Cliente pagando en tienda de comestibles con tarjeta de crédito; dependiente usando lector de tarjeta de crédito. Concepto: adelantos de efectivo.
Betsy Wise
Por: betsy_wise
Leelo en 14 minutos

¿Qué son los adelantos de efectivo?

1 0
0
Blog_Banner_1

Contar con capital de trabajo es una de las mayores prioridades para los dueños de pequeñas empresas. El flujo de efectivo mantiene a tu negocio en movimiento, y los llamados adelantos de efectivo de los comerciantes (merchant cash advances en inglés) parecen ser la manera más rápida de contar con efectivo a tu disposición. Pero antes de lanzarte a solicitar un adelanto en efectivo para ir por la vía rápida, debes tener en cuenta lo siguiente: esta opción puede salirte más cara de lo que esperas. En este artículo te explicaremos en detalle cómo funcionan los adelantos de efectivo, sus ventajas y desventajas, y lo que se requiere para solicitar uno. Te sorprenderás al saber que hay otras opciones de préstamo alternativas igualmente atractivas y con más ventajas a largo plazo.

 

Conceptos básicos sobre los adelantos de efectivo

  • ¿Qué son? Los adelantos de efectivo son una opción financiera que permite a los consumidores tener acceso a préstamos generalmente de cantidades pequeñas y a corto plazo. Según las ventas hechas con tarjeta de crédito, las empresas reciben un anticipo de efectivo de una compañía financiera mediante depósito directo.
  • Los montos de financiamiento varían entre aproximadamente  $5,000 y $1,000,000, dependiendo de las ventas anuales hechas con tarjeta de crédito de una empresa.
  • El dueño de la empresa acepta reembolsar el préstamo con una cantidad añadida que se basa en un porcentaje de las ventas. Esto da como resultado el pago diario al prestamista, si esa es la frecuencia con la que el procesador de tu tarjeta de crédito te paga. Por ejemplo, con un adelanto de $25,000, un dueño de una empresa puede optar por pagar el 10% (u otro porcentaje) de las ventas diarias, semanales o mensuales según el ingreso promedio mensual de la tarjeta de crédito del negocio. Ese porcentaje se conoce como el porcentaje de retención hasta que el dinero, más los cargos, se devuelve al prestamista.
  • Los dueños de negocios aceptan los plazos de pago basados ​​en una tasa factorial que promedia entre 1.1 y 1.4. Por ejemplo, al aplicar una tasa de factor 1.2 al anticipo de $25,000 mencionado arriba, el monto total de reembolso sería de $30,000. Ten en cuenta que esto puede resultar en una forma muy costosa de financiamiento. ¡Pagar una tasa factorial de 1.2 en un préstamo de 4 meses es equivalente a un APR del 112%! Por eso, antes de solicitar un adelanto de efectivo, te recomendamos usar un Convertidor de tasa factorial a APR para saber exactamente el costo de tu adelanto de efectivo y a qué interés equivaldría si se tratara de un préstamo tradicional.
  • Los adelantos de efectivo suelen tener un corto plazo: la financiación dura entre 3 y 12 meses.
  • Uno de los beneficios de los adelantos de efectivo es que los prestamistas generalmente son muy flexibles con respecto a tu puntaje de crédito (recuerda: un puntaje de crédito sólido es uno de los requisitos más comunes entre los prestamistas tradicionales). Por lo general, no requieren un puntaje mínimo y basan su decisión de aprobación principalmente en la actividad de la cuenta mercantil.
  • Los adelantos de efectivo son una opción atractiva para los dueños de negocios que necesitan dinero rápidamente para comprar equipos nuevos, reponer inventario o contar con más efectivo disponible para cubrir la nómina de empleados y hacer que su negocio prospere. Los adelantos de efectivo también resultan atractivos por su rapidez: puedes tener el dinero disponible entre 2 y 5 días. Además, hay menos requisitos para obtenerlos en comparación con los préstamos tradicionales Por ejemplo, no se necesita presentar aval.

Sin embargo, antes de apresurarte a solicitar un adelanto de efectivo debido a estos atractivos (ausencia de aval, acceso rápido a fondos y menor cantidad de requisitos), debes considerar otras opciones. Camino Financial es un prestamista alternativo que no requiere aval, tiene requisitos menos estrictos que la mayoría de los prestamistas y un proceso rápido y sencillo: puedes recibir el dinero que necesitas en un plazo de 4 a 10 días hábiles.

Puedes consultar esta tabla a continuación para ayudarte a decidir si un adelanto de efectivo es una buena opción para tu empresa:

 

Ventajas e inconvenientes de los adelantos de efectivo

Ventajas          

  • Efectivo rápido para alcanzar las metas de tu empresa       
  • Un bajo puntaje de crédito no es un inconveniente para solicitarlo 
    Pueden ser adecuados para negocios de temporada como ciertos restaurantes, tiendas, o servicios turísticos en los que las ventas fluctúan
  • Proceso de solicitud sencillo y sin complicaciones, con menos requisitos que la mayoría de préstamos comerciales
  • Como en cualquier otro préstamo comercial, el costo (las tarifas del prestamista o la tasa factorial) se puede deducir de tus impuestos

Inconvenientes

  • Debes tener una cuenta con un procesador de tarjetas de crédito
  • El promedio de tasa de porcentaje anual está entre un 80% y un 120%
  • Algunos prestamistas requieren un historial de más de dos años en ventas hechas con tarjetas de crédito
  • Las ventas anuales con tarjeta de crédito deben como mínimo de $50,000
  • Si tus ventas son bajas, lleva más tiempo devolver el adelanto de efectivo
  • Se considera una forma “agresiva” de financiamiento, donde los prestamistas pueden añadir tarifas de entre el 5 y el 10% sobre la cantidad prestada
  • No están sujetos a regulaciones federales, lo que resulta en poca transparencia en la manera en que se aplican las tarifas
  • Los altos costos y la frecuencia de pago pueden causar problemas de flujo de efectivo
  • Corta duración y poco tiempo para devolver el dinero: entre 3 y 12 meses
  • Pueden aplicarse tarifas por pago tardío
 
 

Requisitos para solicitar un adelanto de efectivo

  • Como hemos visto en la tabla de arriba, tus ventas anuales deben ser como mínimo de $50,000 y debes haber hecho ventas con tarjeta de crédito durante al menos dos años (aunque algunos prestamistas pueden conformarse con menos tiempo).
  • Tu puntaje de crédito FICO, sin embargo, no es uno de los requisitos principales. Esto es diferente a la mayoría de los prestamistas, que se basan en tu puntaje de crédito para evaluar lo arriesgado que resulta otorgarte un préstamo y, por lo tanto, calcular la tasa de interés que te corresponderá. Los prestamistas adelantos de efectivo se conforman con puntajes de crédito bajo, ya que basan su decisión principalmente en la actividad de tu cuenta mercantil.
  • Probablemente ya tengas una cuenta con un procesador de tarjetas de crédito, pero es posible que necesites abrir una cuenta diferente que sea compatible con los requisitos del prestamista.
  • Para rellenar tu solicitud necesitarás tu número de seguro social y tu número de identificación fiscal. Además de responder preguntas generales sobre tu negocio,necesitarás algunos documentos como copias de tus extractos bancarios y de tus tarjetas de crédito. Es posible que te pidan una prueba de ciudadanía o que proporciones copias de contratos de alquiler de tu negocio.
  • Las solicitudes están disponibles en línea y son sencillas y rápidas. La aprobación normalmente tarda solo 24 horas y los fondos están disponibles en unos pocos días. Dependiendo de si eliges plazos de pago diarios, semanales o mensuales, deberás empezar a devolver el préstamo tan pronto como tu cuenta de comerciante esté activa.
  • A pesar de que los adelantos de efectivo no tienen requisitos estrictos, ten en cuenta que son una opción muy costosa debido a las altas tasas de reembolso producto de aplicar la tasa factorial. En algunos casos, se trata de una buena opción, cuando las ventas hechas con tarjeta de crédito son altas y constantes, por lo que los altos reembolsos no llegan a reducir el efectivo disponible. Pero no olvides que hay formas de financiamiento alternativas que otorgan préstamos comerciales con los mismos beneficios (o más), y por mucho menos.  
  • Semejanzas y diferencias entre los adelantos de efectivo y los préstamos comerciales
  • Los adelantos en efectivo no son préstamos en un sentido estricto porque se basan en las ventas futuras hechas con tarjetas de crédito. Pero al igual que un préstamo para pequeñas empresas, son una opción de financiamiento a corto plazo.
  • Ambos tipos de financiamiento facilitan una cantidad de golpe a los prestatarios, pero mientras que los préstamos tienen una tasa de interés fija, los adelantos de efectivo se basan en porcentajes de ventas hechas con tarjetas de crédito que por tanto son variables.
  • Los préstamos comerciales a plazos tienen pagos mensuales fijos, mientras que los adelantos de efectivo se pagan diariamente, semanalmente o mensualmente, según el volumen de transacciones.
  • Con un préstamo, siempre sabes la cantidad que debes reembolsar. Sin embargo, los montos de reembolso de un préstamo de efectivo varían diariamente, semanalmente y mensualmente.
  • En 2019, la tasa promedio de porcentaje anual de un préstamo comercial con un plazo de 7 años es de entre el 7.75% y el 9.75% (en préstamos de entre $25,000 a $50,000). Por ejemplo, los préstamos de Camino Financial comienzan en un 7.75% y bajo ninguna circunstancia superan el 29%. Sin embargo, la tasa de porcentaje anual en un adelanto de efectivo es mucho más alta: promedia entre el 80% y el 120%. Puedes comparar aquí las diferentes tasas de interés en diferentes prestamistas y tipos de préstamos.
  • Los préstamos convencionales para pequeñas empresas pueden requerir un aval o garantía, ingresos 1.25 veces mayores más que gastos y copias de los estados de cuenta y balances generales. Los prestamistas de adelantos de efectivo no requieren aval ni necesitan revisar tus ingresos y gastos operativos.Para ellos lo más importante es que tengas suficientes ventas hechas con tarjeta de crédito para poder devolver el dinero.
  • La mayoría de los préstamos convencionales requieren un buen o excelente puntaje de crédito, mientras que los adelantos de efectivo pueden aprobarse incluso si el solicitante tiene un historial de crédito deficiente.
  • La cantidad de un préstamo comercial puede equivaler al 20% de los ingresos de una empresa, mientras que los adelantos de efectivo pueden equivaler hasta aproximadamente el 50% de las ventas anuales hechas con tarjeta de crédito.
  • Conclusión: ¿es un adelanto de efectivo lo que más te conviene?
  • Los adelantos de efectivo son una alternativa atractiva de financiamiento si no puedes acceder fácilmente a otra fuente de efectivo o no quieres que aparezca un préstamo en tu reporte de crédito. También pueden ser una solución financiera razonable para los negocios de temporada. Sin embargo, ten en cuenta que usar un adelanto de efectivo en lugar de un préstamo comercial puede tener como consecuencia que tu deuda se dispare y sea difícil controlarla.
  • Si te sientes tentado a pedir un adelanto de efectivo porque el proceso de solicitud parece más sencillo o porque necesitas fondos lo antes posible, te recomendamos considerar antes otras alternativas.
  • El proceso para obtener un préstamo comercial de Camino Financial es tan simple y rápido como un anticipo en efectivo para comerciantes: puede recibir los fondos en un plazo de 4 a 10 días hábiles, pero los beneficios no se detienen allí. Hay ventajas adicionales que los adelantos en efectivo no ofrecen, como las siguientes:
  • Préstamos de entre  5,000 a $400,000 que se ajustan a las necesidades de tu empresa
  • Cómodos plazos de pago mensuales estables (entre 24 y 60 meses), y montos de pago fijos cada mes, para que no te lleves sorpresas
  • Tasas de interés mensuales que oscilan entre un 1% y un 2,5%
  • Al realizar tus pagos a tiempo desarrollas tu crédito para calificar para más financiamiento en futuro
  • Se requieren ventas anuales de $30,000 y 9 en el negocio, una cantidad y un periodo de tiempo menor que en los adelantos de efectivo
  • Cuando comparas los adelantos de efectivo y los préstamos comerciales de Camino Financial, las diferencias y resultados recuerdan a la célebre fábula de Esopo, “La tortuga y la liebre”: mientras que la liebre se precipitó y actuó con demasiada rapidez, la tortuga avanzó a un ritmo constante siendo la primera en llegar a la meta. Si tú también te precipitas optando por un adelanto de efectivo, puedes arrepentirte dándote cuenta demasiado tarde de que un préstamo comercial era en realidad la mejor opción.
  • Ponte en contacto con Camino Financial y deja que uno de nuestros especialistas financieros te guíe en cada paso del proceso de préstamo. La solicitud en línea es gratuita, te llevará solo unos minutos completarla y no afecta tu puntaje de crédito. Puedes saber de inmediato si calificas para un préstamo. Después de enviar la información básica sobre tu empresa, te ofrecemos la mejor solución de financiamiento para sus necesidades comerciales. Una vez que estés de acuerdo con la oferta y los términos, recibirás fondos en unos pocos días. ¡Así de simple!
  • Con un préstamo comercial de Camino Financial cruzarás la línea de meta por delante de otros dueños de negocios que optaron por adelantos de efectivo de los comerciantes, y lo harás cómodamente, a tu ritmo, y sabiendo que tomaste la decisión adecuada.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS