Padre alimentando a su bebé en la oficina. Concept: Logra un balance perfecto entre la paternidad y los negocios
Timothy Ronaldson
Por: timothy-ronaldson
Leelo en 11 minutos

Logra un balance perfecto entre la paternidad y los negocios

0 0
0
Blog_Banner_1

La paternidad es una de las cosas más satisfactorias en la vida de un hombre.

Además, ser un emprendedor también te proporciona los ingresos necesarios para mantener a tu familia.

Uno de los mayores desafíos que enfrenta cualquier padre es poder equilibrar su vida personal y profesional. Ser el dueño de una empresa requiere mucho tiempo, esfuerzo y energía. Pero la paternidad exige lo mismo. ¿Entonces cómo lograr un perfecto equilibrio entre ambos?

Encontrar cómo dirigir un negocio y poder para pasar tiempo de calidad con la familia puede ser difícil.

Pero no te preocupe, no estás solo.

Muchos emprendedores se enfrentan al mismo dilema diariamente. Pero con algunos consejos y trucos, podrás administrar tu tiempo para ser un buen emprendedor sin sacrificar el tiempo con tus hijos.

5 consejos para equilibrar la paternidad y los negocios

Todos los emprendedores deben descubrir cómo gestionar mejor su tiempo para tener éxito en el trabajo, pero ¿cómo puedes asegurarte de que tendrás tiempo suficiente para estar con tu familia?

Cuando hay alguna emergencia laboral, ¿te aseguras de manejarla al momento, incluso si le prometiste a tu hijo o hija que irías a su juego de futbol?

Padre millennial latino cargando a su bebé en el parque, close up

El Centro Nacional para las Estadísticas de Educación ha revelado en un reporte que si estás presente como un padre para tus hijos, su desempeño escolar puede mejorar.

Así que encesitas encontrar tiempo para tu trabajo y para tus hijos, y aunque suena a que es imposible, no lo es.

Te compartimos cinco consejos fáciles para ayudarte a equilibrar la paternidad y los negocios.

1. Asegúrese de contar con el apoyo adecuado

Uno de los mayores desafíos que enfrentan los dueños de pequeñas empresas es aprender a delegar tareas a otras personas. Muchas veces, los empresarios piensan que nadie hará las comsas mejor que ellos, y por eso no delegan. Sin embargo, es muy importante que reconozcas que es imposible que hagas todo sin ayuda.

Hombre estresado trabajando en la oficina

Ser padre y estar en la oficina todos los días a todas horas es imposible. Si quieres pasar más tiempo con tu familia, tendrás que aprender a delegar. 

La única manera de ser un papá exitoso es encontrar personas que puedan ayudarte.

En el lugar de trabajo, esto podría incluir:

  • Tener a alguien que maneje la nómina y a los empleados
  • Otra persona tendrá que gestionar la producción diaria de tu equipo
  • Busca a alguien que administre tu agenda, reuniones y otras citas importantes

Si estás teniendo problemas para averiguar cómo lograr todo esto, intenta unirte a un grupo local de Meetup o de networking, allí habrá otros padres y empresarios que podrán compartirte sus sugerencias.

Como dijimos antes, no estás solo. De hecho, según un informe de la Kauffman Foundation for Entrepreneurship, casi 60% de todos los empresarios eran padres de al menos un hijo cuando comenzaron su negocio.

No eres el único papá emprendedor que intenta equilibrar la paternidad con los negocios.

2. Concéntrate en una sola cosa a la vez

Como papá emprendedor, puede ser muy fácil que termines abrumado rápidamente. Tanto en el trabajo como en casa, a cada momento surgen nuevos problemas o necesidades que necesitan tu atención inmediata.

Algunos padres y dueños de negocios exitosos manejan esto al enfocarse en una sola tarea a la vez. No importa cuantas otras tareas más haya. Tu atención debe irse a solo una de ellas y las demás deberán esperar.

Al principio no es fácil, pero poco a poco lograrás concentrarte en una sola cosa a la vez.

Hijo asíatico ayudándole a su papá a tomar café mientras trabaja en su laptop. Home office, trabajando desde casa.

¿Sabías que, de acuerdo a algunos estudios psicológicos, hacer varias cosas a la vez puede afectar el tiempo que eres productivo en un 40%? En vez de abrumarte tratando de hacerlo todo al mismo tiempo, enfócate en una sola tarea.

Una forma de lograr esto es haciendo una lista diaria de cuáles son las tareas importantes y cuáles son secundarias.

Limítate a cinco tareas cada día que absolutamente debes cumplir. Esto debe incluir al menos dos tareas en el trabajo y dos tareas en el hogar, para que te asegures de que estás dándole el mismo tiempo al trabajo y a la paternidad.

Luego, a medida que surjan nuevas cosas durante el día (porque es inevitable que aparezcan nuevos pendientes), te darás cuenta de si necesitas reemplazar una de las tareas originales de tu lista de prioridades, o si son parte de la lista de pendientes secundarios.

  1. Ten una agenda rigurosa

Como mencionamos anteriormente, es muy fácil sentirse abrumado cuando eres papá emprendedor. También puede ser que el estrés te juegue una mala pasada y agendes dos cosas el mismo día a la misma hora.

Una de las mejores maneras de evitar esto es mantener una agenda rigurosa.

Papá preocupado mirando su celular mientras su hija hace tarea en el fondo.

Aprovecha las maravillas que puede hacer tecnología.

Es muy sencillo crear un calendario detallado en tu smartphone, el cual podrás ver y actualizar en cualquier lugar. También puedes configurar recordatorios antes de cada evento próximo para que no olvides que se avecina algo importante.

Ser riguroso al tener una agenda puede ser de gran ayuda, por lo que deberás poner alli todos tus eventos. Sí, absolutamente todos. Incluso si un evento no se realizará hasta dentro de varios meses, es importante que lo coloques en tu calendario lo antes posible para que no lo olvides.

Por ejemplo, puedes poner el cumpleaños de cada miembro de tu familia en el calendario (en una repetición anual) es una excelente manera de asegurarte de no programar una reunión ese día.

También debes hacer esto con tu aniversario de matrimonio, lo que te ayudará a sumar puntos con tu pareja. 😉

4. Involucra a tus hijos en tu negocio

No, no nos referimos a que deberías convertir a tus hijos en empleados para que pases más tiempo con ellos.

Si bien es bueno dirigir una empresa familiar, la administración de estas conlleva muchos desafíos. Además, es posible que tus hijos simplemente sean demasiado pequeños para comenzar a trabajar o que no tengan la misma pasión e interés que tú tienes por tu negocio.

Lo que queremos decir es que debes involucrar a tus hijos (y toda tu familia) en tu vida laboral. Sé transparente con ellos.

Padre e hijo felices trabajando en el motor de un camión.

Enséñale a tu familia qué es lo que haces en el trabajo.

Llévalos a tu empresa para que puedan ver lo que haces y cómo lo haces. Explícales cómo administras el negocio, comparte con ellos tu pasión y las razones para tener una empresa.

A los niños les encanta ver la vida que viven sus padres fuera de casa, así que seguro que disfrutarán conocer tu vida laboral.

Llegarán los momentos en que tus responsabilidades como dueño de una pequeña empresa harán que no puedas asistir a algún evento familiar o que te mantengas alejado de casa más tiempo del que querrías. Si tus hijos entienden qué es lo que haces y por qué lo haces, será más fácil para ellos aceptar que no podría estar allí.

5. No te estreses.

Los desafíos de la paternidad y los negocios pueden ser bastante. Tratar de equilibrar los dos puede traer mucho estrés.

Sin embargo, es importante que recuerdes que elegiste ser un papá empresario por una razón: es gratificante y te encanta. Como tal, enfrenta los desafíos diarios con una mente abierta y comprende que obtendrá mucho más de lo crees.

Padre e hija caminando por la calle platicando y riendo.

La manera en la que te sientas al final del día (ya sea estresado, cansado o feliz) dependerá casi totalmente de cómo reacciones a la presión. No permitas que se convierta en estrés.  

Date cuenta de lo extremadamente afortunado que eres al ser dueño de una pequeña empresa y un padre al mismo tiempo. Acepta los desafíos y en lugar de estresarte por ellos, tómalos como una oportunidad para mejorar.

Todo esto te ayudará a convertirte en un mejor papá.

Únete a una comunidad de personas como tú

Equilibrar la paternidad y los negocios no tiene que ser una tarea imposible. De hecho, puede ser una de las cosas más gratificantes.

Seguir estos consejos es una excelente manera equilibrar la paternidad y los negocios y ser más feliz.

Si quieres crecer tu negocio y manejarlo mejor (para poder pasar más tiempo con tus hijos), únete a una comunidad de personas como tú. Suscríbete a nuestro programa en Facebook Live Pregúntanos y te unirás a una comunidad de más de 30,000 emprendedores apasionados por sus negocios.

Durante Pregúntanos podrás aclarar cualquier duda que tengas en tiempo real, además de recibir consejos, trucos y estrategias, así como más ideas de marketing y formas de hacer crecer tu negocio y crear un legado para tu familia.

Así es como nosotros, en Camino Financial, podemos cumplir con nuestro lema de “Nunca dejar de lado a ninguna pequeña empresa”.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS