Por: abriggs
Leelo en 5 minutos

Cómo preparar el futuro financiero de tu pequeña empresa

2 0
0

¿Calificas para un
préstamo de negocios?

Para que tu pequeña empresa tenga éxito, tú, como dueño, debes cumplir varios roles simultáneamente: encargarte del marketing, de la publicidad, de la gerencia y de las finanzas. Y lo cierto es que, en términos generales, la mayoría de dueños de pequeños negocios carecen de formación en finanzas. Sin el conocimiento adecuado, hacer un seguimiento del progreso de una empresa y asegurar su futuro puede ser extremadamente difícil.

Pero es una tarea necesaria, y como dueño del negocio no deberías simplemente delegarla a un contable que no sepa exactamente cómo funciona tu empresa. Si deseas diseñar un plan sólido para el futuro de tu empresa, hay varios elementos clave que debes tener en cuenta.

3 Elementos clave para asegurar el futuro financiero de tu pequeña empresa

1. Flujo de efectivo

Algunas de las compañías más importantes del mundo han caído en la bancarrota por algo tan simple como no contar con dinero en efectivo. El efectivo es el sustento de tu negocio, y si no cuentas con efectivo en mano, corres el riesgo de quedarte sin negocio, por muchas ganancias que estés generando.

Como dueño de una pequeña empresa necesitas un buen plan para manejar tu flujo de efectivo. ¿Cuánto dinero necesitas tener a mano para pagar tus gastos mensuales? ¿Cuánto puedes invertir en marketing y publicidad? Necesitas respuestas precisas a estas preguntas para evitar correr riesgos innecesarios. Para empezar, averigua cuáles son tus gastos habituales en impuestos, sueldos de tus empleados, además de luz, agua, etc. Después traza un plan para pagar esos gastos en primer lugar, con las ganancias de la empresa. Una vez que te hayas hecho cargo de los gastos principales, tendrás la flexibilidad necesaria para invertir el resto del dinero en mejorar tu negocio.

2. Deuda

A menudo las pequeñas empresas han de pedir dinero prestado, porque permite que el negocio mejore rápidamente. Pero un préstamo también va a generar una deuda que afectará a tu margen de beneficios hasta que la saldes por completo. Por eso serán muchos los que intenten persuadirte de no pedir un préstamo. Pero lo cierto es que un préstamo puede ser extremadamente beneficioso: lo que hay que hacer es contar con un buen plan antes de solicitar uno.

Comienza haciéndote a ti mismo estas sencillas preguntas: ¿puede tu empresa hacer los pagos del préstamo cómodamente? ¿Y podrá seguir haciéndolo dentro de un año? ¿Y de dos? Estas son las preguntas y el tipo de planificación que como dueño de un pequeño negocio debes considerar antes de pedir un préstamo.

Si estás dudando, seguramente has pedido prestado demasiado dinero. Y si ese dinero prestando lo estás usando para pagar tus gastos regulares, entonces tienes un serio problema. La clave aquí es asegurarte de que inviertes el dinero prestado solo en elementos que mejorarán el negocio, proporcionarán un mejor servicio a tus clientes, o generarán más ganancias. No merece la pena acumular deuda por otras cosas.

3. Estrategia de salida

Todas las empresas eventualmente cierran o cambian de dueños. Desde un punto de vista financiero, ¿cuál es tu meta con tu empresa? ¿Cuándo deseas jubilarte? ¿por cuánto tiempo deseas permanecer siendo el dueño? Y después, ¿quieres vender tu empresa? ¿Pasársela a otro miembro de tu familia?

La respuesta a estas importantes preguntas puede cambiar radicalmente la forma en que manejas tu negocio. Por ejemplo, si tienes pensado vender tu empresa, necesitas maximizar tus ganancias actuales para venderla al mejor precio posible en el futuro. Pero si quieres que tu empresa se quede en la familia, tus decisiones financieras se orientarán a asegurar su funcionamiento a largo plazo.

Para tomar la decisiones financieras correctas debes comenzar con un meticuloso estudio de tu situación actual y tener una clara visión de lo que deseas para el futuro. ¿Qué quieres lograr con tu pequeña empresa? Teniendo en cuenta esa respuesta, puedes comenzar a prepararte para el futuro y a asegurar el éxito de tu negocio.

¡Llévate algo extra si nos recomiendas a un amigo!

Obtén $175 en efectivo por cada recomendación

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

¡Llévate algo extra si nos recomiendas a un amigo!

Obtén $175 en efectivo
por cada recomendación