Italia Martinez Vallejo
Por: imartinezvallejo
Leelo en 8 minutos

¿Es un préstamo comercial lo más adecuado para tu empresa?

0 0
0

Los comienzos siempre son duros, y si eres dueño de una pequeña empresa, eso lo sabes mejor que nadie. Conseguir fondos para tu negocio parece otra complicación añadida. Pero conveniente hacer una investigación a fondo y un análisis para determinar si necesitas un préstamo y si ese préstamo es el más adecuado para ti.

De acuerdo con una encuesta llevada a cabo por la Electronic Transaction Association (ETA)  las pequeñas empresas piden un promedio de tres préstamos a lo largo de cinco años. El 54% de los dueños de pequeñas empresas entrevistados dijeron que usaban el préstamo para comprar equipo de trabajo, mientras que el 51% lo usaban para comprar inventario. Pero la verdad es que puede haber muchas otras razones por las que podrías necesitar un préstamo comercial y de igual manera, hay diferentes tipos de préstamos que se pueden adaptar a tus necesidades.

Puedes conseguir préstamos en diversas entidades: gobierno, bancos, uniones de crédito y algo que cada vez es más popular por su eficiencia: prestamistas en línea.

Hay diferentes tipos de préstamos comerciales, pero en este artículo consideraremos solo los que creemos más relevantes para una pequeña empresa:

Tipos de préstamos

Préstamo de entrega

Un préstamo de entrega consiste en un contrato firmado por el prestamista y el prestatario, donde el prestatario recibe una cantidad de dinero y paga cada mes hasta la fecha límite establecida. El interés es calculado desde la fecha en la que se recibe el dinero hasta el día que el préstamo termina. Si el préstamo es pagado antes de la fecha límite, el interés se reduce.

La duración de este tipo préstamo puede variar de uno a siete años, dependiendo de la cantidad requerida y del tiempo establecido entre el prestamista y el prestatario.

Préstamo de línea de crédito

Este tipo de préstamo se puede tramitar en bancos. Es perfecto para emergencias y cuando se necesita flujo de efectivo. Un préstamo de línea de crédito puede ser similar a una tarjeta de crédito: se trata de dinero que tienes disponible en el momento en que lo necesites. Tiene una tasa de interés baja, el interés se paga cada mes, y el pago principal se hace a tu conveniencia. Pero cada banco tiene sus propios requisitos, así que es mejor revisar cuál es el que más te conviene.

Préstamo a corto plazo

Es similar al préstamo de entrega. La cantidad y la fecha límite de pago se acuerdan entre el prestamista y el prestatario. La diferencia es que este préstamo se paga por completo en la fecha límite: no necesita pago mensual. Puede ser muy útil cuando estás esperando dinero de un cliente pero primero tienes que comprar materiales. Una vez que tu cliente te paga, tú puedes pagar el préstamo, más el porcentaje de interés incluido.

Con esta información quizá ya tengas algún tipo de préstamo en mente, o tal vez aún estés tratando de decidirte. Sea cual sea tu opción, asegúrate de considerar los siguientes puntos antes de firmar un contrato. Podrías acabar obteniendo un préstamo que en realidad no necesitas, o que puede perjudicarte en vez de hacer crecer tu negocio:

Cosas que debes tomar en cuenta

La razón del préstamo

Identificar la razón por la que necesitas un préstamo comercial es clave. Saberla, además, te ayudará a darte cuenta de cuánto dinero necesitas y bajo qué condiciones. Como cualquier otra cosa, conseguir un préstamo es algo que debes planificar con cuidado, tomando en cuenta la situación financiera de tu negocio y el crecimiento planeado. En etapas tempranas del negocio, un préstamo puede ser muy útil, pero no es el mejor momento para pedirlo porque tu empresa  está aún en una situación delicada y un préstamo podría empeorar las cosas.

Tiempo y dinero

Estos dos factores van de la mano. Después de definir la razón de tu préstamo comercial, también debes considerar el tiempo. Con tiempo nos referimos a lo siguiente: ¿cuándo necesitas el préstamo? ¿Es urgente? Saber cuándo exactamente necesitas el dinero puede ayudarte a decidir qué tipo de préstamo comercial necesitas y qué tipo de prestamista. Recuerda que todos tienen procesos diferentes y requieren diferentes tipos de documentación: algunos pueden tomar más tiempo del que tienes planeado. Los prestamistas en línea son una opción popular porque son rápidos y los préstamos son accesibles.

Elegibilidad de tu negocio

Todos los prestamistas tienen requisitos diferentes para un préstamo comercial. El más común es tu historial de crédito personal y el de tu negocio. Es importante que conozcas la diferencia entre ambos. Tu prestamista necesita esta información para asegurarse de que en el pasado has pagado todas tus deudas sin ningún problema. También querrán saber el tiempo que tu negocio lleva activo: muchas veces, cuando el negocio es muy nuevo, es muy difícil conseguir un préstamo. Si tu empresa lleva funcionando por lo menos dos años, conseguir un préstamo es más sencillo. Un tercer requisito en el que los prestamistas van a fijarse es la cantidad de ingresos del negocio, ya que necesitan saber si tu negocio puede pagar la deuda.

Tasa de interés

Como ya hemos visto, todos los préstamos incluyen intereses, que se pueden pagar durante o al final de la fecha límite del préstamo. Necesitas saber con exactitud  cuánto vas a pagar en intereses y si eso se ajusta a tu negocio. Haz la suma total del precio de tu préstamo con los intereses. Por ejemplo, si obtienes un préstamo de $15,000 y para el final del préstamo tienes que pagar $17,300, esto significa que el costo del préstamo son $2,300. Dependiendo del tamaño y las ganancias de tu negocio, podrás decidir si esa cifra te conviene.

Historial del prestamista

Así como los prestamistas pueden ser exigentes a la hora de establecer requesitos para un préstamo, tú también debes tener cuidado y asegurarte de que eliges al prestamista adecuado. Conseguir un préstamo comercial es un asunto muy delicado y se debe de tratar con precaución. Reúne información sobre los prestamistas que estás considerando, por ejemplo, si apoyan el tipo de empresa que tienes, o si cubren tus necesidades. También puedes hablar con clientes recientes o revisar sus reseñas y calificaciones. Todo eso te ayudará a determinar si el prestamista es el más adecuado para tu negocio.

Ahora que ya cuentas con esta información, puedes hacer un balance de las ventajas e inconvenientes de un préstamo comercial y llegar a una conclusión que beneficie a tu negocio. Aquí puedes seguir leyendo sobre las ventajas que un préstamo comercial tiene para tu negocio. Y si tienes alguna otra duda específica sobre tu negocio, nos puede encontrar en Camino Financial. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

¿Calificas para un
préstamo de negocios?