Derek Tallent
Por: dtallent
Leelo en 8 minutos

Estructuras de negocios: ¿Qué es una entidad excluida?

0 0
0
Blog_Banner_1

Como dueño de una pequeña empresa, debes conocer las diferentes estructuras de negocios para decidir cuál es la mejor en tu caso. Una de las estructuras comerciales menos conocidas es la denominada entidad excluida. ¿En qué consiste? Lo veremos a continuación y compararemos las características de una entidad excluida con otros tipos comunes de estructuras comerciales para que puedas decidir si esta es la que mejor se ajusta a tus necesidades.

¿Qué es una entidad excluida?

Una entidad excluida es una entidad comercial con un solo propietario y que no se reconoce a efectos fiscales como separada de su propietario. Esto significa que la empresa no presenta una declaración de impuestos, y los ingresos y pérdidas se informan en una sola declaración de impuestos: la del propietario. Si el propietario es un solo individuo, reportará los ingresos y las pérdidas del negocio en su propia declaración de impuestos individual. Si el propietario es una corporación, las pérdidas y los ingresos se reportarán en la declaración de impuestos de esa corporación. Algo clave que debes recordar es que, si bien el IRS no reconoce a una entidad excluida como separada de sus dueños, sí que permite que la empresa y el o los propietarios tengan responsabilidades separadas (así, el propietario no puede perder sus activos personales debido a una demanda, por ejemplo).

¿Qué diferencia hay entre una entidad excluida y otras estructuras de negocios?

Para tener una mejor idea de lo que significa este tipo de estructura comercial, puede serte útil compararla con otras estructuras comerciales comunes:

Empresa unipersonal: leyendo la definición anterior, puedes pensar que una empresa unipersonal y una entidad desatendida son lo mismo Es un error muy común, pero hay una diferencia crítica entre ambos conceptos. En una empresa unipersonal, el propietario y la empresa actúan como una única entidad a efectos de impuestos y también de responsabilidades. Eso significa que el propietario de una empresa unipersonal puede perder sus activos personales debido a deudas, bancarrotas o demandas judiciales.

LLC de múltiples miembros: una LLC de múltiples miembros es una LLC que tiene más de un propietario. Esto no calificaría como una entidad excluida porque paga impuestos como sociedad. Una sociedad no declara impuestos en un Anexo C (Formulario 1040) como lo haría una entidad excluida. Las asociaciones pagan impuestos de una manera diferente y específica.

Corporación S: una corporación, especialmente una corporación pequeña (o corporación S), siempre se considera separada de los propietarios en términos de obligaciones e impuestos, por lo que no calificaría como una entidad excluida (que no se considera separada para fines fiscales). Este tipo de empresas generalmente declaran sus impuestos por medio de las declaraciones de impuestos de los accionistas.

Corporación C: una corporación C es aquella en la que la empresa y los accionistas pagan impuestos por separado, lo que también se conoce como doble imposición. Obviamente, esta no es una entidad excluida, ya que, nuevamente, la característica principal de una entidad excluida es que la empresa y el propietario no se consideran separados a efectos fiscales.

Las LLCs, Corporaciones S y Corporaciones S no son entidades excluidas.

Cómo declarar impuestos como una entidad excluida

Si eliges estructurar tu negocio como una entidad excluida, declarar tus impuestos será bastante simple. Dado que el IRS no tiene en cuenta a tu empresa para fines fiscales, tú, como propietario de la empresa, tendrás que contabilizar todos los ingresos, pérdidas y deducciones de tu negocio en tus propios impuestos. Lo puedes hacer de diferentes maneras:

  1. Presenta un Formulario 1040 junto con el formulario Schedule C, tal como lo harías con una empresa unipersonal. Esto puede ser bastante confuso (ya que hemos explicado que una entidad excluida y una empresa unipersonal no son lo mismo), pero recuerda que la única diferencia entre ambas estructuras está en lo que a responsabilidad se refiere. La manera de declarar impuestos es la misma.
  2. Si no tienes empleados, pagarás los impuestos de trabajo por cuenta propia de la misma manera que lo haría una empresa unipersonal.
  3. Si tienes empleados, declararás los impuestos utilizando el número de identificación de empleador (EIN) de tu empresa.
  4. Para la seguridad social, Medicare e impuestos sobre la renta se utiliza el Formulario 941 del IRS.
  5. Para declarar impuestos especiales debes utilizar el Formulario 720 y enviarlo cada trimestre.

¿Necesitas más información? Aquí explicamos paso a paso cómo declarar impuestos como propietario único y te proporcionamos los formularios que necesitas.

Ventajas e inconvenientes de las entidades excluidas

Ventajas:

  • Impuestos de transferencia: como hemos visto, los impuestos de la empresa se reportan en la misma declaración que el propietario. Esto ayuda a evitar la doble imposición que tienen las corporaciones, y además, al usar un mismo formulario para todo, se evita el papeleo y las molestias añadidas.
  • Menos responsabilidad: la empresa tienen una responsabilidad separada de su propietario a nivel estatal. En las empresas de responsabilidad limitada, el propietario y la empresa se consideran la misma entidad, por lo que las deudas comerciales pasan a ser deudas del propietario. Con una entidad excluida, la responsabilidad de la empresa no recae sobre el propietario, con lo cual la casa, el automóvil u otros bienes personales no se pueden cobrar para pagar una deuda, por ejemplo.

Inconvenientes:

  • Impuestos sobre el empleo y las ventas: tener una entidad excluida puede beneficiarte a la hora de declarar impuestos federales, pero de todas formas deberás declarar impuestos sobre el empleo y las ventas. Obviamente, esto no es un problema si no tienes empleados y por tanto no estás obligado a pagar impuestos sobre las ventas.
  • Impuestos de autoempleo: en una entidad excluida estás obligado a pagar impuestos de autoempleo (es esta también una desventaja de las empresas unipersonales). Sin embargo, este impuesto puede ser deducible en algunos casos.

¿En qué circunstancias deberías considerar una estructura diferente?

Ten en cuenta que una vez que estructures tu negocio en la entidad de tu elección, siempre puedes cambiar la estructura en el futuro. Estas son algunas situaciones en las que quizá desees o  o necesites pasar de una entidad excluida a otro tipo de estructura comercial:

  1. Si ya no eres el único propietario: una vez que un socio o varios accionistas entren en escena, una entidad excluida ya no sirve. Tendrás que convertir tu empresa en una sociedad o corporación dependiendo de las circunstancias.
  2. Si quieres dejar de pagar impuestos de autoempleo: si puedes atraer accionistas o inversores a bordo, puedes considerar establecer una corporación. Esto te permitirá no declarar los impuestos de autoempleo que sí estás obligado a pagar como entidad excluida. Simplemente deberás pagar impuestos sobre tu propio salario, como un empleado más.

Cuando tienes más socios o inversores, debes considerar pasar de una entidad excluida a otro tipo de estructura.

Esperamos que esta información te haya ayudado a comprender qué es una entidad excluida y si es la que te conviene para tu negocio. Para obtener más información gratuita sobre estructuras comerciales o sobre cualquier área de tu pequeña empresa, simplemente suscríbete a nuestra newsletter de Camino Financial. Somos fieles a nuestro lema nuestro lema: “No cerramos las puertas a ningún negocio” y hemos creado una sólida comunidad de empresarios y expertos asesores. Te ayudamos en cualquier etapa de tu empresa a través del financiamiento y la asesoría que necesitas.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS