Dueño latino de una pequeña empresa a la puerta del negocio y mostrando pulgar hacia arriba para ilustrar la idea "pequeña empresa exitosa"
Por: vnadal
Leelo en 10 minutos

Claves de una pequeña empresa exitosa

0 0
0

¡Ya tienes la idea! Una idea tan brillante que estás seguro de ser el próximo Steve Jobs o Mark Zuckenberg. El único detalle es que no sabes mucho de cómo construir una pequeña empresa exitosa. Es obvio que se requieren mucho trabajo, tiempo y pasión, pero la clave del éxito quizá sea mucho más simple de lo que imaginas si es que estás dispuesto a pedir ayuda, reconocer lo que no sabes y no caes en las trampas en las que tantos emprendedores caen.

Artículo relacionado: Construye tu crédito comercial en 4 pasos

1. Ponte en modo “Katy Perry” y ruge con valentía

A pesar de que suena obvio y un poco simplista decir que se requiere de valor para iniciar un negocio exitoso, considera lo siguiente: si no implicara coraje, muchas más personas lo harían. Iniciar un negocio propio puede ser una aventura a largo plazo, incluso de por vida. Requiere de mucho coraje perseguir tu sueño a pesar de todos los obstáculos y contratiempos que tengas que afrontar.

Además, hay que reconocer que gran parte del miedo está en empezar. Muchos empresarios se dejan atrapar por excusas como: “necesito recopilar más información”, “Necesito más fondos”, “Aun no tengo bien armado el equipo de talento que necesito”, etc. Muchos aspirantes a emprendedor no superan nunca la etapa de planeación porque usan todas estas excusas racionales para seguir alimentando sus miedos. Aunque ciertamente es posible apresurarse demasiado en dar el primer paso, siempre llega la hora de dejar de hacer planes escritos, dejar de crear tablas y gráficos y simplemente dar el salto. Aprende aquí cómo superar el miedo al fracaso.

Si crees firmemente en tu instinto que te dice que tienes una buena idea para una empresa exitosa, confía también en él cuándo te indique que es el momento adecuado e ignorar todas esas vocecillas que no te dejan avanzar.

Recuerda: el valiente no es aquel que no tiene miedo, sino el que, aun con miedo, se atreve.

2. No intentes vender el puente de Brooklyn

¿Estás seguro de que la gente querrá comprar lo que vendes, o solo crees que querrá comprarlo? Muchos dueños de nuevos negocios caen en la trampa de lanzar un producto que ellos creen que será exitoso en lugar de apostar por otro que ya ha sido exitoso en el mercado.

Claro que es importante ser innovador, pues es así como podrás posicionarte por encima de tus competidores. Sin embargo, si no hay un mercado real para tu linterna de mano que es paracaídas y gafas de sol a la vez, tu innovación no se traducirá en ventas.

¿Qué tal, quizá, una “linterna deportiva”? Una linterna de mano funcional y atractiva para atletas o para aquellos que disfrutan de las actividades al aire libre sería una mejor estrategia.

Una vez que tu idea gane fuerza y tengas una marca reconocida podrás empezar a tomar mayores riesgos con el desarrollo de productos innovadores.

3. Aprovéchate del ingenio y conocimientos de aquellos antes que tú

Edmund Hillary nunca habría escalado el Everest sin Tenzing Norgay. Beethoven necesitó de la instrucción inicial de Christian Neefe. Incluso Luke Skywalker necesitó a Yoda para poder utilizar “la fuerza”. Y todo el que inicia su propio negocio también necesita mentores fuertes para tener éxito.

Ciertamente se requiere de humildad para admitir que no sabemos lo que simplemente no sabemos, pero también hay un gran poder en hacerlo, pues nos permite a su vez tener una actitud abierta. Puede también abrirnos las puertas a nuevas oportunidades en redes de trabajo, que a su vez ayudarán a potenciar nuestras ventas o negociar mejor con nuestros vendedores.

Si nunca antes has tenido ni estado al mando de un negocio de un millón de dólares, ¿estás seguro de que realmente sabes cómo manejarlo? Quizás puedas beneficiarte de la orientación por parte de alguien que ya tiene esa experiencia. Una perspectiva externa puede ser de gran ayuda como guía para identificar los miedos que podrían estar saboteándote y la mejor forma de lidiar con ellos, así como para mantener el enfoque en tu misión sin enfrascarte en un solo nicho de mercado (como en el ejemplo anterior).

Por supuesto que esta puede ser una danza muy delicada: requiere tanto de saber cuándo es el mejor momento para iniciar el negocio, como de saber cuándo confiar en el propio instinto: después de todo, no todos los mentores nos ofrecen la mejor guía.

Pasar tiempo con ellos y ver su propio proceso de desarrollo puede ayudarte a identificar si son lo que necesitas. Recuerda: es perfectamente aceptable estar en desacuerdo con tu mentor. La clave está en ver con claridad cuándo se trata de una diferencia de opiniones y cuándo se trata de tu ego que no te permite escuchar las sugerencias de alguien más.

¿No sabes por dónde empezar para encontrar un buen mentor? Tus antiguos profesores o exjefes son una buena opción para comenzar. Incluso si no son lo que necesitas, con suerte serán ellos los que te puedan recomendar a alguien que sí sea la opción adecuada. Acércate a tu Cámara de Comercio local: este puede ser un buen lugar para conocer personas. Busca cuándo tienen lugar los eventos que te interesen y obtén una lista de miembros para contactarlos con facilidad.

4. Sueña por lo alto pero reduce tus gastos

La falta de flujo de efectivo tiene altas probabilidades de aniquilar un nuevo negocio. Es entonces necesario mantener los gastos bajos y generar ese flujo de dinero de inmediato. Es cierto que hay costos que se deben cubrir, pero es más fácil expandirse que decrecer.

Artículo relacionado: 7 Consejos para administrar el flujo de efectivo de tu pequeño negocio

Algunas formas de lograrlo son:

  • Si manejas un negocio de prestación de servicios, puedes solicitar un anticipo como depósito y el resto a pagar al término del servicio.
  • Pagar a tus proveedores por adelantado puede darte ventaja para negociar mejores precios.
  • Si manejas un negocio de ventas al por menor, puedes hacer uso del modelo popularizado por Amazon con su Membresía Premium, donde por una cuota mensual o anual, se garantizan las entregas en un determinado número de días.
  • Añade valor a artículos genéricos creando piezas de marca exclusiva para boutiques o tiendas especializadas.

Finalmente, es aquí donde tu creatividad e innovación realmente pueden florecer: siempre habrá formas en que el microempresario hábil pueda idear formas de mantener los costos bajos y las ventas altas sin sacrificar la calidad de sus productos o servicios.

5. Mantente tranquilo y bajo control

La palabra “controlador” ha tomado una connotación negativa cuando hablamos del dueño de una pequeña empresa exitosa. Aunque a nadie le gusta que lo controlen todo el tiempo, hoy en día es necesario que el dueño de una pequeña empresa exitosa mantenga el control de las operaciones diarias para asegurarse de que las cosas se ajustan a la misión y la visión de la compañía.

Además, a la hora de elegir a nuestros potenciales socios de negocios es importante estar muy conscientes de si esa es la mejor ruta a seguir. Considera su temperamento ante los conflictos que se puedan presentar: ¿Serán capaces de trabajar en conjunto para encontrar soluciones, o solo agravarán los problemas? ¿Sus metas están acorde con las tuyas o ellos tienen su propias intenciones? Una vez más, vuelve a escuchar la voz de tu instinto.

Embarcarse en la aventura de convertirse en dueño de tu propio negocio implica instinto, intuición, creatividad y humildad. Si eres capaz de manejar tus miedos, confiar en tu instinto, pensar de manera diferente y de pedir ayuda ¡estarás bien posicionado para ser un empresario exitoso!

Y quien sabe, tal vez algún día el alumno supere al maestro y tengas entonces el privilegio de ser tú el mentor de la siguiente generación de emprendedores.

Tal y como te dirá todo aquel que haya experimentado el éxito, es importante pasar el relevo a la siguiente generación.

Sigue leyendo para conocer todos los recursos que necesitas para emprezar un pequeño negocio.

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?