que es el financiamiento colectivo
Joel Schwarzbart
Por: jschwarzbart
Leelo en 10 minutos

¿Qué es el financiamiento colectivo y qué puede hacer por mi negocio?

0 0
0

Seguramente has oído hablar de Kickstarter, Indiegogo y GoFundMe. Todas ellas son plataformas populares de financiamiento colectivo. ¿Pero qué es exactamente el financiamiento colectivo? Y sobre todo, ¿qué puede hacer por mi negocio?

Buena pregunta.

Quizá te han dicho que el financiamiento colectivo viene a significar dinero gratis para las empresas. ¡Ojalá fuera así! Es mejor que pienses en ello como una manera de impulsar tus ventas dramáticamente a muy bajo costo. Y sobre todo si a la gente le gusta mucho tu nuevo producto o se sienten identificados con tu proyecto. La verdad es que funciona mejor con productos que con servicios, así que si tu negocio proporciona servicios, lo mejor será que crees un producto relacionado con tu empresa.  

Conceptos básicos del financiamiento colectivo

La idea del financiamiento colectivo no es algo nuevo. Básicamente, se trata de comunidades que se forman para ayudar a individuos, familias, y actualmente también negocios. Imagina a una antigua comunidad amish de Pennsylvania levantando un granero: ese es un ejemplo tradicional de financiamiento colectivo (aunque aquí no se trate de dinero). En otras palabras, se trata de una comunidad que se reúne con el propósito de donar su tiempo y su trabajo para ayudar a alguien que lo necesita.   

El concepto de financiamiento colectivo ha evolucionado y se ha transformado, sobre todo gracias a internet. Indiegogo se fundó en 2008 con el propósito de conseguir financiamiento para proyectos tecnológicos innovadores. En 2009 tres cofundadores lanzaron Kickstarter para ayudar a artistas a conseguir financiamiento a través de amigos, familiares y la comunidad en general. A estos proyectos artísticos les sería difícil conseguir financiamiento por las vías tradicionales. Así que crearon un sitio web en el que todo tipo de artistas (escultores, pintores, fotógrafos, escritores, cineastas, dramaturgos, dibujantes de cómic, etc.) pudieran informar a sus seguidores sobre sus proyectos y pedir así financiamiento.

Si tu negocio no se ajusta a ninguna de estas categorías, no significa que no puedas recurrir al financiamiento colectivo. Simplemente deberás echarle ganas y creatividad para idear cómo puede funcionar en tu caso.

En resumen:

  • El financiamiento colectivo se basa en un proyecto o un producto específico. Puede ser una campaña con fines caritativos, como por ejemplo, recaudar dinero para comprar muebles para un refugio de mujeres, o ayudar a alguien que pasa por un mal momento. Funciona mejor cuando la gente que contribuye sabe exactamente a qué está destinado su dinero.  
  • El financiamiento colectivo necesita una comunidad (ahora virtual) para funcionar. Tu producto no va a ser financiado, por muy especial que sea, si la gente no sabe de él. Habrá quien lo encuentre en línea, pero si necesitas recaudar $10,000 ,o $25,000, o más, necesitas asegurarte de que lo das a conocer en las redes.  

Ejemplo: la taza con hologramas

Imaginemos que he diseñado una taza con hologramas. Los hologramas son trocitos de silicona incrustados en el esmalte de mis tazas (todo esto me lo estoy inventando). Los hologramas muestran imágenes cuando la taza está caliente, y las imágenes desaparecen cuando se enfría. La gente puede seleccionar las imágenes que quiere para sus tazas, usando las que tiene en sus computadoras o en Google drive. He hecho algunos prototipos y los he regalado a mis amigos en Navidades: ¡quedaron encantados! Así que estoy pensando en vender mis tazas. El problema es que todos los fabricantes con los que he hablado quieren un pedido de 5,000 como mínimo. Como los trocitos de silicona son caros, y el proceso de incrustarlos es complejo, el fabricante me quiere cobrar $10 por taza. Eso significa que necesito $50,000 para empezar y hacer el primer pedido. Una vez que haga el pedido podré vender las tazas por $25, en Amazon o en mi propio sitio web. El problema siguen siendo los $50,000: ¿de dónde voy a sacarlos?

Aquí es donde aparece el financiamiento colectivo. ¿Pero qué plataforma de financiamiento colectivo es la mejor para mí? Depende del tipo de producto que hagas o de la meta que quieres conseguir con el dinero. Sigue leyendo para ver cada caso.

¿Qué sitio web de financiamiento colectivo elijo?

Cada sitio web de financiamiento colectivo se ajusta mejor a una necesidad específica:  

  • Emergencias personales y obras de caridad: GoFundMe ayuda a la gente que está pasando por un mal momento. Un ejemplo conmovedor es el de Ryder, un niño  de nueve años de British Columbia. Tras ver a indigentes sin ropa apropiada para la lluvia, se sirvió de esta plataforma para lanzar una campaña y comprar botas de agua para los necesitados. GoFundMe también se usa para promover donaciones y salvar a negocios que estén pasando por dificultades.  
  • Proyectos que necesitan respaldo: Kickstarter y Indiegogo son los dos sitios principales de financiamiento colectivo orientados hacia los proyectos. Aquellos que contribuyan con la causa normalmente son recompensados con premios.  
  • Negocios emergentes: conseguir dinero para comenzar un negocio es caro y difícil. ¿Quién tiene millones de dólares para gastar en procesos legales y otros servicios profesionales igual de caros? Si necesitas cualquier cantidad a partir de $500,000, puedes usar un servicio de financiamiento colectivo que genera ganancias a los inversores, como WeFunder. Hoy en día está siendo popular invertir en empresas nuevas y refrescantes. Entre las industrias favoritas están las destilerías de cerveza artesanal, la energía alternativa, la salud, todas aquellas que ofrezcan soluciones que ninguna otra compañía ofrece, y por supuesto, la tecnología.

Cómo lanzar una campaña en un sitio web de financiamiento colectivo

Regresemos a mi ejemplo. Basándome en el estudio de mercado que he hecho, creo que puedo vender más de 20,000 tazas con hologramas. El problema era encontrar la financiación para el pedido inicial de 5,000 tazas. Una vez que el primer pedido se complete, el fabricante aceptará pedidos más pequeños, de unas 500 unidades.

Así que para empezar voy a usar Kickstarter o Indiegogo para vender anticipadamente las 5,000 unidades (aunque las tazas no estén hechas todavía). En teoría, no estoy vendiendo nada. Estoy usando Kickstarter o Indiegogo para pedir donaciones. Pero para motivar estas donaciones, es mejor recompensar a los que contribuyan con mi proyecto.

En sitios web como los mencionados, orientados hacia los proyectos, tienes que seguir estos pasos:

  1. Crea una página en el sitio web de tu elección que describa tu producto o tu proyecto. También debes explicar cuánto dinero necesitas recaudar, y para cuándo.
  2. En la página también debes detallar las diferentes recompensas según el nivel de las contribuciones. En mi caso, daré una bonita tarjeta de agradecimiento para las donaciones de $10, una taza para las donaciones de $30, y dos tazas con algo extra para las donaciones de $100. Y crearé una placa especial y cuatro tazas a juego para las donaciones de $250.
  3. ¡Usa Tweet! Que tus seguidores en las redes sociales sepan sobre tu proyecto. Los proyectos de financiamiento colectivo con más éxito tienen muchos seguidores. Para obtener mejores resultados, comienza a contarle a la gente tu proyecto antes de lanzar tu campaña de financiamiento. En mi caso, pienso poner en Instagram fotos de mis amigos brindando felizmente con sus tazas con hologramas.
  4. Si tu campaña tiene el éxito esperado, el dinero será depositado en tu cuenta. Envía una nota de agradecimiento a todos los que han hecho donaciones. ¡La comunicación es muy importante!
  5. Toma el dinero, finaliza el proyecto, y distribuye los regalos que has prometido a los que te han ayudado.
  6. Asegúrate de mandar reportes del progreso de tu proyecto a medida que vas avanzando. Y hazles saber a los donantes si hay algún retraso. ¡Porque seguramente los habrá! Es completamente normal, así que no trates de ocultarlo. Sentirán que han tomado la decisión correcta al respaldarte si eres abierto y directo con ellos.

Dos consejos finales

  • Apunta bajo. Algunas campañas pueden tener un éxito increíble. Pero necesitas ser realista en cuanto a la popularidad de tu proyecto, el tiempo que tienes para tu campaña, y el número de personas que necesitas antes de comenzar con tu página de financiamiento colectivo.
  • Crea una plataforma de seguimiento antes de crear la página de financiamiento colectivo. Tu campaña fracasará si no cuentas con redes sociales o seguidores por medio de email que se sientan entusiasmados con tu idea antes de lanzar la campaña en sí.

¡Te deseamos toda la suerte del mundo en tu proyecto de financiamiento colectivo! ¿Quieres más consejos para hacer crecer tu negocio? Visita nuestro blog sobre marketing, gerencia de empresas y finanzas.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?