Zoey Bullock
Por: zoey_bullock
Leelo en 15 minutos

Los mejores préstamos a largo plazo para pequeñas empresas

0 0
0

Si eres dueño de una pequeña empresa, probablemente buscarás financiamiento en algún momento para planificar la compra de equipamiento nuevo, contratar a personal o hacer otras inversiones en tu negocio. Los préstamos a largo plazo son una opción adecuada si quieres invertir para hacer crecer tu empresa y esperas recibir un rendimiento de esta inversión dentro de más de un año. Con los préstamos a largo plazo, el préstamo se devuelve en pagos mensuales durante un periodo de uno a diez años, mientras que en los préstamos a corto plazo ese periodo dura menos de un año.

Decidirse por un préstamo a largo plazo tiene sus ventajas, como intereses más bajos y más tiempo para pagar, pero por otro lado deberás contar con un sólido historial financiero. Los préstamos a corto plazo, por otro lado, ofrecen una solución si necesitas flujo de efectivo inmediatamente, y pueden ser adecuados si no calificas para el financiamiento a largo plazo.

El monto del financiamiento que tengas en mente pedir te ayudará a elegir un prestamista, pero también debes considerar el proceso de calificación y las características del préstamo en las dos opciones cuando busques el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades y al perfil de tu empresa. Aquí te enseñaremos las diferencias entre los préstamos a corto y largo plazo, y cuáles son los mejores préstamos a largo plazo para tu pequeña empresa.

 

Préstamos a corto plazo y a largo plazo: ¿cómo decidirse?

Los dos tipos de préstamos se diferencian en la cantidad de intereses a pagar y, en última instancia, en el monto que pagarás durante la vigencia del préstamo. Los préstamos a largo plazo te ofrecen la ventaja de un plazo prolongado de amortización, mientras que los préstamos a corto plazo ofrecen un acceso rápido al capital para las necesidades inmediatas de flujo de efectivo.

Para explicar las diferencias entre los préstamos comerciales a largo y corto plazo, hemos separado sus características en tres categorías; criterios de calificación, mejor uso para cada uno, y duración e intereses.

1. Criterios de calificación

Los prestamistas quieren ver sólidas finanzas empresariales y un fuerte crédito personal al conceder préstamos a largo plazo. El proceso de solicitud puede ser extremadamente detallado, en el que el prestamista revisará varios años de estados de banco y declaraciones de impuestos. En otras palabras, dado que tu empresa pagará el préstamo durante un largo período de tiempo, el criterio es más estricto.

Los prestamistas juzgan si la empresa es solvente basándose en numerosos factores, como los activos comerciales, la proyección de gastos, y la capacidad de devolver el dinero. Buscarán cuánto dinero tienes disponible así como otros bienes a los que se pueda acceder en caso de que tu empresa no rinda lo suficientemente bien como para devolver la deuda.

Los préstamos a largo plazo requieren un plan de negocios como parte del proceso de calificación para poder evaluar las ganancias futuras. Por otro lado, el proceso de un préstamo a corto plazo depende más del flujo de efectivo en lugar de en la existencia de un buen crédito y una perspectiva positiva sobre el futuro de la empresa.

Los préstamos comerciales a corto plazo ofrecen opciones de financiación sin requerir un puntaje mínimo de crédito personal. Pero los solicitantes deben presentar documentación, normalmente estados de cuenta bancarios, para probar que pueden pagar la deuda.

Por último, los prestamistas a menudo requieren presentar un aval como propiedades en la empresa (por ejemplo, equipamiento o inventario) para poder calificar para un préstamo a largo plazo. El aval reduce los riesgos que toma el prestamista porque pueden tomar el aval que presentes en caso de que no puedas devolver el préstamo (es como la reapropiación de una casa cuando no se puede pagar la hipoteca). Los préstamos a corto plazo normalmente no requieren aval, pero como los prestamistas no cuentan con la misma protección que en los préstamos a largo plazo, los intereses suelen ser más altos.

2. Usos

Las empresas utilizan financiamiento a largo plazo para inversiones como expansión, construcción, la compra de equipamiento y otras inversiones que excedan las ganancias de un año. Los préstamos a largo plazo se ajustan a estos usos porque devolver el dinero que estas inversiones requieren va a llevar más de un año. Por ejemplo, si el dueño de un restaurante desea abrir un nuevo local, le llevará al menos dos meses finalizar el proceso de alquiler, de uno a dos meses renovar el espacio, y de 3 a 9 meses obtener ganancias en este nuevo local. Este tipo de préstamos ofrece flexibilidad a las empresas establecidas cuando necesitan capital para la expansión o el desarrollo. Como un préstamo a largo plazo se paga en un periodo de 2 a 7 años, el dueño del restaurante tendrá tiempo suficiente de devolver el préstamo sin estrés añadido.  

Si quieres expandir tu negocio o realizar una inversión importante, este tipo de préstamos te da la flexibilidad de pagar sin preocuparte por los pagos semanales o globales que pueden requerirse con los préstamos emitidos por menos de 12 meses.

Por otro lado, los préstamos a corto plazo son ideales para propietarios de pequeñas empresas que necesitan superar las fluctuaciones de flujo de efectivo. Por ejemplo, si necesitas efectivo lo antes posible para comprar inventario y cumplir así el pedido de un cliente y esperar recibir un cheque de este cliente en un periodo de 30 días después de haberle hecho el encargo.

3. Duración e intereses

La diferencia obvia entre los préstamos comerciales a corto y largo plazo es la cantidad de tiempo que la deuda está pendiente. Este tiempo normalmente es de 3 a 12 meses en los préstamos a corto plazo, mientras que en los préstamos a largo plazo varía de entre 2 a 10 años.

Con un préstamo a largo plazo usualmente harás pagos mensuales por medio de transferencia electrónica o de cheque, mientras que los préstamos a corto plazo deben pagarse diaria o mensualmente por medio de una extracción automática de tu cuenta de banco.

En comparación con los préstamos a corto plazo, los préstamos comerciales a largo plazo tienen tasas de interés más bajas. Los préstamos a corto plazo pueden tener tasas anuales de más del 20% y además muchos prestamistas cobran un cargo extra llamado “tasa de factor” (similar a los préstamos de día de pago).

 

Dos alternativas de préstamos a largo plazo para pequeñas empresas

1. Préstamos de la SBA

Los préstamos de la Administración de Pequeñas Empresas (Small Business Administration o SBA, por sus siglas en inglés) están respaldados por el gobierno, por lo que es más fácil calificar en comparación con los préstamos bancarios tradicionales. Las tasas de interés serán considerablemente más bajas que en las opciones a corto plazo, junto con los términos de reembolso entre 5 a 10 años. El monto que puedes obtener oscila entre $5,000 y $5 millones, lo que te brinda la flexibilidad de pedir prestado lo que necesites.

Dado que el gobierno respalda los préstamos para los prestamistas participantes, pueden ofrecer tarifas asequibles para aquellas pequeñas empresas que no calificarían para préstamos bancarios tradicionales. En la actualidad, las tasas de interés máximas para los préstamos de la SBA oscilan entre el 7,25% y el ​​9,75%, mientras que en los préstamos a largo plazo que no son de la SBA oscilan entre el 7% y el 30%.

Las empresas que no califican para un préstamo bancario tradicional se benefician de esta opción como una alternativa a los préstamos a corto plazo con mayores intereses. Sin embargo, el proceso de solicitud es más largo ya que la empresa debe proporcionar documentación que demuestre que puede pagar la deuda mientras continúa cubriendo otras obligaciones financieras. La mayoría de las empresas más jóvenes deben proporcionar una copia de su plan de negocios para demostrar que las operaciones son sostenibles.

Los prestamistas revisan las solicitudes de préstamo de la SBA caso por caso, sin embargo, normalmente se requieren los siguientes criterios generales para un préstamo de la SBA:

  • El aval es obligatorio
  • Las empresas deben llevar en funcionamiento dos años o más
  • $100,000 en ingresos anuales
  • Puntaje de crédito 680 o superior

Si no cumples con los requisitos de la SBA, no te arriesgues a que tu puntaje de crédito se vea afectado y esperar durante un largo proceso de solicitud. Si bien es una gran opción para los prestatarios que no se ajustan a los préstamos bancarios tradicionales, los préstamos de la SBA no están hechos para todos.

2. Préstamos para pequeñas empresas de Camino Financial

El criterio para los préstamos a largo plazo de Camino Financial es mucho más flexible en comparación con los bancos tradicionales o los préstamos de la SBA. Echa un vistazo a las siguientes características únicas que hacen de Camino Financial la mejor solución para financiar el crecimiento de tu pequeña empresa:

  1. No se requiere aval

A diferencia de los préstamos bancarios tradicionales, un beneficio exclusivo de los préstamos de Camino Financial es que no están asegurados: esto significa que no se requiere ningún aval para garantizar tu préstamo. Tus bienes personales solo pueden ser apropiados en caso de que se declare bancarrota, lo cual ofrece al prestatario mayor protección.

  1. Rápido y conveniente

El proceso en línea adaptable a tu dispositivo móvil hace que la solicitud sea rápida, fácil y conveniente: el tiempo transcurrido entre la aprobación y el financiamiento es de 5 a 10 días, lo que ahorra a los dueños de negocios el largo proceso de solicitud asociado con préstamos de la SBA o los préstamos bancarios.

  1. Cifras que tienen sentido para tu empresa

La cantidad de los préstamos comerciales de Camino varía desde  $5,000 hasta $400,000, y los plazos de pago oscilan entre 24 y 60 meses, con la posibilidad de pagar en cualquier momento el saldo completo sin penalización. Nuestras tasas de interés mensuales varían del 1.00% al 1.625%. Si quieres ver en línea cómo serían las cifras de tu préstamo antes de presentar una solicitud formal, puedes usar la calculadora de préstamos comerciales. Te permitirá ver de cuánto serían tus pagos mensuales con las cantidad total del préstamo y la duración que tú elijas.  

  1. Es fácil calificar

El criterio de calificación es muy razonable: tanto los propietarios únicos como los titulares de ITIN pueden solicitar un préstamo. Esto les da a los dueños de negocios la oportunidad de tener una empresa próspera incluso sin un estatus migratorio legal. Precalificar es instantáneo y no afecta tu puntaje de crédito. El servicio de atención al cliente de Camino Financial está disponible en inglés y en español, proporcionándote ayuda en tu idioma a lo largo de todo el proceso de solicitud.

La única documentación que debes proporcionar es la siguiente: la autorización electrónica para acceder a los 6 últimos meses de la actividad bancaria de tu empresa, y el comprobante de registro de tu empresa. En algunos casos, deberás presentar tus declaraciones de impuestos para alargar el plazo del préstamo y rebajar la tasa de interés.

  1. No hay penalización por prepago

Sin casi restricciones sobre cómo usar los fondos, los dueños de negocios tienen la flexibilidad de usar el dinero para una amplia gama de gastos y oportunidades de crecimiento. Tampoco hay multa por prepago ni costos ocultos, lo que significa que no es necesario que lleves el préstamo a término completo si planeas liquidarlo más rápido.

  1. Alta seguridad

Con cualquier solicitud de préstamo, es importante verificar que el prestamista sea legítimo y que proteja tu información confidencial con una aplicación segura. La autorización electrónica para acceder a tus estados de cuenta bancarios es totalmente segura. Aquí en Camino Financial, valoramos su seguridad y nos aseguramos de que estés protegido en cada paso del proceso.

  1. Beneficios exclusivos

Camino Financial facilita la administración de tu dinero con una cuenta de miembro que puedes usar desde tu dispositivo móvil para acceder y pagar tu préstamo. Cuando trabajes con Camino Financial, te sentirás como un miembro más de la familia Camino con acceso a nuestros talleres y seminarios web en línea. También recibirás beneficios como consultas comerciales y descuentos especiales en productos y servicios.

Recuerda que para obtener la aprobación para un préstamo de Camino Financial, no necesitas presentar un aval. ¡Tus bienes personales están más protegidos!

 

Como puedes ver, trabajar con Camino Financial te permite obtener lo mejor de un préstamo a largo plazo pero sin la molestias y los trámites asociada con los bancos tradicionales. Sabemos que solicitar un préstamo comercial puede ser un proceso aterrador. Sin embargo, trabajamos duro para que esto sea lo más fácil y transparente posible. Nos esforzamos por ofrecerte las mejores soluciones financieras para ayudarte a alcanzar el éxito. ¡Pero no tienes por qué creernos a nosotros! Te invitamos a leer nuestras reseñas en Facebook y las historias de éxito de nuestros clientes.

¿Estás listo para tomar el siguiente paso para hacer crecer tu negocio? Simplemente haz clic AQUÍ para completar tu solicitud adaptable a tu dispositivo móvil. Solo te llevará unos minutos. No necesitas ningún documento y esto no afectará tu puntaje de crédito. ¡Queremos trabajar contigo!

¿Calificas para un
préstamo de negocios?