Mano escribiendo "debt" (deuda) sobre una tarjeta de crédito, para expresar la preferencia de los préstamos comerciales a corto plazo sobre las tarjetas de crédito
Por: rkapur
Leelo en 10 minutos

Préstamos a corto plazo o tarjetas de crédito: ¿cuál elegir?

0 0
0

Todo dueño de una pequeña empresa sabe lo importante que es tener acceso inmediato a fondos. En el momento menos inesperado puede surgir una oportunidad que podría aumentar las ganancias de tu empresa. Pero quizá requiera una inversión sustancial. Los préstamos a corto plazo o las tarjetas de crédito pueden ser opciones de financiamiento viables para financiar estas oportunidades.

Considera una situación en la que tengas la oportunidad de comprar inventario a precios bajísimos. O bien, puedes necesitar efectivo para una serie de iniciativas de marketing. El costo inmediato de participar en una feria comercial o de publicar una serie de anuncios en el periódico local podría ser elevado, pero estás convencido de que, a largo plazo, recompensará con creces a tu empresa.

¿Cómo puedes recaudar lo antes posible el dinero que tu negocio necesita?

Dos fuentes de financiación empresarial a las que recurren muchos empresarios son los préstamos comerciales a corto plazo y las tarjetas de crédito. Ambos pueden ser excelentes fuentes de crédito comercial. Pero debes recordar que estas dos opciones de financiamiento tienen características muy diferentes. Si entiendes cómo funcionan los préstamos comerciales a corto plazo y las tarjetas de crédito, y los utilizas de la manera correcta, tu negocio puede obtener ganancias extraordinarias.

Sin embargo, elegir la fuente inadecuada de financiamiento podría resultar en elevados intereses, una menor rentabilidad y, posiblemente, una disminución en tu puntaje de crédito.

Intentemos comprender por tanto las características de estas opciones de financiación y veamos cómo las debes utilizar para sacar el mayor provecho.

Préstamos comerciales a corto plazo

Este producto financiero es uno de los favoritos entre los empresarios que desean obtener efectivo rápidamente y con tasas de interés razonables. Los préstamos comerciales a corto plazo generalmente cuestan entre 1% por mes y 2.25% por mes. El reembolso se hace en pagos mensuales durante un período que oscila entre 24 y 60 meses.

Una ventaja de un préstamo a corto plazo es la rapidez del proceso. De hecho, es posible completar una parte importante de la solicitud del préstamo en línea. Esto es rápido y conveniente, y ni siquiera necesitas visitar la oficina del prestamista. Sin embargo, debes asegurarte de tomar las precauciones básicas necesarias para protegerte contra el fraude en línea.

Entonces, ¿cuándo conviene solicitar un préstamo a corto plazo? Si los siguientes puntos se ajustan a tu situación, los préstamos para pequeñas empresas de este tipo pueden ser para ti una opción adecuada.

¿Cuándo me conviene un préstamo a corto plazo?

  • Si necesitas una suma de efectivo rápidamente: un préstamo comercial a corto plazo puede proporcionarte el dinero que necesitas para aprovecharte de una nueva oportunidad comercial. Es un tipo de financiación a plazo reembolsable en un período fijo.
  • Si no deseas un préstamo que conlleva términos y condiciones confusos: en otras palabras, si eres el tipo de persona a la que le gusta comprender la naturaleza exacta de lo que acepta antes de firmar en la línea punteada. En este sentido, los préstamos a corto plazo son más fáciles. Puedes leer aquí más sobre los llamados “Préstamos comerciales fáciles“.
  • Si deseas estar seguro de poder cumplir con tus pagos: un préstamo comercial a corto plazo te asegurará que no recibes sorpresas desagradables. Desde el primer día, sabrás exactamente cuánto debes pagar cada mes. También sabrás la cantidad precisa de meses durante los que debes continuar tus pagos.

Los propietarios de pequeñas empresas a menudo se sienten confundidos acerca de la cantidad de dinero que deben pedir prestado. La clave aquí es que el monto de tu préstamo no exceda una suma que no puedas pagar fácilmente. Para decirlo de otra manera, debes estar muy seguro de que puedes pagar la cuota mensual con la que te estás comprometiendo.

Una precaución que puedes tomar es mantener un “colchón de emergencia”. Si estás seguro de poder pagar $1,000 por mes a tu prestamista, limita tu cuota mensual a un poco menos, digamos $800. Es decir, limita esta cantidad al 80% de lo que puedes pagar realmente. También puede ser una buena idea ampliar el período del préstamo. Esto reducirá tus pagos mensuales así como la posibilidad de incumplimiento.

Si te resulta confuso calcular tus pagos mensuales tomando como base diferentes cantidades totales del préstamo y diferentes duraciones, te recomendamos usar esta práctica Calculadora de préstamos comerciales.

¿Cómo puedes saber si cumples los requisitos para un préstamo comercial a corto plazo? A continuación tienes una serie de requisitos que tu prestamista te puede pedir.

Requisitos para solicitar un préstamo comercial a corto plazo

  • Tu negocio debe llevar funcionando durante un mínimo de nueve meses. Un año o más es mejor.
  • Tus ingresos deben ser de al menos $30,000 o más al año.
  • Los pagos de tus deudas están al día y no has reportado bancarrota durante el pasado año.

 

Tarjetas de crédito comerciales

Recuerda que los fondos a los que accedes a través de una tarjeta de crédito comercial generalmente no se usan igual que el dinero de un préstamo a corto plazo. Una tarjeta de crédito es similar a una línea de crédito. Puedes aprovecharla cuando la necesites y pagar cuando tengas liquidez. Es una de las mejores maneras de cumplir con las brechas de flujo de efectivo en tu negocio.

Esta flexibilidad es una de sus mayores ventajas. Tienes el dinero disponible para usarlo cuando lo desees y pagas intereses solo por el periodo durante el que utilizas los fondos que solicitas.

Pero debes tener en cuenta que los beneficios que conlleva una tarjeta de crédito tienen un costo. Aunque las tasas pueden variar, debes esperar pagar una tasa de interés significativamente más alta sobre el saldo pendiente de tu tarjeta de crédito en comparación con los intereses de un préstamo comercial a corto plazo.

¿Cuánto puedes esperar pagar por el saldo pendiente de tu tarjeta de crédito? Un artículo reciente en Forbes de Diana Hembree, periodista que trata la protección al consumidor y el fraude, señala que si tienes un puntaje crediticio bajo, tu tasa de interés anual en tu tarjeta de crédito comercial podría ser del 29% o incluso más.

Entonces, ¿bajo qué circunstancias tiene sentido usar una tarjeta de crédito comercial? Aquí hay varios gastos para los que puedes usar tu tarjeta. De hecho, podría ser aconsejable maximizar el uso de tu tarjeta (siempre y cuando no incurras en costos de intereses adicionales) porque podrías ganar puntos de recompensa así como devoluciones en efectivo.

Cuándo usar y cuándo no usar una tarjeta de crédito comercial

  • Usa tu tarjeta de crédito si estás seguro de poder pagar antes de la próxima fecha de vencimiento.
  • Usa tu tarjeta para emergencias que requieran efectivo. Si bien el costo puede ser alto, al menos podrás cumplir con tus obligaciones financieras. Sin embargo, si necesitas hacer esto regularmente, debes buscar una opción de financiamiento a largo plazo de menor costo.

Pero NO uses tu tarjeta de crédito para:

  • Comprar activos que requieran capital como maquinaria o equipo. Si lo haces, es muy probable que la mayoría de tus ganancias se vayan en los intereses de la tarjeta de crédito.
  • Obtener cualquier cantidad que no puedas pagar en la próxima fecha de extracto. También debes recordar que si el saldo pendiente de tu tarjeta de crédito supera el 30% de tu límite de crédito, esto podría afectar tu puntaje crediticio.

Otro problema con las tarjetas de crédito es que puedes tener que pagar varios tipos de tarifas: cuotas anuales, cargos por adelanto en efectivo, cargos por pagos atrasados ​​y penalizaciones por excederte de la cantidad de la tarjeta. Además, la tasa de interés que pagas en tu saldo pendiente puede regirse por la tasa preferencial. Esto puede provocar que tu tasa cambie cada vez que cambie la tasa preferencial.

Entonces, ¿cuál de las dos opciones es la mejor para mi empresa?

Si deseas devolver el dinero que pides prestado en un período de dos a cinco años, un préstamo comercial a corto plazo es sin duda mejor. Los préstamos comerciales también tienen otras ventajas. Por lo general, son una forma de préstamos menos costosa que las tarjetas de crédito. Además, tus pagos mensuales y el período de duración del préstamo son fijos. Esto puede ayudarte a planificar mejor tu flujo de efectivo y a calcular fácilmente si vas a poder hacer los pagos.

Las tarjetas de crédito también tienen su parte ventajosa. Pueden proporcionarte efectivo de emergencia para ayudarte en los períodos de escasez. Pero no olvides que esta es una opción de alto costo que debe usar solo cuando sea necesario.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?