Betsy Wise
Por: betsy_wise
Leelo en 11 minutos

¿Qué debes esperar de una auditoría del IRS?

1 0
0
Blog_Banner_1

Hay una cosa que tanto individuos como dueños de empresas temen por encima de todo: una auditoría del IRS. Un día recibes una carta que te informa de que el Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) pretende auditar tu declaración de impuestos. ¿Qué debes hacer? Primero de todo, relajarte. Al saber qué esperar, cómo prepararse para la auditoría y qué pasos tomar, no hay razón para temer al IRS.

¿Qué es una auditoría del IRS?

Una auditoría del IRS es un proceso en el que un auditor empleado por el gobierno federal revisa tu información financiera para verificar que lo que reportaste en tu declaración de impuestos es correcto. Un agente del IRS también confirmará que la cantidad que pagaste al Departamento del Tesoro de Estados Unidos es exacta.

No todas las auditorías se realizan en tu lugar de trabajo o en tu hogar. Muchas auditorías tienen lugar por correspondencia y son menos complicadas e invasivas, ya que los auditores verifican principalmente si reportaste todos los ingresos o si reclamaste deducciones erróneas. Pero en algunos casos, se te puede pedir que te reúnas con un agente en una oficina del IRS, o un funcionario puede realizar el examen en tu residencia o en tu trabajo.

También debes tener en cuenta que los auditores normalmente examinan tus devoluciones de los últimos tres años, pero pueden regresar hasta seis años cuando se trata de errores sustanciales.

¿Cómo elige el IRS a quién auditar?

  • Selección aleatoria: el IRS utiliza una fórmula estadística basada en un programa de investigación nacional interno. Comparan devoluciones de impuestos aleatorias según los parámetros de lo que se considera una devolución normal.
  • Exámenes relacionados: si el IRS audita a algunos de tus socios comerciales o inversionistas, hay más probabilidades de que tú también seas auditado. Si estas personas han tenido problemas en su declaración de impuestos, el IRS puede decidir examinar en mayor profundidad tu declaración de impuestos.
  • Señales de advertencia en tu declaración de impuestos: algunos ejemplos que pueden alarmar al IRS son no reportar en tu declaración los salarios de los empleados con W-2, los intereses ganados o los ingresos recibidos al vender acciones.

Asegurándote de declarar tus impuestos correctamente, evitas el riesgo y las probabilidades de pasar por una auditoría del IRS. Si tienes dudas sobre cómo preparar tus impuestos, consulta este artículo sobre cómo declarar los impuestos de tu pequeña empresa. También es muy recomendable acudir al lugar correcto para buscar ayuda cuando llegue el momento de hacer los impuestos. Si no deseas hacer la tarea tú mismo, puedes pagar una tarifa y acudir a una oficina de preparación de impuestos, o contratar a un Contable Público Certificado.

Debes saber que las auditorías del IRS son bastante raras. Cada año, el IRS audita menos del 1% de las declaraciones de impuestos individuales entre aquellos con ingresos más bajos. Entre personas con ingresos brutos de más de $5,000,000, se auditan de un 7.95% a un 14.52% de las declaraciones de impuestos. Aquí tienes las estadísticas compiladas por TaxDebtHelp.com: en 2017 se auditaron menos de 1 millón de las 150 millones de declaraciones de impuestos individuales, lo que equivale a un 0,6%. La tasa de auditorías para Corporaciones S y Sociedades fue de un 0.3%, para corporaciones pequeñas de un 0.7%, y para corporaciones grandes de un 7.9%.

¿Qué debes esperar de una auditoría del IRS y cómo prepararte?

Antes de la auditoría

El IRS nunca inicia una auditoría por teléfono. Envían una carta formal que proporciona información de contacto e instrucciones específicas sobre el proceso. La carta incluirá una fecha de respuesta y una solicitud por escrito de los documentos que desean ver.

Ejemplos de documentos de tu empresa que te pueden pedir: recibos, facturas, cheques cancelados, documentos legales, acuerdos de préstamos, registros médicos y dentales, documentos de empleo o K-1 emitidos por las Corporaciones S a los accionistas. Además, el IRS puede enviarte un cuestionario con preguntas generales sobre vehículos, viajes, comidas, entretenimiento y reparaciones. Puedes ponerte en contacto con tu auditor para averiguar si aceptan registros electrónicos en lugar de documentos en papel. Agrupa tus registros según ingresos, gastos y deducciones para que cuando llegue el momento de la auditoría sea más fácil verificar lo que presentaste en tu declaración de impuestos.

Durante la auditoría

Una vez que ordenes tus registros, puedes contratar a un contable para que te represente y se encargue de todas las peticiones de tu auditor. Los profesionales de impuestos a menudo trabajan con el personal del IRS, por lo que ya saben qué hacer en tu situación. Además, saben qué preguntas debes hacer a tu auditor y te pueden proporcionar las respuestas que dar. Antes de que tenga lugar la auditoría, tu contable debe revisar a fondo tu declaración de impuestos para poder identificar de antemano cualquier problema.

Los auditores normalmente hacen primero preguntas generales sobre tu dirección, número de teléfono, dónde trabajas y tu nivel de educación. Quieren saber quién hizo la declaración, si tienes empleados domésticos y si has sido auditado anteriormente. Además, te pueden hacer preguntas exhaustivas sobre cómo generas ingresos o si tienes una caja de seguridad bancaria o cuentas en el extranjero. Los auditores hacen preguntas extensas sobre los ingresos que puedes tener: renta, herencia, asistencia pública, trabajo por cuenta propia y otras fuentes de fondos.

Conclusión: los auditores hacen estas preguntas para averiguar si estás omitiendo ingresos o presentando gastos comerciales falsos.

Después de la auditoría

Una auditoría del IRS puede finalizar de tres maneras, a saber: a) tu auditor no encuentra ningún cambio que hacer en tu declaración; b) tu auditor propone cambios que tú aceptas; c) no estás de acuerdo con las conclusiones del auditor.

Si estás de acuerdo con sus recomendaciones, debes firmar el registro del examen y pagar lo que debes. El IRS ofrece varias opciones de pago: puedes usar tu tarjeta de crédito o débito, o realizar pagos electrónicos en línea. También puedes pedirle al IRS que demore la cobranza hasta que puedas pagar lo que debes, e incluso solicitar una Oferta de Compromiso para reducir el monto adeudado si no puedes pagarlo en su totalidad. Pero nunca ignores una factura enviada por el IRS. Si lo haces, el IRS reclamará el cobro y puede llegar a confiscar tus bienes. Cuando se retrasa un pago, el IRS continúa cobrando multas e intereses.

Si disputas los resultados de la auditoría, debes solicitar una reunión con un gerente del IRS. Puedes utilizar los servicios de mediadores disponibles a través del IRS, apelar la decisión, o contratar a un abogado de impuestos para iniciar un procedimiento de litigio donde se disputa y se resuelve el reclamo.

Otras preguntas frecuentes

  • ¿Qué es lo peor que puede pasar? El IRS ajustará tu declaración eliminando las deducciones que reclamaste y que no puedes justificar, o pueden incluir los ingresos que omitiste. Luego deberás pagar el impuesto adeudado, las multas y los intereses calculados desde el momento en que deberías haber pagado ese impuesto.
  • ¿Cuánto tiempo dura una auditoría? La duración de una auditoría del IRS varía según la complejidad de la devolución y el tiempo que tardes en proporcionar información a los auditores. Muchas veces surgen complicaciones o la duración se prolonga cuando el contribuyente no está de acuerdo con los resultados proporcionados por el auditor.
  • ¿Qué pasa si necesito más tiempo para prepararme? El IRS otorga una única extensión de 30 días. Si necesitas aún más tiempo debes solicitarlo por escrito, por fax o carta.
  • Si soy un inmigrante indocumentado, ¿me debe preocupar mi estatus migratorio? Si reportaste tus impuestos utilizando un ITIN en lugar de un Número de Seguro Social, el resultado de una auditoría del IRS no debería diferir del de una auditoría de alguien con un SSN. Tu ITIN te permite reportar legalmente tus ingresos y gastos y reclamar deducciones aunque no tengas un Número de Seguro Social. Sin embargo, si has usado un Número de Seguro Social falso o simplemente no declaraste tus impuestos, podría haber complicaciones más graves relacionadas con tu estatus migratorio.

Conclusión

No existen garantías de que no vayas a ser auditado, pero puedes reducir las probabilidades. Una de las mejores cosas que puedes hacer es comprar software de impuestos. Un software te puede ayudar a evitar errores de cálculo y te informará sobre las deducciones comerciales y los ahorros de impuestos que quizás no conozcas. Siempre y cuando presentes gastos legítimos, pagues tus impuestos, presentes tu declaración a tiempo, y no utilices los fondos de tu empresa para tus gastos personales o no declares tus múltiples fuentes de ingresos, estarás en buena forma. Además, es vital que mantengas registros de todos tus gastos. Incluso si eres auditado, tendrás más posibilidades de que el resultado sea positivo.

Camino Financial puede ayudarte a mantenerte informado de otras cuestiones importantes relacionadas con tu empresa. En nuestro show semanal en Facebook Live Pregúntanos abordamos temas como este que te pueden ayudar a estar al tanto de tus finanzas y hacer crecer tu negocio y, además, respondemos en directo a todas tus preguntas. ¡Subscríbete hoy para no perderte ni un programa y aprovechar al máximo la información y consejos que podemos ofrecerte!

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS