Personas con letreros sobre el coronavirus, COVID-19, la nueva normalidad
Chad Morris
Por: chadmorris
Leelo en 10 minutos

Pronóstico post-COVID-19: la nueva normalidad

0 0
0
Blog_Banner_1

A medida que la economía estadounidense comienza a emerger gradualmente del cierre causado por el COVID-19, muchas personas comienzan a preguntarse regresará todo a la normalidad. 

Otros esperan una nueva normalidad, ya que, indudablemente, las cosas no pueden ser iguales a como eran antes… ¿cierto? 

Definitivamente estamos viviendo una situación sin precedentes, ya que esta pandemia ha traído una gran cantidad de cambios a nuestras vidas diarias. Pero cuando todo esto termine, ¿las cosas regresarán a la normalidad o habrá una nueva normalidad? 

¿Volverán las cosas a la normalidad?

No del todo.

Hasta que no se cree una nueva vacuna las cosas no se normalizaran. Incluso, después de eso, algunas cosas cambiarán permanentemente, por lo que nos enfrentaremos a una nueva normalidad. Esta nueva normalidad traerá cambios tanto en el comportamiento como en la confianza del consumidor. 

Y las empresas tendrán que adaptarse. 

Pero esto nos da la oportunidad de adaptarnos y salir de la crisis más fuertes e inteligentes. La nueva normalidad no es algo malo. Si bien el cambio puede dar miedo, podemos aprovechar esta oportunidad para reinventarnos y mejorar.

¿Cómo será la nueva normalidad?

Cuando la economía se recupere de la pandemia de coronavirus, estaremos en un mundo diferente. 

Esta nueva normalidad se traducirá en varias cosas:

  1. Un aumento de las medidas de seguridad en las tiendas físicas. Esto podría incluir controles de temperatura, distanciamiento social, mayores medidas de limpieza y pagos sin contacto. 
  2. Incertidumbre sobre el futuro. Algunos científicos y médicos ya han pronosticado una segunda ola de COVID-19 más adelante en el 2020. Esto podría hacer que algunos consumidores ahorren más y gasten menos. Por lo tanto, la nueva normalidad dará lugar a una nueva desaceleración económica. 
  3. Programas gubernamentales adicionales para ayudar a los negocios. Ya hemos la creación de programas de ayuda para pequeñas empresas, como el PPP y el EIDL. Incluso, el Congreso ya está considerando agregar más fondos a estos programas.
  4. Mayor dependencia de la tecnología. Este cambio se verá reflejado en los negocios y en la forma en que las personas interactúan entre sí. Las personas se sentirán más cómodas con el uso de herramientas de Internet, y esto también afectará la forma en que compran.

Cualquiera sea el aspecto de la nueva normalidad, definitivamente llegará tarde o temprano. Otros países que ya están reabriendo ya se están enfrentando a esta nueva normalidad. 

Estados Unidos ya está comenzando a reabrir

Los riesgos financieros y las oportunidades se presentarán gradualmente en la nueva normalidad porque la economía de Estados Unidos ya empezó a reabrir. El gobierno federal ha creado un plan de tres fases para lograrlo. Estas fases son:

  • Fase 1: las personas deben seguir practicando el distanciamiento social. Los grupos están limitados a 10 personas, y los solo viajes esenciales están permitidos. 
  • Fase 2: se permiten viajes no esenciales. Los grupos ahora pueden tener hasta 50 personas. Las poblaciones vulnerables deben continuar quedándose en casa.
  • Fase 3: los empleados ya no necesitan trabajar desde casa. Las personas vulnerables pueden aventurarse, pero deben continuar practicando el distanciamiento social. Se permiten grandes multitudes dentro de ciertas pautas. 

Algunos estados ya han comenzado a reabrir. Estos incluyen Texas, Florida, Arizona y Oklahoma. California en este momento sigue siendo restringida, aunque algunas empresas han comenzado a reabrir. 

Es importante que comiences a prepararte para la reapertura de tu negocio, para hacerlo, debes saber qué esperar de la nueva normalidad.

Podemos aprender de China

La pandemia de coronavirus comenzó en China y, como tal, el país está por delante de todos los demás, incluso en el tema de la reapertura. La economía china comenzó a reabrirse a mediados de abril, y posiciona a China como un excelente caso de estudio y modelo a seguir.

Las pequeñas y medianas empresas han vuelto a abrir sus puertas. Instituciones públicas como parques y bibliotecas se han reabierto en Beijing. 

Pero las cosas son diferentes. 

Las tiendas ahora venden productos en la acera para que los clientes no tengan que estar en espacios cerrados mientras compran. Muchas personas ahora caminan con un teléfono inteligente que tiene un código QR de color (verde, amarillo o rojo), que se requiere para ingresar o salir ciertos puntos de control. Otros países están siguiendo el ejemplo de China con esto

Aunque ningún gobierno local, estatal o federal en los EE. UU. ha adoptado dicha tecnología, lo más probable es que los gobiernos promulguen nuevas medidas para rastrear y prevenir la propagación de COVID-19. 

Riesgos y oportunidades de inversión en la nueva normalidad

A medida que la economía comience a recuperarse a lo largo del 2020, habrá riesgos y nuevas oportunidades. Algunas industrias lucharán en la nueva normalidad, mientras que otras prosperarán. 

La industria aerocomercial predice el futuro

Una de las víctimas de la epidemia de coronavirus ha sido la industria aerocomercial. Dado que las acciones de las aerolíneas disminuyeron más del 50% este año, los analistas predicen un lento retorno a los viajes aéreos. 

¿Por qué? 

La mayoría de los viajes están relacionados con los negocios, y las empresas han aprendido que las videollamadas son más económicas y convenientes. 

Una gran parte del público en general tampoco tomará vacaciones como medida de precaución, lo que ejerce una mayor presión a la baja en la industria aerocomercial. 

En medio de la caída del mercado de valores, Warren Buffett, uno de los magnates de negocios más famosos, vendió sus acciones de Southwest Airlines y Delta Air Lines. ¿Por qué? Él sabía que la nueva normalidad significará menos transporte aéreo por las razones ya explicadas. 

Toma el ejemplo de Warren Buffett: para tomar buenas decisiones de inversión necesitas investigar y ser cuidadoso. No todas las industrias se verán afectadas de la misma manera. 

Es vital que te mantengas informado para poder prosperar durante la nueva normalidad.

Las oportunidades serán muchas

A pesar de que hay industrias que no han tenido buenos resultados durante la pandemia, muchas otras han tenido un desempeño superior. Por ejemplo, muchas empresas de tecnología han experimentado aumentos en los ingresos y el número de clientes. El precio de las acciones de Zoom ha duplicado su precio. Y el Nasdaq está en territorio positivo para el año. 

La nueva normalidad presentará muchas oportunidades para adaptarse y tomar decisiones de inversión a largo plazo que pueden producir buenos rendimientos en el futuro. 

Por ejemplo, las hipotecas ahora tienen algunas de las tasas de interés más bajas de la historia. Si alguna vez pensaste en refinanciar una casa, ahora podría ser un buen momento. 

La nueva normalidad de los consumidores

La búsqueda de la vacuna

Si bien la planificación gubernamental puede ayudar a reiniciar la economía, lo que el mundo necesita es una vacuna contra el coronavirus. Tal medicina evitará futuras infecciones, permitiendo que la economía continúe sin interrupción. Además, la creación de un tratamiento efectivo ayudaría a las personas a recuperarse rápidamente cuando se infecten.

Hasta que se desarrollen tratamientos efectivos, la recuperación económica no estará completa. Y para cuando lleguen los medicamentos, el mundo ya será un lugar diferente.

La confianza del consumidor

Desde el inicio de COVID-19 en Estados Unidos, la confianza del consumidor se ha reducido, ya que el público siente gran incertidumbre con respecto al futuro.

Los consumidores han reducido sus gastos y están cambiando la forma en que compran: las tiendas en línea, la entrega a domicilio y el distanciamiento social son la norma hoy en día. Esto ha afectado a millones de pequeñas empresas, que esperan con impaciencia la reapertura de la economía.

Pero muchos estadounidenses planean seguir tomando precauciones hasta que estén 100% seguros de que salir no representa un riesgo (incluso si el Gobierno ya ha levantado todas las restricciones). Es por eso que una vacuna contra el coronavirus (y un tratamiento) ayudarán a aumentar la confianza del consumidor, ya que les daría la tranquilidad que necesitan.

Y si bien la vacuna ayudará a fortalecer la economía, algunos de los nuevos comportamientos digitales definitivamente se mantendrán.

Prepararse para la nueva normalidad

Hacer cambios en tu vida y tu negocio puede ayudarte a prepararte para ese nuevo mundo. 

Lo importante es ver el brote de coronavirus, no como un momento de retroceso o pánico, sino como una oportunidad de buscar nuevas oportunidades y adaptación para un mundo nuevo. 

Para obtener más información sobre cómo tu pequeña empresa puede sobrevivir e incluso prosperar en la nueva normalidad, suscríbete a nuestro newsletter gratuito de COVID-19:

ADD_THIS_TEXT

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS