Por: rkapur
Leelo en 11 minutos

¿Ha llegado el momento de vender tu negocio?

0 0
0
Blog_Banner_1

Cuando hablamos de vender tu negocio, ¿cómo saber si ha llegado el momento adecuado? Puede ser difícil tomar una decisión tan importante que incluso podría cambiarte la vida.

Si vendes tu negocio demasiado pronto quizá no tengas tiempo de prepararte adecuadamente. Es posible que no seas capaz de hacer todos los preparativos que podrían ayudarte a obtener el mejor precio.

Por otro lado, si esperas demasiado para poner tu empresa a la venta, quizá pierdas a  un comprador que estaba dispuesto a pagar el precio que deseas.

En definitiva, ¿cómo acertar? ¿Es mejor posponer la venta hasta que tu empresa crezca más y aumenten sus ganancias? ¿O es mejor comenzar a buscar un comprador de inmediato y esperar recibir el precio que quieres?

Si estás contemplando la venta de tu negocio, hay dos razones generales que pueden validar tu decisión: razones financieras y razones personales, relacionadas con tu estilo de vida. Analicemos estos dos campos en detalle para ver si tus motivos justifican la venta de tu empresa.

¿Cómo saber si es hora de vender tu negocio?

La razón principal por la que un empresario vendería su negocio tiene que ver o bien con razones financieras o bien con un cambio de estilo de vida.

¿Por qué vender un negocio? – Razones financieras

Seguro que te ha llevado años o incluso décadas conseguir que tu negocio alcance su tamaño actual. Ahora tienes una empresa floreciente que genera una ganancia considerable. Tu lista de clientes es amplia y se expande a un ritmo constante. Con los años, has llegado a construirte una excelente reputación.

¿Por qué deberías pensar en vender ahora?

Razón 1: El mercado actual es favorable para vender un negocio

Simplemente, este podría ser el mejor momento para vender. Una encuesta realizada por CNBC/SurveyMonkey para el cuarto trimestre de 2019 halló que el optimismo empresarial ha aumentado en relación con el trimestre anterior. En el tercer trimestre de 2019, el índice de confianza de las pequeñas empresas alcanzó los 57 puntos. En el cuarto trimestre, ascendió a 59.

¿A qué se debe este optimismo? Jon Cohen, director de investigación de SurveyMonkey, señala que «los propietarios de pequeñas empresas están terminando 2019 de la misma manera que terminaron 2018: satisfechos con el estado actual de su negocio, anticipando el crecimiento de los ingresos en el nuevo año y trabajando duramente para atraer nuevos clientes y contratar a empleados calificados».

Si estás pensando en vender, este optimismo es exactamente lo que necesitas. Es probable que el mayor nivel de confianza se traduzca en un precio más alto.

Razón 2: Te ofrecen un precio alto

Puede que una gran empresa en la misma línea de negocios que la tuya esté buscando expandirse en tu área. Podrían ofrecerte un precio que mucho más elevado de lo que piensas. Es importante recordar que una gran corporación no verá las cosas como tú, y a ellos les puede merecer la pena pagar un precio elevado: pueden permitirse pagar 30% o incluso 50% más de lo que vale realmente tu empresa.

¿Deberías aceptar una oferta así? En la mayoría de los casos, tu respuesta debería ser «sí». Puedes aprovechar el dinero extra, ahorrando para tu jubilación o invirtiéndolo comprando otro negocio.

Razón 3: Se presenta una nueva oportunidad

Es posible que tengas una idea para abrir un nuevo negocio, quizá relacionado con tu línea de trabajo actual. O incluso podría ser algo que no has hecho antes. Pero estás convencido de que puede tener éxito, dado el momento y los recursos con los que cuentas.

Si estás seguro del éxito de este nuevo proyecto, puede tener sentido obtener el capital que necesitas mediante la venta de tu negocio actual. No olvides que vender tu negocio y utilizar los fondos para un nuevo proyecto conlleva algunos riesgos. Sin embargo, tu nuevo proyecto podría ser mucho más exitoso que tu empresa actual.

¿Por qué vender un negocio? – Razones personales

Para muchos empresarios, el momento de vender su negocio está determinado por razones personales o relacionadas con su estilo de vida, como las siguientes:

Razón 1: Jubilación

Muchos empresarios son reacios a dejar de trabajar. Después de todo, eso es lo que han estado haciendo durante la mayor parte de su vida. ¿Por qué dejarlo ahora?

Pero lo cierto es que la edad nos cobra factura a todos. A los 60 o 65 años, no tendrás la misma energía y entusiasmo que hace 30 años. En esta etapa, es probable que desees aminorar tu ritmo de trabajo. Los datos compilados por Manta, un proveedor de recursos para pequeñas empresas, revelan que la edad de jubilación varía ampliamente entre los empresarios:

¿A qué edad se jubilan los propietarios de pequeñas empresas? – Datos de Manta:

Edad de jubilación Porcentaje de empresarios que planifican jubilarse a esa edad
Más de 65 42%
55-64 29%
40-55 19%

Estos datos excluyen al 10% de los dueños de negocios (42% + 29% + 19% = 90%). ¿Cuándo planea retirarse este 10%? Los datos de Manta no lo mencionan. Podemos deducir que simplemente no han decidido una fecha de jubilación.

Curiosamente, según la información recopilada por Manta, el 18% de los dueños de negocios dicen que planean vender sus empresas para financiar su jubilación.

Razón 2: Motivos de salud

En algunos casos, un empresario puede verse obligado a dejar de trabajar por motivos de salud, tanto propios como de un miembro cercano de la familia. Podría ser necesario vender el negocio para conseguir dinero con el que afrontar los gastos médicos.

No deberías tener que vender tu negocio para costear los gastos médicos imprevistos. Después de todo, has trabajado durante años para construir tu empresa. Sería muy triste verte obligado a venderla para poder pagar las facturas del hospital.

Afortunadamente, hay una solución. Un buen paquete de seguro médico para pequeñas empresas puede ayudarte. Pero sé cauteloso a la hora de elegir tu plan de seguro médico. Hay una amplia gama de opciones, y debes barajarlas todas cuidadosamente antes de tomar una decisión.

Razón 3: Falta de pasión

Hay una tercera razón relacionada con el estilo de vida que puede justificar la venta de tu negocio. No implica un problema de salud o la edad avanzada. Tiene más que ver con el nivel de pasión que como empresario sientes por tu negocio. Lo cierto es que llevar a cabo la misma actividad día tras día y año tras año puede ser agotador.

Es posible que desees tomarte las cosas con calma por un tiempo o probar algo nuevo, y vender tu negocio podría proporcionarte los fondos necesarios para hacerlo.

Consejos para vender tu negocio

Si ya estás decidido a vender, el primer paso es saber cómo tasar y ponerle un precio a tu negocio. Debes saber ver tu empresa con los ojos de un extraño.

Si fueras el comprador, ¿qué buscarías? ¿Cómo llegarías a un precio de oferta? ¿Cuáles son los factores que influirían en tu decisión de comprar?

Usa toda esa información para prepararte adecuadamente. Debes tener tus estados financieros listos, y saber exactamente qué contienen. Invierte algo de tu tiempo con un contable para estudiarlos de cerca.

Aquí tienes otros consejos que puedes seguir para prepararte adecuadamente para vender tu negocio:

  • Busca ayuda: necesitarás un contable y un abogado que te ayuden con el proceso de venta. También puede ser buena idea recurrir a un corredor de negocios. Estos profesionales pueden ayudarte a obtener el precio más alto posible.
  • Repasa tus habilidades como negociador: como dueño de un negocio, ya estás acostumbrado a negociar con tus proveedores y otros vendedores. Ahora es el momento de utilizar esa experiencia con el posible comprador.
  • Prepárate para quedarte al mando de tu negocio por un tiempo: el comprador podría pedirte que continúes en la empresa por un período limitado de tiempo, para facilitarle la transición.

Alternativas a vender tu negocio

Vender tu negocio no tiene por qué ser siempre la mejor opción. Si estás pensando en vender porque quieres jubilarte, considera relegar tus responsabilidades a un familiar o a una persona de tu confianza. Esto te permitirá pasar menos tiempo en el trabajo y conservar tu negocio.

¿Qué pasa si quieres vender tu negocio porque necesitas dinero? En lugar de vender, considera solicitar un préstamo comercial. En Camino Financial, ofrecemos préstamos comerciales de hasta $400,000, con duraciones de entre 24 a 60 meses.

Tienes muchas posibilidades de ser aprobado para uno de nuestros préstamos comerciales. Nos regimos por nuestro lema: «No cerramos las puertas a ningún negocio», y el tuyo no es una excepción. No requerimos un puntaje mínimo de crédito a nuestros solicitantes, ni siquiera historial de crédito en absoluto. Para saber si calificas para recibir un préstamo solo tienes que completar este sencillo formulario.

Últimas palabras

Vender tu negocio no es necesariamente la mejor opción. Pero podrías verte obligado a hacerlo por razones financieras o relacionadas con tu estilo de vida. Si decides seguir adelante con el proceso de venta, lee nuestros consejos sobre cómo vender un negocio. Te ayudarán a conocer todos los entresijos y detalles del proceso de venta de tu empresa.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS