Por: rkapur
Leelo en 11 minutos

¿Qué es el supuesto de empresa en marcha?

0 0
0
Blog_Banner_1

 ¿Qué el supuesto de empresa en marcha? El «supuesto de empresa en marcha» o going concern assumption en inglés es un principio de contabilidad que se usa para preparar los estados financieros de una empresa. El Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados (AICPA) lo describe de esta manera:

Según la base contable de la empresa en funcionamiento, los estados financieros se preparan asumiendo que la entidad es una empresa en funcionamiento, y que continuará sus operaciones durante un período de tiempo razonable.

 ¿Qué significa eso? La definición de arriba, en pocas palabras, nos dice que cuando una empresa prepara su declaración de ingresos y su balance general, da por supuesto que el negocio seguirá existiendo en el futuro.

Quizá ahora te preguntes por qué es esto relevante. ¿Acaso serían diferentes los estados financieros de una empresa si dieran por supuesto que el negocio puede cerrar en cualquier momento? ¿No deberían los estados financieros ser igual independientemente de cuánto tiempo va a durar la empresa?

La respuesta es un rotundo «no», y aquí te explicaremos por qué. También entenderemos lo que implica que una empresa sea clasificada como “empresa en marcha” y te daremos consejos para garantizar que la tuya caiga en esa categoría.

El supuesto de empresa en marcha

Prácticamente todas los negocios operan bajo el supuesto de que la empresa está en marcha. ¿Por qué hay que suponerlo? La razón principal es que brinda confianza a cualquiera que trate con la empresa.

Comprendamos esto con dos ejemplos:

Supuesto de empresa en marcha – Ejemplo 1

Imagina una empresa que recurre a una institución financiera para obtener un préstamo comercial. El dueño de la empresa solicita una cantidad de $50,000, a devolver durante cinco años. El banco revisa la solicitud de préstamo cuidadosamente y está convencido de que la empresa es una empresa en marcha. Esto significa que el banco da por supuesto de que el negocio seguirá existiendo en los próximos años y por tanto será capaz de devolver el dinero del préstamo.

Se trata de una información crucial para el banco. No estaría dispuesto a prestar fondos a una empresa que no está en marcha o que va a cerrar pronto. De pensar que la empresa va a clausurar en uno o dos años, ¿por qué le otorgaría un préstamo a pagar en cinco?

Supuesto de empresa en marcha – Ejemplo 2

Aquí hay otro ejemplo que te puede ayudar a comprender el supuesto de empresa en marcha. Imagina una pequeña empresa de construcción llamada Drake Brothers que comenzó a operar hace 15 años, y que ahora pasa por dificultades financieras. Uno de sus mayores clientes, una empresa líder de construcción residencial, ha cerrado. Drake Brothers no puede pagar a sus acreedores y debe solicitar el Capítulo 11 de bancarrota.

Mientras los procedimientos de bancarrota están en curso, Drake Brothers intenta obtener un nuevo préstamo. Sin embargo, les es imposible encontrar un prestamista que esté dispuesto a proporcionar fondos. Eso no es sorprendente, teniendo en cuenta que el supuesto de empresa en marcha ya no se puede aplicar al negocio. Si la reorganización de la compañía bajo los procedimientos del Capítulo 11 de bancarrota no tiene éxito, Drake Brothers podría tener que cerrar.

Hay otra cosa que debes saber. Los estados financieros de un negocio se realizan sobre la base de que es una empresa en marcha y seguirá existiendo en los próximos años. En consecuencia, los activos se valoran según su costo original, reducido por la depreciación que se les ha cargado. Si la empresa no fuera una empresa en marcha, los activos tendrían que valorarse según su precio de venta actual.

Además, ciertos gastos que pueden proporcionar un beneficio a una empresa en el próximo año se clasifican como «gastos prepagos». Estos gastos se reconocen al año siguiente de hacerlos. Pero si la empresa no es una empresa en marcha, sería incorrecto diferir los gastos el próximo año.

Condiciones del supuesto de empresa en marcha

El supuesto de empresa en marcha es válido para una empresa que cumple estas condicione:

  1. Cuenta con fondos suficientes. Una empresa necesita tener efectivo suficiente para continuar con sus operaciones. Se requiere dinero para comprar materias primas, cubrir los gastos diarios y pagar a los empleados. Una empresa se considera un negocio en marcha si tiene la liquidez para cumplir con estas obligaciones financieras.
  2. Es rentable. Un negocio debe estar obteniendo ganancias para cumplir con el supuesto de empresa en marcha. Incluso las empresas no rentables pueden llegar a operar bajo este supuesto: una empresa puede incurrir en pérdidas durante un año o dos, o incluso más, y luego recuperar la rentabilidad. Sin embargo, si constantemente se producen pérdidas, es probable que comience a quedarse sin efectivo. Esto podría amenazar su existencia.
  3. Conserva sus activos más importantes. Una empresa manufacturera depende de su maquinaria y equipo para producir los productos que vende. Esos activos son cruciales para su supervivencia. Si vende toda su maquinaria y utiliza el efectivo para pagar a sus acreedores, ¿cómo continuará con su actividad manufacturera? La compañía debe retener sus activos, o al menos los más importantes, para cumplir con el supuesto de empresa en marcha.
  4. Va a seguir existiendo en los próximos años. Una empresa debe funcionar de manera que indique que seguirá existiendo en los años venideros. Además de suficiente efectivo, debe tener clientes que pagan (o la probabilidad de obtenerlos pronto si se trata de una startup) y un producto o servicio que está en demanda.

Pero incluso un negocio que es rentable y tiene una liquidez adecuada podría correr peligro de ser clasificado como una empresa que no está en marcha. Veamos a continuación cómo puede suceder.

Señales que alertan de que un negocio no es una empresa en marcha

Estas son algunas de las señales que indican que una empresa quizá no siga en funcionamiento durante mucho más tiempo:

  1. Procedimientos judiciales. Si una empresa que fabrica solo un producto es acusada de infracción de patente por otra empresa, su existencia podría estar en peligro. Si pierde la batalla legal, puede que tenga que cerrar.
  2. Un cambio en la ley. Una nueva ley puede declarar que el producto que fabrica una empresa es ilegal. Esto podría poner en peligro la existencia de la empresa.
  3. Pérdida de clientes clave. Si una empresa opera en el segmento de empresa a empresa (B2B), podría depender de un puñado de clientes para sobrevivir. La pérdida de algunos clientes importantes podría reducir drásticamente sus ventas.
  4. Problemas laborales. Una huelga prolongada o incidentes laborales reiterados podrían agotar los recursos de efectivo de una empresa y llevar a su cierre.
  5. Falta de seguro. Un desastre natural podría destruir los activos de una empresa. Si no está asegurada adecuadamente, podría verse obligada a cerrar porque no puede seguir con sus operaciones.

Consejos para continuar funcionando bajo el supuesto de empresa en marcha

Aquí tienes cinco formas de garantizar que tu empresa siga en funcionamiento:

  1. Mantén un colchón de efectivo. Debes mantener suficiente dinero en reserva para poder pagar hasta seis meses de gastos (o más). Intenta no quedarte nunca sin fondos. Si esto sucede, podrías tener que retrasar los pagos a tus empleados y a tus acreedores., lo cual puede causar un daño irreparable a tu reputación.
  2. Contrata todas las pólizas de seguro que necesitas. El seguro es posiblemente lo único que pagas y que esperas no tener que llegar a usar nunca. Elige tu seguro sabiamente. Si algo llega a suceder, una buena prima de seguro podría ahorrarte miles de dólares.
  3. Diversifica tu base de clientes. Este punto es especialmente relevante si operas en el segmento B2B. No debes basar tu negocio en solo uno o dos clientes. Para lograr diversificar tus clientes, te recomendamos aprender las técnicas para aumentar tu participación en el mercado.
  4. Presta atención a la competencia. Nunca se sabe cuándo un competidor podría presentar un producto más barato o mejor que el tuyo. Esto podría amenazar tu existencia.
  5. Revisa los estados financieros de tu empresa con tu contable. No dejes esta tarea para el final del año. Revisa tus registros de contabilidad todos los meses o al menos cada trimestre. Esto te dará tiempo para hacer los ajustes necesarios si identificas un punto de debería mejorar. Presta especial atención a tu pronóstico de flujo de efectivo. Eso te ayudará a identificar tus necesidades futuras de efectivo y te dará tiempo para organizar tus fondos.

 

Últimas palabras

Aunque el término «suposición de empresa en marcha» es utilizado principalmente por los contables, tú también debes saber cómo funciona este principio. Recuerda que, como dueño de un negocio, no puedes arriesgarte a que tu compañía sea clasificada como una empresa que no está en marcha. Si esto sucede, podría resultarte difícil obtener un préstamo o comprar cualquier producto a crédito.

¿Has llegado a la conclusión de que tu empresa va a necesita fondos pronto? Si necesitas un préstamo comercial, ponte en contacto con nosotros para obtener una cotización instantánea. En Camino Financial no cerramos las puertas a ningún negocio. Nuestro equipo trabajará contigo para encontrar la solución de financiamiento que mejor se adapta a tus necesidades.

De esta manera tú podrás centrarte en el funcionamiento de tu negocio para que siga creciendo y prosperando durante muchos años.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS