Kenny Salas
Por: kennysalas
Leelo en 4 minutos

El impacto de la nueva Ley Fiscal sobre las pequeñas empresas

0 0
0

El 22 de diciembre de 2017 el Presidente Trump aprobó la Ley de recortes en los impuestos y trabajos. Los líderes republicanos han creado esta ley de reforma fiscal en los dos últimos meses. Al haber sido creada con tanta rapidez, muchos se preguntan cómo va a afectar a sus impuestos. Nosotros queremos informarte en particular de cómo afectará esta nueva ley a tu pequeña empresa.

¿En qué consiste la Ley de Reforma Fiscal de 2017?

Esta ley se introdujo a principios de noviembre de 2017 y su objetivo principal es reducir los impuestos tanto de negocios como de individuos. Simplifica los impuestos al aumentar las deducciones estándar y las desgravaciones fiscales familiares. Sin embargo, elimina algunas exenciones personales y hace que resulte menos beneficioso detallar las deducciones. Lo importante es saber fijarse bien en “la letra pequeña” para saber cómo va a afectarnos esta ley. Aquí te ofrecemos una lista de las maneras en que la reforma afectará a los dueños de pequeñas empresas:

Impuestos personales

  • Se aumentan las deducciones estándar: Una deducción estándar es la cantidad que puedes reducir de tus impuestos según tus ingresos y tu estado civil. Con la nueva ley de impuestos, las deducciones estándar aumentarán hasta $12,000 para individuos y $24,000 para matrimonios que declaren impuestos conjuntamente.
  • Se limitan las deducciones de impuestos locales y estatales sobre la renta: Los contribuyentes que detallan sus deducciones podrán deducir sus ingresos individuales, ventas e impuestos de propiedad estatales hasta un límite de $10,000 en total, a partir de 2018. Hasta entonces la deducción era ilimitada.
  • Se limitan las deducciones de intereses de hipoteca: Hasta ahora, el interés que pagabas en cualquier hipoteca de hasta un millón de dólares era deducible de tus impuestos. Bajo la nueva reforma, solo se pueden hacer deducciones en hipotecas de hasta $500,000.
  • Se elimina la penalización si no tienes seguro médico: La nueva reforma fiscal anula la antigua normativa de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (Affordable Care Act o ACA), que penalizaba a aquellos que no tenían seguro médico.

Impuestos de negocios

  • Las entidades intermediarias pueden calificar para deducciones de hasta un 20%: Se consideran entidades intermediarias las LLC, corporaciones S o sociedades, y las empresas de propietario único. En estas entidades, los ingresos que genera el negocio se reflejan en la declaración de impuestos del individuo. Los propietarios de la mayoría de entidades intermediarias podrán deducir un 20% sobre los ingresos del negocio. Esta deducción, sin embargo, no se aplica aquellos negocios que proporcionan un servicio (por ejemplo, firmas legales, doctores con consultas privadas, o empresas de servicios financieros). Algunas condiciones como el umbral de ingresos pueden limitar el uso de esta deducción, así que te recomendamos que le consultes a tu asesor de impuestos para saber más.
  • Se reduce la tasa de impuestos para corporaciones C: La tasa de impuestos para grandes corporaciones ha bajado de un 35% a un 21% de manera permanente y sin condiciones.
  • Se aumenta la cantidad que puedes deducir por compras de propiedad y equipamiento que califiquen: Antes, si comprabas equipamiento, por lo general el IRS no te permitía deducir el 100% de la compra en la declaración de impuestos de ese mismo año. La nueva reforma fiscal permite deducir hasta un millón de dólares (de los $500,000 anteriores; ver sección 179) o hasta el 100% bajo circunstancias especiales (ver sección 168k).  

Como puedes ver, la nueva reforma fiscal tiene ventajas e inconvenientes. Consulta con tu asesor de impuestos para asegurarte de que sacas el mayor provecho de la reforma. Si no tienes un asesor fiscal, envíanos un correo a [email protected] o déjanos aquí tu comentario, y te recomendaremos a un profesional en tu área.

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?