Por: seansalas
Leelo en 3 minutos

Haz lo imposible: toma medidas para obtener un préstamo bancario

1 0
0

Muchos dueños de negocios piensan que obtener un préstamo bancario es imposible. Es cierto que el camino hacia un préstamo bancario no es simple: el porcentaje de préstamos aprobados en un banco nacional grande es del 31%, mientras que en un banco comunitario es del 59% (fuente: Encuesta de crédito para pequeñas empresas de la Reserva 2014). Las pequeñas empresas a menudo tienen dificultades para ser aprobadas porque no están preparadas para el proceso de la solicitud del préstamo. Aquí te ofrecemos cinco sencillos consejos para lograr lo imposible y estar preparado para solicitar un préstamo bancario:

1. Genera flujo de caja

Un banco no dará un préstamo a un pequeño negocio a menos que genere efectivo para afrontar los pagos de la deuda. Los flujos de caja son el fondo remanente después de que todos los gastos han sido restados de las facturas. Por lo general, un prestatario otorgará a una empresa hasta el 80% de los flujos de caja que se esperan generar durante el plazo del préstamo. Los bancos normalmente utilizan las declaraciones de impuestos como base para calcular el flujo de caja anual: asegúrate de darle a tu negocio el crédito que merece cuando hagas tu declaración de impuestos.

2. Construye historial crediticio de tu negocio (y también personal)

Asegúrate de construir historial de crédito tanto personal como para tu negocio antes de solicitar un préstamo bancario. Para más información, lee nuestro artículo: Construye tu crédito comercial en 4 pasos.

3. Construye bienes tangibles

Los bancos buscan bienes tangibles para colateralizar el préstamo. Algunos ejemplos de bienes tangibles son los siguientes: bienes raíces, ahorros en efectivo, equipamiento, o en algunos casos una cuenta individual de retiro o jubilación (IRA).

4. Registra tu progreso

Mantén todos los documentos de tu negocio en órden, en términos legales y con vistas a la preparación de tus impuestos. Además, asegúrate de contar con sistemas o herramientas para generar los reportes financieros requeridos para suscribir el crédito de tu negocio.

5. Reúnete con tu banquero

Reúnete con tu banquero para asegurarte de que te conoce a ti y a tu negocio. Te hará la vida mucho más fácil. Al fin y al cabo los negocios se basan en las relaciones, y quieres que tu banquero apoye tu negocio cuando sea momento de conseguir un préstamo. Para tener más información, lee estos tres consejos para fomentar una sólida relación con tu banquero.

¡Y no olvides visitar nuestra Guía fundamental para obtener un préstamo! En ella encontrarás todos los recursos que necesitas para que tu solicitud tenga éxito.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?