LULAC seal
Guillermo Jimenez
Por: gjimenez
Leelo en 9 minutos

LULAC: Prácticamente 100 años ayudando comunidades

En 1929, Texas era el hogar de mucha injusticia racial. Esto causaba que mucha gente no tuviera voz.

Muchas de estas personas eran migrantes que vinieron de México y que trabajaban en los campos.

Inspirados por la resiliencia de estas personas, un grupo de latinos educados formó el primer Consejo Nacional de LULAC en Corpus Christi, Texas, para empoderar a su comunidad y ayudar a dar voz a todos los latinos que no tenían voz. 

También se creó con el propósito de darle a los latinos acceso a la política para que pudieran compartir sus preocupaciones con los funcionarios electos y ayudar a crear un cambio en sus comunidades. Gracias a mucho trabajo cívico y comunitario, empezaron a promover y lograr sus objetivos.

Así nació LULAC.

Pero la historia no terminó allí, la organización creció exponencialmente tras su creación. 

En todo el país, cientos de comunidades querían saber qué estaba pasando en Corpus Christi y cómo podían replicarlo. Personas de todas partes tomaron lo que LULAC representaba y abrieron consejos en diferentes estados. 

Entonces LULAC se convirtió en lo que es ahora, una organización nacional. 

LULAC history

LULAC

LULAC son las siglas en inglés para Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (League of United Latin American Citizens). Es la organización hispana más grande de los Estados Unidos. 

Con la ayuda de sus voluntarios, empodera a los latinos y construye comunidades sólidas.

Pero LULAC no solo es la organización hispana sin fines de lucro más antigua, sino que también es la más grande: tiene 135,000 miembros en 37 estados (incluido Puerto Rico).

También cuentan con 67 centros tecnológicos donde las personas pueden acceder a computadoras y diferentes recursos. Así como 18 Centros de Servicios de Educación Nacional de LULAC (LNESC) que brindan capacitación y GED para ayudar a sus comunidades.

Ya sea que se trate de una persona que necesita que su voz se escuche o de toda una comunidad, LULAC está dispuesta a ayudar.

LULAC significa ser apasionado por ayudar a los demás

“Una cosa de la que siempre presumo por orgullo es la Pequeña Escuela de los 400, es algo que significa mucho para mi”. Dice Sonny Subia, director del estado de Colorado de LULAC.

En 1957, LULAC creó la Pequeña Escuela de los 400 en Texas. Pero no te dejes llevar por las apariencias, el nombre no significa que la escuela tuviera 400 estudiantes. Sino que enseñaban 400 palabras. 

“La escuela era para niños mexicanos que solo hablaban español. Los niños iban a la Pequeña Escuela de los 40 y aprendían 400 palabras para poder hacer la transición al jardín de niños.”

#SabíasQue
Este programa tuvo tanto éxito que fue lo que inspiró la creación de Head Start. 

Sonny Subia ha sido miembro de LULAC por más de 35 años y su amor y entusiasmo por la organización no ha cambiado nada en todo este tiempo. 

Es increíblemente apasionado por ayudar a tantas personas como pueda, lo que representa a la perfección lo que LULAC representa.

“Queremos ser la organización a la que la gente acuda cuando necesiten ayuda para abordar problemas sociales y raciales”. Dice cuando habla de la misión de la organización: “También queremos convertirnos en un grupo de referencia, y que cuando la gente escuche la palabra LULAC, sepan que estamos ayudando, que somos los personas en las que pueden depender”.

Y por mucho que el nombre pueda implicar que LULAC solo ayuda a las comunidades latinas, la verdad es muy diferente. Por ejemplo, el treinta por ciento de los voluntarios de la organización no son latinos. Eso es porque LULAC no solo ayuda a los latinos, sino que ayuda a todas las comunidades que estén sufriendo injusticias. 

Además, LULAC también tiene consejos formados por jóvenes, quienes son muy activos. Estos voluntarios aportan nuevas ideas y ayudan a encontrar problemas que de otra manera podrían haberse mantenido ocultos. 

Es esta diversidad de edades, comunidades y razas lo que le da a LULAC el poder de ayudar a tantas personas como sea posible. 

Pero claro, cada comunidad es diferente y no todos necesitan el mismo tipo de ayuda. Por eso LULAC se adapta a cada tema y a cada comunidad. Se adentran en la cultura e investigan lo que está pasando para dar voz a esas comunidades y poder ayudar a erradicar sus problemas.

“Tenemos una red bastante poderosa en la que confiamos cuando se trata de luchar contra la injusticia social.”

LULAC

Asociaciones que empoderan a aquellos que necesitan una voz

LULAC no funciona sola. Dependiendo del problema con el que estén tratando de ayudar, tienen diferentes socios. 

“Por ejemplo”, explica Sonny, “si hay un problema social relacionado con inmigración, contactamos a MALDEF. Pero también hacemos equipos con empresas y corporaciones, nos hemos asociado con Walmart, PepsiCo, Microsoft, Ford, Toyota. Y no es eso, también tenemos socios en la Casa Blanca.”

Esa es una de las fortalezas de LULAC, saben cuándo necesitan ayuda externa y la buscan. Ninguna ayuda es poca ayuda para los voluntarios resilientes de esta organización.

Pero al ser una organización de raíz (o grassroots), sus asociaciones más valiosas son las que establecen en las comunidades. En cualquier comunidad puedes encontrar a LULAC asociándose con departamentos de policía, departamentos de Recreación o departamentos de salud, quien sea que pueda ayudar a lograr sus objetivos comunitarios.

Un nuevo desafío: COVID

“Recientemente, luchamos contra el problema de COVID en una planta empacadora de carne de JBS, en Greely, Colorado“. Sonny explica cómo 5 personas murieron en esta planta por coronavirus, “LULAC envió demandas a la oficina corporativa nacional de JBS”.

Tras esto, JBS ajustó las precauciones de seguridad y el equipo de protección personal (PPE) para los empleados: invirtieron doscientos millones de dólares para esto. 

Pero eso no es lo único que LULAC hace para combatir los efectos de la pandemia. También pusieron a disposición micro subvenciones para ayudar a las personas con gastos de ayuda general, comida, tecnología, transporte, salud mental y apoyo educativo.

Estas micro subvenciones también son para otros consejos de LULAC, para que puedan ayudar a sus comunidades durante estos tiempos difíciles.

Pero la misión de LULAC cuando se trata de COVID-19 también es ayudar a informar a las personas. El conocimiento es poder; y durante la pandemia, el conocimiento podría ayudar a muchos a mantenerse a salvo. 

También nos hemos asociado con algunos departamentos de salud y nuestros socios habituales para llevar la información a los campos, a las empacadoras, a la industria de servicios y a la gente en todas partes. Queremos mantenerlos a salvo “. 

Muchas comunidades no obtienen la información o la atención médica que necesitan. Por eso LULAC quiere asegurarse de que la información crucial llegue a las personas que realmente la necesitan: les informan saber dónde se hacen las pruebas, a qué clínicas pueden ir, etc. 

Todos los consejos de LULAC estaban trabajando juntos para abordar el COVID y asegurarse de que las personas estén a salvo. 

LULAC today

Uno para todos

Hoy en día, LULAC se encuentra en una excelente posición para ayudar a muchísimas comunidades, tanto con las dificultades causadas por el COVID, como algunos de los problemas raciales que siguen sucediendo en el país.

“Hemos desarrollado un programa de redes sociales muy sólido y queremos ser la organización que pueda ayudar a abordar estos problemas.”

Pero Sonny sabe que esto no significa que la pelea haya terminado. LULAC quiere estar en todos esos otros estados que no tienen un consejo local. Siempre hay alguien que puede necesitar la ayuda de LULAC, sin importar dónde viva.

 

Si quieres comunicarte con LULAC, la mejor manera de hacerlo es en línea en LULAC.org. Allí podrás encontrar el consejo más cercano a ti o el programa que podría ayudarte. 

Si estás interesado en iniciar un consejo en tu comunidad, envía tu información al director estatal de LULAC y ellos te guiarán a través del proceso.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS