Tarjeta de crédito empresarial
Por: omunoz
Leelo en 5 minutos

Usa Una Tarjeta De Crédito Empresarial Para Capitalizar Tu Negocio

1 0
0

¿Calificas para un
préstamo de negocios?

Según un estudio de la firma Mercator Advisory Group, en el 2015 había alrededor de 13.9 millones de tarjetas de crédito en poder de pequeños negocios en los Estados Unidos. El reporte indica también que los gastos de estas compañías con este medio de pago ascienden a $430 mil millones de dólares. Estas cifras dan cuenta de la acogida que esta forma de financiación ha encontrado entre los emprendedores, para quienes las tarjetas de crédito empresariales son una fuente confiable de capital, pues ofrecen una línea de crédito renovable, con un límite generalmente superior a las tarjetas de crédito personales.

No obstante, decidirse por una tarjeta de crédito como mecanismo de financiación puede ser difícil para aquellos empresarios que desconocen sus ventajas. Para que tengas una perspectiva clara sobre este asunto, enumeramos a continuación las principales cualidades de esta herramienta de crédito y las formas en las que puede ayudar a crecer tu negocio.

Te permite crear un historial crediticio

Una de las razones por las que una solicitud de préstamo es rechazada, es la falta de un puntaje crediticio. Este puntaje se obtiene al evaluar los antecedentes financieros de tu negocio, como las deudas pendientes y la puntualidad en los pagos. Estos y otros factores conforman el historial crediticio.

Una de las formas más simples para establecer un historial crediticio positivo, es usar una tarjeta de crédito empresarial. Este historial te permitirá en el futuro acceder a préstamos bancarios y otros tipos de crédito.

Es fácil acceder a este tipo de financiación

Solicitar una tarjeta de crédito empresarial es más sencillo que tramitar un crédito bancario. No es necesario reunir un sinfín de documentos, como estados financieros, declaraciones de impuestos o un plan de negocios detallado.

Te da beneficios especiales

Las tarjetas de crédito empresariales te premian por usarlas y puedes adaptar estas recompensas a las necesidades de tu negocio. Por ejemplo, si viajas en avión con frecuencia acumulas millas, obtienes mejores habitaciones en los hoteles y descuentos al rentar un auto. Otros beneficios incluyen rebajas en combustible y devoluciones de hasta el 5 por ciento en compras realizadas en comercios autorizados por el proveedor de la tarjeta.

Ayuda a organizar tus gastos

La mayoría de tarjetas de crédito empresariales vienen con herramientas contables, que permiten llevar un registro de los movimientos financieros, generan reportes mensuales de gastos y simplifican la forma en la que se declaran los impuestos, pues mantienen separados los gastos del negocio de los gastos personales.

Tiene menos riesgos

Este método de financiación es considerablemente menos riesgoso que un préstamo bancario. Para acceder a esta línea de financiación no tienes que ofrecer activos valiosos como garantía.

Obtienes un límite de crédito alto

Generalmente, estas tarjetas empresariales tienen límites de crédito más altos que las tarjetas personales, lo que significa que puedes aumentar el poder adquisitivo de tu negocio e invertir sumas importantes en este. Además, siempre que pagues tus deudas a tiempo, el crédito estará disponible al instante.

 

Las tarjetas de crédito empresariales son, en muchos casos, la única opción de financiación al alcance de los pequeños negocios. Antes de solicitar una, evalúa las diferentes alternativas disponibles en el mercado, compara los beneficios, las tasas de interés y períodos de gracia que ofrecen. Asimismo, no olvides leer la letra pequeña del contrato, y al obtener la tarjeta, realiza todos los pagos a tiempo.

Entender todas las posibilidades de esta forma de crédito y los riesgos que conllevan su uso, puede hacer la diferencia entre un negocio exitoso y uno con problemas financieros.

¿Cómo crees que una tarjeta de crédito empresarial podría impulsar tu negocio?

¡Déjanos tus comentarios!

¿Calificas para un
préstamo de negocios?