Adina A.
Por: adinaa
Leelo en 12 minutos

¿Va a hacer Trump una reforma migratoria?

0 0
0
Blog_Banner_1

El término “reforma migratoria” se refiere a aquellos cambios en la ley y la política o intentos de reformar la ley y la política en materia de inmigración.

¿Cuál es el propósito de una reforma migratoria?

El propósito de la reforma migratoria puede depender de a quién se le pregunte y su perspectiva hacia los inmigrantes y el sistema de inmigración.

En términos generales, la reforma migratoria se ha referido a las iniciativas de los defensores de los derechos de la comunidad inmigrante para proporcionar a más inmigrantes un estatus legal y un camino hacia la ciudadanía. La reforma de inmigración también puede referirse a los intentos de reformar un sistema de inmigración defectuoso, incluyendo la reducción de los largos retrasos que enfrentan los inmigrantes para tener audiencias en el tribunal de inmigración, y la extensa lista de espera para obtener una greencard a través de un miembro de la familia.

La reforma de inmigración también ha sido un término utilizado por aquellos que se oponen a la inmigración y quieren que las leyes y políticas de inmigración sean más restrictivas.

Iniciativas pasadas de reforma migratoria

Varios esfuerzos para la reforma migratoria que han tratado de proporcionar beneficios para la legalización de los inmigrantes también se han combinado con medidas que crean límites a la inmigración.

Por ejemplo, una de las piezas legislativas más importantes de la reforma migratoria que ocurrió en la historia de los Estados Unidos fue la Ley de Reforma y Control de la Inmigración de 1986 (IRCA por sus siglas en inglés). IRCA fue promulgada por un presidente republicano, Ronald Reagan. La ley otorgaba estatus legal a millones de inmigrantes indocumentados que habían llegado a los Estados Unidos antes del 1 de enero de 1982 y cumplían ciertos requisitos.

Pero aunque IRCA proporcionó la legalización masiva de inmigrantes, también estableció leyes que hicieron ilegal contratar a trabajadores inmigrantes indocumentados e instituyeron sanciones financieras y penales para las compañías que emplean a dichos trabajadores ilegalmente.

Más recientemente, en 2013, el Senado de los Estados Unidos consideró una legislación integral de reforma migratoria. Al igual que en 1986, la medida combinó los esfuerzos para restringir la inmigración, esta vez a través de la aplicación reforzada de la frontera, con planes para aumentar las oportunidades para que los inmigrantes obtengan estatus legal. Sin embargo, la reforma migratoria finalmente no se aprobó en ese momento. Ningún esfuerzo en el Congreso desde 1986 ha llevado a cabo una reforma migratoria generalizada.

A pesar de las numerosas leyes de inmigración y desarrollos de políticas en los Estados Unidos, en general en los últimos treinta años ha habido pocos cambios importantes en lo que se refiere a leyes de inmigración. Aún se necesita una reforma migratoria para modernizar las leyes de inmigración del país.

La construcción de un muro fronterizo ha sido una de las iniciativas más controversiales durante la administración de Trump.

¿Qué ha hecho el presidente Trump hasta ahora sobre la reforma migratoria?

La administración del presidente Trump ha llevado a cabo iniciativas drásticas para restringir la inmigración legal, expandir dramáticamente la capacidad de aplicación de la ley de inmigración para detener y deportar inmigrantes, y prohibir a los solicitantes de asilo y otros grupos de inmigrantes vulnerables la protección humanitaria a través de políticas ejecutivas. Si bien estas políticas han tenido efectos terribles sobre los derechos de los inmigrantes, ninguna de ellas ha llevado a cambios legislativos exhaustivos en las leyes de inmigración en el Congreso.

A continuación encontrarás una descripción general de algunos de los muchos cambios significativos que el gobierno de los Estados Unidos ha tomado para implementar políticas restrictivas de inmigración durante la administración del presidente Trump, causando cierto revuelo en el sistema de inmigración. Muchas de estas políticas han sido bloqueadas por los tribunales federales o continúan siendo impugnadas en los tribunales a través de un litigio activo.

  1. Cambios en las prioridades de aplicación de la ley de inmigración: el 25 de enero de 2017, el presidente Trump firmó la orden ejecutiva “Cómo mejorar la seguridad pública en el interior de los Estados Unidos”, ampliando así drásticamente las prioridades de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos para deportar a inmigrantes por motivos justificables. Esta política puso fin a la legislación bajo la presidencia de Obama, quien había limitado las posibilidades de deportación de ICE a inmigrantes con ciertos tipos de condenas penales. Según los requisitos de la Administración Trump, cualquier inmigrante acusado de un delito, que cometa actos incriminatorios o que un oficial de inmigración considere peligrosos, entre otros factores, son razones para la deportación.
  2. Planes para construir un muro fronterizo: también el 25 de enero de 2017, el presidente Trump firmó una orden ejecutiva exigiendo la construcción inmediata de un muro fronterizo. Las demandas del presidente de construir un muro fronterizo han servido de base para disputas de financiación, incluyendo la negativa del gobierno.
  3.  Prohibición de viajar / prohibición musulmana: el 27 de enero de 2017, el presidente Trump firmó la primera de las tres órdenes ejecutivas que intentan prohibir la entrada de inmigrantes de ciertos países predominantemente musulmanes a los Estados Unidos.
  4. Finalización de DAPA: el 25 de junio de 2017, la Administración rescindió la Acción Diferida para Padres de Americanos (DAPA), un programa de la Administración de Obama que otorgaba protección temporal contra la deportación, y daba derecho al trabajo a aproximadamente 3.5 millones de inmigrantes indocumentados.
  5. Intento de terminar con DACA: el 7 de septiembre de 2017, el exfiscal general Jeff Sessions anunció la finalización del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que brindaba protección temporal contra la deportación y otorgaba el derecho a trabajar a aquellos traídos a Estados Unidos de niños que cumplían ciertos requisitos educativos y antecedentes penales. Actualmente, la derogación de DACA ha sido bloqueada por varios tribunales y el litigio que desafía la terminación de DACA sigue pendiente.
  6. Llamado para poner fin al programa de lotería de visas de diversidad: a partir de noviembre de 2017, el presidente Trump comenzó a pedir la finalización del programa de lotería de visas de diversidad, también conocido como la lotería de greencards, que tenía como objetivo diversificar la población de los Estados Unidos proporcionando oportunidades de solicitar greencards a inmigrantes de países con un bajo número de inmigrantes.
  7. Iniciativas para agregar una pregunta de ciudadanía en el censo: en diciembre de 2017, el Departamento de Comercio solicitó formalmente que la Oficina del Censo agregue una pregunta sobre la ciudadanía de los Estados Unidos en el censo de 2020. En junio de 2019, la Corte Suprema de los Estados Unidos se negó a permitir que se agregara la pregunta sobre ciudadanía en función de las razones proporcionadas por el gobierno.
  8. Iniciativa de poner fin al TPS: desde octubre de 2017 hasta mayo de 2018, la Administración ha llevado a cabo iniciativas para acabar con el Estatus de Protección Temporal (TPS) para Sudán, Nicaragua, Haití, El Salvador, Nepal y Honduras. El TPS es una forma humanitaria de protección que proporciona un alivio temporal a la deportación de inmigrantes que hayan estado viviendo en los Estados Unidos mientras ocurría una crisis humanitaria en su país de origen.
  9. Separaciones familiares y política de tolerancia cero: a partir de la primavera de 2018, la Administración amplió un programa piloto previo que aplicaba una “política de tolerancia cero” en la frontera, instando a los fiscales federales a acusar penalmente y enjuiciar a todos los inmigrantes que cruzaron la frontera ilegalmente violando así la ley penal federal. Esta política de tolerancia cero fue la base de las separaciones familiares generalizadas en la frontera por medio de las que los funcionarios de inmigración separaron a los padres de sus hijos como resultado de colocar a los padres en un proceso penal y detener a los niños por separado.
  10. Prohibición de asilo I: El 9 de noviembre de 2018, la Administración introdujo una nueva regla de asilo que intentaba prohibir el asilo a todos los migrantes que cruzaban la frontera con México por tierra sin inspección. Esta política fue rechazada por un tribunal federal.
  11. Política de permanecer en México: el 25 de enero de 2019, la Administración anunció los Protocolos de Protección de Migración, también conocidos como la política de Permanecer en México, una política por medio de la que el gobierno obliga a regresar a México a los solicitantes de asilo para esperar allí sus audiencias de asilo. Esta política ha causado que muchos solicitantes de asilo se enfrenten a un peligro mortal.
  12. Política de medición: a partir de mayo de 2019, la Administración comenzó una práctica de “medición” para comunicar a los solicitantes de asilo que llegan a la frontera que deben esperar en México hasta que haya más espacio disponible debido a la “capacidad de procesamiento limitada”.
  13. Prohibición de asilo II: el 15 de julio de 2019, la Administración emitió otra regla con la intención de prohibir el asilo a cualquier persona que ingresara o intentara ingresar a través de la frontera sur, si no buscaban protección de un tercer país mientras se dirigían a los Estados Unidos. El litigio activo continúa desafiando esta política.
  14. Restricciones de carga pública: el 12 de agosto de 2019, la Administración anunció una regla que entrará en vigencia el 15 de octubre de 2019 que restringe a los inmigrantes más pobres de poder solicitar tarjetas de residencia y ciudadanía si han recibido beneficios públicos durante un cierto período, haciendo que sean vistos como “cargos públicos” a los ojos de la Administración.

¿Qué planea hacer el presidente Trump sobre la reforma migratoria en un futuro próximo?

Si bien no podemos predecir qué tipo de ataques adicionales contra los inmigrantes anunciará la Administración próximamente, está claro que la Administración continúa haciendo esfuerzos para limitar los derechos de los inmigrantes en los Estados Unidos y reducir las vías para la migración legal.

La situación actual de los inmigrantes en los Estados Unidos bajo la administración Trump es difícil y dolorosa. La reforma de inmigración que ofrece estatus legal a amplios grupos de inmigrantes y proporciona un camino hacia la ciudadanía no es algo que podamos esperar próximamente. Más bien, este es el momento en que los inmigrantes deben defenderse y conocer los recursos e información a su alcance para poder protegerse.

Camino Financial se solidariza con la comunidad de inmigrantes latinos y los propietarios de pequeñas empresas en tiempos como estos. Somos fieles a nuestro lema, “No cerramos las puertas a ningún negocio”, lo que significa que brindamos opciones de financiación y recursos a los propietarios de pequeñas empresas, independientemente de su estado migratorio. Nos aseguramos de que estés informado con las últimas noticias sobre inmigración y de mostrarte cómo luchar por tus derechos.

La información es poder. Los inmigrantes pueden defenderse a sí mismos aprendiendo sobre sus derechos y preparándose a sí mismos, a sus familias y a sus negocios para cualquier posible problema de inmigración. En el caso de que surja un problema se inmigración en el futuro, asegúrate de leer qué pasa con tu negocio si eres deportado.

 

 

 

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS