrónico para promover su lanzamiento.
  • Asegúrate de que tu tienda tenga anuncios en los que se publicite las tarjetas, y corre la voz entre familiares, amigos y conocidos, animándolos para que les cuenten a otros sobre sus beneficios.
  • Tus empleados son muy importantes dentro de la estrategia de marketing, pues serán los encargados de contarles a todos los clientes los beneficios de las tarjetas. Pueden informarles de sus ventajas al recibirlos en la tienda o mientras los atienden en las cajas.
  • Por último, ubícalas en un lugar destacado, preferiblemente junto a las cajas registradores, donde la gente las pueda ver fácilmente.

Prepárate para las festividades. Las tarjetas de regalo nunca deben faltar en tu tienda, especialmente antes y durante las festividades. Ordénalas a tu proveedor con anticipación para que estés preparado para recibir fechas como Navidad o el Día de la Madre.

Empieza a promocionarlas en tus redes sociales o mediante mensajes de correo electrónico unas cuatro semanas antes de la celebración.

Ofrece tarjetas en lugar de reembolsos. Es muy engorroso tener que anular una transacción cuando los clientes devuelven o intercambian algún producto. Al ofrecerles a los clientes tarjetas de regalo en lugar de efectivo como reembolso, evitas estos inconvenientes, y de paso les das la oportunidad de que regresen a tu negocio.

Recompensa a tus clientes leales. Regálales a tus mejores clientes algunas tarjetas de cortesía. Esta es una forma de premiarlos por su fidelidad, convirtiéndolos de paso en una herramienta de marketing como embajadores de tu marca.

Existen otras formas en las que las tarjetas de regalo le ayudan a tu negocio. Pueden mejorar tu imagen ante tu comunidad al donarlas; las puedes regalar a tus empleados como un incentivo; o te pueden servir para recoger información que te permita estar en contacto con tus clientes.

En conclusión

Las tarjetas de regalo son un método efectivo para incrementar las ventas en los negocios, y su popularidad y sus ventas siguen creciendo. Venderlas no es costoso, y son fáciles de usar. Además, tienen el potencial de atraer nuevos clientes, y lograr que regresen a tu tienda.

Luego de elegir el proveedor adecuado, y aprender todo sobre cómo funcionan, deberás desplegar una campaña de marketing para promocionarlas, y usar todas las estrategias necesarias para sacarles el máximo provecho y conseguir que tu negocio crezca.

Para estar al tanto de otras estrategias de marketing ideales para tu pequeña empresa, suscríbete al boletín semana de Camino Financial. Recibirás útiles consejos y herramientas además de las últimas novedades en gestión de empresas, finanzas o tecnología, imprescindibles para hacer crecer tu negocio.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS