Padre e hijo en almacén llevando cascos de protección. El padre está enseñando algo en una tablet y el hijo lleva documentos. Concepto; pedir prestado a la familia
Suzanne Llanera
Por: suzanne_llanera
Leelo en 11 minutos

¿Es buena idea pedir dinero prestado a tu familia para tu negocio?

0 0
0

Imagina que acabas de abrir tu propio negocio y necesitas dinero con urgencia para hacer tu sueño realidad. Imagina también a un prestamista que cree en tu negocio y te ofrece términos flexibles y sin intereses. ¿De verdad existe ese prestamista? ¡La respuesta es sí! Estamos hablando de tu propia familia o de tu círculo de amigos más cercano. Este tipo de préstamo alternativo puede funcionar para muchos empresarios especialmente en sus etapas iniciales, pero debes tener en cuenta lo siguiente: la informalidad que conlleva que tu familia te preste dinero puede convertirse en una situación desagradable. La vaguedad de los términos y un préstamo poco estructurado pueden conllevar confusión y drama. Y lo que es peor, pedir dinero prestado a tus seres queridos podría poner el peligro sus propias finanzas.

Conoce aquí las ventajas y desventajas de pedir dinero prestado a tu familia para tu negocio, aprende a hacerlo correctamente e infórmate sobre otras alternativas que puedan ser más adecuadas para ti.

Ventajas e inconvenientes de pedir dinero prestado a tu familia

Ventajas

1. Interés bajo o sin intereses en absoluto
Obtener un préstamo de tu familia o amigos suele significar que no pagarás intereses. En la mayoría de los casos, tu familia o tus amigos no pedirán una tarifa o porcentaje por el dinero que te prestan. Esta es una de las mejores ventajas de esta forma de préstamo.

2. Flexibilidad
Si te es difícil hacer tus pagos a tiempo, tus seres queridos serán más comprensivos que una institución financiera. Puedes acordar plazos de pago más flexibles con tu familia y amigos.3. No se necesita aval
Si no llegas a devolver el préstamo, es probable que tu familia no reclame tus posesiones o tu hogar; en otras palabras, no tendrás que aportar una garantía o aval cuando pidas prestado el dinero.
4. Menos papeleo
Pedir dinero prestado a tus padres o a un amigo requiere menos papeleo que en un banco tradicional. Dicho esto, tampoco tu palabra es suficiente. Es muy recomendable redactar y formalizar un acuerdo de préstamo, como veremos más adelante.
5. Te ahorra tiempo
A diferencia de la mayoría de las instituciones financieras que te pedirán que rellenes formularios y firmes documentos, y donde deberás esperar días antes de saber si has sido aprobado, con un préstamo familiar recibirás en el acto una respuesta afirmativa o negativa.
6. No se requiere historial de crédito
Tu familia obviamente to te pedirá tu historial de crédito para concederte el préstamo, y tampoco  tu crédito se verá afectado independientemente de lo que suceda. Como sabes, la mayoría de los prestamistas, antes de facilitarte un préstamo, deben determinar si podrás devolverlo según los términos acordados. Para eso usan tu historial o tu puntaje de crédito. Este les dirá si pueden correr el riesgo de otorgarte un préstamo. Sin embargo, tu historial o puntaje de crédito no entra en juego cuando se trata de pedir prestado a tu familia o amigos.

7. Es una buena opción para empresas emergentes
Si acabas de comenzar con tu pequeña empresa, te será difícil obtener la aprobación de un préstamo en la mayoría de instituciones financieras, que generalmente requieren al menos dos años de operaciones. Acudir a tu familia y amigos puede ser en tu caso la mejor opción, y tal vez hasta la la única.

Desventajas

1. Cantidades limitadas
Pedir dinero prestado a tu familia para invertir en tu negocio conlleva por lo general una cantidad de préstamo limitada. Si tu negocio está mostrando señales prometedoras de crecimiento y expansión, seguramente necesitarás una gran cantidad de capital para comprar equipos nuevos, contratar a personal adicional o invertir en marketing y publicidad. No es probable que tus padres o amigos sean capaces de prestarte cantidades tan altas.
2. No te permite construir historial de crédito
Si tienes planeado hacer crecer tu negocio a largo plazo, es crucial que construyas un sólido historial de crédito. Pero esto es imposible con un préstamo familiar.

3. Podrías tener que ceder parte de la gestión de tu empresa
Si le pides dinero prestado a un miembro de tu familia, este puede pedirte a cambio una participación en tu empresa. Tanto si te sientes cómodo como si no, es una posibilidad que debes aceptar, especialmente si tu familiar también tiene una mentalidad emprendedora.
4. Puede implicar una situación incómoda
Pedirle prestado dinero a tus padres para tu negocio no es tan fácil como pedirles que te inviten a cenar. Puede que te avergüence hacerlo y que hiera tu orgullo.

5. Pueden sentirse con derecho a darte su opinión
Tu familia o amigos pueden sentir que, dado que están poniendo su propio dinero en tu negocio, tienen derecho a darte su opinión sobre la manera en que manejas tus finanzas o tu empresa.
6. Podría poner el peligro las finanzas de tu familia
Pedir dinero prestado a tu familia para tu empresa podría dañar sus propias finanzas. Probablemente tus padres han estado ahorrando para su jubilación. Ten en cuenta que están corriendo un gran riesgo al darte un préstamo.

7. Puede tener implicaciones fiscales
En 2018 debías pagar impuestos por cualquier cantidad que superara $15,000 y que se diera como regalo (según taxact.blog). Asegúrate de consultar a un experto en impuestos o a un contable si tu préstamo familiar podría tener alguna implicación fiscal.
8. No te proporciona herramientas y recursos
Tu familia seguramente no tiene conocimientos empresariales y no puede ofrecerte experiencia en tu industria u otros recursos en administración de negocios o finanzas.

Si pides prestado a tu familia, hazlo de la manera correcta

Si después de todo y tras revisar esta lista de ventajas y desventajas, decides que pedirle dinero prestado a tu familia para tu negocio es la mejor opción, entonces hazlo adecuadamente. Básicamente, debes tratar a los miembros de tu familia como inversores formales. Incluso si la situación es más informal de lo que sería con una institución financiera, debes hacer lo posible por seguir estos pasos:
1. Organiza una reunión formal
2. Proporciona información sobre tu negocio (folletos, muestras o un discurso formal)
3. Proporciona un plan de negocios donde especifiques tus planes de expansión
4. Indica la cantidad exacta que necesitas
5. Explica clara y honestamente cualquier riesgo involucrado
6. Ofrece algún tipo de participación o patrimonio y sé muy preciso en el tipo de beneficios o participación que estás dispuesto a ofrecer
7. Dales tiempo para pensar, y dales las gracias debidamente
8. Formaliza las decisiones por escrito (como veremos en la siguiente sección)

¿Por qué es importante elaborar un contrato de préstamo?

Un contrato o acuerdo de préstamo refleja las obligaciones legales de cada parte, en este caso, el miembro de tu familia o los miembros que te prestan dinero, y tú como dueño de una empresa. Tu acuerdo de préstamo debe incluir el monto del préstamo, las tasas de interés si las hay, la frecuencia de los reembolsos, la duración del préstamo y cualquier otra información relevante.

Tener un acuerdo de préstamo en orden puede ahorrarte muchos problemas a largo plazo, especialmente si no llegas a devolver el préstamo o si algún miembro de tu familia exige algo que no se acordó en un principio. En línea puedes encontrar numerosas plantillas de contratos de préstamos familiares simples y fáciles de seguir y que pueden funcionar perfectamente en tu caso. Pero, si aún sientes que necesitas más orientación durante todo el proceso, no dudes en contratar a un abogado, un profesional en finanzas o un contable. Puede implicar el pago de tarifa, pero es un gasto que vale la pena: te brinda tranquilidad a ti y a tu familia.

¿Hay una alternativa mejor?

¡Claro que sí! Tienes a Camino Financial. Se trata de prestamistas alternativos con una vasta experiencia en préstamos comerciales. Sus préstamos especialmente diseñados para pequeñas empresas combinan los términos flexibles que un préstamo familiar puede tener con los beneficios y características que un préstamo familiar no puede ofrecerte:

  • No se necesita garantía o aval
  • No se necesita historial de crédito
  • No hay penalizaciones por pago anticipado: puedes devolver el préstamo en su totalidad en cualquier momento
  • Proceso rápido y fácil: Camino Financial requiere menos documentación que la mayoría de los prestamistas, y puedes recibir tus fondos en un plazo de 4 a 10 días
  • Es una buena opción para empresas nuevas: tu negocio solo necesita llevar 9 meses funcionando para solicitar uno de los préstamos de Camino Financial
  • Mayores cantidades de capital: puedes acceder a cantidades de fondos mayores que las que tu familia probablemente te pueda prestar. Nuestros préstamos comerciales varían de $5,000 a $400,000 para adaptarse a cualquiera de las necesidades de tu empresa
  • Posibilidad de obtener un préstamo mejor en poco tiempo: después de solo 9 meses haciendo pagos puntuales, puedes solicitar un segundo préstamo por un monto mayor y a una tasa de interés más baja
  • Excepcional servicio al cliente: recibirás asesoramiento de un especialista en préstamos comerciales durante todo el proceso.
  • Educación continua: nuestros servicios van más allá de prestar capital. Brindamos una experiencia educativa que ayuda a los empresarios a mejorar sus finanzas y a hacer crecer su negocio. Tendrás acceso a herramientas, recursos y seminarios web exclusivos.

Averigua hoy si un préstamo comercial de Camino Financial es una opción más adecuada que pedir un dinero a tu familia. Todo lo que tienes que hacer es rellenar esta solicitud en línea para pedir un presupuesto. Al instante sabrás si ha sido preaprobado, y esto no afectará tu crédito. Poco después de enviar tu solicitud, un especialista en préstamos comerciales se pondrá en contacto contigo para guiarte durante el resto del proceso.

 

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?