Small Business owners looking at receipts and paperwork to illustrate the idea "Small Business Data and Statistics"
Por: vnadal
Leelo en 11 minutos

Datos y estadísticas sobre pequeñas empresas que debes saber

1 0
0

¡Felicidades! Has decidido seguir tu sueño de abrir tu propio negocio. Es ahora cuando debes conocer algunos datos y estadísticas sobre las pequeñas empresas. Tanto si tienes una heladería, una boutique de ropa o un hotel para mascotas, al convertirte en empresario has elegido ser tu propio jefe, estimular la economía y crear empleos. Los que te rodean querrán darte su opinión y ofrecerte consejos, datos y estadísticas… ¿cómo saber qué es válido y qué debes descartar?

Todos hemos escuchado diversos datos y estadísticas sobre pequeñas empresas (generalmente bastante desalentadores) con respecto a las tasas de éxito y fracaso de estas. Por ejemplo, que más del 50% de los nuevos restaurantes fracasan. O que la mayoría de las pequeñas empresas nunca obtienen ganancias. Y que nunca recibirás un préstamo porque los bancos consideran que las pequeñas empresas son demasiado arriesgadas; tendrás que autofinanciarte si quieres ser empresario. Se dice que solo las nuevas empresas de tecnología tienen éxito. Abundan las noticias falsas, y las estadísticas que rodean a las pequeñas empresas tampoco son precisas. Sin embargo, hay muchos datos y estadísticas reales que los propietarios de pequeñas empresas deben conocer. ¡Así que sigue leyendo!

Datos y estadísticas sobre pequeñas empresas: lo básico

Para entendernos, definamos primero el término “pequeña empresa”. Si bien es cierto que se aplica a pequeños negocios familiares como la panadería del barrio de toda la vida, también se puede aplicar a empresas bastante más grandes de lo que podríamos esperar. La Administración de Pequeñas Empresas (SBA por sus siglas en inglés) define una pequeña empresa como aquella que emplea a menos de 500 personas. Entonces, aunque Google y Facebook ciertamente ya no se consideran pequeñas empresas, en algún momento lo fueron. Y también compañías en auge como Stitch Fix y Birch Box tuvieron que comenzar en algún lado.

¿Te parece que todos tus conocidos trabajan para Apple, Viacom o Sony? Bueno, si vives en Los Angeles o en la ciudad de Nueva York, tal vez sea así. Pero lo cierto es que más del 50% de la población activa en Estados Unidos (que es de 120 millones de hombres y mujeres) trabaja para pequeñas empresas. Por lo tanto, como empresario, tienes la capacidad de crear puestos de trabajo y de ser parte activa de la economía. ¿Dudas de que tengas influencia alguna como como creador de empleo? Entonces esto te sorprenderá: desde 1995, las pequeñas empresas han creado el 65% de los nuevos empleos en los Estados Unidos.

Si bien es cierto que embarcarse en la apertura de tu propio negocio puede ser algo arriesgado, tampoco es algo tan precario como pueda parecer. Lo respalda esta información: en realidad, el 70% de las pequeñas empresas permanecen abiertas por lo menos durante 2 años, el 50% sobrevive más de 5 años y el 25% continúa funcionando después de 15 años.

Y si tu pequeña empresa es un restaurante (a menudo considerado el más arriesgado de todos los pequeños negocios), no todos los datos y estadísticas sobre pequeñas empresas que escuchamos referidos a la tasa de fracaso de los establecimientos de comidas son ciertos: solo el 20% de los nuevos restaurantes cierran el primer año. ¿El motivo? A menudo no es la falta de clientes o la mala calidad. Por el contrario, a menudo se debe a la idea errónea de que los restaurantes son arriesgados y por eso los bancos no conceden los préstamos necesarios para financiar los costos iniciales. Afortunadamente, para la próxima generación de chefs en Estados Unidos, hay muchos prestamistas alternativos que ahora están mucho más dispuestos a prestar dinero a empresarios de restaurantes.

Dado que el 99,7% de los empleadores son pequeñas empresas, no cabe duda de que los empresarios desempeñan un papel muy importante en la economía. Por tanto, puedes estar seguro de que si sigues tu espíritu emprendedor, estarás en buena compañía.

Datos y estadísticas sobre pequeñas empresas: flujo de efectivo

Sigamos considerando las razones del fracaso de las pequeñas empresas. ¿Cuál es la razón principal por la que las pequeñas empresas se ven obligadas a cerrar? Es quizás bastante obvio: los problemas de flujo de efectivo. No nos referimos necesariamente a la cantidad de ingresos que genera una pequeña empresa, sino al momento en que llegan esos ingresos en comparación con el dinero que ha de gastarse. Por ejemplo, si tienes una empresa que utiliza un sistema de facturación, puedes encontrarte con el problema de no recibir los pagos que te deben hasta que hayan vencido las facturas que tú mismo has de pagar (como pagos de préstamos o alquiler). Esto puede crear un problema de flujo de efectivo.

Aprende aquí cómo optimizar el flujo de efectivo de tu pequeña empresa

Algunas pequeñas empresas, especialmente aquellas de naturaleza estacional, son más susceptibles a que esto ocurra. Una empresa de paisajismo o un servicio de mantenimiento de piscinas genera la mayor parte de sus ingresos en primavera y verano, lo que provocará que el resto del año sea menos productivo. Una buena manera de mantener el equilibrio financiero en tu pequeña empresa es contratar a un contable o utilizar los servicios de un contable público certificado para ayudarte a analizar tus libros de contabilidad y hacer que todo fluya sin problemas. Además, hay una variedad de softwares, como QuickBooks, que pueden ayudarte a estar al tanto de la contabilidad de tu pequeña empresa.

Aprende aquí cómo hacer un presupuesto para tu pequeña empresa con QuickBooks o Xero

Datos y estadísticas de pequeñas empresas: préstamos

Uno de los mayores temores de muchos futuros dueños de pequeñas empresas es la financiación: les preocupa no ser aprobados para recibir préstamos bancarios tradicionales. Lamentablemente, esos temores tienen una base real, al menos en lo que se refiere a grandes bancos como Bank of America o Wells Fargo. Solo el 24% de los grandes bancos aprueban las solicitudes de préstamos presentadas por pequeñas empresas. Sin embargo, los bancos comunitarios más pequeños y las cooperativas de crédito locales tienen una mayor tasa de aprobación.

Por otro lado, los prestamistas alternativos aprueban casi el 60% de las solicitudes de préstamos para pequeñas empresas. Así que no te preocupes. Incluso si una gran institución financiera no te proporciona el capital inicial que necesitas, existen muchas otras opciones a tu disposición. Sobre todo si eres mujer o perteneces a una minoría: solo el 24% de dueños de empresas pertenecientes a estos grupos reportó no poder recibir los fondos necesarios para hacer crecer sus negocios de manera efectiva.

Aprende aquí cómo financiar tu pequeña empresa emergente

De la misma manera que a menudo escuchamos que los bancos no otorgan préstamos a las pequeñas empresas, también se dice que un empresario debe pagar de su bolsillo los costos de puesta en marcha. Bueno, hay algo de verdad en este rumor. El 75% de los propietarios de pequeñas empresas sí debieron pagar los costos de puesta en marcha, y solo aproximadamente el 6% recibió fondos de amigos o familiares. Por lo tanto, es cierto: probablemente necesites usar tus propios ahorros para poner en marcha tu pequeña empresa, pero usando creativamente el marketing, con paciencia, y ofreciendo productos y servicios de calidad, pronto podrás recuperar el dinero.

Una vez que hayas sido aprobado para un préstamo, o hayas usado tus ahorros, o recibido los fondos de tu familia, la pregunta importante es: ¿cuánto dinero necesitas realmente? Las cifras varían: algunos informes apuntan $10,000 como la cantidad necesaria para poner en marcha una pequeña empresa, pero tal vez una cifra más realista esté cerca de $80,000.

Datos y estadísticas de pequeñas empresas: redes sociales y marketing

Teniendo en cuenta todos los costos que entraña comenzar tu pequeña empresa, no resulta sorprendente que hasta un 96% utilice el marketing en redes sociales, que es una manera económica (a veces gratuita) y efectiva de atraer a nuevos clientes. Aún así es sorprendente que solo el 72% de las pequeñas empresas tengan sitios web (muchas se limitan a usar su página de Facebook como una opción gratuita en lugar de pagar por un nombre de dominio y una web). Si bien es probable que las redes sociales nunca reemplacen a los medios tradicionales (por lo que es importante tener un equilibrio entre los dos), es una herramienta invaluable con la que poner en marcha tu marketing.

Si estás buscando formas innovadoras de marketing, considera las aplicaciones móviles y el marketing móvil para tu pequeña empresa, ya que solo el 25% y el 22% de las pequeñas empresas utilizan respectivamente estas herramientas. Invertir fondos en esas iniciativas de marketing puede ubicar a tu empresa por encima de tus competidores y generar ingresos y atención.

Las redes sociales no solo han demostrado ser una manera eficaz de marketing sino también una herramienta de búsqueda de empleo muy utilizada. El 79% de las búsquedas de empleo se hacen por medio de redes sociales, en publicaciones en Facebook y sitios web como LinkedIn y Indeed. Cualquier dueño de una pequeña empresa debe aprovechar esas plataformas para encontrar el personal más calificado.

Aprende aquí cómo usar las redes sociales para tu pequeña empresa

Sí, es cierto que se necesita coraje para empezar una empresa. Sin embargo, existen muchos recursos que harán tu tarea menos abrumadora. Recuerda que con la financiación adecuada, continuar la expansión de tu empresa es un esfuerzo mucho menos aterrador de lo que era antes. Por lo tanto, encuentra el capital necesario, instala las aplicaciones móviles que más se adapten a tu empresa, y bienvenido al mundo de la iniciativa empresarial. ¡Mucha suerte en tu aventura!

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?