Por: rkapur
Leelo en 8 minutos

Micropréstamos o préstamos personales: ¿qué le conviene más a tu negocio?

0 0
0
Blog_Banner_1

Tanto los micropréstamos como los préstamos personales pueden ofrecer a los empresarios una forma rápida de recaudar efectivo para sus negocios. Estas fuentes de crédito tienen varias características en común. No tienes que pasar por un complicado proceso de revisión de tu crédito ni proporcionar toneladas de documentos para obtener ya sea un microcrédito o un préstamo personal. Además, estos préstamos generalmente deben pagarse con relativa rapidez.

Sin embargo, también hay diferencias. Por lo general, un empresario usará los fondos de un microcrédito para fines comerciales. Un préstamo personal, sin embargo, puede utilizarse para prácticamente cualquier propósito. Por supuesto, también lo puedes usar para tu negocio.

Examinemos estos dos tipos de préstamos en detalle y veamos cuál es el que más te conviene como dueño de un negocio.

¿Qué son los micropréstamos y qué son los préstamos personales?

Un micropréstamo es un préstamo comercial por una suma que podría estar entre $5,000 y $50,000. Algunas instituciones financieras proporcionan microcréditos por montos aún menores. Si has comenzado tu negocio recientemente o tienes dificultades para recaudar capital en cantidades mayores, un microcrédito puede proporcionarte los fondos que necesitas.

Un préstamo personal es diferente. Cuando solicitas este tipo de préstamo, el prestamista probablemente no tomará una decisión de crédito basada en el desempeño de tu negocio o en los flujos de efectivo que este genera. En cambio, la institución financiera considerará otros dos factores: tu crédito personal y tus ingresos personales.

Si tienes un bajo puntaje de crédito pobre o un nivel de ingresos que no cumple con los requisitos del prestamista, tendrás menos posibilidades de obtener un préstamo personal.

Aquí tienes una lista de las principales características de estos dos tipos de préstamos:

Micropréstamos

Los micropréstamos son generalmente por una suma de hasta $50,000. La cantidad promedio de un microcrédito es de $13,000.

Los fondos de un microcrédito se pueden usar para capital de trabajo, compra de equipo o compra de inventario. Los micropréstamos también se pueden utilizar para otros fines comerciales.

La tasa de interés de un microcrédito suele ser más alta que la tasa de un préstamo comercial regular.

El prestamista puede requerir aval, tanto en la forma de activos de tu empresa como de bienes personales.

Estos préstamos están dirigidos a prestatarios que requieran pocos fondos.

Préstamos personales

Un préstamo personal se puede usar para casi cualquier propósito. El prestamista no supervisará cómo usas los fondos que te proporciona.

Estos préstamos generalmente no requieren que presentes aval.

Si tienes un puntaje de crédito bajo, es poco probable que se apruebe tu solicitud de préstamo personal.

Los préstamos personales generalmente no superan los $50,000. Sin embargo, es posible obtener un préstamo por una suma que significativamente mayor. Incluso podrías obtener un préstamo personal de $100,000: depende de tu nivel de ingresos y tu puntaje de crédito.

Las tasas de interés en préstamos personales pueden variar de 5% a 23% o incluso más. La tasa dependerá de tu puntaje de crédito.

Este diagrama te ayudará a comparar las características de un préstamo personal con las de un microcrédito:

¿Cuándo debes usar un microcrédito y cuándo debes usar un préstamo personal?

Si tu negocio necesita fondos rápidamente para cubrir un gasto inesperado, ¿deberías recurrir a un microcrédito o un préstamo personal? Para responder a esta pregunta, deberás tener en cuenta varios factores.

Como regla general, no es una buena idea tratar el dinero de tu empresa y tus propios fondos de manera similar. Mezclar tus finanzas personales con las de tu empresa es arriesgado y debes evitarlo en la medida de lo posible. Si utilizas un préstamo personal para tu negocio, las complicaciones podrán ser aún mayores.

Hay otro ángulo a considerar. Si optas por un préstamo personal para invertirlo en tu negocio, los fondos que puedes obtener podrían ser limitados y quizá no alcancen a cubrir la suma que necesitas. Esto se debe a que el prestamista establecerá el límite de préstamo personal en función de tus ingresos personales y tu puntaje de crédito, y no en función del potencial que tiene tu empresa.

Aquí hay algunos escenarios en los que un microcrédito sería preferible a un préstamo personal para tu negocio.

Usa un microcrédito cuando:

Necesitas una pequeña cantidad para tu negocio y estás seguro de que puedes devolverla en unos pocos meses.

Deseas construir tu historial de crédito comercial.

No calificas para un préstamo tradicional de tu banco.

Usa un préstamo personal cuando:

Tienes un puntaje de crédito alto e ingresos personales suficientes.

Tu negocio es nuevo y no puedes proporcionarle al prestamista la documentación solicitada para un préstamo comercial.

Confías en que podrás separar los ingresos de tu empresa de tus transacciones personales cuando llegue el momento de preparar tus estados financieros.

Entonces, ¿cuál es la mejor opción como propietario de una pequeña empresa?

Si tu empresa requiere fondos lo antes posible para comprar inventario o para actualizar su equipo, un microcrédito de Camino Financial podría ser tu mejor opción. El procedimiento de evaluación que utilizamos para nuestros prestatarios ha sido diseñado siguiendo nuestro lema: No cerramos las puertas a ningún negocio. Nuestros requisitos son más flexibles que los de la mayoría de los prestamistas.

Es fácil calificar para un microcrédito de Camino Financial:

No solicitamos un puntaje mínimo de crédito (FICO).

Incluso los solicitantes sin historial de crédito pueden recibir un préstamo.

Si tu empresa se ha establecido recientemente podrías calificar para un préstamo de Camino Financial: debes haber estado operando tu negocio por tan solo nueve meses.

Tus ventas brutas anuales deben ser de al menos $30,000.

No te pedimos aval.

Ofrecemos micropréstamos por sumas de hasta $75,000, y no hay penalizaciones por pago anticipado si deseas devolver tu préstamo antes de lo acordado.

Si necesitas fondos para tu empresa, solicita ya tu préstamo con nosotros. Completar el formulario solo te llevará unos minutos, y podrás saber de inmediato si precalificas. Poco después, uno de nuestros especialistas en préstamos se pondrán en contacto contigo para guiarte a través del proceso de préstamo. ¡Podrías tener los fondos que necesitas en cuestión de días!

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS