Betsy Wise
Por: betsy_wise
Leelo en 13 minutos

¿Qué es una línea de crédito?

1 0
0

¿Alguna vez has ganado algo de dinero extra que no esperabas y te has sentido como si te hubiera tocado la lotería? En cierto modo, al obtener una línea de crédito te puedes sentir de la misma manera. Como dueño de un pequeño negocio, el imaginario tintineo de las monedas que escuchas en tu cabeza te reconforta cada vez que retiras dinero de la línea. Eso significa que el dinero está disponible, de día o de noche, lo que te proporciona un colchón de seguridad para pagar los gastos de tu empresa. En pocas palabras, cuando utilizas una línea de crédito para las necesidades de tu negocio, tienes acceso a los fondos cuando y para lo que quieras. ¿Es realmente tan bueno como suena? Aquí te mostramos las ventajas e inconvenientes de usar una línea de crédito.

 

Cómo funciona una línea de crédito

Un prestamista acepta ofrecerte un préstamo por una cantidad predeterminada que puedes utilizar en incrementos hasta llegar al monto máximo de la línea de crédito. En lugar de pagar intereses sobre la suma global, solo pagas intereses sobre lo que realmente llegas a retirar y usar.

La mayoría de los bancos y cooperativas de crédito ofrecen líneas de crédito a sus clientes. Aquí tienes los puntos fundamentales sobre esta opción de financiamiento:

  • Cantidades: los montos de los préstamos se basan en el riesgo que supone para tu prestamista otorgarte el dinero y, por lo tanto, varían dependiendo del prestamista. Algunas líneas de crédito tienen un límite máximo que puede oscilar entre $15,000 y $30,000, mientras que otras están en el rango de seis cifras para los clientes que tienen cuentas de ahorro en la institución financiera donde solicitan la línea.
  • Tasas de interés: espera ver una amplia gama de tasas variables (la tasa de interés puede subir o bajar) entre los prestamistas. Las tasas se basan en el tipo de préstamo, la capacidad crediticia del prestatario y la tasa preferencial actual. La tasa preferencial es la tasa más baja a la que los bancos no comerciales pueden tomar prestado dinero de bancos comerciales. Una cosa es segura: una tasa variable no se mantiene estable. Eso significa que los intereses que cobran los prestamistas pueden fluctuar en cualquier dirección, por ejemplo, entre el 7% y el 25%.
  • Ventajas:
    • Los intereses solo se cargan sobre el dinero que has retirado de la línea de crédito (a diferencia de los préstamos comerciales en los que recibes una suma global y comienzas a pagar intereses desde el primer día).
    • El interés que pagas es deducible de impuestos.
    • Se considera una cuenta renovable porque mientras cumplas con tus pagos y devuelvas puntualmente el dinero, puedes volver a sacar prestado de la línea.
    • Es una opción recomendable para aquellos empresarios que saben vigilar de cerca su presupuesto y el flujo de efectivo de sus empresas, además de administrar adecuadamente su dinero.
  • Desventajas:
    • Las tasas de interés tienden a ser más altas que en otras alternativas de financiamiento, por lo que una línea de crédito es mejor para las necesidades de efectivo a corto plazo que para las inversiones a largo plazo.
    • Tener acceso a un fondo de dinero puede ser tentador. Los empresarios que saben controlar sus gastos tienen más éxito con esta opción de financiamiento  sin sucumbir a gastos excesivos.
    • La mayoría de los bancos cobran tarifas anuales (o incluso mensuales) por tener una línea de crédito abierta.

 

Una línea de crédito te da flexibilidad

Con una línea de crédito, el dinero es tuyo para usarlo a voluntad, siempre y cuando pagues lo que pediste prestado a tiempo y en su totalidad. Este arreglo flexible te coloca al mando de tus finanzas –si sabes controlarlo-. Tú eliges cuándo hacer los retiros de crédito y sus correspondientes reembolsos. Mientras cumplas con los términos acordados, puedes seguir pidiendo prestado dinero.

Además, puedes utilizar la cantidad de dinero que desees. Los dueños de negocios pueden así cubrir los gastos de nómina, comprar suministros o utilizar los retiros de la línea de crédito para aumentar su flujo de efectivo. En caso de que, por ejemplo, se averíe tu equipo comercial o uno de tus camiones, dispones de efectivo para pagar las reparaciones inesperadas. Las empresas que son de naturaleza cíclica pueden usar una línea de crédito durante períodos más lentos o fuera de temporada.

Los prestamistas en ocasiones pueden requerir algún tipo de aval o garantía, como efectivo, inventario, cuentas por cobrar y otros activos. Si tienes un puntaje de crédito alto, lo más probable es que califiques para una línea no asegurada, o sea, sin necesidad de aval. Eso es porque a los ojos de un prestamista resultas más solvente. Debes también saber que algunos prestamistas cobran tarifas de mantenimiento anuales o pueden imponer cargos por demora y multas por exceder los límites de crédito.

Una línea de crédito es una herramienta financiera útil cuando se usa correctamente. Sin embargo, si mantienes con frecuencia un saldo de línea de crédito alto, esto puede reducir tu puntaje de crédito, de la misma manera que sucedería con una tarjeta de crédito. La razón tiene que ver con la utilización del crédito. Las agencias de informes de crédito notan cuánto crédito utilizas en relación con la cantidad de crédito disponible.

 

Tipos de líneas de crédito comerciales

  • Línea de crédito basada en activos: los prestamistas utilizan los activos de una empresa (y que figuran en el balance de la empresa) como garantía. Además del inventario y las cuentas por cobrar ya mencionadas, los equipos, edificios, patentes y vehículos son activos que también se utilizan para asegurar la línea de crédito. Las tasas de interés en líneas de crédito basadas en activos generalmente son más bajas, ya que si el préstamo no se devuelve, los bancos pueden confiscar la propiedad y venderla. Normalmente puedes obtener una línea de crédito basada en activos en bancos como Wells Fargo o de prestamistas comerciales especializados como CIT.
  • Línea de crédito no asegurada: en este caso la línea de crédito no se apoya en tus activos ni los usa como garantía para aprobar el préstamo. Eso significa que el prestamista asume más riesgos al concederte el dinero, por lo que deberás pagar tasas de interés más altas y seguramente tu préstamo será más pequeño. La forma más económica de obtener una línea de crédito no asegurada es a través de tu banco actual. Por lo general, ellos mismos te envían una notificación cuando califiques automáticamente para una de sus líneas de crédito. Además, hay instituciones financieras no bancarias que ofrecen estos productos, como American Express y Kabbage.

 

Diferencias entre una línea de crédito y otros tipos de financiamiento

Línea de crédito                          Préstamo comercial a plazos

Haces retiros de dinero cuando lo necesitas

Se renueva cada 1-2 años

Solo pagas intereses sobre dinero prestado

Cargos anuales

El dinero normalmente se usa para inversiones a corto plazo

Recibes dinero de una sola vez

Pagas el préstamo dentro de un tiempo especificado

Pagas intereses sobre el monto total del préstamo

No hay cuotas anuales

Los términos del préstamo son ideales para inversiones a largo plazo

 

Línea de crédito                     Factoraje

Cuesta menos

La aprobación del banco puede tardar meses

Acceder al dinero es fácil

El crédito disponible se reduce cada vez que realizas un retiro

Vendes facturas a una tarifa. Si tu margen de ganancias es alto, esta es una buena opción

Llevaunas 2 semanas ponerlo en marcha

No necesitas un buen crédito personal para ser aprobado

 

Línea de crédito                     Tarjetas de crédito

Aseguradas y no aseguradas

Fondos en efectivo

Planes de pago flexibles

Se usa para gastos comerciales

Los montos prestados pueden llegar a los millones

Normalmente no aseguradas

Recibes crédito, no efectivo

Requiere pagos mínimos cada mes

Se utiliza para gastos diarios

Los límites de las tarjetas de crédito generalmente son de $100,000

¿Cuándo es una línea de crédito una buena idea?

Si eres de los que pagan sus facturas a tiempo, ya sabes cómo mantenerte al tanto del flujo de efectivo de tu empresa. ¿Pero qué sucede cuando surgen gastos imprevistos, como pagar personal adicional o contratistas? ¿Tienes suficiente dinero para cubrir esos gastos sin causar un déficit en tus finanzas?

Para compensar el inconveniente de los clientes que pagan tarde o las fluctuaciones del mercado, una línea de crédito te puede ayudar a superar estos momentos difíciles. Como hemos visto, solo pagas intereses sobre el dinero que retiras, y puedes hacer retiros en cualquier momento. Si designas una línea de crédito exclusivamente para emergencias, es menos probable que abuses de ella. En definitiva, te recomendamos no usar una línea de crédito para inversiones a largo plazo, además de reembolsar el dinero retirado a menudo para mantener tu tasa de interés baja y tu puntaje de crédito alto.

 

Un préstamo comercial de Camino puede tener más sentido

Cuando necesitas efectivo para comprar equipos y otros activos, un préstamo a plazos te puede ayudar a hacer crecer tu negocio y aumentar tus ventas y ganancias. Las empresas que están comenzando y que no tienen suficiente flujo de efectivo pero desean expandir sus negocios son también buenas candidatas para recibir un préstamo a plazos.

En Camino Financial ofrecemos préstamos comerciales a plazos en montos que van desde $5,000 a $4000,000, para adaptarse a cualquiera de tus necesidades comerciales. Estos son algunas de las ventajas de elegirnos como tu opción de financiamiento:

  • Nuestros requisitos son más flexibles que en la mayoría de los prestamistas: principalmente, tomamos en consideración tu crédito personal y los flujos de efectivo de tu empresa.
  • Los fondos de nuestros préstamos se pueden utilizar para cualquier propósito comercial: contratar empleados, comprar más computadoras o equipo de oficina, o alquilar un espacio más grande, por ejemplo.También puedes utilizar los fondos para pagar préstamos personales o tarjetas de crédito que hayas utilizado con fines comerciales. Incluso puedes utilizar el préstamo para comprar un segundo negocio.
  • Para solicitar un préstamo con Camino, tu empresa debe generar ventas anuales de $30,000 o  de $2,500 al mes, una cantidad mucho menor que la que requieren otros prestamistas.
  • Si bien es recomendable que tu empresa haya estado operando durante al menos 2 años, consideramos a negocios que lleven funcionando solo 9 meses.
  • Camino Financial está abierto a otorgar financiamiento a prestatarios sin historial crediticio.
  • No tienes que proporcionarnos ningún aval.
  • Dado que nuestras tasas de interés oscilan entre un 1% y un 2,5%, nuestros préstamos son una opción asequible.
  • Tras llevar nueve meses con tu préstamo y haciendo pagos a tiempo, puedes obtener otro préstamo con mejores términos y tasas de interés.

Puedes usar nuestra calculadora de préstamos comerciales para revisar de un vistazo el monto del préstamo, tus pagos mensuales y la tasa de interés que se ajusten a tu presupuesto. Luego, todo lo que tienes que hacer es completar esta sencilla solicitud de préstamo en línea que no te compromete a nada y con la que puedes saber de inmediato si calificas para recibir un préstamo comercial. Uno de nuestros especialistas en préstamos comerciales se pondrá en contacto contigo para guiarte durante el resto del proceso. ¡Puedes recibir el dinero que necesitas entre 4 y 10 días hábiles!

De verdad el proceso es así de fácil y directo. Da el siguiente paso y déjanos ayudarte a elegir la opción de financiamiento que logre hacer crecer tu empresa.

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?