Agente de bienes raíces entregando las llaves de un local, renta.
Jordan Schneir
Por: jordan_shneir
Leelo en 8 minutos

¿Es una crisis un buen momento para renegociar tu alquiler o rentar una nueva ubicación?

La pandemia del coronavirus ha llenado a todos con incertidumbre, especialmente a los empresarios. Es muy probable que te estés preguntando “¿Qué significa esta crisis para mi negocio? ¿Cómo me afectará?”

Tal vez abriste tu negocio hace poco y te preguntas qué pasos deberías seguir. O tal vez tienes una marca ya bien conocida y estás comenzando a sentir los efectos de esta epidemia. 

A medida que vayas enfrentando todas las dificultades, te darás cuenta que es vital encontrar formas de reducir tus costos y mantener la productividad. Las empresas tendrán que enfrentar muchos tipos de adversidades que afectarán su economía a medida que este virus se propaga, y aún así, tendrán que pagar la renta de sus locales.

Sin embargo, siempre es bueno encontrar el lado positivo en cualquier situación. Y este caso no es la excepción: dependiendo de tu situación, puedes reducir uno de sus mayores gastos: las mensualidades de la renta.

Una historia de éxito

Adquirir nuevos locales y crecer es una gran arma para cualquier negocio. Y, curiosamente, algunas de las mejores oportunidades para expandirse se presentan durante tiempos difíciles. 

Eso fue lo que Panera Bread Company hizo.

Esta compañía logró superar todos los desafíos de la última Gran Recesión y aprovechó al máximo las oportunidades que encontró. Todo esto sin comprometer sus estándares.

En 2008, cuando todos los demás negocios empezaban a ofrecer descuentos para atraer clientes, Panera no cambió sus precios y se centró en hacer de sus ubicaciones un lugar agradable para sentarse y quedarse un rato. En lugar de ofrecer cupones, capacitaron a sus asociados. Se mantuvieron fieles a su marca y obtuvieron las recompensas. 

Además, y debido a la recesión, la industria de bienes raíces estaba en un mínimo histórico: los precios bajaban porque nadie quería gastar su dinero durante un tiempo de crisis. Pero mientras otros ahorraban, Panera abría una nueva tienda cada 5 días en promedio.

Estaban adquiriendo nuevos contratos de arrendamiento porque confiaban en su empresa, sus productos, los servicios que ofrecían y sus fieles empelados. Debido a esto, eligieron cuidadosamente sus ubicaciones y pudieron rentarlas a precios más bajos de lo normal.

Entre 2000 y 2016, Panera tuvo un crecimiento en el precio de sus acciones del 5,646%.

Puedes lograr el éxito incluso en tiempos difíciles

Tras escuchar la historia de Panera, puede que pienses: “Tengo un gran negocio y creo que puede crecer, pero ya tengo un contrato de arrendamiento, ¿qué opciones tengo? 

Bueno, este podría ser un buen momento para hablar con su arrendador.

Si decides discutir el tema hoy mismo, recuerda que debes tratar la situación con tacto: todos estamos muy alertas y sobresaltados por la crisis. 

Es posible que tu casero intente mantener los precios el mayor tiempo posible, ya que todos estamos sufriendo los efectos económicos de esta pandemia. Por eso es importante que desarrolles un plan para que puedas renegociar tu contrato de la manera más inteligente.

Por otro lado, seguro tú también sufres la baja de clientes: tal vez sea una falta de tráfico peatonal o simplemente una disminución de los pedidos. Sea lo que sea, es importante que discutas tu situación con el dueño de tu local, porque puede ser que tengas problemas pagando la renta

Renegocia tu contrato de arrendamiento

Si quieres renegociar tu contrato para que tus finanzas no sufran tanto durante este tiempo, sigue estos pasos:

  1. Considera qué tipo de relación tienes con tu arrendador. Seguro buscas estabilidad en estos tiempos difíciles, y si tienes una buena relación con el arrendador, la negociación será más fácil. Tu arrendador va a querer analizar tu historial de pagos, e incluso podría querer ver otros documentos.
  2. Investiga y habla con vecinos. ¿Qué tan afectada se ve tu localidad? Si todo tu barrio está pasando por las mismas dificultades, es más probable que tu arrendador entienda tu situación.
  3. Piensa en razones prácticas por las cuales tu solicitud es razonable. Si tus ventas han bajado, tal vez no tengas el capital para pagar la renta, así que explica esta situación al arrendador.
  4. Haz la solicitud inicial por escrito para que más tarde no haya confusiones. Recuerda ser claro en lo que buscas.
  5. Revisa tus términos actuales y ofrece cambios realistas. Preséntale a tu arrendador los términos que deseas con suficiente antelación. Esto te servirá para que puedas terminar el contrato en caso de que sea necesario o encuentres una mejor alternativa. 
  6. Si lo consideras necesario, puedes ofrecer una contraoferta pero sé cortés y atento al hacerlo. Actuar guiado por tus emociones puede hacer que pierdas la negociación.
  7. Asegúrate de que todo quede escrito en un nuevo contrato.
  8. Si todo lo demás falla y renegociar los términos. Considera pedirle a tu arrendador que asegure el precio por un plazo más a largo, para que no suba la renta en el futuro cercano.

Toma en cuenta que los arrendadores más pequeños suelen ser más abiertos cuando se trata de revisar los términos de una renta. 

Rentar un nuevo local

Por supuesto, brote de coronavirus podría tener un efecto similar al de una recesión, y los precios podrían comenzar a bajar (ya que muchas personas no quieren invertir durante un período precario). 

Pero una situación de ese calibre puede ser tu oportunidad (asi como hizo Panera): alquilar un nuevo local podría ahorrarte el dinero que estás perdiendo durante la crisis del coronavirus. De esta manera, puedes invertir en algo que ayudará a tus finanzas.

Haz un balance de tu situación

Queremos ver a nuestros clientes sobresalir en todos los aspectos de su negocio. Por eso creemos que es importante que tengas las herramientas que necesitas para pagar tu contrato de arrendamiento en esta época incierta.

Lo último que quieres hacer es tomar medidas cuando estés justo al borde de tus finanzas. Empieza a renegociar tu contrato tan pronto como te sientas cómodo.

Recuerda, a medida que las tasas comienzan a caer, el momento de expandir tus ubicaciones puede acercarse. 

Si te preocupa el flujo de efectivo, considera trabajar con nosotros en Camino Financial. Nuestro objetivo es asegurarnos de que los empresarios tengan acceso al capital que necesitan para crecer sus negocios. Quizás un préstamo es lo que necesitas para ayudar a tu negocio durante estos tiempos difíciles.

Permítenos ser tus socios financieros y juntos resistiremos esta tormenta.

 

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS