Adina A.
Por: adinaa
Leelo en 16 minutos

¿Cuáles pueden ser tus primeras inversiones como inmigrante?

Declaración de responsabilidad limitada: el propósito de este artículo no es asesorar sobre inversiones individuales, sino brindar información general sobre cómo empezar a invertir para fines educativos generales. Las dudas sobre tus circunstancias financieras individuales deben ser dirigidas a un profesional de finanzas con título, calificado y confiable. 

Como cualquier otro propietario de negocio, debes aprender a realizar tus primeras inversiones para hacer crecer tu empresa. Invertir dinero es una de las formas más poderosas de ayudar a tu negocio y tu familia, lograr estabilidad y construir patrimonio para tus seres queridos. Hacer inversiones también es fundamental para aumentar la rentabilidad y los ingresos de tu negocio.

En general, invertir significa comprar un activo monetario con la idea de que dará frutos en el futuro. Tu inversión generará rendimiento a un precio mayor que el que tenía al principio, cuando hiciste la inversión, o te proporcionará ingresos sostenibles.

A diferencia de ahorrar dinero en efectivo en casa o en una cuenta bancaria (que, en realidad, puede hacer que tu dinero pierda valor con el tiempo debido a la inflación), invertir puede servir para que tu dinero y tu negocio crezcan.

Tener un negocio y hacerlo crecer es de por sí un desafío. Si a eso le sumas que eres inmigrante en los Estados Unidos, se transforma en un desafío doble. Sin embargo, esto no debería impedirte que cumplas tus objetivos como propietario de pequeño negocio y el sueño americano. Por más que no tengas un Número de Seguro Social, puedes aprender a efectuar tus primeras inversiones en tu negocio.

¿Por qué un inmigrante y propietario de pequeño negocio querría comenzar a invertir dinero?

Invertir es una herramienta importante para que los inmigrantes aprendan a hacer crecer sus negocios, desarrollen nuevas fuentes de ingresos y construyan su riqueza. Si bien algunas inversiones pueden ser arriesgadas, invertir utilizando una estrategia inteligente, razonable y a largo plazo puede servir para generar una riqueza que un inmigrante y propietario de pequeño negocio no podría generar de otra manera.

Muchos inmigrantes vienen a los Estados Unidos en busca de una oportunidad económica con muy poco dinero y la esperanza y el sueño de esforzarse para tener una vida mejor. Si solo ahorras dinero, es probable que no generes tanta riqueza como si lo inviertes para que se multiplique con el tiempo. Sobre todo cuando tienes un negocio, es difícil que crezca si no realizas inversiones. Las inversiones efectuadas de manera responsable no se pueden comparar con el mero ahorro de dinero.

Como inmigrante (incluso inmigrante indocumentado), hay muchas maneras de invertir dinero para que tu negocio prospere.  Asegúrate de consultar a un asesor financiero con título u otro asesor de confianza antes de realizar tus primeras inversiones. Es importante tener en claro de qué manera puedes invertir dinero responsablemente y evitar inversiones que son demasiado arriesgadas y pueden hacerte perder dinero.

Entérate de qué tipos de inversión puedes hacer como inmigrante y dueño de una pequeña empresa

Hay varios tipos de inversiones que puedes realizar para trabajar en pos de alcanzar tu objetivo de hacer crecer tu negocio.

Antes de entrar en detalles, ten en cuenta que podrías necesitar un Número de Seguro Social (SSN, por sus siglas en inglés) para invertir en tu negocio. Muchos inmigrantes no reúnen las condiciones para obtener un número de seguro social.

Así y todo, ¡tenemos buenas noticias para ti!

Algunas oportunidades de inversión permiten que se utilice el número de identificación de contribuyente individual (ITIN, por sus siglas en inglés) o el número de identificación de empleador (EIN, por sus siglas en inglés) en vez del Número de Seguro Social.

La agencia impositiva del gobierno estadounidense, el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés), otorga números de identificación de contribuyente individual a ciudadanos extranjeros que trabajan en los Estados Unidos y pagan impuestos.  El ITIN es la forma en que muchos inmigrantes indocumentados pagan impuestos al gobierno, lo cual todos deben hacer independientemente de su condición de inmigrante.

Si no reúnes los requisitos para obtener un número de seguro social, considera solicitar un ITIN mediante el formulario federal W-7 mientras declaras impuestos federales en el IRS. Está disponible en inglés y en español. Al obtener un ITIN, tendrás más oportunidades de efectuar inversiones en tu negocio.

Además de utilizarlo para fines impositivos, el ITIN le abrirá puertas a tu negocio. ¿Sabes que puedes solicitar un préstamo comercial solo con tu ITIN, por más que no tengas un número de seguro social?

Antes de aprender a hacer tus primeras inversiones, debes decidir qué tipo de inversión es la mejor para tu negocio, tus preferencias y tu propia tolerancia al riesgo. A continuación, brindamos cuatro tipos de inversiones que los propietarios de negocios e inmigrantes como tú podrían tener presentes.

1.    Acciones y fondos

Las acciones son una forma de inversión en la que una empresa está dividida en participaciones, que se venden para obtener ganancias en la Bolsa de Valores. Cuando compras una participación en la Bolsa de Valores, estás invirtiendo en una pequeña parte de las ganancias y los activos de una empresa específica.

Los fondos son reservas comunes de capital que se establecen con un fin determinado. Por lo general, los administran e invierten en ellos profesionales. Hay varios tipos de fondos, como los fondos de inversión, los fondos indexados y los fondos de inversión cotizados (ETF, por sus siglas en inglés).

Cuando inviertes en acciones o fondos, estás comprando y adueñándote de una parte de esa compañía, y te transformas en «accionista».

Hoy en día, no hay ningún requisito legal que señale que hay que ser ciudadano, tener cierto tipo de visa o determinada condición de inmigrante para invertir y ser propietario de acciones o fondos. Sin embargo, en general, los inmigrantes deben presentar más documentación para abrir una cuenta en una empresa de corretaje.

Algunas empresas de corretaje exigen que la persona tenga una visa, una greencard o un Número de Seguro Social para abrir una cuenta de inversión y realizar inversiones. Estos requisitos son propios de las reglas internas y las políticas de las empresas, no de la ley estadounidense.

La buena noticia es que no todas las empresas de corretaje requieren cierta condición de inmigrante o un Número de Seguro Social para abrir una cuenta de inversión. Algunos corredores aceptan el número de identificación de contribuyente individual en vez de un Número de Seguro Social según el caso. Estas empresas de corretaje podrían pedir que la persona presente una solicitud en papel en lugar de una solicitud en línea.

Una persona que no tiene número de seguro social, pero que está interesada en realizar una inversión puede llamar a una empresa de corretaje y preguntar si, para presentar una solicitud, basta el número de identificación de contribuyente individual u otra forma de identificación.

El propietario de un pequeño negocio como tú puede contemplar invertir las ganancias extras en la Bolsa de Valores para incrementar la riqueza de tu negocio o tu familia. No necesitas mucho dinero para hacer tus primeras inversiones en acciones o fondos.

Por ejemplo, puedes comprar un fondo de inversión cotizado de la Bolsa de Valores estadounidense por menos de $ 00. En cuanto al rendimiento, aun con un cálculo prudente, puedes esperar, en promedio, alrededor del 7 % de tasa de rendimiento con el tiempo cuando inviertes en fondos que cubren la Bolsa de Valores su totalidad, ya que la tasa de rendimiento anual promedio de la Bolsa de Valores estadounidense se encuentra entre el 7 % y el 10 %.

2.    Bonos

Un bono es un tipo de inversión con ingresos fijos. Consiste en un préstamo que le solicitas al emisor de ese bono (una empresa o el gobierno) a cambio de pagos regulares a modo de interés. El capital invertido se amortiza cuando se produce la fecha de vencimiento del bono.

Al igual que las acciones y los fondos, la condición de ciudadanía de una persona no es un requisito legal para comprar un bono. No obstante, una empresa de corretaje puede exigir que la persona tenga una visa, una greencard o un Número de Seguro Social para abrir una cuenta de inversión y realizar inversiones.

Para comprar un bono del gobierno estadounidense, de acuerdo con el sitio web del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, se puede presentar el EIN o el SSN. Algunos corredores que venden bonos también aceptan el número de identificación de contribuyente individual (ITIN) en vez del número de seguro social según el caso.

Dependiendo del tipo de bono que compras, tal vez no necesitas mucho dinero para empezar a invertir en bonos. Puedes comprar un fondo de inversión cotizado de la Bolsa de Valores estadounidense por menos de $100.

El rendimiento de los bonos suele ser menor que el de las acciones y los fondos. Por ejemplo, la tasa de rendimiento del ETF de Vanguard (BND) es 4.44 % en promedio desde el 2007.

3.    Préstamos comerciales

Un préstamo comercial es una forma de inversión en tu negocio porque te permite hacer crecer tu negocio y obtener mayores ganancias en el futuro.

Para obtener un préstamo, no es necesario tener la ciudadanía. Aunque los inmigrantes que no tienen un Número de Seguro Social están limitados en el tipo de crédito al que pueden acceder de inmediato, los inmigrantes que tienen un número de identificación de contribuyente individual pueden solicitar préstamos comerciales. Echa un vistazo a la información sobre los préstamos comerciales de Camino Financial para propietarios de pequeños negocios e inmigrantes como tú.

¿Por qué como inmigrante deberías considerar a Camino Financial como prestamista?

  • Ofrecemos préstamos comerciales de hasta $400,000 con tasas de interés razonables y con menos requisitos que la mayoría de los prestamistas.
  • No les pedimos a nuestros prestatarios que tengan SSN. Su ITIN es suficiente para solicitar un préstamo comercial. Sabemos muy bien que muchos propietarios latinos de pequeños negocios no reúnen los requisitos para obtener un Número de Seguro Social. Te invitamos a que leas por qué Camino Financial no necesita tu número de seguro social cuando solicitas un préstamo.
  • Tampoco pedimos aval para otorgar un préstamo.
  • Ni siquiera exigimos un puntaje mínimo de crédito o historial de crédito. Entendemos que muchos propietarios de negocios que son inmigrantes no llevan mucho tiempo en los Estados Unidos. Por lo tanto, no cuentan con un historial de crédito sólido. Además, informamos tus pagos mensuales a Experian Business Credit, una de las principales agencias de crédito de los Estados Unidos. Esto te dará la oportunidad de construir tu historial de crédito con cada pago que haces.
  • Si realizas los pagos en término, a los 9 meses, puedes pedir otro préstamo por una cantidad mayor y a una tasa de interés más baja. Es un gran beneficio que no encontrarás en otros prestamistas.

En Camino Financial, honramos nuestro lema: No cerramos las puertas a ningún negocio. Te brindamos la oportunidad de construir tu crédito independientemente de tu condición de inmigrante y abrimos más puertas para que logres con éxito tus metas.

Descubre lo que nos diferencia de otros prestamistas. Sigue leyendo ¿Por qué Camino Financial tiene menos requisitos de préstamos comerciales que otros prestamistas?

Te invitamos a usar nuestra calculadora comercial para averiguar el costo de tu préstamo. Asimismo, puedes presentar una solicitud para descubrir ya mismo si precalificas para un préstamo comercial. ¡Es gratis y no tendrá ningún impacto en tu puntaje de crédito!

Cada día son más los dueños de negocios latinos que confían en Camino Financial para invertir sabiamente en sus negocios.

4.    Bienes raíces

Otra forma de inversión es comprar bienes raíces, que pueden generar ganancias si, en el futuro, se vende la propiedad a un valor mayor o se la alquila. En el caso de un propietario de un pequeño negocio, podría ser una buena inversión, según las circunstancias, comprar propiedades en las que opere el negocio.

Así, el dinero de la renta se usaría en hacer inversiones y aumentaría su valor.

No precisas tener la ciudadanía para comprar bienes raíces en los Estados Unidos. De todos modos, pedir un préstamo hipotecario sin ser ciudadano puede ser desafiante, pero es posible. Hay varios prestamistas, como Alterra Home Loans y Latino Community Credit Union, que son amigables con los inmigrantes y otorgan préstamos hipotecarios con el número de identificación de contribuyente individual.

Invertir en bienes raíces implica desembolsar más dinero por adelantado que efectuar las primeras inversiones en acciones, fondos y bonos. La mayoría de los prestamistas requieren el pago por adelantado del 20 % para pedir un préstamo hipotecario. Por ejemplo, si quieres comprar una casa que cuesta $280,000, tendrás que disponer de $56,000 en efectivo aproximadamente para pagar un adelanto. La tasa de rendimiento dependerá del valor de mercado de las casas que se encuentren en tu zona.

Es hora de empezar a invertir en tu negocio independientemente de tu condición de inmigrante

Sea cual sea tu condición de inmigrante, puedes realizar tus primeras inversiones en tu negocio para que crezca en el futuro. Aunque no tengas un Número de Seguro Social, puedes solicitar un préstamo comercial, una de las inversiones más seguras y sostenibles que puedes efectuar. Recuerda: lo único que necesitas es solicitar el número de identificación de contribuyente individual si aún no lo tienes.

En Camino Financial, nos centramos en brindar a la comunidad de inmigrantes y propietarios latinos de pequeños negocios acceso a préstamos comerciales. Estamos comprometidos con pequeños negocios como el tuyo, y haremos lo posible para ayudarte a invertir en hacer crecer tu negocio mediante financiamiento y recursos de aprendizaje.

Sigue leyendo:

Préstamos comerciales para inmigrantes en Estados Unidos

 

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS