Por: dtallent
Leelo en 5 minutos

4 Tipos de seguro para pequeñas empresas

0 0
0

Tanto si estás al mando de una gran organización, como si te dedicas a vender productos desde casa, necesitas contar con el mejor seguro posible para tu pequeña empresa. Un seguro protege tu negocio frente a  diversos tipos de adversidades.

Hay muchos tipos de seguros. Escoger uno u otro dependerá del tamaño de tu empresa, del número de empleados, y del tipo de industria al que pertenece. En este artículo te explicaremos los diferentes tipos de seguros para pequeñas empresas, y en qué situaciones te conviene estar asegurado.  

Seguro de responsabilidad general

Todo negocio debe contar con un seguro de responsabilidad general. Cubre los daños y gastos legales si sufres una demanda en el tribunal civil. Muchas gente piensa que no necesita este tipo de seguro porque su empresa es pequeña, o porque no cuenta con muchos clientes, o porque se dedica a actividades de bajo riesgo. Pero algo tan sencillo como que alguien se resbale y se caiga podría provocar una demanda. Incluso si la razón de la demanda parece poco seria, el proceso legal que le sigue hasta llegar a un acuerdo no lo es. Podría costarte mucho dinero. Y seguro que no quieres que un pleito te deje en la bancarrota.

Si tu empresa se dedica a ofrecer consejo profesional, quizá te convenga un seguro que cubra errores y omisiones. Puedes sufrir una demanda por ofrecer asesoramiento erróneo, y este tipo de seguro te protege. Para ver una lista detallada de las 3 pólizas de seguro de protección general más popularas, sigue leyendo aquí.

Seguro de compensación para trabajadores

En la mayoría de los estados la ley obliga a las empresas a contar con un seguro de compensación para trabajadores. Texas es uno de los pocos estados donde no es obligatorio. Pero si tu empresa no está en Texas, necesitarás obtener un seguro de compensación para tus empleados. La indemnización para los trabajadores cubre cualquier pérdida de salario y gastos médicos en caso de que un empleado sufra un accidente o incluso muera en el lugar de trabajo. Para informarte más sobre las 10 mejores pólizas de seguro de compensación para trabajadores, lee este artículo.

Seguro de propiedad

El seguro de propiedad cubre los daños y pérdidas en tu negocio resultantes de un desastre natural, como un incendio o una inundación. Puede incluso cubrir los daños producidos tras un robo o disturbios callejeros. Un buen seguro de propiedad cubrirá no solo las premisas de tu negocio, sino también su contenido. Esto significa que, en la mayoría de los casos, tu equipamiento, muebles y materiales de oficina estarán cubiertos si sufren algún daño. Para comparar pólizas de seguro de propiedad de diferentes compañías, visita este sitio web.

Seguro de vehículo comercial

El seguro de vehículo comercial funciona como un seguro de vehículo personal. Pero además, cubre a aquellos vehículos utilizados en las actividades de tu negocio. Una póliza personal de vehículo no cubre los accidentes o daños a tu vehículo mientras lo usas en el lugar de trabajo. Por eso te conviene obtener este tipo de seguro si tú o cualquiera de tus empleados usan vehículos para propósitos laborales. Si aún no sabes si necesitas un seguro de vehículo comercial, lee aquí una explicación en detalle.

Estos son en definitiva los tipos más comunes de seguro para pequeñas empresas. Existen otras pólizas que cubren casos específicos como terrorismo, almacenamiento en tanques bajo tierra, o a profesionales como los ingenieros. Asegúrate de informarte bien sobre qué tipo de seguro específico le conviene a tu negocio. Y si todavía no te convence la idea de asegurar tu empresa, lee aquí detalladamente las razones por las que deberías obtener un seguro bajo cualquier circunstancia. ¡Y no olvides visitar nuestro blog para ver más consejos sobre marketing, finanzas, y gestión de tu pequeña empresa!

¿Calificas para un
préstamo de negocios?