Empresaria leyendo solicitud de pre´stamo rechazada sentada el escritorio de su oficina.
Maja Mirosavljevic
Por: mmirosavljevic
Leelo en 18 minutos

Mi solicitud de préstamo fue rechazada: ¿qué puedo hacer?

0 0
0
Blog_Banner_1

Malas noticias: tu solicitud para obtener un préstamo comercial ha sido rechazada. Sin el financiamiento que necesitas, tu negocio no será capaz de prosperar. Puede que incluso tengas que cerrarlo. Te estarás preguntando qué hiciste mal. ¿Es que hay algo que no sepas?

Pero también hay buenas noticias: una vez que averigües qué falló en tu solicitud, puedes tomar las medidas necesarias para solucionarlo. Existen medidas sencillas que pueden remediar la situación y garantizar que obtienes tu préstamo comercial la próxima vez que acudas a tu prestamista.

 

¿Por qué rechazaron mi solicitud de préstamo? Razones y soluciones.

Razón 1: Tu negocio es prácticamente nuevo
Si tu empresa es relativamente nueva y no llevas mucho tiempo en el negocio, no habrás tenido tiempo de construir el historial de crédito comercial suficiente para obtener un préstamo. La mayoría de los prestamistas requieren que lleves al menos dos años a la cabeza de tu negocio.

Solución: Tienes tres opciones. La primera y la más obvia: ¡sé paciente y espera! Tu empresa simplemente no lleva funcionado el tiempo suficiente. Tras dos años estableciendo tu puntaje de crédito comercial y un negocio estable y sólido, puedes acudir de nuevo a tu prestamista. ¿Que no puedes esperar tanto tiempo? Es perfectamente comprensible. Considera entonces tu segunda opción: algunos prestamistas alternativos como Camino Financial requieren que tu negocio tenga solo nueve meses para que puedas solicitar un préstamo. Y si tienes una empresa totalmente nueva, también cuentas con opciones: puedes ver aquí dónde hallar financiamiento para empresas emergentes.

Razón 2: Tu tipo industria no es propicia para recibir un préstamo
Dicho de otro modo, no eres tú: es la industria a la que te dedicas. Algunos prestamistas consideran ciertas industrias como demasiado arriesgadas para otorgarles un préstamo; por ejemplo, las agencias de bienes raíces, las organizaciones sin ánimo de lucro o las empresas dedicadas al juego. La industrias de este tipo tienen que hacer un esfuerzo adicional para recibir un préstamo comercial.

Solución: Tendrás que buscar a fondo, pero lo mejor que puedes hacer si este es tu caso es buscar un prestamista especializado en tu tipo de industria. No solo tendrás más posibilidades de que aprueben tu solicitud, sino que además recibirás asesoría especializada por parte de expertos en tu industria. Además, obtendrás mejores condiciones de préstamo porque tu prestamista conocerá exactamente lo que tu empresa necesita.

Razón 3: La cantidad que has pedido es demasiado alta

Si solicitaste una cantidad demasiado elevada, a tu prestamista le preocupará que tu empresa no sea capaz de generar suficientes ingresos para pagar la deuda y además cubrir los gastos operativos diarios. Esta incertidumbre es la que ha provocado que tu préstamo sea rechazado.  

Solución: Haz los cálculos necesarios para llegar a la cantidad exacta que necesitas. Un buen plan de negocios debe reflejar esta cantidad así como las ganancias que esperas recibir de tu inversión para así poder pagar tu deuda. Cuando estés trabajando en tu plan de negocios, puede que te des cuenta de que realmente no necesitas pedir prestado tanto dinero después de todo. En ese caso es simplemente cuestión de corregir la cantidad en tu solicitud. Pero si estás seguro de que necesitas una cantidad que la mayoría de los prestamistas quizá consideren elevada, entonces asegúrate de que puedes presentar un aval a tu prestamista (o sea, de que estás solicitando un préstamo asegurado). El aval o garantía es una propiedad o bien (como inventario, equipo, un auto, o incluso tu casa) que el prestamista presenta para que el prestamista le garantice el préstamo. De esta manera, si el prestatario no consigue hacer los pagos según lo acordado, el prestamista puede confiscar la propiedad presentada como aval para compensar sus pérdidas. Aunque se trate de una manera de garantizar la obtención de préstamo, esta vía no está exenta de riesgo para el prestatario: piensa que si no puedes pagar tu préstamo, puedes perder tu propiedad.

Prestamistas como Camino Financial, por otro lado, no requieren aval. Sus préstamos comerciales llegan a los $400,000, de manera que si el financiamiento que necesitas no excede esta cantidad, puede ser la solución que estás buscando.  

Razón 4: El uso que tienes pensado para el dinero no resulta convincente

Esta es otra razón por la que tu solicitud puede haber sido rechazada: la explicación que has dado al uso del dinero resulta muy vaga o no es adecuada.

Solución: De nuevo, un buen plan de negocios es lo que necesitas para remediar este problema. Tu plan de negocios debe detallar cómo vas a usar exactamente el dinero del préstamo y las ganancias que esperas recibir de esta inversión. Por ejemplo, si tienes pensado usar el préstamo para comprar maquinaria, proporciona una lista de los modelos que deseas comprar con los precios incluidos. Incluye también cifras que muestren la manera en que estas máquinas van a impulsar tu producción. Insistimos: debes estar convenientemente preparado a la hora de solicitar un préstamo. Considera el proceso como pasar un examen: tu prestamista va a evaluar tu negocio y a analizar cada detalle. Por lo tanto, debes prepararte y hacer tu tarea antes de acudir a tu prestamista. Suena intimidante, pero los beneficios que pueden obtener seguro que hacen que el esfuerzo merezca la pena.  

Razón 5: Tu puntaje de crédito personal es bajo

Tu puntaje de crédito personal se calcula según tu historial financiero, la cantidad de crédito que has pedido prestado en el pasado, el número de solicitudes de crédito y de consultas de crédito que has hecho, y los impagos que tienes pendientes, entre otros factores. En este artículo puedes aprender cómo tu puntaje de crédito influye en las probabilidades de que te aprueben un préstamo. Si tu puntaje es bajo en el momento de solicitar un préstamo comercial, esto le da a entender al prestamista que no sabes manejar tus finanzas adecuadamente, y que no resultas de confianza a la hora de devolver el préstamo.

Solución: El primer paso es obvio: si aún no sabes tu puntaje de crédito, es hora de solicitarlo. Obtener tu reporte de crédito es fácil y gratis. Una vez que conozcas tu número, encuentra las maneras de mejorarlo. Aquí puedes enterarte de cómo aumentar tu puntaje de crédito 60 puntos en 60 días. Además, recuerda que hay prestamista como Camino Financial que otorgan préstamos a candidatos con un bajo puntaje de crédito.

Razón 6: Tu puntaje de crédito comercial es bajo

De la misma manera que tú tienes un puntaje de crédito, tu empresa también cuenta con un puntaje de crédito. Muchos prestatarios no son conscientes de esto resultando en solicitudes de préstamo rechazadas aún cuando tienen un puntaje de crédito personal sólido. El puntaje de crédito comercial se calcula teniendo en cuenta una variedad de factores, como el historial de pago de la empresa, la antigüedad de la empresa, el tamaño, la cantidad de deuda pendiente,  y el tipo de industria. Si este número es bajo, significa que una empresa no despierta la confianza necesaria para devolver el dinero prestado de manera puntual.

Solución: De nuevo, puedes aumentar tu puntaje de crédito comercial tomando una medidas sencillas. Este proceso es más rápido de lo que piensas. Aprende aquí cómo construir tu crédito comercial rápidamente. En Camino Financial, el puntaje de crédito comercial no es uno de los requisitos principales para recibir un préstamo. Tomamos en consideración principalmente tu crédito personal y el flujo de caja de tu empresa.

Razón 7: Ya tienes acumulada demasiadas deudas
La acumulación de deudas es una señal de alarma para los prestamistas, ya que es un indicador de que no sabes manejar adecuadamente tus deudas. Si no tienes préstamos pendientes pero utilizas una tarjeta de crédito, tu prestamista querrá ver que no usas más del 30% del crédito disponible. El uso por encima de este nivel en tus tarjetas y la existencia de otros préstamos pendientes le da a entender a tu prestamista que estás necesitando dinero en exceso, con lo cual va a ser muy difícil que devuelvas el préstamo que quieres pedir.

Solución: Existen estrategias para pagar tus deudas más rápido.  Si el problema que tienes es la manera en que usas tus tarjetas de crédito, también puedes aprender a usar tu tarjeta de crédito adecuadamente para que se convierta en una manera de construir crédito y no de dañarlo. Una vez que tu deuda esté bajo control, puedes acudir a tu prestamista de nuevo.

Razón 8: Débil flujo de caja

Tu préstamo puede haber sido rechazado debido al débil flujo de caja de tu empresa. Un flujo de caja pobre se da cuando el flujo de caja entrante es insuficiente para cumplir con la demanda de flujo de caja saliente. El flujo de caja entrante proviene de tus ventas y de los fondos prestados. Por lo tanto, si tu flujo de caja es débil, tus prestamistas dudan de que serás capaz de pagar tu préstamo, además de cumplir con los gastos regulares de tu empresa, como los sueldos de los empleados o el alquiler.

Solución: Lo primero obviamente ha de ser aprender a calcular el flujo de caja de tu negocio. Una vez que hayas comprobado que realmente es débil, cuentas con diferentes maneras para obtener el efectivo que necesitas. Si tus necesidades de capital son a corto plazo y por un tiempo limitado, las tarjetas de crédito comerciales y las líneas de crédito son buenas opciones: te proporcionan una manera flexible de fortalecer tu flujo de caja antes de solicitar un préstamo a plazos.

Razón 9: Tus ventas son bajas

Para tu prestamista, otra garantía de que serás capaz de devolver el dinero prestado es que tus ventas sean elevadas. Algunos prestamistas requieren que tus ventas anuales sean como mínimo de $100,000. De esta manera se aseguran de que cuentas con ingresos sólidos para poder pagar tanto tus gastos personales como los de tu empresa.

Solución: De nuevo, puede tratarse de una cuestión de tiempo. Tu empresa necesita haber estado operando durante un tiempo para crear una base sólida de clientes y tener ganancias estables. Aquí tienes algunas estrategias que te pueden ayudar con esto. Puedes trabajar en las diferentes fases de tu embudo de ventas para aumentar tus ventas. La estrategia de precios bajos es una técnica interesante que muchos vendedores usan para atraer a más clientes y aumentar las ventas rápidamente. Y dependiendo de la naturaleza de tu negocio, un buen equipo de ventas motivado y organizado puede hacer maravillas. Por último pero no menos importante, recuerda que conocer a tus clientes (independientemente del tipo de negocio que tengas) es algo imprescindible para aumentar tus ventas.  

Y no olvides que no todos los prestamistas son tan exigentes en lo que se refiere al volumen de tus ventas. Camino Financial solo requiere que generes $30,000 en ventas anuales para pedir un micropréstamo, y $90,000 para un préstamo comercial.

Razón 10: Tu solicitud está incompleta o te falta algún documento

Una solicitud de préstamo comercial conlleva una cantidad de documentos, como tu reporte de crédito personal y el de tu empresa, un plan de negocios, extractos bancarios de tu cuenta comercial, estados financieros, y otros documentos legales, como licencias, contratos y alquileres. Es muy fácil perderse en esta montaña de papeleo u olvidarse de algo.  

Solución: ¡Prepárate adecuadamente! Antes de que acudas a tu prestamista de nuevo, asegúrate de saber la lista completa de documentos que te van a pedir. O mejor aún: adelántate a tu prestamista y prepara una carpeta o un USB con todos tus documentos bien organizados. Seguro que esto causa una excelente impresión en tu prestamista la próxima vez que lo visites. En Camino Financial, el proceso de solicitud es rápido y sin papeleo. Puedes hacerlo todo en línea desde la comodidad de tu computadora y sin necesidad de imprimir, enviar por fax o por correo tradicional ningún documento. ¡Así de fácil! Si quieres saber más, sigue leyendo.

 

¿Qué más puedes hacer para que te aprueben el préstamo?

Para empezar, averigua la razón por la que tu solicitud fue rechazada. Por desgracias, los prestamistas comerciales no están obligados a proporcionarte una explicación por escrito de estas razones. Pero en algunos casos pueden facilitarte la explicación que buscas si lo solicitas por escrito.  

Por lo tanto, no dudes en dirigirte a tu prestamista para preguntarle las razones por las que tu solicitud no fue aprobada. Tienes 60 días para solicitar esta información por escrito. Al saber las razones del rechazo de tu solicitud, contarás con información para corregir tus errores la próxima vez que solicites un préstamo. Dependiendo de lo que diga tu reporte, solo tendrás que seguir alguno de los consejos que te hemos indicado arriba.

Además de eso, te recomendamos que hagas lo siguiente:

  • Conoce de antemano los requisitos de un préstamo. Antes hemos hablado de la importancia de conocer y reunir todos los documentos que tu prestamista va a pedirte, pero ademá de eso, existen otros requisitos generales (condiciones) que deberás cumplir. Recuerda que estos requisitos varían mucho de un prestamista a otro. A veces, es simplemente cuestión de encontrar al prestamista cuyos requisitos sean menos estrictos.  
  • Si no tienes una todavía, abre una cuenta bancaria comercial. Así, tus prestamistas tendrán una manera de comprobar que manejas tus finanzas de manera responsable y que tienes un flujo de caja constante. Abrir una cuenta bancaria comercial en línea es facilísimo. Y si ya tienes una, puedes aprender aquí cómo manejar tu cuenta bancaria comercial para obtener un préstamo.
  • Si después de considerarlo con cuidado decides que un préstamo comercial no es lo mejor en este momento, puedes optar por una forma alternativa de financiamiento, como el financiamiento colectivo, los inversores informales o los adelantos en efectivo de comerciantes.   

Considera un préstamo comercial de Camino Financial

Una vez que sepas por qué tu solicitud de préstamo no fue aprobada y que hayas resuelto cualquier problema, es hora de solicitar de nuevo un préstamo comercial. ¡Pro esta vez sé más listo! Encuentra a un prestamista que te ofrezca condiciones más favorables y un proceso más fácil y rápido. A diferencia de muchos otros prestamistas, los requisitos de Camino Financial son mucho más flexibles. Por ejemplo:

  • Para aprobar un préstamo, tomamos en cuenta principalmente tu crédito personal y los flujos de caja globales de tu empresa
  • Para solicitar un micropréstamo o un préstamo comercial, tu empresa debe generar $30,000 o $90,000 respectivamente en ventas anuales
  • Tu empresa debe haber estado funcionando por solo 9 meses

Cuando estés listo para presentar tu solicitud, estos son los únicos documentos que te pediremos:

  • Tu solicitud en línea
  • Tu autorización electrónica para permitirnos acceder a los 6 últimos meses de actividad bancaria
  • Tu declaración de impuestos del año pasado, que refleje los ingresos reportados de tu negocio
  • Prueba de registro de tu negocio

Por último, estas son algunas ventajas que no encontrarás con otros prestamistas:

  • Camino Financial ofrece financiamiento a prestatarios con mal crédito y solo con ITIN.
  • No tienes que presentar aval
  • Nuestro proceso de solicitud es rápido y sencillo. Rellenar tu solicitud solo te llevará unos minutos.

Como puedes ver, si tu solicitud de préstamo ha sido rechazada por otra institución financiera, no es el fin del mundo. No solo cuentas con opciones para remediar tu situación, sino que esta puede ser tu oportunidad de encontrar al prestamista que mejor se ajuste a tus necesidades y a tus metas, y que conozca tu industria. Camino Financial puede ser ese prestamista. Si estás listo para dar el siguiente paso, todo lo que tienes que hacer es completar tu solicitud en línea. Podrás saber al instante si has sido preaprobado, y en 24 horas uno de nuestros especialistas en préstamos se podrá en contacto contigo para guiarte a través del resto del proceso.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS