Empresaria inmigrantes: dueña de panadería sonriente cargando una bandeja de productos recién horneados. Concepto: préstamos para inmigrantes.
Por: omunoz
Leelo en 17 minutos

Préstamos comerciales para inmigrantes en Estados Unidos

1 0
0
Blog_Banner_1

Por décadas, los inmigrantes han impulsado la economía de los Estados Unidos. Las cifras son contundentes en este sentido. Un reporte de la Asociación para una Nueva Economía Americana encontró que en el 2011 la población inmigrante representaba el 28 por ciento de los nuevos pequeños negocios.

Pero aún hay más. Entre los años 2000 y 2013, el 48 por ciento del crecimiento  en la propiedad de las empresas estadounidenses fue atribuido a inmigrantes. Estos datos dan a entender que existe un enorme potencial en el impacto que esta población puede tener en la creación de pequeñas empresas, y en la economía del país en general.

Empezar y sostener un negocio en Estados Unidos es todo un desafío, incluso para quienes nacieron aquí. Y si no eres un ciudadano americano, es más difícil mantener tu empresa financieramente estable. ¿Por qué? Aunque existen barreras culturales y lingüísticas que hacen más difícil la comprensión de ciertos procesos y requisitos, en realidad comenzar un negocio es igual de fácil para aquellos empresarios que no cuenten con un Número de Seguro Social como los ciudadanos norteamericanos. El problema y la dificultad real reside en la posibilidad de acceder a capital. Las fuentes de capital son más limitadas para los indocumentados: como veremos más adelante, muchas instituciones financieras se muestran reacias a prestar capital a inmigrantes indocumentados sin número de seguro social.

Sin embargo, no es imposible, y para los inmigrantes existen oportunidades de financiamiento para convertir en realidad su sueño americano. Existen organizaciones y compañías que comprenden los retos asociados a ser un empresario inmigrante en EEUU, y a la vez son conscientes de su potencial, por lo que se muestran entusiasmadas de poder trabajar con ellos.

¿Si soy inmigrante, puedo acceder a un crédito en los Estados Unidos?

Sí, sí puedes. Como inmigrante documentado (con algún tipo de visa y con Número de Seguro Social) esto no debería presentar ningún problema. Pero también los inmigrantes indocumentados pueden acceder a crédito. Para ello necesitan un ITIN (lo explicamos más adelante). Ten en cuenta que las opciones de préstamo son más limitadas para aquellos que solo cuentan con un ITIN (muchos prestamistas prefieren que se presente un Número de Seguro Social). Siempre hay alternativas: Camino Financial es un prestamista alternativo que ofrece préstamos comerciales tanto a empresarios con Número de Seguro Social como son solo un ITIN.

En otros casos, el proceso de solicitud dependerá del prestamista y del tipo de crédito que elijas. Generalmente, quienes no son residentes deben adjuntar documentos que comprueben que viven legalmente en los Estados Unidos.

También es posible que tengas que presentar tu solicitud firmada por un fiador, si no tienes todavía un puntaje de crédito.

Requisitos para solicitar un préstamo como inmigrante

Ofrecer crédito a inmigrantes es un asunto controversial, y por este motivo algunos prestamistas prefieren no hacerlo, incluso con un fiador de por medio. No obstante, aquellos prestamistas tradicionales que sí están dispuestos a prestarle dinero los inmigrantes exigen el cumplimiento de algunos requisitos. Estos son los más comunes (de nuevo, recuerda que los dos primeros no son necesarios con Camino Financial):

  • Un Número de Seguro Social.
  • Ciertos tipos de Visa. Algunos prestamistas eligen prestarles a inmigrantes con diferentes clases de visa, como la TN, E, J-1, H1-B, y la visa del tipo O.
  • Un Número de Identificación Individual de Contribuyente o ITIN. Pedir un préstamo puede ser todo un reto para inmigrantes sin un número de Seguro Social. Si esta es tu situación, debes solicitar un número ITIN al Servicio de Rentas Internas.

¿Qué es un ITIN?

El Número de Identificación Individual de Contribuyente o ITIN es expedido a personas que necesitan un número de identificación como contribuyentes, pero que no son candidatos elegibles para recibir un número de Seguro Social.

Para solicitar un número ITIN debes diligenciar un formulario. Luego, debes enviarlo por correo, o llevarlo en persona a una oficina de ayuda al contribuyente del IRS. También lo puedes llevar a un agente de aceptación autorizado por el Servicio de Rentas Internas.

Con el formulario de solicitud tienes que incluir una prueba de tu identidad: tu pasaporte o licencia de conducir será suficiente. Tras enviar tu solicitud, en unas seis semanas recibirás una carta del IRS con tu número ITIN.

Aprende en cinco pasos cómo solicitar tu número ITIN, y descubre otras de sus ventajas.

Camino Financial es uno de los pocos prestamistas dispuestos a concederte un crédito solo con un Número de Identificación Individual de Contribuyente. Esta es una gran oportunidad para inmigrantes indocumentados que necesitan capitalizar sus negocios. Si solo tienes un número ITIN y quieres solicitar un préstamo, lee cómo conseguir préstamos ITIN para financiar tu negocio.

Y sobre todo ten en cuenta lo siguiente: lo que te hemos presentado en este apartado se refiere a los documentos necesarios para probar tu identidad. Cualquier prestamista te exigirá otra serie de requisitos para acceder a un préstamo comercial.

Accede aquí a una lista completa de los requisitos más comunes para un préstamo comercial.

Obtén aquí una lista completa de los documentos que le deberás presentar a tu prestamista.

¿Necesito un historial crediticio para solicitar un préstamo?

Para conceder un préstamo los bancos verifican el historial de crédito del prestatario, pero estos antecedentes resultan imposibles de demostrar para quienes nunca han accedido a un préstamo o no han tenido una tarjeta de crédito, por ser inmigrantes recién llegados a Estados Unidos.

Un inmigrante debe empezar a construir su historial crediticio desde cero en un nuevo país. Por esta razón, es muy difícil que pueda acceder a créditos, hipotecas o tarjetas de crédito hasta después de haber trabajado en ese país, con un ingreso estable, durante varios años.

Además, tu historial debe reflejar un puntaje de crédito alto. Cuanto más alta sea esta calificación, mayores posibilidades tendrás de acceder a un préstamo y de que recibas términos e intereses más favorables.

Pasar de no tener un historial de crédito a tener un puntaje alto toma tiempo. Sigue estos consejos para lograrlo más rápido:

  1. Abre una cuenta. Además de abrir una cuenta en el banco de tu elección, solicita una tarjeta de crédito asegurada, es decir, que esté respaldada por los fondos que depositas en una cuenta.
  2. Automatiza tus pagos. Paga de forma automática a través de tu banco todas tus facturas. Así te asegurarás de pagar siempre a tiempo, desde los servicios públicos hasta un crédito.
  3. Sácale provecho a una tarjeta de crédito. Si tienes una tarjeta de crédito internacional expedida en tu país de origen, es posible que le puedas pedir al banco que te emita una tarjeta de crédito de Estados Unidos.
  4. Trata de que el pago de tu alquiler sea reportado. Haz que tu arrendador reporte los pagos de la renta a Experian, una de las más importantes agencias de crédito.
  5. Como alternativa, puedes solicitar un préstamo personal de Camino Financial, respaldado por Lendify. Los préstamos personales cuentan con menos requisitos que los comerciales y son una excelente manera de obtener una cantidad de dinero relativamente pequeña para tu negocio (entre $300 y $4,000), de obtenerla rápidamente, y de construir así tu historial de crédito para acceder de ahí en adelante a otros tipos de crédito.

Tipos de crédito comercial para inmigrantes

Los prestamistas que ofrecen crédito a inmigrantes cuentan con diferentes opciones diferentes, pensadas en  tus retos y necesidades específicas. particulares. Puedes usar estos préstamos para distintos fines, desde cubrir tus necesidades básicas, hasta financiar tu propio negocio. Estos son los préstamos comerciales más relevantes para los inmigrantes:

Préstamos a corto plazo. El tiempo para pagar los préstamos a corto plazo, como su nombre indica, es breve: por lo general de menos de 18 meses, y en algunos casos inferior a un año.

Los requisitos para solicitar este tipo de crédito no son tan estrictos como los de préstamos con mayores plazos, convirtiéndolos en una muy buena opción para inmigrantes sin un historial crediticio.

Aunque son ideales para emprendedores sin mucha experiencia en los negocios, los pagos frecuentes de la deuda, y las tasas de interés más altas que en otros créditos, pueden afectar las finanzas de nuevas empresas sin un flujo de caja estable.

Préstamos para equipo. Esta alternativa de financiación se enfoca en negocios con una alta demanda de equipos y herramientas, como talleres, restaurantes, empresas manufactureras o salones de belleza.

Estos créditos resultan muy convenientes para inmigrantes que apenas empiezan con sus negocios, porque la garantía para acceder a esta forma de financiamiento está incluida en el mismo préstamo. Esto quiere decir que no tendrás que ofrecer tus activos personales como garantía.

Para conseguir uno de estos préstamos tendrás que presentar una cotización del equipo, tu historial de crédito, y otros documentos del negocio. La duración de estos préstamos está determinada por la vida útil del equipo.

Anticipos de efectivo para comerciantes. Aunque no es un préstamo en sí, con este tipo de financiamiento una compañía financiera te da la posibilidad de acceder a dinero en efectivo. A cambio, tendrás que pagarle un porcentaje de tus ventas con tarjetas de crédito y débito, además de una tarifa.

Son una forma rápida de conseguir dinero para financiar en el corto plazo los gastos de tu negocio. No necesitas ofrecer una garantía, ni tampoco requieres de un puntaje de crédito alto.

Para acceder a estos anticipos de efectivo debes hacer tu solicitud en línea. Como requisitos, tienes que presentar a estas agencias financieras tu licencia de conducción, estados de cuenta bancarios, declaraciones de impuestos, y tu puntaje de crédito, entre otros documentos.

Aunque el proceso de solicitud y aprobación son sencillos, los anticipos de efectivo son uno de los productos de financiación con los costos más altos.

Préstamos personales. También puedes usar un préstamo personal para financiar tu negocio. Como hemos explicado antes, los préstamos personales son una alternativa rápida y sencilla de obtener fondos que puedes invertir en tu empresa, aunque deberás considerar si la cantidad de capital (que suele ser bastante menor que en otros tipos de financiamiento) es suficiente para cubrir tus necesidades.

¿Cuáles son las mejores opciones de prestamistas para los inmigrantes?

Acabamos de ver los diferentes tipos de crédito que mejor se pueden adaptar a la situación específica de los inmigrantes, pero, ¿a dónde acudir para solicitar un préstamo? En otras palabras, como inmigrante ¿cuáles son los mejores prestamistas?

Las cooperativas de crédito son una buena opción. Proporcionan asistencia a la comunidad de inmigrantes, que tradicionalmente evita recurrir a los bancos por sus requisitos más estrictos y la necesidad de Número de Seguro Social. Entre las ayudas que ofrecen estas cooperativas se incluyen, por supuesto, los préstamos, a los que se puede acceder cumpliendo requisitos básicos, como presentar registros del alquiler o facturas de los servicios públicos, además de un ITIN.

Los prestamistas en línea son otra alternativa cada día más popular. Puede ser una opción más rápida y conveniente que un banco, además de con unos requisitos mucho menos estrictos. Es posible comparar tarifas y solicitar un préstamo sin salir de tu casa, obtener una respuesta a tu solicitud en cuestión de minutos, y recibir el dinero directamente en tu cuenta bancaria en unos pocos días. En Camino Financial el proceso es rápido y completamente en línea. No necesitas Número de Seguro Social: con tu ITIN es suficiente.

Subvenciones comerciales para inmigrantes

Para los inmigrantes, una forma de acceder a fuentes de financiamiento es mediante subvenciones comerciales o becas. Generalmente, estas subvenciones se entregan a través de organizaciones sin ánimo de lucro o gobiernos estatales. Los recursos pueden ser usados para iniciar un negocio, y están disponibles para individuos o grupos.

Estas subvenciones resultan más atractivas que un préstamo, pues los beneficiarios no tienen que devolver el dinero. Esto hace que haya mucha competencia para acceder a estos auxilios, y que el proceso de solicitud sea difícil.

Estas son algunas de las subvenciones comerciales a las que pueden acceder los inmigrantes:

Programa Alternativo Wilson/Fish para Refugiados. Este es un programa de asistencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, que promueve iniciativas para proporcionar empleo, dinero en efectivo, y otras formas de asistencia a los inmigrantes de ciertos países. Estas ayudas son entregadas a través de los estados, agencias de reasentamiento voluntario, y organizaciones de reasentamiento sin ánimo de lucro. Para recibir ayuda de este programa, los inmigrantes deben demostrar su estatus migratorio, o presentar una carta de asilo.

Programa de Desarrollo de Microempresas para Refugiados. Este programa también está a cargo del Departamento de Salud y Servicios Humanos, y fue creado para ayudar a inmigrantes a crear sus propios negocios o expandirlos. Además de facilitar dinero, este programa también ofrece capacitación en áreas clave para las empresas, como contabilidad, mercadeo y administración.

Subvenciones para el Desarrollo de Negocios Rurales. Es un programa que pueden aprovechar quienes viven en áreas rurales, y que no necesariamente se dediquen a la agricultura. Estas subvenciones son administradas por el Departamento de Agricultura y Desarrollo Rural de los Estados Unidos. El programa ofrece asistencia mediante capital de trabajo, capacitación y bienes raíces, entre otros recursos. Solo pueden acceder a él empresas con menos de cincuenta empleados, y cuyos ingresos no superen $1 millón.

Considera un préstamo comercial de Camino Financial

El proceso para solicitar un préstamo comercial con Camino Financial es muy fácil; como inmigrante, solo necesitas presentar tu ITIN. Además, no necesitas presentar aval ni contar con un amplio historial de crédito. Nuestros préstamos oscilan entre $5,000 y $400,000, para adaptarse a cualquiera de tus necesidades comerciales. El término o duración varía entre 24 y 60 meses: puedes así elegir el plazo con el que te sientas más cómodo. Otro beneficio de nuestros préstamos comerciales es que tras 9 meses de realizar tus pagos a tiempo, puedes optar por otro préstamo con mejores términos y tasas de interés. ¡Así si es posible hacer que tu negocio progrese en Estados Unidos!

Estos son los pasos a seguir para solicitar un préstamo comercial con nosotros:

  1. Completa una solicitud en línea muy breve. Sabrás al instante si calificas.
  2. Un especialista en préstamos comerciales se comunicará contigo para asesorarte y recomendarte el tipo de préstamo que mejor se adapta a tus necesidades. Durante esta etapa del proceso debes autorizar a Camino Financial a descargar tu actividad bancaria más reciente.
  3. Estos son los demás documentos que deberás presentar:
  • Prueba del registro de la empresa
  • Licencias y permisos
  • Declaraciones de impuestos del último año (en préstamos superiores a $50,000)
  • EIN o ITIN en su defecto
  1. Firma el contrato del préstamo y recibe el dinero directamente en la cuenta bancaria de tu negocio. ¡Puedes recibir los fondos que necesitas entre 4 y 10 días hábiles!.

Como has visto, siempre cuentas con alternativas. Independientemente de tu estado migratorio, puedes solicitar hoy mismo un préstamo comercial de Camino Financial que hacer crecer tu negocio.

 

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS