Por: marnedo
Leelo en 3 minutos

3 Maneras de sacar el máximo provecho de una Cámara de Comercio

0 0
0

Entrevistamos a Moisés Cisneros, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio Latina de Los Ángeles, para saber cómo los empresarios pueden sacar el máximo provecho de sus cámaras de comercio locales. En este video destaca la importancia del networking y nos explica cómo puedes hacer crecer tu negocio uniéndote a una cámara de comercio. Moisés cuenta con una amplia experiencia en networking y desarrollo de negocios: es el fundador de Ignite Movements, una compañía dedicada a la comunidad y a la organización de eventos.

Las cámaras de comercio, como la Cámara de Comercio Latina de L.A., se centran en el desarrollo económico reuniendo diferentes herramientas para educar y conectar a sus miembros entre sí. Además, se dedican también al apoyo a los dueños de negocios, asegurándose de que son tomados en consideración por los legisladores cuando aprueban una nueva ley.

Ser parte de una cámara de comercio va más allá de tener acceso a herramientas y conocimiento. Se trata de formar parte de una comunidad de dueños de pequeños negocios que piensan como tú y afrontan los mismos retos. Moisés te anima a no pasar por el proceso solo, sino aliándote con aquellos con los que compartes la misma meta.

También nos ofrece tres valiosos consejos para sacar el máximo provecho de una cámara de comercio:

  1. Conecta con los demás con un propósito en mente. Has comenzado un proyecto por una razón y con un objetivo, y tu pasión te ayudará a atravesar los obstáculos que puedas encontrar.
  2. Proponte asistir a un número determinado de eventos a la semana o al mes. Si no eres consecuente con tu objetivo, nunca lo alcanzarás.
  3. Sigue al tanto de lo que hace tu red de contactos. Construye relaciones significativas con aquellos a los que has conocido en los eventos de la cámara de comercio. Sigue en contacto; no basta con presentarte y luego no hablarles nunca más.

Si aún no estás seguro de unirte a una cámara de comercio, mira este video e inspírate con la historia de Moisés.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?