Demystifying2
seansalas

Desmistificando los Préstamos Alternativos: Serie 2 de 3

En el primer artículo de Desmistificando los préstamos alternativos, hablamos acerca de cómo los prestamistas en línea están apalancando la tecnología para simplificar y acelerar el proceso de préstamos para pequeñas empresas. Como resultado de estas innovaciones, hemos visto emerger una nueva alternativa en el mercado de préstamos, creciendo a un ritmo anual compuesto del 145% desde 2009 y produciendo cerca de $9 mil millones en préstamos en 2014 (Liberum: volúmenes de Lending Club, Prosper, Funding Circle, Zopa y RateSettler). Y aún así, el mercado de préstamos alternativos sigue siendo confuso para los dueños de empresas – por una buena razón. Hay muchos productos de capital alternativos diferentes en el mercado – Camino Financial ofrece 8 productos. No todos los productos de préstamo están hechos de la misma manera para todas las compañías o uso de capital. El siguiente artículo toma un modesto intento de (sobre)simplificar las opciones disponibles en el mercado.

Opción #1: Préstamo a corto plazo

El préstamo a corto plazo normalmente es para dueños de pequeñas empresas que tienen una demanda de efectivo inmediata (por ejemplo, capital de trabajo, compra de inventario, capital de crecimiento) y requieren una rápida vuelta de tuerca en su financiamiento. Los términos de estos préstamos varían entre 3 a 18 meses con tasas de interés mínimas de un 18% y máximas de un 50%+. Los beneficios de estos productos incluyen un ingreso rápido de efectivo con un proceso de solicitud libre de complicaciones. Las contras incluyen altas tasas de interés y pagos automáticos diarios. Los prestamistas a corto plazo tienden a ser más flexibles con los prestatarios por créditos subóptimos. Para muchos negocios emergentes o dueños con puntajes FICO menores a 640, estos préstamos pueden ser una forma efectiva de re-establecer créditos de negocios. Sin embargo, estos préstamos tendrían un costo prohibitivo al largo plazo.

Opción #2: Préstamos a término intermedio

Los préstamos a término intermedio son para empresas establecidas con al menos 2 años en funcionamiento y con flujos de efectivo positivos. Estos préstamos se usan para inversiones en el negocio en efectivo de medio a largo plazo (por ejemplo, compra de equipamientos, expansión del local). Los términos de estos préstamos varían entre 6 meses a 5 años con pagos bimensuales y tasas de interés en el rango de 8-25%. Los prestamistas alternativos procesan estos préstamos en una fracción de tiempo relativa a los bancos tradicionales y prestan hasta $500.000. Los préstamos a término intermedio son una excelente alternativa para empresas establecidas que buscan un acceso al crecimiento de forma conveniente al capital de crecimiento. Normalmente los estándares de calidad de crédito para estos préstamos son similares a los de un banco de préstamos. Así que si un posible prestatario tiene tiempo (2-3 meses), tiene sentido verificar con un banco primero antes de buscar una ruta alternativa.  Otra característica positiva de estos préstamos es que normalmente no tienen sanciones de prepago.

Opción #3: Línea de crédito

Las líneas de crédito son similares a una tarjeta de crédito. Es un pozo de crédito disponible para los dueños de negocios que quieran pagar requisitos de capital de trabajo diaria o mensualmente. La gran diferencia entre una línea de crédito y un banco/tarjeta de crédito vs. un prestamista alternativo es en la estructura de la devolución del dinero. Para los prestamistas alternativos, una vez que el efectivo es retirado de la cuenta de crédito, los pagos principales y de interés son pagados de vuelta automáticamente diariamente por un períoso predeterminado.  Con pagos bimensuales que van desde 5%, los APRs son 30%+. Mientras que los APRs son altos, estas líneas de crédito abiertas son accesibles fácilmente para los dueños de negocios, incluso si su historia de crédito no es óptima. La aprobación de las líneas de crédito abiertas se miden por la frecuencia y tamaño de las transacciones que pasan por la cuenta bancaria de una empresa. Otro beneficio es el balance de crédito relativamente alto disponible para los dueños de negocios ($100.000) relativo a las líneas de crédito tradicionales/tarjetas de crédito.

Opción #4: Adelantos de caja de mercado

Los adelantos de caja de mercado (“MCAs”) son lo más flexible, pero también la alternativa de financiamiento más costosa en el mercado. Los MCAs no son préstamos. Estos son adelantos en efectivo contra lo recibido en tarjetas de crédito en una empresa. Una vez que el efectivo se desembolsa al dueño del negocio, un porcentaje de las ventas por débito o crédito se remiten al proveedor de MCA hasta que la cantidad acordada al comienzo se paga en una sola vez. Hay restricciones limitadas en el uso de ganancias sin garantía personal requirida. Un beneficio clave es la simplicidad del proceso de solicitud y el pago mientras va la estructura de pago – ideal para negocios de estación. La contra de los MCA es que son muy caros, con APRs que exceden el 50% y ya que los pagos son debitados del sistema de tarjeta de crédito, estos podrían posiblemente hacer que los dueños de negocios quedaran con ingresos negativos. Los MCA podrían ser una buena fuente de capital para altos reingresos/inversiones a corto plazo (por ejemplo, compras a inversores), pero son una fuente de capital de trabajo muy riesgosa o costosa.

Otras alternativas basadas en activos

Hay innumerables formas de capital alternativo, normalmente colateralizando algún tipo de activo de negocios como recibos, órdenes de compra y equipamientos. Estos tipos de préstamos varían en su estructura y esquema de pagos pero sirven como una alternativa razonable para negocios con flujos de efectivo limitados y/o historias de crédito que no son óptimas.