Mujer en su propia boutique ilustrando la idea de "Recursos para comenzar un pequeño negocio"
Maria Arnedo
Por: marnedo
Leelo en 4 minutos

Recursos para comenzar un pequeño negocio

0 0
0

¿Estás pensando en abrir tu propio negocio? ¿Qué necesitas para hacerlo? Quizá estás pensando que lo primero con lo que debes contar es capital. Y cuanto más dinero, mejor. ¿Y si te decimos que te equivocas, y que puedes hacerlo con la mínima cantidad de recursos?

O quizá ya tienes tu propio negocio. Pero estás estancado: no sabes cómo generar más ganancias, tus gastos superan tus ingresos, y no cuentas con los recursos para hacerlo crecer. Quizá incluso has pedido un préstamo, pero te ha sido denegado, por la siguiente razón: tu negocio no genera suficiente flujo de efectivo como para además añadirle la deuda que un préstamo podría suponer. Sin embargo, insistimos una vez más: NO NECESITAS UNA GRAN CANTIDAD DE CAPITAL para comenzar con tu negocio y demostrar que puede tener éxito. Puedes hacerlo con una cantidad muy limitada de recursos.

¿De qué estamos hablando? ¿Has oído hablar del “bootstrapping”? Literalmente significa “impulsarse a sí mismo”. Se trata de una técnica por la que, usando la mínima cantidad de recursos y de capital posible, se pone en marcha el concepto de una pequeña empresa. Lo importante es que pruebes que puedes manejar un negocio a pequeña escala y generar el suficiente flujo de efectivo para sustentarlo.

Por ejemplo, si estás pensando en abrir un restaurante, quizá deberías considerar comenzar con una pequeña empresa de catering, o un food truck: eso te permitiría generar ganancias y ahorrar los suficiente para abrir un restaurante y afrontar todos los gastos y responsabilidades que este conlleva.

Una vez que hayas creado el concepto de tu negocio, o tu empresa a menor escala, comenzarás a generar flujo en efectivo. Más que si, sin contar con la experiencia necesaria, te meterás de lleno en intentar desarrollar una empresa. El flujo de dinero que generes, y el crédito que tu negocio vaya construyendo, te permitirán, con algo de tiempo, solicitar un préstamo comercial. Es entonces cuando podrás hacer crecer tu negocio y llevarlo al siguiente nivel. Recuerda: Roma no se construyó en un día, y lo mismo se aplica a tu pequeña empresa. Empieza a pequeña escala, ten paciencia, pero sin perder nunca de vista tu objetivo: hacer crecer tu negocio y alcanzar el éxito empresarial.

¿Quieres saber más? Los siguientes recursos de nuestro blog te pueden ser de ayuda:

Cómo mejorar el flujo de caja de tu pequeña empresa

7 Consejos para administrar el flujo de efectivo de tu pequeño negocio

Cómo calcular si ganas suficiente dinero para pagar tu préstamo comercial

Cómo predecir los flujos de caja de tu pequeña empresa sin ser un contable

 

Opciones de financiamiento para pequeñas empresas que no conocías

How to get Start-Up Funding (solo en inglés)

¿Qué puedes hacer como dueño de una pequeña empresa para acceder a más capital?

 

¿Por qué es importante tener un buen crédito?

Construye tu crédito comercial en 4 pasos


¡Y no te olvides de leer nuestra Guía fundamental para obtener un préstamo!

¿Calificas para un
préstamo de negocios?