Sean Salas
Por: seansalas
Leelo en 5 minutos

Encontrando el Balance Correcto: Qué Tanta Deuda es Demasiado Riesgosa

0 0
0

¿Calificas para un
préstamo de negocios?

Muchos de nuestros clientes con pequeños negocios tienen preceptos negativos acerca de endeudarse: o resulta muy riesgoso o es innecesario. Hay algo de verdad en ambos comentarios pero es imperativo que los dueños tengan una mirada objetiva a sus necesidades de capital, y que entiendan cómo el endeudamiento puede hacer una diferencia en crear valor y disminuir los costos de capital.

Vamos a revelar algunas verdades y desmitificar los mitos del endeudamiento.

El Endeudamiento es Riesgoso, Pero no Necesariamente en Una Forma Negativa

Todas las inversiones de capital en un negocio, por definición tiene riesgos inherentes y potencial de ventaja. Las inversiones de capital vienen en forma de deuda y capital social. El capital social es más riesgoso y más costoso que el endeudamiento. Desde la perspectiva del inversor (en este caso dueños de pequeños negocios), los dueños son los últimos en cobrar por el negocio. Entonces en tiempos difíciles los dueños de pequeños negocios toman la mayor parte del riesgo. Sin embargo, los dueños disfrutan de las ilimitadas oportunidades cuando el negocio prospera. Inversamente, el endeudamiento es menos riesgoso que el capital social. Para minimizar el riesgo, los prestamistas buscan garantías y flujos de caja sólidos para asegurarse la retribución del préstamo. En correspondencia con el aspecto negativo del riesgo, el riesgo positivo del prestamista está capturado en la tasa de interés del préstamo, costándole al acreedor menos dinero hacer crecer su negocio comparado con el capital social. Adicionalmente, el interés pagado por endeudamiento provee un escudo fiscal para los dueños, resultando en ahorros crecientes que no están disponibles en el caso del capital social.  Entonces, en realidad el endeudamiento es menos riesgoso y menos costoso para los dueños.

Mientras que el endeudamiento es más económico que el capital social, demasiada deuda puede resultar en altos niveles de angustia financiera durante períodos de poca generación de flujo de caja, el truco es encontrar el balance correcto de capital social y endeudamiento. Sabemos que esto suena intuitivo, pero un dueño de un pequeño negocio nunca debería tomar más deuda de la que el negocio puede pagar. Por ejemplo, un pequeño negocio debería tomar solo $1 de deuda (e intereses) por cada $1.25 que la empresa genera en efectivo, dejando al negocio con suficiente “colchón” de flujo de caja para pagar a sus acreedores durante tiempos difíciles. Con el balance correcto de capital social y endeudamiento, los dueños de pequeños negocios pueden optimizar el costo de su estructura de capital.

Los Beneficios del Endeudamiento

Tu negocio tiene excelentes flujos de caja y no “necesita” deuda para financiar sus actividades diarias. Tu negocio puede incluso generar flujo de caja excedente para financiar actividades de crecimiento. Hay tres GRANDES beneficios del endeudamiento para los dueños de pequeños negocios. El primero, el endeudamiento es la forma más económica de acelerar el crecimiento de tu negocio. El acceso al endeudamiento incrementa el capital disponible para reinvertir y acelera el crecimiento de tu negocio, mientras que te beneficia con la deducción de costos mencionada anteriormente. El segundo, el endeudamiento es una gran forma de aliviar el efectivo “estancado” en capital de trabajo. El dinero se estanca en tu negocio en forma de inventario, sueldos de empleados y cuentas a pagar con demasiada frecuencia. El endeudamiento es una excelente forma de aliviar restricciones de efectivo innecesarias y redistribuir el capital en oportunidades de crecimiento. Por último, pero no con menor importancia, el endeudamiento es una excelente forma de diversificar la cartera de inversión de los pequeños negocios por fuera de su actividad principal. Demasiado a menudo observamos dueños de pequeños negocios emitiendo cheques desde su cuenta personal para hacer crecer su negocio. Recuerdas nuestra discusión acerca del capital social siendo muy caro? Si un dueño de un pequeño negocio realmente confía en la potencial ventaja de una cierta estrategia de crecimiento, por qué no contraer deuda para financiar el crecimiento con un costo limitado? A veces es mejor mantener tu propio dinero fuera del negocio como una estrategia de diversificación para ahorrar para días difíciles, o para otra oportunidad sin fronteras.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?