Por: vnadal
Leelo en 10 minutos

Convierte Tu Negocio De Casa En Una Tienda Pop-Up

0 0
0

¿Calificas para un
préstamo de negocios?

Tiendas de ropa, tiendas de joyería, tiendas de zapatos, quesos artesanales… la lista podría seguir y seguir en cuanto a dueños de pequeñas empresas que sorprenden a sus comunidades y posibles compradores con tiendas pop-up. Y, están controlando la gama de empresas bien establecidas y marcas como Kate Spade, Tiffany’s, incluso Yves Saint Laurent, a los empresarios de pequeñas empresas, y todos los que están en medio están metiéndose en la acción.

En grandes ciudades como Nueva York y San Francisco con sus altos precios de alquiler, las tiendas pop-up pueden ser una excelente manera de beneficiarse de todo el tráfico de pie y ganar más atención para tu negocio, sin comprometerse a un costoso contrato de varios años. En comunidades más pequeñas, las tiendas pop-up pueden ser una forma estratégica (especialmente si no es la ciudad en la que tiene sede tu pequeña empresa) para expandir conciencia y interés en tu negocio para después generar más compras en línea o que los clientes viajan a donde sea que este tu negocio. Y, sin importar donde tu negocio puede estar basado, las tiendas pop-up pueden demostrar ser una alternativa accesible < A> a una tienda de ladrillo y mortero, mientras te estableces. Pero, no nos adelantamos…

Primero Lo Primero…

Quizás te este preguntando, “¿qué es una tienda pop-up?” En pocas palabras, una tienda pop-up es una tienda minorista de corto plazo, con una mentalidad tipo “hoy aquí, mañana ausente”. Pop-up minorista es el uso temporal del espacio físico para crear una impresión duradera de largo plazo con clientes potenciales. Una tienda pop-up le permite comunicar la promesa de tu marca a tus clientes a través del uso del entorno físico de una manera única y atractivo al mismo tiempo que crea una experiencia de compra envolvente.

Una tienda pop-up puede ser un escaparate en otro momento vacío en el que las empresas entran en un arrendamiento a corto plazo con los propietarios, o pueden colocar pequeñas estructuras que se erigen o “pop-up” temporalmente en espacios abiertos como parques o plazas. Dependiendo del presupuesto de tu pequeña empresa, es posible que incluso desees explorar la idea (si sigues la idea de una estructura que se erigirá temporalmente) de usar esto como una oportunidad para construir tu marca. Por ejemplo, si tú viste una tienda pop-up que parecía ser caja de regalo en un tono azul de huevo de petirrojo con una cinta blanca, es muy probable que lo reconozcas como una tienda de Tiffany.

Si estas en un presupuesto más apretado, tu tienda pop-up podría ser algo tan simple como un “walk-in closet” que se montan, si tú eres un diseñador de ropa, o un carrito de comida, si estás empezando una empresa de comida. Si tu tienda pop-up no está en una estructura ya establecida como un frente de tienda vacante, ¡esto puede ser una oportunidad emocionante para flexionar esos músculos de creatividad! Esto también puede ser una buena oportunidad para mirar en los mercados de tu zona de agricultores y ferias, como los lugares en los que se puede poner tu tienda pop-up. Dependiendo de dónde vives, cuánto espacio tienes y capacidad global, tu podrías mantener tus costos incluso más bajos hospedando una tienda pop-up en tu hogar.

Recuerda: cualquier enfoque que tomes, siempre debe ser profesional y la mejor representación de tu marca.

Muéstrame el Dinero

La siguiente pregunta que puedes tener es” ¿realmente te ganará dinero?” Bueno, como Mark Twain dijo, las únicas dos certezas en la vida son la muerte y los impuestos. Sin embargo, si sigues estas sugerencias :

  • Crear flujo de caja: asegúrate de que todos tus vecinos, amigos y familiares conozcan sobre el evento y la ubicación, y asegúrate de que lo estén difundiendo a todos sus amigos y familiares. Utilice las redes sociales y tus otras herramientas de marketing para expandir la palabra. Si formas parte de un mercado o de una feria, aprovecha todo lo el marketing que tengan.
  • Valore la experiencia del cliente: la mercancía que estas vendiendo no es lo único que define tu marca; también tu servicio de atención al cliente. Como propietario de una pequeña empresa, lo más probable es que no puedas permitirte mucha publicidad negativa en esta etapa del juego, entonces recuerda que aventurarte en una tienda pop-up es una experiencia tan inmersiva para el cliente como para ti, como empresario.
  • Esté en el mercado correcto en el momento adecuado: Si haces mayonesa artesanal, pero vives en una ciudad en la que nadie quiere gastar dinero en nada excepto en Hellman’s, entonces quizás quiera explorar la idea de llevar tu pop-up a otra locación, por lo menos hasta que la tendencia llegue a tu ciudad natal. Mientras tanto, si haces la joyería con tapas de botellas y de otros artículos que encontró en el reciclaje de tus vecinos viviendo en un desván en Tribeca, quizás sea mejor tomar tu mercancía a otra parte de la ciudad de Nueva York. La llave a cualquier pequeño negocio exitoso es saber quién es tu audiencia objetivo y saber cómo mejor acercarse a ellos.
  • Arme un Equipo asombroso: desde actores a científicos de investigación, la mayoría de la gente te dirá que solo eres tan bueno como la gente que te rodea. Asegúrate de que tus asociados de ventas sean amigables, bien informados y optimistas. Asegúrate de que cualquier persona que vaya a montar la tienda pop-up sea útil con herramientas eléctricas. Confía en tu equipo de marketing para difundir la palabra de una manera positiva y eficaz.También puedes estar pensando, “bueno, tengo un negocio de comercio electrónico. Todos mis clientes están en línea; no estoy interesado en tener una tienda de ladrillo y mortero. Entonces, ¿por qué tendría que tener una tienda pop-up, sin importar que tan temporal sea? “Porque puede ser una herramienta valiosa para atraer clientes fuera de línea. No sólo puede darte una mejor idea de quiénes son tus clientes, pero también puede permitirte llegar a conocerlos.Además, un estudio reciente ha demostrado que más y más personas están haciendo lo que está siendo llamado, “webrooming”, en donde navegas en línea y después compras en una tienda. Esto podría ser el resultado de estar cansado de tener que enviar artículos de regreso, cuando no quedan o no se ven exactamente como la foto en el sitio web. Cualquiera que sea la razón, incluso si tu negocio es un comercio electrónico, hay grandes beneficios de tener estas oportunidades para conocer a tus clientes cara a cara y permitirles ver tu mercancía en persona, antes de comprar.Si eres capaz de mantener estas sugerencias en mente, y si haz estimado tus gastos correctamente, no deberías tener ningún problema generando una suma bastante grande en tu exploración de tiendas pop-up. (Si es posible, trate de encontrar una ubicación que sea conocido como un lugar “para ir” a las tiendas pop-up, ya que esto puede ayudar a asegurar en algo una base de clientes incorporada).

    Esta Es La Temporada

    ¿Vienen un día festivo? La gente ama poder comprarle a sus seres queridos regalos que son nuevos y únicos; quizás hechos a mano o de una nueva marca que no se está haciendo por todos. Aprovechar el espíritu festivo puede ser una gran manera de comenzar tus aventuras en las tiendas pop-up. Como generalmente hay numerosas ferias de artesanía y festivales alrededor de las vacaciones, también debe hacer que encontrar un tiempo y un lugar sea un poco más fácil para ti.

    ¿Estás en posición de lanzar tu tienda pop-up como un evento de venta? ¿Puede ofrecer ofertas especiales o descuentos a nuevos clientes? ¿Dos por uno? Ofertas especiales pueden ser una buena manera de generar interés a tu pequeña empresa, al mismo tiempo que atrae los clientes que no están familiarizados con tu marca.

    Ya sea como un medio de ahorrar dinero mientras que estas comenzando o para conocer mejor a tus clientes en línea, hay muchos beneficios de saltar en el carro de las tienda pop-up. ¡Utilice esto como una oportunidad para expandirse física y creativamente!

¿Calificas para un
préstamo de negocios?