Suzanne Llanera
Por: suzanne_llanera
Leelo en 12 minutos

¿Está tu negocio preparado para las ventas de verano?

0 0
0

El verano es sinónimo de diversión. Y eso es bueno para cualquier negocio. ¿Por qué? Las innumerable actividades recreativas que tienen lugar en verano generan necesidades en los consumidores que pueden impulsar las ventas en la mayoría de las empresas. En verano, además, la gente pasa más tiempo fuera de casa, lo que le puede ofrecer a tu negocio una mayor exposición y la oportunidad de atraer a todo tipo de clientes.

Seguramente vas a tener un aumento en tus ventas en verano. La pregunta es… ¿está preparado tu negocio para ello?

¿Está tu negocio listo para el aumento de las ventas de verano?

Solo tienes que hacerte las siguientes preguntas para saber si tu negocio está listo para recibir el verano. Si tu respuesta no es la más deseable, no hay por qué preocuparse: aquí tienes 15 soluciones y consejos para cada área de tu empresa, con los que conseguirás que tus ventas en verano aumenten a la par que las temperaturas.

1. ¿Tienes un nivel óptimo de flujo de efectivo? Asegúrate de tener un flujo de caja positivo para poder cubrir tus operaciones diarias. Lo ideal es contar con una reserva de ahorros en caso de que surjan costos inesperados. Si necesitas aumentar tu flujo de efectivo rápidamente, solo tienes que seguir estos consejos infalibles. Y recuerda que un préstamo comercial puede ser la mejor manera y la más rápida de disponer de efectivo. En otras palabras, un préstamo comercial puede resolver tus problemas de flujo de efectivo durante las temporadas con una actividad mayor de lo usual.

2. ¿Has preparado campañas de marketing para el verano? Debes contar con un programa de marketing y publicidad persuasivo que sea capaz de llamar la atención y el interés de los consumidores, que sea convincente y los anime a comprar en tu negocio. El marketing adecuado te colocará en una posición más fuerte con respecto a tu competencia. Si no deseas gastar demasiado en marketing, revisa estas ideas de marketing de bajo costo.

3. ¿Cuentas con suficiente inventario? Asegúrate de que tienes productos suficientes en stock. Lo último que deseas es que tus actividades de marketing generen una gran demanda de tu producto y que tus clientes se sientan frustrados porque no te quedan existencias. Antes de que comience la temporada alta, es el momento perfecto para negociar con tus proveedores para ver si puedes conseguir una buena oferta por comprar en grandes cantidades.

4. ¿Estás ofreciendo los mismos productos o servicios que el año pasado? Este puede ser el momento perfecto para actualizar la oferta de tu negocio y ofrecer a tus clientes productos novedosos e innovadores. Por ejemplo, si tienes un restaurante, intenta introducir un refrescante menú de verano.

5. ¿Tienes suficientes empleados para cubrir las ventas de verano? En primer lugar, debes estudiar los horarios de tu personal. Tu equipo tiene que estar listo para atender a un mayor número de clientes. Además ten en en cuenta que algunos de tus empleados seguramente tendrán planes para el verano y se tomarán vacaciones durante un tiempo. Si necesitas personal adicional, aprende aquí cómo contratar a los empleados adecuados para la temporada de verano.

6. ¿Es hora de hacer renovaciones? Comprueba el estado de tus instalaciones, decoración, y equipamiento. Si tienes un negocio de temporada que solo opera durante la temporada alta, algunos de tus equipos pueden estar obsoletos o deteriorados. De nuevo, un préstamo comercial a corto plazo puede ser la opción correcta que te permitirá realizar las inversiones necesarias para actualizar tu negocio.

7. ¿Cuentas con la tecnología adecuada? Presta atención a la tecnología que tu empresa está utilizando y asegúrate de que cuentas con aparatos y software actualizados y eficientes para satisfacer la mayor cantidad de clientes que puedes llegar a recibir en verano. Contar con un Sistema de Punto de Venta (POS) y un Sistema de Administración de Relaciones con el Cliente (CRM) es crucial para aquellas empresas que reciben a clientes o interactúan con ellos en su establecimiento.

8. ¿Estás al tanto de los días festivos? Aprovecha las oportunidades que el verano pone a tu disposición. Si tienes una tienda de ropa, haz rebajas en bikinis, camisetas y pantalones cortos, y asegúrate de mostrarlos de manera llamativa. Organiza regularmente eventos únicos y divertidos relacionado con el verano; por ejemplo, una fiesta hawaiiana podría funcionar para un restaurante. ¡Y no te olvides de las grandes celebraciones que tienen lugar el 4 de julio!

9. ¿Es tu negocio visible y atractivo? Limpia tu tienda o tus instalaciones y tu escaparate. Dado que el número de clientes aumentará, tiene sentido aumentar el espacio disponible dentro de tu tienda y presentarla de la manera más ordenada posible. Ten en cuenta que a los clientes les encanta comprar en lugares limpios, ordenados y donde puedan moverse sin dificultades. También es buena idea deshacerse del inventario de invierno y dejar espacio para la nueva mercancía. Organizar unas rebajas de primavera antes de la temporada alta de verano puede hacer maravillas. Con todo en su lugar, tú podrás centrarte en ofrecer el mejor servicio al cliente.

10. ¿Es hora de expandirse? Evalúa a fondo tu negocio. Dado el aumento en las ventas en verano, este podría ser el momento adecuado para instalar otra sucursal, ampliar tu espacio o simplemente renovarlo y crear una imagen más atractiva para tu su empresa. Una advertencia: si estás considerando comprar o alquilar un segundo espacio comercial, ten en cuenta que los precios suben durante la temporada de verano. Planea con anticipación y alquila o compra el espacio comercial antes de la temporada alta.

11. ¿Estás planeando visitar los mercados, eventos y ferias locales? No dejes de ir a los mercados y eventos al aire libre que te queden cerca. Durante los meses de verano, tendrán lugar una gran cantidad de eventos festivos como carnavales, mercadillos, ferias de fin de curso, ferias comerciales, exhibiciones de autos y barcos, etc. Intenta visitarlos y pasar un rato. Podrían proporcionarte información valiosa y la oportunidad de promocionar tus productos o servicios. Puede que incluso encuentres a tu competencia presente en estos eventos: podrías así observar de primera mano qué hacen y cómo lo hacen y obtener ideas sobre cómo ser más competitivo.

12. ¿Necesitas pagar o renovar permisos y licencias? Revisa tus permisos y licencias. Debes asegurarte de que todos los asuntos legales relacionados con tu negocio están en orden antes de que lleguen los días más ocupados. Si, por ejemplo, tienes un restaurante y estás considerando obtener una licencia de licor, planifícalo con anticipación, ya que puede tomar meses conseguir esta licencia.

13. ¿Estás considerando los gastos de servicios públicos? Intenta reducir tu factura de electricidad durante los meses de verano. En verano tu unidad de aire acondicionado estará en funcionamiento constantemente: límpiala y revísala antes de que lleguen los días más calurosos. Una unidad de aire acondicionado eficiente y a punto te ayudará a reducir los costos. También puedes ajustar tu termostato un poco más alto. Por último, si tu unidad de aire acondicionado está anticuada y estás pensando en cambiarla por una nueva, busca una que consuma poca energía. Aunque cambiar la unidad de aire suponga una inversión considerable, si eliges una eficiente puede ahorrarte dinero a la larga.

14. ¿Estás listo para los gastos inesperados? Tienes que estar preparado para lo impredecible. Siempre es adecuado tener un seguro de protección en caso de incendio, huracán, inundación e incluso terremoto, pero ten en cuenta que un seguro no cubre todo cuando ocurren estos desafortunados eventos. Incluso si tu seguro cubre las reparaciones, piensa que perderás negocios mientras tu establecimiento permanezca cerrado. Por lo tanto, si tu empresa se encuentra en un área propensa a sufrir desastres naturales en el verano (desde tormentas tropicales hasta huracanes), asegúrate de no encontrarte con que tienes pocos fondos si ocurre algo inesperado. Siempre es ideal tener un fondo de contingencia para eventos imprevistos.

15. ¿Has pensado en asociarte con otro negocio? La temporada de verano es el momento adecuado para hacerlo. Las asociaciones entre negocios hacen que todos salgan ganando. El verano es cuando la genta pasa más tiempo fuera y, por supuesto, esto significa que gastan más dinero. Tal vez asociarse con un parque temático o de diversiones, una cafetería o restaurante popular, una compañía de alquiler de automóviles o incluso una agencia de viajes puede aumentar tus ventas. Puedes dar cupones, descuentos u ofrecer crédito en tu tienda a aquellos que vienen recomendados por otro negocio.

Como puedes ver, la temporada de verano conlleva oportunidades excelentes para tu empresa. Pero, para aprovecharse del aumento de tráfico y de la actividad, tu negocio debe estar preparado convenientemente. De lo contrario, obtendrás el efecto contrario: tus clientes no estarán satisfechos y puedes perder la ocasión de hacer negocios con ellos.

El denominador común para adoptar todas la pautas que te hemos recomendado es el dinero. ¿Tiene suficiente efectivo disponible para hacer lo necesario y satisfacer adecuadamente el aumento de las ventas en verano? Si no es así, puede ser el momento perfecto para solicitar un préstamo comercial de Camino Financial.

Un préstamo comercial de Camino Financial puede ayudarte a estar preparado para las ventas de verano

En Camino Financial somos expertos y conocemos las peculiaridades y necesidades de las pequeñas y medianas empresas. También entendemos que tu negocio puede necesitar una inyección de capital durante la temporada alta.

Un préstamo comercial de Camino Financial puede proporcionarte los fondos cuando más lo necesitas. Nuestro financiamiento garantizará que tu negocio esté convenientemente preparado para la mayor demanda en la temporada de verano. El proceso de solicitud rápido y el corto tiempo de espera hasta que recibas los fondos asegurarán que dispondrás de dinero a tiempo para la época más crítica del año. Los montos de nuestros préstamos varían de $5,0000 a $400,000 para adaptarse a cualquiera de las necesidades u objetivos que tengas durante el verano. Si necesita mejorar tu flujo de efectivo u obtener fondos de emergencia para un evento imprevisto, solicitar un préstamo comercial al comienzo de la temporada de verano y devolverlo al final puede ser una estrategia muy útil.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?