Por: imaubert
Leelo en 7 minutos

Historia de éxito: El COVID no la detuvo, fortaleció su negocio

El negocio iba viento en popa.

Tras renovar su préstamo con Camino Financial, Looking Good Beauty House, el salón de belleza de Milagro Cardona basado en Los Angeles, reportaba un mejor flujo de efectivo y había incrementado sus ingresos en aproximadamente 32%.

Luego, vino la crisis por el COVID-19 y su negocio tuvo que cerrar las puertas durante dos meses y medio para atender las restricciones impuestas por la ciudad. No podía operar, a riesgo de sufrir una penalización.

El panorama no era alentador, pero Milagro no se iba a quedar con los brazos cruzados ni dejaría que su espíritu emprendedor se apagara. Ella, como muchos otros dueños de pequeños negocios, es resiliente y es difícil detenerla cuando está “en su zona”.

Sabiendo que en Camino Financial tiene a un aliado para su negocio, Milagro renovó por tercera ocasión su préstamo el pasado 30 de abril. Así, en plena pandemia, aseguró una inyección de $14,839 para su salón de belleza, lo que significó tener el capital de trabajo para transitar por esta crisis financiera, proteger su patrimonio y, además, reinventar su negocio.

Una mano amiga digital

Su más reciente préstamo le permitió a Milagro comprar más suministros, reponer el inventario, preparar su salón para la reapertura, y mantener algo de capital de trabajo en sus libros para sus gastos operativos. Pero ella no solo se benefició del programa de micro préstamos lanzado recientemente por Camino Financial.

Además de ser un socio financiero para sus miembros, en Camino Financial cumplimos una misión educativa brindándoles recursos para sus empresas crezcan.

Así lo pudo comprobar esta empresaria, pues pudo capacitarse con los webinars y contenido relacionado con el Programa PPP y el EIDL. Con la información reunida y aprendida en nuestros webinars, Milagro aplicó por ambos programas y ¡logró ser una de las beneficiarias del Programa de Protección de Nómina (PPP)! 

“El monto del préstamo fue pequeño, pues solo empleo a tres personas, pero estoy muy agradecida por tenerlo”, asegura Milagro. Y aunque aún no ha recibido respuesta de su otra solicitud, confía en que el resultado también será positivo.

Época de transformación

Looking Good Beauty House reabrió sus puertas el pasado 5 de junio, y lo hizo renovado por la normativa del distanciamiento social en las estaciones de belleza y la adaptación del área de espera.

Milagro eligió ver esta crisis financiera como una oportunidad para hacer negocios de una manera más inteligente.

Milagro comparte que tiene una larga lista de espera para sus clientes del salón.

“Antes de la pandemia, era muy normal que los clientes cancelaran las citas que hacían para atenderse en el salón; era una práctica común en el negocio. Pero ahora estoy pensando en cobrar un depósito cuando se hagan citas para que asegurar el ingreso por adelantado y mantener alto el valor de mis servicios”, explica la empresaria.

Consejos para sobrevivir al COVID-19

Claro que no ha sido fácil la reapertura, sobre todo para cumplir todas las medidas sanitarias preventivas.

“La parte más difícil es decirle a las personas que esperen afuera del salón para atender su cita y poder cumplir con el distanciamiento social”, comparte.

Pero aún con todo, Milagro ha aprendido a luchar por lo que tiene y a mantenerse positiva a pesar de los retos que tenga que enfrentar. Por eso, para todos aquellos empresarios latinos que han sido afectados por esta terrible pandemia, Milagro les tiene un mensaje:

“No hay que perder la esperanza y hay que seguir adelante.”

“Si confías en que tu negocio es bueno y que ofreces un valor, llama a tus clientes y no pierdas contacto con ellos. Sigue promoviendo tus servicios para generar ventas futuras. Quizá no obtengas 100% de reciprocidad, pero seguramente habrá clientes que estén dispuestos a hablar contigo.”

Bien lo sabe ella, pues siguiendo esta estrategia de seguimiento descubrió que el 75% de sus clientes todavía estaban interesados en recibir sus servicios durante la crisis, y pudo además, agendar citas futuras con ellos.

“Muchos de mis clientes me agradecieron que los tuviera en mente. Incluso me dijeron que los ayudé a levantar el ánimo, pues estaban empezando a olvidarse de ellos mismos y de su aspecto.”

Así, Milagro comparte la enseñanza de estos meses que mantendrá a lo largo de su vida emprendedora:

Crea una relación y una conexión personal con tus consumidores. Eso genera que haya confianza, lo que te ayudará a ganarlos como clientes y a conquistar su corazón.

Otra de las lecciones que aprendió esta empresaria es a cuidar del crédito.

¿Cómo?

En su caso, fortaleció su relación con Camino Financial, su prestamista, pues sabía que en estos tiempos, mantener un buen crédito e historial de pagos era fundamental.

“Eso permitió que pudieran extender mi línea de crédito e incluso mejorar los términos, especialmente ahora cuando más lo necesito. En este país el crédito es muy importante y debes protegerlo.” 

Aliados para crecer

Milagro conoció a Camino Financial en diciembre de 2017, mientras navegaba en Facebook. La engancharon las historias de éxito de nuestros miembros, sin saber que al poco tiempo ella se convertiría también en uno. 

En 2018 obtuvo su primer préstamo, que ha renovado ya en tres ocasiones, siempre para crecer su negocio y agrandar su sueño emprendedor. Además, aprovecha el contenido de nuestro blog para educarse como pequeña empresaria. 

Si tú también quieres cambiar la situación actual de tu negocio, detectar oportunidades para crecer, y acceder a ayuda financiera, ¡comienza ya!

Aplica por uno de nuestros préstamos y empieza a crecer tu negocio.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS