Mano de mujer colocando billete en hucha de cerdito. Concepto: préstamo o ahorros
Por: rkapur
Leelo en 18 minutos

¿Es mejor solicitar un préstamo o usar tus ahorros para tu empresa?

1 0
0
Blog_Banner_1

Como dueño de una pequeña empresa, cuando necesites fondos adicionales para tu negocio seguramente te enfrentarás a este dilema: ¿deberías hacer uso de una fuente externa de financiamiento y contraer una deuda, o echar mano a los ahorros que tanto esfuerzo te ha costado ganar? En este artículo analizaremos en profundidad esa pregunta para que llegues a la decisión correcta.

Pero antes de comenzar, debemos entender lo que significan ambos conceptos:

  • Ahorros: Se trata del patrimonio o del dinero aportado por el dueño o dueños de la empresa. No hay intereses sobre tu patrimonio. Sin embargo, todos los que poseen capital en un negocio tienen derecho a una parte de sus ganancias. Para la mayoría de las pequeñas empresas, el patrimonio proviene de los propios recursos del empresario.
  • Deuda: Muchos empresarios piden dinero prestado a un banco o institución financiera para financiar su empresa, comprar equipos o pagar los gastos operativos. Si contraes una deuda, se te exigirá que la pagues junto con los intereses acumulados.

Cómo usar tus ahorros para invertir en tu negocio

Muchos empresarios comienzan sus negocios usando sus propios fondos. La cuestión de si deberían solicitar un préstamo y contraer una deuda, simplemente no tiene cabida porque pueden usar el dinero que han acumulado a lo largo de los años. Incluso si recurren una fuente externa, su propia contribución suele ser sustancial.

De la misma manea, la falta de capital inicial es la razón principal por la que a muchos empresarios les es muy difícil crear sus propias empresas. Sin embargo, es posible superar este obstáculo conociendo el concepto de “bootstrapping”.

¿Qué es exactamente bootstrapping y cómo puede ayudarte a la hora de crear tu negocio?

El concepto bootstrapping se refiera a la técnica de comenzar y administrar un negocio con muy poco capital. El propietario del negocio utiliza sus finanzas personales hasta que la empresa comienza a generar ingresos y ganancias. Si optas por este método, podría significar no contar con un sueldo en la etapa inicial de tu negocio.

En definitiva, ¿es una buena idea autofinanciar tu negocio con tus propios ahorros? Aquí tienes las ventajas y los inconvenientes de este método de financiación.

Ventajas e inconvenientes de autofinanciar tu negocio con tus ahorros

Ventajas

  1. No necesitas pagar intereses o preocuparte por pagar la suma que has tomado prestada. Esta es la gran ventaja de autofinanciar tu empresa. Los ingresos que tu empresa genera son solo para ti. Puedes invertir de nuevo estos ingresos en tu empresa.
    Puedes centrarte en dirigir tu negocio. Ten en cuenta que obtener la aprobación de tu solicitud de préstamo no es una tarea fácil. Tienes que cumplir con ciertos requisitos, preparar varios documentos, enviarlos al banco, y luego esperar una respuesta. Dependiendo de la institución, el proceso completo puede llevar semanas o incluso meses, y es posible que debas realizar varias visitas al banco. Si autofinancias tu negocio, no pierdes tiempo en estas actividades. Así, puedes centrarte exclusivamente en las actividades propias de tu empresa.
  2. No hay necesidad de presentar garantía o aval. Si solicitas un préstamo a una institución financiera, es probable que se te pida aportar algún tipo de garantía. ¿Qué es la garantía o aval? Normalmente se trata de los activos de tu empresa, como tu local o tus equipos, pero también puede extenderse a tus propiedades personales. Si no puedes devolver el préstamo a tu prestamista, podrían incautarte la garantía que proporcionaste. El prestamista puede llegar a venderlas para pagar el préstamo. Si usas tus ahorros para financiar tu negocio, no corres el riesgo de perder tus activos y propiedades.
  3. Puedes mantener tu independencia. Cuando obtienes un préstamo de un banco o de una institución financiera, su preocupación principal es recuperar la suma que te han prestado junto con el interés que has acumulado. Es cierto que tú puedes administrar tu negocio como desees, siempre y cuando realices tus pagos a tiempo.  Pero si te retrasas con los pagos, puedes estar seguro de que tu prestamista no tardará en tomar cartas sobre el asunto. Es posible que debas pagar una penalización por demora además de una tasa de interés mayor. ¡El prestamista puede incluso exigir que pagues de inmediato la suma total del préstamo! Sin embargo, si autofinancias tu negocio, no te enfrentarás a ninguno de estos problemas.

 Inconvenientes

  1. No contar con suficientes fondos es el mayor inconveniente de la autofinanciación. Esta es la razón por la que la mayoría de los propietarios de pequeñas empresas deben recurrir a fuentes externas de financiamiento. Necesitas una cantidad considerable de dinero si deseas expandir tu negocio, ingresar a un nuevo mercado o abastecerte de inventario.
  2. No tienes la oportunidad de construir tu crédito personal o comercial. Si nunca pides un préstamo, ¿cómo construirás tu puntaje de crédito? Tener una puntuación crediticia sólida conlleva muchas ventajas, mientras que lo contrario puede impedir que tu negocio se expanda a largo plazo. La mayoría de las empresas necesitan acudir a un prestamista en algún momento, y si no cuentas con un buen historial de crédito, obtener la aprobación de tu préstamo podría ser más complicado.
  3. Pierdes beneficios fiscales. ¿Sabías que el interés que pagas por un préstamo comercial es deducible de impuestos? Si te restringes a la autofinanciación, no contarás con ese beneficio.
  4. Te arriesgas “apostando todo a un solo número”. Esta es una de las mayores desventajas de la autofinanciación. Muchos empresarios invierten todo su patrimonio en sus negocios, e invierten todas sus ganancias de vuelta en su empresa. Si hay una recesión económica o si el negocio sufre pérdidas por alguna otra razón, pueden perder todo lo que tienen.

¿Cuánto de mis ahorros debo invertir en mi negocio?

Ya estás familiarizado con las ventajas e inconvenientes de autofinanciar tu negocio, pero el siguiente paso puede ser confuso. Si usas tus propios ahorros, ¿cuánto deberías tomar para financiar tu negocio?

Aquí tienes una posible solución. Se llama la regla del 50/30/20. Esta es una técnica de presupuesto que puedes usar en tu ventaja.

Consta de tres sencillos pasos:

Paso 1: Asigna el 50% de tus ingresos a tus necesidades básicas. Lo que pagas de alquiler, tu hipoteca, compras de supermercado, servicios de luz y agua, etc., están dentro de esta categoría.

Paso 2: Asigna otro 30% de tus ingresos a gastos discrecionales. En otras palabras, a actividades de ocio y aquello que disfrutas. Cosas como comer fuera, gastos de entretenimiento y vacaciones deben ocupar un máximo del 30% de tu presupuesto mensual.

Paso 3: Ahora te queda el 20% de tus ingresos. Puedes elegir ahorrarlo o invertirlo en tu negocio.

Si sigues los principios establecidos en la regla del 50/30/20, sabrás exactamente cuánto invertir en tu negocio. Sin embargo, para la mayoría de los propietarios de pequeñas empresas, la cantidad que pueden invertir en sus negocios resulta algo limitada si siguen esta regla, ya que necesitan la mayor parte de su dinero para satisfacer sus necesidades diarias.

Consejos para autofinanciar tu negocio

Cuando acabas de abrir un negocio, es muy normal que uses tus propios fondos para conseguir que despegue. Recuerda que la mayoría de los prestamistas suelen mostrarse reacios a prestar dinero a compañías que tienen menos de dos años. Así, el dilema de si usar los ahorros o pedir un préstamo seguramente no surgirá en absoluto, ya que cualquier dueño de una empresa nueva tendrá dificultades a la hora de obtener un préstamo.

Por lo tanto, la única opción viable si estás comenzando un negocio es utilizar tus propios fondos. Para hacerlo correctamente, sigue estos consejos:

  • No utilices todos sus ahorros para tu negocio. Debes guardar algo de dinero en un fondo de emergencia. Nunca se sabe cuándo es posible que necesites dinero en efectivo para una emergencia médica o una compra inesperada y considerable.
  • Considera cuidadosamente cómo usar el dinero asignado para tu negocio. Debes controlar tus gastos. ¿Realmente necesitas una computadora último modelo para tu trabajo? ¿O te puede ser igual de útil una que cueste la mitad?
  • Abre una cuenta de ahorro de alto rendimiento y deposita dinero regularmente. Te ayudará te ayudará a ir acumulando fondos que puedes utilizar en caso de emergencia.

Cómo usar un préstamo para invertir en tu negocio

Recuerda que si pides dinero prestado para invertir en tu empresa, deberás devolverlo junto con los intereses acumulados. Es crucial que entiendas esta responsabilidad antes de comprometerte con un préstamo.

¿Qué tipos de préstamos hay disponibles para los dueños de pequeñas empresas? Aquí tienes una lista simplificada:

  1. Microcréditos: los microcréditos suelen tener sumas inferiores a los $50,000. En la mayoría de los casos, los microcréditos tienen una tasa de interés más alta que los préstamos por un monto mayor.
  2. Préstamos para pequeñas empresas: este tipo de préstamo a menudo suele ser la mejor opción para un empresario. Por lo general, un préstamo comercial tiene una tasa de interés razonable y se paga a plazos que van de dos a cinco años.
  3. Préstamos de la SBA: la Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés) es una agencia gubernamental que brinda apoyo a los empresarios en este país. Los préstamos de la SBA están entre los más baratos del mercado, pero obtener uno suele ser complicado
  4. Tarjetas de crédito comercial: se trata de una fuente de financiamiento flexible. Las tarjetas de crédito comerciales también son populares porque muchas de ellas te brindan beneficios adicionales como extras en las habitaciones de hotel que reserves y descuentos al alquilar un automóvil.
  5. Financiación de equipos: si necesita comprar nueva maquinaria para tu negocio, la financiación de equipos podría ser una buena opción. Muchos fabricantes ofrecen financiación de equipos para la maquinaria que venden.
  6. Líneas de crédito: optar por una línea de crédito es una buena idea si no estás seguro de cuándo vas a necesitar fondos para tu negocio. La principal ventaja de este tipo de financiación es que te cobran intereses solo sobre el monto que llegas a usar. Por lo tanto, puede obtener aprobación en una línea de crédito y esperar a usarla solo cuando necesites los fondos.
  7. Adelantos de efectivo de comerciantes: la mayor ventaja de este tipo de financiamiento es que no necesitas un alto puntaje de crédito. Por medio de un adelanto en efectivo el prestamista o comerciante que te esté facilitado los fondos te proporciona un anticipo en efectivo a cambio de tus ventas futuras hechas con tarjetas de crédito.
  8. Fuentes alternativas de capital: si acabas de abrir tu negocio y tienes dificultades para obtener la aprobación de un préstamo, considera otras alternativas de financiamiento. Puedes también considerar pedir prestado a familiares o amigos, o incluso tomar un préstamo con garantía hipotecaria.

Ventajas e inconvenientes de financiar tu negocio con dinero prestado

Hacer crecer tu empresa con fondos prestados puede ser una buena idea. Pero endeudarse más de lo debido puede resultar un serio problema. Aquí tienes las ventajas e inconvenientes de esta forma de financiamiento.

Ventajas

  1. Te permite construir tu crédito: realizando los pagos de tu préstamo a tiempo,  puedes construir tu puntaje de crédito.
  2. Te permite establecer una relación con tu prestamista: puedes solicitar una pequeña cantidad de dinero incluso si no necesitas con urgencia los fondos. Esto te ayudará a construir una relación con tu prestamista, una asociación que podría resultar muy útil cuando tu negocio necesite los fondos.
  3. Puede ayudarte a expandir tu empresa rápidamente: los fondos prestados te proporcionan el dinero extra necesario para hacer realidad tus planes e ideas.
  4. Puede aumentar tus ganancias: imagina una situación en la que el dueño de un negocio pide dinero prestado para comprar un equipo nuevo. El dinero ganado con la venta de los productos fabricados con la nueva maquinaria podría utilizarse para pagar el préstamo. Sin los fondos prestados, no habría sido posible obtener este beneficio adicional.

Inconvenientes

  1. Intereses: este es el mayor inconveniente de pedir dinero prestado. Por supuesto, debes esperar tener que pagar una tasa de interés justa. Pero un préstamo con un costo injustificadamente alto puede afectar tus ganancias.
  2. Obligación de presentar garantías: algunos prestamistas exigirán al prestatario que presente algún tipo de propiedad o activo para garantizar el préstamo. Esto puede ser un factor decisivo para el dueño de una pequeña empresa que no puede proporcionar garantías.
  3. Demora: muchos prestamistas tardan semanas o incluso meses en proporcionar aprobación. Los préstamos de la SBA pueden tardar incluso más.
  4. Tiempo, esfuerzo y otros gastos: para preparar adecuadamente una solicitud de préstamo deberás recopilar tus estados financieros y otra información relevante de los últimos dos años o más. Puede que necesites ayuda profesional para poner en orden tus documentos y ayudarte con el papeleo.

¿Cuánto debo pedir prestado para invertir en mi negocio?

Si finalmente optas por pedir fondos prestados para invertir en tu negocio, la siguiente cuestión a abordar es decidir cuánto pedir prestado.

El primer paso que debes tomar es averiguar cuánto invertir en tu negocio. Para dar con la respuesta te aconsejamos ir paso a paso:

  • Define los objetivos de tu negocio.
  • Decide la cantidad de inversión que se necesitará para alcanzar cada meta.

Recuerda que no debes pedir prestado más de lo necesario. Una deuda demasiado grande solo puede acarrearte problemas. La regla de oro para decidir el límite máximo de un préstamo dicta que el pago mensual de tu préstamo no debe exceder el 80% de tus ganancias netas. Esto te proporcionará una red de seguridad en caso de que sufras una emergencia o de que disminuya por alguna razón tu flujo de efectivo.

Puedes usar una calculadora de préstamos comerciales para hacer estos cálculos correctamente.

Consejos para pedir dinero prestado para financiar tu negocio

Si decides seguir adelante y pedir dinero prestado, hay algunas precauciones que te conviene tomar:

  • No pidas prestado más de lo que necesitas: podrías endeudarte demasiado.
  • Asegúrate de que tu empresa puede generar suficiente efectivo para pagar el préstamo que toma.
  • Usa los fondos prestados exclusivamente para tu negocio. No inviertas en activos que no sean productivos.
  • Selecciona a tu prestamista con cuidado. Una elección equivocada puede conllevar a altos costos de interés y una menor rentabilidad.

Pide prestado de la manera correcta: elige a Camino Financial

Si vas a pedir prestado fondos para tu negocio, hazlo con Camino Financial. Puedes comenzar solicitando un presupuesto. Este proceso te llevará solo unos minutos y no afectará tu puntaje de crédito.

Un préstamo de Camino Financial aúna las ventajas que te pueden ofrecer la autofinanciación y el financiamiento externo, además del asesoramiento gratuito y sin compromiso de un especialista en préstamos comerciales. Estas son algunas de las otras ventajas de un préstamo de Camino Financial:

  • Pagar tus cuotas a tiempo te ayudará a construir tu crédito comercial.
  • Puedes utilizar los fondos de tu préstamo para cualquier fin relacionado con tu negocio.
  • Los montos de los préstamos varían desde $5,000 hasta $400,000, para ajustarse a cualquiera de las necesidades de tu empresa.
  • No necesitas proporcionar ninguna garantía.
  • Proceso sencillo, directo, y completamente en línea, que te ahorrará el papeleo y las visitas al banco
  • El proceso de solicitud es rápido: puedes recibir tus fondos en un periodo de 4 a 10 días.
  • Tendrás que hacer los pagos en cuotas mensuales fijas. Esto te garantiza el control completo sobre tus finanzas y te ahorra las sorpresas.

Da el primer paso completando esta solicitud de préstamo. Al instante sabrás si has sido preaprobado y poco después un especialista en préstamos se pondrá en contacto contigo para guiarte durante el resto del proceso.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS