Por: omunoz
Leelo en 14 minutos

¿Qué es un seguro contra ataques cibernéticos?

Antes de que veamos en profundidad qué es un seguro contra ataques cibernéticos y cómo puede ayudarte, imagina esto: un hacker se infiltra en una empresa y roba información confidencial: la base de datos de sus clientes, patentes, todo tipo de contraseñas, registros sobre pagos y datos bancarios.

Este delincuente podría pedir un rescate por esta información, venderla a otros, o robar dinero directamente de una o varias cuentas bancarias. En cualquiera de estos casos las consecuencias para el negocio serían catastróficas, en términos legales y económicos. Suena aterrador, ¿cierto?

Los ataques cibernéticos con más comunes de lo que crees 

Lo que podría parecer el guion de una película sobre espionaje corporativo se ha vuelto un lugar común, una realidad que afecta a grandes empresas y pequeños negocios por igual.

Las pequeñas empresas son las más vulnerables. De acuerdo con un estudio realizado por el Grupo SMB, el 70% de los ataques cibernéticos durante el 2017 estuvo dirigido a estos negocios.

¿Cómo te puede proteger un seguro contra ataques de estas amenazas? Descúbrelo a continuación. Te enseñaremos en qué consisten estas pólizas, por qué es importante que tu negocio tenga una, y cómo podrías conseguir los fondos para adquirirla.

¡No dejes que un ataque cibernético interrumpa tu negocio! Aprende aquí cómo un seguro puede protegerte.

¿Qué es un seguro contra ataques cibernéticos?

La transformación digital y el avance de internet han hecho que los ciberataques sean cada vez más comunes, y nadie está a salvo, ni si quiera los pequeños negocios.

Según un estudio reciente, cerca de dos tercios de los minoristas en los Estados Unidos han sido víctimas de algún tipo de violación de sus datos, y un 37% de estas infracciones ha tenido lugar durante el año pasado.

Un ataque cibernético implica que la seguridad en línea de tu empresa se ha visto comprometida, y que algún tipo de información ha sido robada o alterada.

Un seguro contra ataques cibernéticos es una póliza diseñada específicamente para proteger a las empresas de las actividades de los hackers, y mitigar los daños causados por filtraciones de datos y otros ataques cibernéticos.

¿Mi seguro de responsabilidad general cubre ataques cibernéticos?

Los seguros de responsabilidad general cubren lesiones físicas y daños a la propiedad ocasionados por tus productos u operaciones. Los daños causados a los datos electrónicos no son cubiertos por estos seguros porque esta información no es considerada como un bien tangible, y por lo tanto no existiría ninguna afectación a la propiedad.

Aunque las amenazas cibernéticas por lo general están excluidas de estas pólizas, algunas podrían garantizar una cobertura básica.

Por eso, si tu empresa almacena datos confidenciales de tus clientes y del negocio, ya sea en la nube o en dispositivos electrónicos, es aconsejable que adquieras un seguro contra ataques cibernéticos.

Recuerda: CUALQUIER negocio, del tipo y tamaño que sea, es vulnerable a los ataques cibernéticos.

¿Qué cubre un seguro contra ataques cibernéticos?

La cobertura de estos seguros puede variar, dependiendo de la empresa aseguradora. Este tipo de pólizas lleva en el mercado un par de décadas, así que no existe un seguro contra ataques cibernéticos estándar. 

En términos generales, uno de estos seguros ofrece cobertura contra ataques que afecten a primeras o a terceras partes. La cobertura para primeras partes se aplica a los perjuicios causados a tu propio negocio. 

La póliza para terceros cubre los reclamos que personas como tus clientes o proveedores puedan hacer contra tu empresa, en caso de resultar afectadas por tus acciones u omisiones. Estas son las coberturas más comunes de un seguro contra hackers en ambos casos:

Cobertura para primeras partes

  • Pérdida o daño de datos electrónicos. La póliza cubre pérdidas ocasionadas por daños, interrupción o corrupción de datos electrónicos, así como el robo de información de terceros almacenada en las computadoras de tu compañía, siempre y cuando la pérdida de los datos se deba al ataque de un hacker.La cobertura incluye los costos de restaurar o recuperar la información, así como de la contratación de consultores externos para ayudarte en el proceso.
  • Pérdida de ingresos y gastos adicionales. Muchos de estos seguros cubren los ingresos que tu empresa deja de recibir durante una crisis generada por un ataque cibernético, así como los costos en los que debas incurrir para minimizar las pérdidas y evitar el cierre del negocio.
  • Manejo de crisis. Como es bien sabido, las filtraciones y los ataques informáticos causan enormes daños a la reputación de las empresas. Un seguro contra hackers cubre los costos de contratar asesores legales, agencias de relaciones públicas y otros consultores que puedan ayudar a mejorar la imagen del negocio.

La cobertura para las primeras partes se extiende también a otras áreas, costeando en la mayoría de los casos la notificación a los clientes cuando ocurre una filtración de datos.

Asimismo, en caso de que un hacker amenace con filtrar datos, introducir un virus a tu sistema o apagarlo si no le pagas una cantidad de dinero, la póliza puede cubrir el monto de la extorsión.

Cobertura para terceras partes  

  • Riesgo de seguridad de redes. Un seguro contra ataques cibernéticos te protege de demandas debido a filtraciones de datos, o por la imposibilidad de otras personas de acceder a información almacenada en tu sistema informático, siempre y cuando sean por un ataque de denegación del servicio, un virus, programas maliciosos, o por la acción de un hacker. 
  • Riesgo de violación a la privacidad. Estas pólizas también suelen protegerte de demandas cuando seas incapaz de salvaguardar información sensible almacenada en tu sistema informático.

Los seguros contra ciber-crímenes también cubren, en el caso de las terceras partes, demandas en tu contra por difamación, calumnia, invasión a la privacidad, e infracción a los derechos de autor. La cobertura también incluye honorarios de abogados, acuerdos o juicios contra tu negocio, y multas del gobierno.

Los pequeños negocios por lo general necesitan únicamente cobertura para primeras partes, si guardan información vital para el funcionamiento del negocio o si almacenan, envían o reciben datos electrónicos, especialmente de sus clientes.

Aunque la cobertura de terceras partes se usa con mayor frecuencia en empresas de tecnologías de la información responsables de almacenar datos, como desarrolladores de programas informáticos y administradores de bases de datos, lo ideal es que los pequeños negocios extiendan la protección de estos seguros a terceros, en caso de que sean demandados por sus clientes.

¿Qué no cubre un seguro contra ataques cibernéticos?

Hay ciertas eventualidades que un seguro contra hackers no cubre. Entre estas se cuentan: 

  • Pérdidas físicas de datos. Estas pólizas no tienen ninguna cobertura si tu sistema informático se ve afectado por un incendio o por un desastre natural. Tampoco cubren la pérdida de dispositivos como memorias flash o computadores portátiles por un error de tus empleados. 
  • Propiedad intelectual. Las compañías aseguradoras ofrecen pólizas contra delitos cibernéticos que se centran principalmente en la pérdida de datos de las empresas y sus usuarios. Cuando se trata de propiedad intelectual o secretos comerciales, no hay mucha certeza de cómo evaluar el daño a estos activos, ni de cuál sería el impacto en su valor si caen en las manos de un hacker. Por esta razón las aseguradoras limitan la cobertura en este sentido. 
  • Ataques de otros estados. La mayoría de estas pólizas no cubren ataques cibernéticos que sean considerados como terroristas, ni cualquier ataque que provenga de otro país.

CaminoTip: Evalúa las necesidades y el tipo de actividades de tu negocio para poder elegir el mejor seguro contra ataques cibernéticos.

¿Por qué necesito un seguro contra ataques cibernéticos?

Las pólizas contra ataques cibernéticos pueden beneficiar a cualquier compañía que use datos electrónicos para operar. Si te comunicas por correo electrónico o mensajes de texto y usas redes sociales, o si envías y recibes documentos en línea, almacenas en dispositivos electrónicos información vital para el negocio o datos de tus clientes, necesitas uno de estos seguros.

La mayoría de pequeños negocios está familiarizada con estos procesos, y mientras los ejecuten habrá riesgos. Delitos como la extorsión, la filtración de datos, los ataques mediante virus y otros programas maliciosos son solo algunas de las amenazas cibernéticas que se ciernen sobre las pequeñas empresas. 

Hay más cifras que lo prueban. Un estudio del Ponemon Institute reveló que en 2016 el 55% de los pequeños negocios en los Estados Unidos experimentó un ciberataque. Lo alarmante es que solo el 14% de las empresas consultadas para el estudio dijo que su capacidad para mitigar ataques de esta naturaleza era altamente efectiva.

El mismo reporte señala que como consecuencia de los ataques, estas compañías gastaron un promedio de $879,582 debido a los daños causados a sus sistemas informáticos. Además, la interrupción de sus operaciones les generó costos de alrededor de $955,429.

Los riesgos para las pequeñas empresas son evidentes, pero no todos los dueños de pequeños negocios son conscientes de esta realidad o están bien informados sobre el asunto. Otra preocupación son los costos.

¿Cuánto cuesta un seguro contra ataques cibernéticos?

Los costos de los seguros contra ataques cibernéticos varían, dependiendo principalmente de cuánta exposición tiene una empresa a esta clase de amenazas. 

Un pequeño negocio que almacene datos y tenga un número relativamente bajo de clientes pagaría entre $800 y $2,000 al año. El valor de las pólizas podría llegar a $7,500 anuales, dependiendo de factores como las ganancias de la empresa y el número de registros personales almacenados.

Los pequeños negocios encargados de manejar datos de empresas más grandes tendrían que asumir costos mucho más altos, de entre $40,000 y $50,000 anualmente.

Desafortunadamente, para los pequeños negocios es difícil disponer de un presupuesto que les permita adquirir uno de estos seguros, o hasta tener a un experto en tecnologías de la información en la compañía que le ayude a reforzar la seguridad de sus sistemas frente a amenazas potenciales.

No tener dinero para invertir en la seguridad de tu negocio no debería ser una excusa para dejar de adquirir un seguro contra ataques cibernéticos. En Camino Financial podemos ofrecerte un préstamo para defender a tu empresa de amenazas cibernéticas.

El proceso de solicitud es muy simple. Completa un formulario en línea y revisaremos el perfil de tu empresa, para poder ofrecerte la solución de financiamiento que mejor se adapte a tus necesidades. Una vez que tu préstamo es aprobado, depositaremos los fondos que necesitas en tu cuenta bancaria en solo unos días. ¡Solicita ya una cotización para un préstamo comercial!

¿Y ahora qué?

Ahora solo te queda elegir el seguro contra ataques cibernéticos que mejor se adapte a tu negocio. Pero no es sencillo.

Como ya mencionamos, no existe una póliza estándar contra amenazas cibernéticas, y muchas compañías de seguros ofrecen una amplia gama de productos que se pueden personalizar dependiendo de cada negocio. Esto hace que tomar una decisión sea más difícil.

La tarea de los dueños de pequeños negocios es identificar el perfil de riesgo de sus empresas, para así poder elegir el seguro que más les conviene, y cuyo alcance minimice todas las amenazas que pudieran afrontar. 

Estos son algunos factores que te ayudarán a determinar el perfil de riesgo de tu negocio y a elegir la mejor opción:

  • ¿Qué tipo de empresa tienes? Las empresas que almacenan información personal de sus empleados, como datos financieros, y que deban garantizar la seguridad de la información de sus clientes tienen mayores riesgos de convertirse en víctimas de un ataque.
  • ¿Qué tipo de información almacenas, y en qué cantidad? Vas a necesitar una mayor protección si guardas datos de terceros. Cuantos más registros personales almacenes, mayor será el riesgo y mayor la cobertura que vas a necesitar.
  • ¿Cuáles son los ingresos anuales de tu empresa? Las empresas con mayores ingresos tienen más posibilidades de ser afectadas por un ataque cibernético. Por lo general estos negocios necesitan un grado de protección más alto.

Una recomendación final: consigue la asesoría de un experto en seguridad informática. Esto te ayudará a elegir una opción que garantice que no tengas que pagar tarifas y costos adicionales si eres víctima de un ataque cibernético.

Si haces pagos o compras para tu negocio en línea, definitivamente necesitas un seguro contra ataques cibernéticos.

Recuerda: tu pequeño negocio es vulnerable a los ataques cibernéticos

Un seguro contra ataques cibernéticos es una póliza que protege a tu empresa de las actividades malintencionadas de los hackers. Estas pólizas pueden cubrir los daños ocasionados por estos criminales a tu empresa y a terceros.

Sin embargo, no cubren incidentes en los que por negligencia se extravían dispositivos electrónicos, ni daños generados durante desastres naturales, o crímenes contra la propiedad intelectual.

Cualquier negocio que maneje datos de forma electrónica como parte de sus operaciones, ya sea una empresa unipersonal o una gran corporación, necesita de un seguro contra hackers. Los costos anuales derivados de los delitos cibernéticos son lo suficientemente contundentes como para convencerte de adquirir uno.

Finalmente, evalúa el perfil de riesgo de tu empresa y busca orientación sobre el mejor seguro contra ataques cibernéticos para tu negocio.

Aprende más sobre este apasionante tema. Lee cómo proteger tu pequeña empresa contra los ataques de hackers.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS