Edson Karisa
Por: edsonkarisa
Leelo en 12 minutos

Problemas de flujo de efectivo y soluciones

0 0
0
Blog_Banner_1

Todos los negocios en algún momento sufren problemas de flujo de efectivo.

Necesitas saber cómo manejarlos antes de que se salgan de control para que tu negocio no tenga problemas financieros graves. ¿No sería fabuloso conocer los problemas que pueden surgir para solucionarlos antes de que ocurran? Aquí tienes una lista de los problemas más comunes de flujo de efectivo que afrontan los dueños de pequeñas empresas, con sus soluciones correspondientes. Antes de empezar, asegúrate también de que comprendes la diferencia entre flujo de efectivo y ganancias.

Los problemas de flujo de efectivo más comunes y cómo resolverlos

Muchas empresas no tienen ingresos constantes a lo largo del año: experimentan ventas altas durante ciertos meses, mientras que el resto del año apenas sobreviven. También existen los gastos repentinos o los pagos atrasados. Todo esto conduce a problemas de flujo de efectivo.

Es importante entender los problemas de flujo de efectivo que tu empresa puede estar experimentando para encontrar así la solución perfecta.

Aquí tienes algunos de los problemas de flujo de efectivo más comunes  y sus soluciones:

1. Empresas nuevas que no tienen ingresos suficientes para pagar sus cuentas

El problema:

Es normal que las empresas más jóvenes incurran en pérdidas durante su primer año (o par de años). Se necesitan fondos para comprar equipo adicional, para pagar a los empleados, para el alquiler, la publicidad y la producción… es común que todos estos gastos superen a los ingresos.

En pocas palabras: hay más efectivo saliendo que efectivo entrando. Por lo tanto, no hay dinero para aprovechar oportunidades de crecimiento.

La solución:

Una inyección de dinero es una solución ideal para una empresa que experimenta estas dificultades. Puedes obtener dinero adicional a través de un préstamo comercial, una vez que hayas estado operando tu negocio durante el tiempo mínimo requerido por el prestamista. La mayoría de prestamistas requieren dos años en operaciones, pero este tiempo se reduce a nueve meses en el caso de prestamistas alternativos como Camino Financial. Otras fuentes de financiamiento pueden ser la familia o amigos, los ahorros personales, o una línea de crédito, entre otros. Aquí encontrarás una lista completa de fuentes de capital y alternativas a los préstamos comerciales.

2. Empresas que no reciben su pago hasta que el trabajo o proyecto haya terminado

El problema:

No recibir el pago hasta que hayas terminado el proyecto en el estás trabajando reduce significativamente tu entrada de efectivo.

Necesitas dinero a mano para pagar a tus empleados, comprar materiales, pagar el alquiler, el transporte y gastar en otros artículos diversos, pero como no entra dinero, resulta difícil cumplir con algunas de estas obligaciones. Es común que las compañías de construcción enfrenten este tipo de situación.

La solución:

Puedes obtener una línea de crédito para poder pagar tus facturas o a tus empleados. Cuando recibas el pago por el proyecto, podrás pagar la línea de crédito. Otra opción para obtener efectivo recurrir a un préstamo que te ayude a disponer de efectivo mientras esperas a que tus clientes te paguen. ¿Estás en la industria de la construcción? Como hemos comentado, este sector es de los que más problemas de flujo de efectivo sufren, causados por la demora en los pagos de sus clientes. Si ese es tu caso, lee Cómo aumentar el flujo de efectivo en tu empresa de construcción.

También puedes intentar hablar con tus clientes y establecer diferentes plazos de pago: tal vez estén de acuerdo en darte un anticipo cuando comiences a trabajar y el resto al finalizar. Aquí encontrarás la información que necesitas para establecer plazos de pago justos y satisfactorios tanto para ti como para tus clientes.

3. Altos gastos generales

El problema:

Los gastos como facturas telefónicas, el alquiler o los servicios públicos se conocen como gastos generales. No surgen durante la creación de un producto o servicio, sino que son inevitable por el simple hecho de tener un negocio. Si los gatos generales son más altos que los ingresos del negocio, tu flujo de efectivo se verá afectado.

La solución:

Debes analizar tus gastos generales para que puedas reducir los costos al eliminar los que no sean necesarios. De esta manera, tus gastos generales bajarán, por lo que no afectarán negativamente el flujo de efectivo de la empresa.

4. Mala contabilidad y gestión financiera

El problema:

Pequeños errores en la contabilidad pueden causar serios problemas financieros. La mala contabilidad puede afectar a las ventas, las ganancias, los pagos y la nómina.

No prestarle atención a la contabilidad puede tener un impacto negativo en los flujos de efectivo.

La solución:

Un contable, incluso en una pequeña empresa, puede ayudarte con la gestión financiera y los problemas de contabilidad. Un contable se asegurará de que todas las transacciones sean correctas y de que el dinero fluya de manera correcta. Cada moneda que se gaste o se reciba se contabilizará.

Hay muchas maneras en que un contable puede ayudar a la gestión del flujo de efectivo de tu empresa.

5. Demasiado inventario

El problema:

Este es un problema común para los revendedores y fabricantes que tienen en su almacén uno o más productos diferentes. Ocurre cuando se produce o se compra demasiado de un producto. El producto termina en los estantes de la empresa (es decir, no se vende), reduciendo así la entrada de efectivo.

La solución:

Para los fabricantes, el número de productos en el almacén debe coincidir con su volumen de producción, el efectivo disponible, las capacidades de los proveedores y el pronóstico de ventas.

Para revendedores, en vez de comprar grandes cantidades, es aconsejable comprar productos que se puedan vender en poco tiempo, y solo volver a comprarle al proveedor cuanto ya no se disponga de productos.

6. Ofrecer demasiado crédito

El problema:

Ofrecer crédito puede incentivar a tus  clientes a comprarte más. Y aunque es una excelente manera de aumentar tus ganancias, demasiado crédito reducirá tu flujo de efectivo. De hecho, ofrecer demasiado crédito y por un tiempo demasiado prolongado puede ser fatal para las pequeñas empresas.

La solución:

No proporciones crédito a todos tus clientes en todas sus transacciones, especialmente a los clientes nuevos. Antes de ofrecer crédito, haz una consulta de crédito de tu cliente para asegurarte de que siempre paga a tiempo a sus otros proveedores. A través de un buen sistema de archivo, puedes hacer un seguimiento de los deudores para estar al tanto de los pagos atrasados y también controlar el flujo de efectivo. Limitar el crédito que ofreces a tus clientes es solo una manera de las tantas que hay para manejar correctamente tu sistema de cuentas por cobrar. Aquí tienes hasta 14 formas más de mejorar el sistema de cuentas por cobrar de tu empresa.

7. Exceso de deuda

El problema:

Si tus clientes no pagan por sus productos o servicios, puedes terminar con un exceso de deuda. Esto reduce el flujo de efectivo y, para empeorar la situación, evitará que puedas pagar tus propias cuentas o cubrir los costos de producción.

La solución:

Antes de otorgar crédito a tus clientes, conoce quién puede pagar y quién no. Proporciona mejores condiciones solo a los clientes con buen crédito. Asegúrate de que los clientes que no tienen un buen historial paguen antes de obtener los productos o servicios.

8. Demandas por temporada

El problema:

Hay negocios cuyas ventas suben y bajan dependiendo de la temporada. Cuando las demandas son altas, los ingresos también son altos. Durante las otras temporadas, la empresa recibe pocos ingresos o simplemente no los recibe.

En este tipo de empresas, los problemas de flujo de efectivo ocurren durante las temporadas con baja demanda.

La solución:

Crear y utilizar un presupuesto es clave para este tipo de negocios con flujo de efectivo cíclico. Un presupuesto anual te ayudará a saber cuánto dinero necesitarás cada mes para atender las facturas recurrentes. Ahorra dinero durante los meses con altos ingresos: de esta manera, podrás pagar los gastos generales durante los meses de bajos ingresos.

Además, los estados de flujo de efectivo mensuales te ayudarán a conocer tu liquidez para que puedas buscar efectivo adicional si es necesario.

9. Malos márgenes brutos

El problema:

Los malos márgenes brutos ocurren cuando una empresa vende sus productos o servicios a precios bajos y, a fin de mes, se quedan con márgenes de ganancia muy pequeños o, en ocasiones, negativos. Esto suele ocurrir en industrias muy competitivas se esfuerzan por mantener sus precios lo más reducidos posibles para atraer a más clientes que la competencia.

La solución:

¿Qué hacer si estás en una industria así? Primero, analiza tus servicios o productos para que conozcas todos los costos que implica proporcionarlos o producirlos. Saber cuánto cuesta exactamente tu producto o servicio te ayudará (cuando sea posible) a aumentar tus precio.

10. Muchas ventas pero clientes que tardan mucho en pagar

El problema:

Los pagos atrasados son el riesgo más significativo para tu flujo de efectivo. Si no recibes dinero a tiempo de tus cleintes, no tendrás fondos para pagar las facturas de la empresa y cubrir los gastos operativos. Te será muy difícil pagar todas tus deudas si no recibes dinero durante un período prolongado.

La solución:

Aplica mejores prácticas en tu sistema de facturación. Lo puedes lograr a través de soluciones de pagos electrónicos así como de software basado en la nube, que ofrece instrumentos de facturación que te ahorrarán tiempo y optimizarán tu flujo de efectivo. Además, estas herramientas proporcionan muchas formas de pago y te dan acceso a informes y registros de facturas. Por último, el período de recolección será más corto.

No permitas que los problemas de flujo de efectivo detengan tu negocio

Una empresa debe tener dinero para operar, ya que el efectivo es la «sangre» de todo negocio. Por lo tanto, debes darle la atención necesaria a la administración del flujo de efectivo.

No importa si tienes un gran modelo de negocios, si es rentable y si tiene muchos inversores. Lo cierto es que si no hay un buen flujo de efectivo, la empresa no podrá sobrevivir.

Afortunadamente y como has podido leer, existen varias formas de solucionar los problemas de flujo de efectivo más comunes. ¿Necesitas más consejos? Solo tienes que seguir leyendo Cómo mejorar el flujo de efectivo de tu pequeña empresa.

Y no olvides que muchos problemas de flujo de efectivo se resuelven buscando capital adicional. En Camino Financial, puedes acceder a un préstamo comercial rápidamente (generalmente en un periodo de 4 a 10 días). Nuestros requisitos son flexibles y te brindamos términos razonables. ¡Solicita ya un préstamo comercial y despídete de los problemas de flujo de efectivo!

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS