Mujer creativa en su estudio. Concepto: solopreneur.
Timothy Ronaldson
Por: timothy-ronaldson
Leelo en 11 minutos

¿Qué es un solopreneur?

0 0
0
Blog_Banner_1

Hay dueños de negocios a quienes les gusta la independencia que conlleva hacer las cosas solo.  Confían únicamente en sí mismos para alcanzar el éxito de sus negocios, y por supuesto disfrutan de la sensación de aventura por estar “solos ante el peligro”. Estamos hablando de los “solopreneurs”, también conocidos como empresarios independientes o empresarios únicos.

Estar a cargo de una empresa como solopreneur hoy es más fácil que nunca, gracias al uso de la tecnología y al hecho de que muchas otras personas tienen el mismo enfoque a la hora de hacer negocios.

Pero, ¿qué es exactamente un solopreneur? Estas personas tienen la misma motivación y el mismo espíritu de superación que un empresario regular, y asumen un riesgo similar al desarrollar su negocio. De hecho, es muy fácil confundir a un solopreneur con un emprensario.
En esencia, son y se dedican a lo mismo. Lo que los diferencia no radica en lo que hacen, sino en cómo lo hacen o cómo ejecutan su plan de negocios.

Echemos un vistazo a algunas de las diferencias clave entre un solopreneur y un emprensario.

Empresario y Solopreneur: 10 diferencias clave

1. Los empresarios contratan a empleados. Los solopreneurs utilizan contratistas.

Los solopreneurs no se dedican a sus negocios completamente solos. Trabajan con otras personas, pero de manera diferente a como lo haría un empresario.

 Los empresarios suelen contratar a empleados a tiempo completo o a media jornada. Los empleados son una parte esencial de la empresa, y manejan cualquier tipo de tareas que el empresario no pueda realizar por sí solo.

Cuando los solopreneurs necesitan ayuda, optan por recurrir a contratistas o trabajadores autónomos. Estos contratistas pueden tener responsabilidades similares a las de los empleados de una empresa (manejo de tecnología, recursos humanos, facturación, etc.), pero no son parte del personal ni se les paga a través de la nómina. Por el contrario, tienen una tarifa según el proyecto específico, lo que hace que el solopreneur siga siendo el responsable principal de todo.

Aprende en detalle la diferencia entre empleado y contratista.

2. Los empresarios tienen proyectos y objetivos variados. Los solopreneurs están centrados en un solo negocio.

Lo que más define a un empresario es su interés y deseo de aprovechar las oportunidades cuando surjan. Muchos empresarios comienzan un negocio para después venderlo y buscar otra oportunidad.

Los solopreneurs, en cambio, tienden a centrarse en un único negocio durante toda su vida. Es menos probable que comiencen una empresa con la intención de venderla eventualmente para obtener ganancias. Por el contrario, su objetivo es hacer crecer su negocio con el tiempo, de manera que sea su principal fuente de ingresos, y una vez que se jubilen, cerrarlo o traspasarlo.

3. Los empresarios son la imagen de una empresa. Los solopreneurs son trabajadores netos.

Muchos empresarios son excelentes negociadores y saben crear sólidas redes de contactos. Por lo tanto, una vez que han logrado lanzar el negocio, su principal cualidad a menudo radica en la capacidad de crear contactos, negociar y llegar a acuerdos.

En otras palabras, muchos empresarios comienzan un negocio y luego contratan al personal adecuado para administrarlo mientras ellos se encargan de cerrar tratos. Son grandes vendedores y representan a su empresa, son la imagen de esta.

 Los solopreneurs también crean contactos y pueden encargarse de representar su negocio, pero suelen preferir hacer el trabajo propio y específico de la empresa. Si bien son conscientes de la importancia de las redes de contactos y el marketing, a menudo se sienten más cómodos haciendo el trabajo de mano de obra que dando a conocer su empresa.  

4. Los empresarios gestionan personas. Los solopreneurs gestionan el flujo de trabajo.

Este es un gran diferenciador de la personalidad de cada uno. Los empresarios son excelentes a la hora de encontrar al talento adecuado para sus negocio, contratar a estos empleados y motivarlos. Son como el capitán de un equipo deportivo, que reúne y motiva a los jugadores para lograr un objetivo común.

Los solopreneurs también son buenos gerentes, pero su especialidad es administrar el flujo de trabajo de cada proyecto. Si bien tienen la capacidad de administrar a los empleados, no se trata de su principal fortaleza. En cambio, tienen una excelente visión lo que se necesita para tener éxito, desde todos los ángulos, y luego llevarlo a cabo por sí mismos.

5. Los empresarios delegan a los demás. Los solopreneurs lo hacen ellos mismos.

Cuando en un negocio surge una necesidad, el primer instinto de la mayoría de los empresarios es delegar tareas a las personas adecuadas para hacer el trabajo. Eso no quiere decir que no hagan ninguna tarea por sí mismos. Por el contrario, la mayoría de los empresarios comienzan su negocio haciendo todo ellos mismos. Pero, con el tiempo, pasan a la posición de liderar un equipo en lugar de manejar todo por su cuenta.

Por otro lado, cuando un solopreneur tiene una necesidad o asume un reto, tiende a manejar todo por su cuenta. Identifican la necesidad, y se arremangan para trabajar duro ellos mismos para satisfacerla.

6. Los empresarios tienen una oficina. Los solopreneurs trabajan generalmente en casa.

Los empresarios hacen de una oficina su principal lugar de trabajo, rodeados de un equipo de empleados. Suelen tener una oficina privada en este espacio, además de una sala de conferencias para reunirse con clientes actuales y potenciales, realizar sesiones de lluvia de ideas entre el equipo, etc.

Por el contrario, los solopreneurs pueden trabajar desde su hogar. Si bien pueden tener muchos clientes, no suelen necesitar recibirlos en un espacio físico. Y como trabajan solos, tampoco necesitan invertir en una oficina.

7. Los empresarios buscan el crecimiento. Los solopreneurs buscan la estabilidad.

Los empresarios siempre están a la búsqueda del siguiente gran reto. Desean aumentar su potencial y el valor de su negocio. Con ese fin, se esfuerzan constantemente por convertir su startup en un negocio en constante crecimiento.

Los solopreneurs están más enfocados en construir algo sostenible. Como solo recurren a ellos mismos, les es más difícil expandirse. Su meta es contar con una fuente estable de ingresos y construir un negocio en el que puedan manejar ellos mismos todo el trabajo.

8. Los empresarios comparten los frutos de su trabajo. Los solopreneurs se lo quedan todo.

Debido a que los empresarios contratan empleados, y es probable que tengan socios e inversores, a menudo se ven obligados a compartir las ganancias de la empresa. Pueden tener otros accionistas a los que se les deben dividendos. Pueden verse obligados a pagar bonos a los empleados. Incluso pueden tener otro copropietario con el que deben compartir las ganancias si venden el negocio.

Debido a que los solopreneurs lo hacen todo solos, cosechan la totalidad de los beneficios de su arduo trabajo. Todas las ganancias que genera la empresa son para ellos.

 9. Los empresarios comparten la toma de decisiones. Los solopreneurs deciden por su cuenta.

Si bien los empresarios pueden tener la última palabra, a menudo deben compartir la responsabilidad de la toma de decisiones con otros miembros de la empresa. Una vez más, los empresarios pueden tener accionistas o copropietarios a quien responder, o al menos a los que pedir asesoramiento cuando sea necesario tomar una decisión.

Los solopreneurs, por otro lado, toman todas las decisiones por sí mismos. Si bien pueden contar con el consejo de otras personas, en última instancia, cada decisión recae solo en sus manos.

10. Los emprendedores hacen la transición de un startup a una empresa mayor. Los solopreneurs mantienen la misma mentalidad de trabajo.

Al comienzo de la mayoría de las nuevas empresas, tanto los empresarios como los solopreneurs piensan y actúan por igual. Ambos deben asumir casi todo el trabajo al principio para construir su negocio desde cero.

Lo que los diferencia es lo que sucede una vez que el negocio ha acumulado suficiente capital y crece. Llegado este momento, recurren a otros y aumentan su equipo. Los solopreneurs, sin embargo, reorganizan su flujo de trabajo para poder seguir manejándolo ellos mismos, optando por la ayuda contratada cuando sea necesario.

Los solopreneurs tienen una visión única de su negocio. ¿Eres uno de ellos?

¿Y tú? ¿Eres un empresario o un solopreneur?

¿Quieres saber si eres in empresario o un solopreneur? Realiza este divertido cuestionario para averiguarlo.

1) ¿Qué te describe mejor?

A. No te importa compartir las ganancias

B. Quieres quedarte con todas las ganancias

2) Prefieres:

A. Mantener la mayoría del flujo de trabajo dentro de tu empresa

B. Subcontratar y automatizar procesos cuando no puedes manejarlos por ti mismo

3) ¿Cuál es tu objetivo?

A. Crear valor en tu empresa para luego venderla 

B. Seguir como estás hasta la jubilación

4) ¿Qué describe mejor tu horario?

A. Trabajas un turno 9-5 relativamente normal

B. Trabajas a horas dispares y depende del día

5) ¿En qué área te sientes más cómodo?

A. Comercialización y venta

B. Realización de tareas

6) Cuando se da un cambio en tu empresa o surge algo inesperado:

A. Pides consejo a otros

B. Tomas rápidamente una decisión por ti solo

7) ¿Qué se te da mejor?

A. Gestionar personas

B. Gestión del trabajo

8) Tu enfoque es…

A. Construir un negocio para que se adapte a tu estilo de vida

B. Construir un estilo de vida alrededor de tu negocio

9) ¿Cómo te describirías mejor?

A. Sabes un poco de todo sobre negocios

B. Estás especializado en un área

10) ¿Cuál es tu sueño?

A. Recibir una gran suma de dinero

B. Tener ingresos estables

Si respondiste más A que B, eres un empresario. Si respondiste más B que A, ¡te gusta volar solo!

¿Listo para ser un solopreneur? Echa un vistazo a estos consejos para intrépidos solopreneurs como tú.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS