decisiones de negocio
Por: vnadal
Leelo en 11 minutos

Guía Para Tomar Decisiones de Negocio

0 0
0

¿Calificas para un
préstamo de negocios?

Ya tienes tu producto, tu espacio, tu sitio Web, tu préstamo de pequeña empresa y tu presupuesto. Tú puedes dar un suspiro de alivio, ¿verdad? No tan rápido. Apenas has comenzando. Como propietario de una pequeña empresa, tú no vas a tener escasez de decisiones que tomar de manera regular. ¿Qué días festivos debemos observar? ¿Cuánto tiempo pagado de tiempo libre debo ofrecer a mis empleados? ¿Deberíamos cambiar de proveedor? ¿Debemos expandirnos? ¿Debemos limitar nuestro enfoque? Sin duda puede parecer abrumador e incluso puede darte unos cuantos pelos grises de más. Sin embargo, hay muchas maneras, como propietario de una pequeña empresa, en las que puedes navegar estas preguntas y determinar las respuestas correctas para ti y para tu negocio. Después de todo, la forma en que tomamos decisiones con respecto a cualquier aspecto de nuestras vidas no es completamente blanco o negro y las emociones ciertamente son un factor en cómo hacemos nuestras elecciones. La buena noticia es que ya has tomado una de las decisiones más grandes y más importantes que vas a tomar: decidiste seguir tu sueño de convertirte en un emprendedor.

Sólo Los Hechos

Mientras que las emociones nunca serán completamente eliminados del escenario de tomar decisiones, asegurándote de que has reunido toda la información de tu pequeña empresa, te ayudará a tomar decisiones inteligentes que se basan en la intuición y la información. Además, tómate el tiempo para analizar a fondo la información; no tengas miedo de pedir el aporte externo de amigos o mentores de confianza. Un tercero podrá evaluar la información sin permitir que la emoción juegue un papel en cómo se vean las cosas.

¿Cómo reúnes esta información? A través de cualquier número de vías, incluyendo la ejecución de informes presupuestarios, análisis de marketing y una buena conversación a la antigua. ¿Tiene razones para creer que necesitas hacer algo para mejorar la satisfacción del cliente? No tengas miedo de hablar con tus empleados sobre esto e interactúar con tus clientes. En términos generales, la gente te dirá lo que quiere, si tú simplemente les preguntas

Además de tener todos los datos con respecto a tu propio negocio, es también importante saber cómo tus competidores están haciendo negocio. Nadie está sugiriendo que cometas espionaje o que infiltres a un espía dentro de las oficinas de tu rival. Pero así como recopilas recortes e informes de prensa sobre tu negocio, echa un vistazo a lo que se está reportando de tus competidores.

Conoce El Final De Tu Juego

Siempre mantén un ojo en tus objetivos a corto plazo y tus objetivos de largo plazo. Va ser importante para cualquier propietario de pequeña empresa que quiera tomar decisiones inteligentes. Puede ser bastante fácil distraerte, podría ser imaginándote el día en que tu pequeña empresa se ha convertido en un imperio o al estar considerando un cambio de servicios de nómina en línea. Si bien ciertamente estas son cosas importantes a considerar, en el día a día, es clave que siempre tengas en cuenta que es lo que quieres y los resultados potenciales de tus decisiones. Aunque siempre es posible que aparezcan escenarios que no se previó, reproducir la cinta hasta el final de la mejor manera posible, es además beneficioso para encontrar ese equilibrio de permitir que tanto tu cabeza y tu corazón tengan un papel en la toma de decisiones.

Sin importar cuál sea la decisión con la que se está enfrentando, muchas veces echar un vistazo a la moral de los empleados servirá como guía. Si tu objetivo es expandir tu negocio (abrir otra ubicación, ofrecer nuevos productos, ahondar en comercio electrónico), entonces tener en cuenta la capacidad actual de tu personal, la moral y la capacidad de contratar personal adicional mantendrá a tus empleados actuales felices. Y, un empleado feliz es mucho más inclinado a hacer lo que pueden para ayudarte en el cumplimiento de los objetivos de expansión.

¡Pregunta!

Hubo una vez una línea en el programa de televisión, “El Ala Oeste”, en la que se le dijo a un nuevo miembro de la Casa Blanca, “al Presidente le gustan las personas inteligentes que no están de acuerdo con él.” Además, el Presidente Abraham Lincoln nombró en su gabinete, enemigos políticos, un gabinete que pasaría a ser considerado como uno de los gabinetes presidenciales más fuertes y más eficaces de la historia. Ciertamente, Sir Edmund Hillary necesitaba la guía de Tenzig Norgay para escalar la cumbre del Monte Everest e incluso los rivales comerciales Bill Gates y Steve Jobs ocasionalmente buscaban orientación entre ellos. El punto es que cualquier empresario exitoso sabe que a veces deben buscar la guía de otros cuando se trata de tomar decisiones que pueden afectar a tu negocio. (Incluso si eso significa que no siempre le gustará la orientación o aportación que reciba.)

¿Tu pequeña empresa es lo suficientemente grande como para tener administradores de diferentes departamentos? Busque su guía en varios temas; después de todo, tú los empleaste como gerentes por una razón ¿no? Y, no limites la búsqueda de su orientación únicamente en las cuestiones que se aplican directamente a sus puestos de trabajo. Por ejemplo, sólo porque alguien es tu gerente de recursos humanos no significa que no pueden tener algunas sugerencias valiosas con respecto a una próxima campaña de marketing. Después de todo, lo más probable es que este gerente de recursos humanos es un consumidor y ha sido testigo de un montón de campañas de marketing inteligentes, así como de los malos.

Los mentores, los profesores, amigos de confianza, los vendedores y los socios comerciales aplicables también pueden demostrar ser valiosas fuentes de información. Además, unirte a tu Cámara de Comercio local o la Asociación de Pequeños Negocios es siempre una manera positiva de obtener retroalimentación y orientación de otros profesionales y empresarios.

Respira Profundo

No es muy a menudo que una decisión debe hacerse en ese mismo instante. Lo más probable es, a falta de una verdadera situación de emergencia,  puedes tomar el tiempo (incluso si sólo son unas horas o hasta el final del día) para buscar orientación, recopilar información y de medir tus opciones. Tomar una decisión, al momento, por temor o por pánico no te hará ningún favor ni a ti ni tu pequeña empresa. Incluso en aquellas raras situaciones en las que necesitarás tomar una decisión más pronto que tarde, es probable que al menos tengas tiempo para dar un paseo por la cuadra o meditar (si eso es lo tuyo) por unos minutos para aclarar tu mente.

Gestión De Riesgos

Como se ha discutido, las decisiones inteligentes se hacen cuando existe un equilibrio entre la mente y el corazón. Lo mismo es cierto con respecto a los saldos de riesgo y recompensa .

Cuando un jugador está en la mesa de black jack y han estado perdiendo dinero, tienden a girar en una de dos direcciones: o bien empiezan a apostar en todo con la esperanza de que algo pegue, a menudo perdiendo aún más dinero en el proceso, o se vuelven extremadamente conservadores con sus apuestas, resultando a la vez en una reducción de sus posibilidades de ganar. Cuando se trata de tomar decisiones, muchos propietarios de pequeñas empresas tienden a comportarse de la misma manera.

Cualquier decisión que tomes como emprendedor tiene el potencial de riesgo. La clave es equilibrar eso con la recompensa, tomando decisiones de negocios inteligentes, sólidas y medidas. Tomar decisiones precipitadas y arriesgadas por pánico, porque tus ventas están bajas o jugando demasiada cerca del chaleco porque tu reciente campaña de marketing sólo perdió tu objetivo por un pequeño margen, puede acabar teniendo un efecto adverso en tu pequeña empresa a largo plazo. Si no estás seguro de cómo medir mejor riesgo versus recompensa, una vez más, no tengas miedo de consultar con otros profesionales.

Tome Todo Como Una Experiencia De Aprendizaje

El simple hecho es que de vez en cuando, tú vas a hacer lo que resulte ser una decisión equivocada. Está bien. ¿Adivina qué? ¡Eres humano! Y, no hay dueño de pequeña empresa que no ha estado en la misma posición. En vez de estar castigándote, tómalo y aprende de ella. Son muy pocas las ocasiones en que una decisión no se pueda dejar atrás. Siempre hay una oportunidad para enderezar el barco, como estaba. Evalúa lo que funcionó y lo que no. Aprende de ella, para que la próxima vez, tus decisiones serán mucho más informadas.

Siempre habrá un número de factores que desempeñan un papel en la forma en que tomes decisiones para tu pequeña empresa, y como cada situación será diferente, los factores a menudo serán diferentes. Simplemente continúa recopilando información, solicita ayuda, tómate el tiempo que necesites y evalúa, y estarás en el camino correcto para tomar decisiones de negocios sólidas.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?