Julio Mireles junto a uno de los carros de su negocio de comidas.
Por: omunoz
Leelo en 6 minutos

Un emprendedor te cuenta cómo montar un negocio de comidas

3 0
1

¿Calificas para un
préstamo de negocios?

Julio Mireles es un mexicano radicado en Houston, Texas, donde tiene su propio negocio de comidas llamado Latino Hot Dogs y Aguas Frescas. Desde muy joven ha trabajado en el sector de los alimentos, primero en Los Ángeles, donde su papá abrió una panadería en los años noventa; luego en Arizona, en principio repartiendo snacks originarios de su país a pequeñas tiendas, y después vendiendo hot dogs; y ahora en Houston, donde vende en varios carritos y un camión hot dogs y comida típica mexicana y de otros países de Latinoamérica.

Su experiencia en este mercado le ha permitido fundar una empresa sólida, y también le ha dado la autoridad suficiente para aconsejar a otros emprendedores sobre lo que necesitan para crear su propio negocio de comidas. Estas son sus recomendaciones.

Aprende a reconocer las oportunidades

Durante unas vacaciones en Houston, Julio descubrió que en esta ciudad no se ofrecían productos como los que é lcomercializaba en Arizona. Vio entonces la oportunidad de ser uno de los primeros en llevar a Texas sus hot dogs. Asimismo, el calor de Arizona le dio la idea de crear una línea de aguas frescas.

Adquiere nuevos conocimientos

Julio es licenciado en ciencias de la comunicación, pero uno de sus mayores aciertos fue haber estudiado contabilidad. Lo que aprendió en esta área le ha permitido gestionar ordenadamente su empresa, y no duda en recomendar a otros tomar clases de contabilidad para que administren ellos mismos sus negocios, y de paso, ahorren dinero.

Crea tus propios productos

Una de las ventajas competitivas de Julio ha sido vender sus propias marcas. Gracias a que aprendió el arte de la panadería cuando trabajaba con su padre, él mismo elabora el pan que llevan sus hot dogs. Su propia receta, que tardó dos años en desarrollar, y la calidad de su pan, son reconocidas por sus clientes y además lo distinguen de la competencia. Otro de los elementos que lo diferencian son sus aguas frescas, que produce y embotella siguiendo todos los parámetros de calidad que exige el Departamento de Salud.

Para él, no depender de distribuidores, ahorrar costos y ofrecer precios competitivos a los clientes, son algunas de las ventajas de producir tu propia marca.

Amplía tu oferta de productos

Otra de sus recomendaciones es incorporar siempre nuevos productos. Para satisfacer a la gente de distintas nacionalidades que conforman el mercado latino y a otros grupos poblacionales, ha tenido que sumar a su lista de productos diferentes variedades de hot dogs, incluyendo uno vegetariano, además de burritos, tacos y otras especialidades. Los clientes siempre quieren probar cosas nuevas y para mantenerse vigente hay que ofrecerles más opciones.

Tramita los permisos y registra tu negocio

Tener las licencias necesarias es la única forma en la que puedes poner en funcionamiento un negocio de comidas. Por ejemplo, para las aguas frescas, Julio tuvo que elaborar una etiqueta detallando sus ingredientes y enviar muestras de las bebidas al Departamento de Salud, para que allí comprobaran su calidad y consiguiera la autorización para comercializarlas. Otra forma de hacer que tu negocio sea legal es registrándolo ante el Servicio de Rentas Internas de los Estados Unidos (IRS por sus siglas en inglés), agencia encargada de recaudar impuestos. Aunque tu negocio sea pequeño y tenga pocas ganancias, debes registrarlo. Así vas a adquirir una buena reputación ante las autoridades.

Una buena presentación es fundamental

La higiene es uno de los aspectos que más tiene en cuenta la gente al elegir dónde comer. La buena presentación de su negocio, según Julio, es un factor que le ha traído mucha clientela. Tener sus carros en orden y usar equipos y utensilios de buena calidad para ofrecer un mejor servicio, ha causado en los clientes una muy buena impresión.

Mantén una buena actitud

Tu actitud frente a los clientes tiene que ser la mejor. Es probablemente lo más difícil en cualquier negocio, pues hay que dejar a un lado los problemas personales, tratar a los clientes cordialmente y atenderlos con una sonrisa. Un buen servicio hace que la gente se sienta bien y que quiera regresar a tu negocio.

Julio quiere hacer crecer su empresa. En el futuro espera franquiciar su marca y tener un lugar donde se preparen sus productos, en el que sus carros de hot dogs se abastezcan y pueda vender también a otros negocios. Finalmente, le da la bienvenida a quienes quieran empezar con su propio emprendimiento, pues asegura que la gente quiere cosas diferentes, otros sabores, y que además hay clientes para todos.

Si quieres seguir el ejemplo de Julio, sus excelentes consejos te serán bastante útiles para iniciar tu negocio de comidas.

¿Te gustaría crear tu propio negocio de comidas? ¿Qué venderías?

Imagen: Cortesía de Julio Mireles

 

¡Llévate algo extra si nos recomiendas a un amigo!

Obtén $175 en efectivo por cada recomendación

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

¡Llévate algo extra si nos recomiendas a un amigo!

Obtén $175 en efectivo
por cada recomendación