hombre trabajando en una fábrica
Betsy Wise
Por: betsy_wise
Leelo en 18 minutos

Costos de producción: guía completa sobre cómo calcularlos y reducirlos en tu empresa

Los costos de producción son todo lo que gasta un negocio para producir sus bienes o servicios.

En este artículo te explicaremos a fondo qué elementos constituyen estos costos , qué tipos hay y cómo calcularlos.

También exploraremos algunos de los métodos más eficaces para reducirlos.

¿Qué es costo de producción?

Los costos de producción son los gastos incurridos durante la generación de bienes o servicios. Estos costos pueden incluir la materia prima, mano de obra directa y otros gastos generales.

Es importante tener en cuenta estos costos a la hora de fijar los precios de los bienes o servicios, ya que pueden afectar el indice de rentabilidad de una empresa.

Elementos de los costos de producción

Mano de obra directa (MOD)

El costo de mano de obra directa es el costo asociado con tener un empleado trabajando en una determinada tarea o producto.

Este tipo de costo puede ser variable, dependiendo de la cantidad de horas trabajadas en un proyecto en particular, o fijo si se basa en un salario anual o contrato. Aquí también se pueden incluir los costos de supervisión.

Incluyen gastos como sueldos de tus empleados, beneficios, impuestos de nómina, apacitación y equipo de seguridad.

Los dueños de negocios tratan de lograr un equilibrio entre emplear el número correcto de empleados y reducir o aumentar los niveles de producción para obtener ganancias.

Materia prima directa (MPD)

Los materiales directos se refieren a las materias primas y aprovisionamientos utilizados en la creación de un bien o servicio.

Si, por ejemplo, fabricas una línea de muebles, la madera, los tornillos, el pegamento, el papel de lija y otros materiales que utilizas en la construcción son la materia prima.

Gastos indirectos de fabricación (GIF)

Los costos generales son aquellos que no son fácilmente identificables coomo parte de la fabricación pero que son necesarios para el proceso.

Los ejemplos de costos generales incluyen los servicios públicos, el mantenimiento de equipos, y la depreciación de los edificios y la maquinaria pesada.

También se pueden incluir aquí:

  • Costo del marketing. Incluye el costo de la publicidad, las promociones y las relaciones públicas.
  • Costo de investigación y desarrollo. Incluye los gatos asociados al desarrollo de nuevos productos y a la investigación de nuevas tecnologías.

Costo de producción: fórmula

Costos de producción = MPD + MOD + GIF

¿Cómo calcular los costos de producción?

Para poder utilizar la fórmula que incluimos anteriormente, es crucial que tengas bien diferenciados todos los gastos en los que incurre tu negocio.

El primer paso es determinar los gastos generales de la empresa.

Se trata de los gatos en los que se incurre incluso cuando no se producen productos o servicios, como el alquiler, los servicios públicos y los seguros.

Una vez que haya determinado los gastos generales, podrás calcular los costos variables, que son los que cambian en función del número de productos o servicios, como las materias primas y la mano de obra directa e indirecta.

Por último, tendrás que calcular los costos fijos.

Los costos fijos son los que permanecen inalterables independientemente de la cantidad de productos que produzca, como los equipos y los gastos de marketing.

Ejemplo de costo de producción

Te compartimos un ejemplo de cómo calcular el costo de producir el pan de una panadería.

Digamos que esta panadería tiene gastos de materias primas de $12,000, en mano de obra gasta $6,000, y de costos indirectos (como impuestos, un seguro y la renta del local) gasta $4,000.

Usando la fóruma se llega a la siguiente conclusión:

$12,000 + $6,000 + $4,000

El costo de producción es de $22,000.

12 tips para ahorrar en gastos operativos

Clasificación de los costos de producción

Los costos se pueden fividir en varias categoría:

  • Fijos o variables
  • Directos o indirectos

Costos fijos

Estos costos permanecen constantes independientemente de que la producción y los gastos relacionados aumenten.

En otras palabras, pagarás lo mismo todos los meses durante la vida de tu negocio. Incluyen los gastos de seguros comerciales, intereses, la depreciación de la maqunaria, impuestos de propiedad y salarios anuales.

Piensa en estos costos como lo que siempre pagas independientemente del nivel de tu actividad comercial.

Costos variables

Por otro lado, los gatos variables fluctúan a medida que la producción aumenta o disminuye.

Están directamente relacionados con el producto. A medida que el volumen aumenta, también lo hacen estos gastos.

Algunos ejemplos incluyen lo que se gasta en materias primas, comisiones y el trabajo.

Costo directo

Un costo directo es un costo que puede atribuirse directamente a una actividad o proyecto específico.

Los costos directos suelen ser costos variables, lo que significa que fluctúan con el nivel de actividad o producción.

Incluyen el costo de los materiales usados, de mano de obra y de envío.

Costo indirecto

Los costos indirectos son aquellos que no pueden atribuirse directamente a un proyecto o actividad específica, pero que son necesarios para el funcionamiento general de la organización.

Los costos indirectos son los Gastos Indirectos de Producción y pueden incluir elementos como el alquiler, los servicios públicos, los seguros y los salarios administrativos.

Como no pueden atribuirse fácilmente a un proyecto concreto, los costos indirectos suelen considerarse gastos “generales”.

Otros tipos de costos de produccción

Estos conceptos son importantes en economía porque te ayudan a determinar el nivel óptimo de producción de una empresa.

Costo marginal (CMg)

Es el costo de producir una unidad adicional de un bien o servicio.

Permite entender los gastos incurridos por aumentar la cantidad de productos/servicios.

A medida que aumenta la producción, el costo marginal suele aumentar también.

Esto se debe a la ley de los rendimientos decrecientes, que establece que a medida que se producen más unidades, cada unidad adicional requerirá una mayor inversión.

Se calcula dividiendo el aumento del costo de producción entre el cambio en producción.

Costo promedio total (CPT)

Es el promedio de lo que le cuesta a un negocio producir una sola unidad de producto/servicio.

El costo promedio total puede calcularse tomando el costo total de producción (costos fijos y variables) y dividiéndolo por el número de unidades producidas.

Por ejemplo, si a una empresa le cuesta 100 dólares producir 10 productos, el CPT es de 10 dólares.

Costo fijo promedio (CFP)

Es el promedio de los gastos fijos.

Incluye los costos que siempre serán los mismos, sin importar si laproducción aumenta o disminuye.

Se calcula dividiendo el costo fijo total entre la cantidad producida.

Costo variable promedio (CVP)

Es el promedio de los gastos variables.

Este costo es variable porque depende del número de unidades que se produzcan.

Se calcula dividiendo los costos variables entre la cantidad producida.

El aumento de la producción aumenta de los costos

A medida que aumenta la producción, es comprensible que los gastos constantes (como los servicios públicos y los salarios) así como los variables (como las materias primas y los suministros asociados) aumenten exponencialmente.

En otras palabras, cuando la producción aumenta, tus costos fijos y variables aumentarán.

A medida que crezcas tu negocio, la estructura de costos de tu empresa evolucionará.

Por ejemplo, las empresas pueden necesitar agregar equipos o arrendar más espacio de producción en un esfuerzo por atender una mayor demanda.

Es por eso que al realizar estas inversiones, debes calcular cuánto volumen necesitas para mantener o aumentar tus márgenes brutos y cubrir todos los costos fijos nuevos.

En resumen, debes controlar tus márgenes de rentabilidad para garantizar que el crecimiento de tu negocio no sea excesivo.

Cómo calcular el costo de los bienes vendidos

Beneficios de reducir los costos de producción

Mantener los niveles de fabricación ajustada significa que has eliminado actividades y compras innecesarias, logrando como resultado una reducción de estos costos.

Esto equivale a tener más dinero en el banco para expandir aún más tus operaciones o para crear un colchón de seguridad si se dan gastos imprevistos.

También puedes usar tus ahorros en costos para mejorar tu oferta a los clientes y así aumentar aún más la demanda de tus productos.

Además, compartir tu prosperidad en la forma de bonificaciones para tu personal contribuye a mejorar las relaciones entre empleados y empleadores.

Incluso puede que te quede dinero para investigar las formas en que tus ventas se vuelvan virales o hacer inversiones efectivas.

Afortunadamente, existen varias formas de reducir estos costos, como la racionalización de los procesos de fabricación, la negociación de mejores acuerdos con los proveedores y el uso de métodos de producción más eficientes.

Gestionando cuidadosamente los costos de producción, las empresas pueden mantener sus precios competitivos sin dejar de obtener beneficios.

10 formas de reducir tus costos de producción

Reduce los costos de suministro

Consulta con nuevos proveedores para comprar materiales de calidad al mejor precio y en la mayor cantidad posible.

No dudes en solicitar un descuento adicional cuando utilices un proveedor determinado constantemente y siempre paga a tiempo.

Tal vez puedas asociarte a otro negocio y comprar entre los dos materiales a granel para reducir costos.

Ahorra dinero en seguros

Las compañías de seguros son muy competitivas tanto si buscas un seguro de vehículo, de responsabilidad, o de cualquier otro tipo.

Trabaja con un corredor de seguros para revisar tus necesidades de seguro comercial y pídele que obtenga las mejores tarifas.

Así podrás aumentar los deducibles cuando sea posible u obtener descuentos si instalas un sistema de seguridad, una alarma contra incendios o rociadores de agua.

Moderniza tus actividades de marketing con herramientas asequibles

Puedes aumentar las ventas simplemente invirtiendo muy poco dinero en marketing digital.

Al crear presencia en línea, los compradores en potencia se familiarizan con tu marca y se interesan por tu negocio.

Y esto no tiene por qué salirte por un ojo de la cara si eliges las plataformas adecuadas.

Recuerda que la mayoría de las redes sociales son gratuitas.

Visita a tu contador

Reúnete con un contador profesional cada año, o con más frecuencia.

Esto te permitirá asegurarte de que estás haciendo una lista de los gastos comerciales permitidos para poder aprovechar cada una de las deducciónes de impuestos comerciales.

Es importante guardar los recibos en un lugar seguro como, por ejemplo, una carpeta segura, y registrar las millas que hagas con tu vehículo cuando viajas por negocios.

Optimiza el uso de la tecnología

Hoy en día tienes a tu disposición software de administración por precios muy económicos con el que puedes administrar tu inventario, ventas, empleados y la información sobre las ventas.

Otras herramientas tecnológicas en las que puedes invertir son seguridad, redes privadas y software para almacenar datos comerciales.

Al utilizar la tecnología, tendrás más tiempo para dedicar a la publicidad y el marketing, y además podrás reducir tu nivel de estrés.

Optimiza tu espacio

Si alquilas un espacio, no hay ninguna razón por la que no puedas negociar los términos del arrendamiento con el propietario.

Dependiendo de los requisitos de zonificación, puede ser posible operar una parte de tu negocio desde tu hogar para ahorrar costos de alquiler, servicios públicos y seguro.

Maximiza las habilidades de tus empleados

Mantener a tus empleados felices significa conseguir un mayor rendimiento y reducir las posibilidades de que abandonen tu empresa y tengas que contratar nuevo personal.

Puedes aumentar sus vacaciones, ofrecer un plan de jubilación o usar un sistema de gestión del rendimiento para aumentar la productividad.

Prioriza la calidad por encima de la cantidad

Mantener un inventario muy grande de productos de poca calidad no conseguirá que tus clientes sigan comprando y que tu negocio prospere.

Si tus clientes siguen acudiendo a tu negocio es porque tus productos de calidad superior son mejores que los de la competencia.

Reduce los gastos asociados con el transporte

Los vehículos nuevos se deprecian tan pronto como salen a la venta. Comprar vehículos usados ​​en buen estado puede ahorrarte miles de dólares en seguro sin mencionar que conseguirás primas de seguro más bajas.

Los vehículos de bajo consumo te pueden ahorrar dinero y, en general, conllevan menos mantenimiento.

Algunos dueños de empresas alquilan un vehículo por un periodo de tiempo determinado.

Tú decides si quieres alquilar otro vehículo al final del plazo o si prefieres comprarlo.

Mantén los costos de producción en una hoja de cálculo

Es extremadamente recomendable crear un estado de costos de produccion y ventas en una hoja de cálculo.

Allí deberá actualizar todos tus costos periódicamente para saber de un vistazo lo que estás gastando, y analiza los datos.

Una vez que insertas las fórmulas en tu hoja de cálculo, el documento hace todos los cálculos por ti cuando ingreses nuevos datos cada mes.

Otros costos a considerar

Costo de distribución

La distribución de tu producto es una parte vital de tu negocio.

Tienes que asegurarte de que tu producto llega al mercado objetivo de la forma más eficiente y rentable posible.

Hay muchos factores que hay que tener en cuenta a la hora de planificar la distribución de su producto, como los costos de transporte, de almacenamiento y de los canales de distribución.

Costos de administración

Los costos de administración de una empresa pueden ser importantes y varían en función del tamaño y el tipo de empresa.

Pueden incluir costos como espacio de oficina, equipamiento, suministros, servicios públicos, seguros, impuestos y salarios de los empleados.

Costos de financiamiento

Son los gastos de obtener capital externo, como un micropréstamo.

Hay que tener en cuenta algunas cosas cuando se piensa en el costo de la financiación. El primero es el tipo de interés.

Es la cantidad que se le cobrará por pedir dinero prestado, y puede variar según el prestamista y el tipo de préstamo.

El segundo es el plazo del préstamo, es decir, el tiempo que tienes para devolverlo.

El tercero son las comisiones o los gatos de cierre asociados al préstamo.

Costos de maquinaria

Pueden incluir carretillas o transportadoras para cargar o mover materias primas a través de la línea de producción. 

Otros ejemplos son excavadoras y equipos industriales para crear textiles o semiconductores.

Costos de energía

Además de los gatos en servicios públicos, las compras de energía pueden incluir gasolina, petróleo o carbón para hacer funcionar el equipo o calentar tu instalación.

APRENDE A CALCULAR EL COSTO DE VENTAS

 

Preguntas frecuentes

¿Es lo mismo costo de producción que costo de fabricación?

Los costos de producción reflejan todos los gastos asociados con la operación y administración de un negocio (alquiler, publicidad y marketing, equipo y suministros).

Por otro lado, los costos de fabricación representan solo los gastos necesarios para fabricar el producto (materiales, mano de obra y servicios públicos).

¿Cómo se calcula el costo de producción?

Puedes calcular tus costos de producción totales sumando los costos asociados a la fabricación de tus productos, es decir, mano de obra, materia prima y gatos indirectos.

¿Cuál es el costo más importante de la producción?

El coste más importante de la producción es el de las materias primas. Las materias primas son los insumos básicos necesarios para producir un bien o servicio.

Pueden ser naturales (como el petróleo, el gas o los minerales) o artificiales (como los metales o los productos químicos).

 

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS