Hombre y mujer mirando laptop en estudio de diseño de vestidos de novia. Concepto: consejos de presupuesto.
Jordan Schneir
Por: jordan_shneir
Leelo en 11 minutos

Consejos para hacer el presupuesto de tu pequeña empresa

0 0
0
Blog_Banner_1

¿A qué empresario no le vienen bien unos prácticos consejos sobre presupuesto? Independientemente de la experiencia que tengas o de la antigüedad de tu negocio, es importante estar al día sobre las mejores prácticas de presupuesto para pequeñas empresas.

Para una empresa, “ajustarse a un presupuesto” tiene una definición muy diferente que para un individuo. Si una persona tiene un presupuesto, significa que está restringiendo la cantidad de dinero que gasta. Pero ese no es necesariamente el caso de una empresa. Cuando una empresa tiene un presupuesto, significa que se está siguiendo un plan. En objetivo del presupuesto de una empresa, antes que reducir los gastos, es contar con una estrategia para gastar sabiamente.

Lee aquí primero si necesitas aprender los conceptos básicos sobre presupuesto y cómo crear un presupuesto para tu pequeña empresa

Aquí tienes 15 consejos sensatos que te ayudarán con el presupuesto de tu pequeña empresa.

15 Consejos para hacer el presupuesto de tu pequeña empresa

1. Obtén los recursos que necesitas 

No solo es importante tener un plan de presupuesto, sino que además necesitas contar con los recursos para llevarlo a cabo. Un presupuesto debe considerarse una inversión de aquellos recursos que rindan los mayores beneficios para tu empresa.

Por ejemplo, tu presupuesto puede implicar gastar una cierta cantidad de dinero en marketing para dar a conocer tu negocio. Pero tal vez no tengas el efectivo disponible para poner en práctica una campaña de marketing, o por poner otros ejemplos, para comprar una pieza de equipo clave que podría aumentar tu producción, o para contratar nuevo personal. En casos así, puedes considerar obtener un préstamo comercial para conseguir los fondos adicionales que te permitirán alcanzar tus metas. Con Camino Financial, puedes obtener el capital necesario para maximizar tu presupuesto con términos y condiciones favorables y personalizados según tus circunstancias.

2. Ajusta tu presupuesto cuando sea necesario 

Tu presupuesto es una guía de referencia que se extiende desde una fecha concreta a otra. Si bien es importante atenerse a tu plan, eso no significa que no puedas ajustarlo a medida que pasa el tiempo y cambian las circunstancias. Debes revisar el presupuesto de tu pequeña empresa a menudo y hacer los cambios que sean necesarios. Cuando hagas tu presupuesto, debes identificar también las fechas es que debe ser ajustado.

3. Observa el pasado para planificar tu futuro 

Si tu negocio ya lleva unos años funcionando, cuentas con ventaja a la hora de elaborar tu presupuesto. Conoces las variaciones de flujo de efectivo de tu empresa, los cambios según la temporada y las tendencias de tu industria. Debes tener en cuenta todos esos factores cuando crees tu presupuesto. La cantidad que destinas a gastar en el futuro debe ser un reflejo del desempeño en el pasado.

4. Consulta a tus empleados 

Aunque seas el dueño de tu negocio, eso no significa que solo tú tengas buenas ideas. De hecho, a veces, es imposible que seas completamente objetivo. Por eso es importante que consultes a tus colegas y empleados durante el proceso de elaborar o revisar el presupuesto. Es probable que tengan información importante que ayudará a que tu presupuesto sea viable, alcanzable e impactante.

5. Encuentra un equilibrio entre optimismo y realismo 

Un presupuesto debe servir también como inspiración: después de todo, se trata de una guía para ayudarte a hacer crecer tu negocio. Pero también debes ser realista, o de lo contrario tu presupuesto no será útil. Es importante encontrar el equilibrio perfecto entre las dos cosas. Y ten en cuenta que es posible que no lo hagas bien en el primer intento. Deja que tu presupuesto sea un documento vivo, cambiante y dinámico.

6. No seas impreciso 

Elaborar un presupuesto es un ejercicio que te enseñará cosas sobre tu empresa y sobre ti mismo como dueño. Pero eso no sucederá si tu presupuesto es superficial o demasiado vago. A veces, los dueños de negocios omiten detalles e información que es necesaria para que el presupuesto sea útil. Por lo tanto, recuerda: a la hora de elaborar tu presupuesto, evita las entradas vagas e imprecisas que no aportan información.

7. Sé específico 

En lugar de ser impreciso, agrega tantos detalles específicos como puedas. Un presupuesto necesita números concretos que alcanzar y datos precisos que se puedan medir. Sin especificidad, el presupuesto no te permitirá saber si lograste o no tus metas. Un presupuesto también necesita un periodo de tiempo específico. Como ya hemos dicho, puedes revisar el presupuesto según sea necesario. Pero no dejes de añadir detalles específicos en el momento en que lo necesites, sin esperar a la fecha de la revisión. Un mapa solo es útil si te indica con precisión qué dirección necesitas seguir y durante cuánto tiempo. No quieres vagar sin rumbo, así que agrega direcciones y objetivos específicos según lo necesites.

8. Ten en cuenta los riesgos 

Cualquier pequeña empresa corre riesgos. Por eso debes planificar con detalle lo que harás financieramente en caso de que un posible riesgo se haga realidad. Un presupuesto, además de un mecanismo de planificación, puede ser también una excelente herramienta de gestión de riesgos.

9. Encuentra herramientas de presupuesto a tu medida 

La tecnología adecuada te hará la vida más fácil. Encuentra un software de contabilidad que se adapte a las necesidades de tu empresa y que sea lo suficientemente potente como para automatizar una gran cantidad de trabajo que requiere más tiempo. La herramienta adecuada te ayudará a preparar un presupuesto preciso y detallado. Aquí tienes una lista con nuestra selección de los mejores software de presupuesto. Entre ellos, Xero y QuickBooks son dos programas de contabilidad perfectos para pequeñas empresas: aprende aquí cómo hacer un presupuesto con estas herramientas.

10. Sé transparente 

Un presupuesto puede ser una herramienta poderosa para tus empleados si están al corriente de él. No ocultes tu presupuesto porque de hacerlo tu personal no sabrá si están o no cumpliendo con lo esperado. Todos y cada uno en tu empresa deben ser “embajadores” del presupuesto. Y solo pueden ayudar a integrar el presupuesto en todas las operaciones del negocio si están íntimamente familiarizados con los detalles y las estrategias a seguir.

11. Haz de tu presupuesto una rutina diaria 

No debes crear un plan de presupuesto, meterlo en un archivador y olvidarlo por un año. Un presupuesto solo es valioso si lo usas regularmente para asegurarte de que estás cumpliendo tus objetivos. Incluso unos pocos días sin consultar el presupuesto pueden desviarte de tus metas.

12. Usa tu presupuesto para guiar tus gastos 

Al igual que una persona que se impone a sí misma presupuesto, también puedes usar el presupuesto de tu empresa como una herramienta para limitar los gastos. El simple seguimiento de los gastos te ayudará a reducir las compras que no son imprescindibles. En definitiva, tener un presupuesto puede ayudarte a hacer un mejor uso del efectivo que tienes disponible.

13. Monitorea tus ventas de cerca 

Tener un presupuesto te dará la oportunidad de monitorear las operaciones de tu negocio más de cerca. El seguimiento de la cantidad de dinero que estás recaudando a través de las ventas puede brindarte información importante sobre qué artículos del inventario funcionan mejor en diferentes épocas del año, por ejemplo. Un presupuesto puede servir como una ventana para el rendimiento real de tu negocio, de modo que serás capaz de identificar fortalezas, debilidades, oportunidades y riesgos.

14. Averigua dónde puedes ahorrar 

Al hacer los cálculos para ver cuánto dinero necesita tu empresa para operar de manera efectiva, puedes identificar también dónde podrías ahorrar dinero. El crecimiento a largo plazo no solo se logra por medio de inversiones y ganancias, sino que también se produce al reducir y limitar los gastos.

15. Celebra tus éxitos  

Un presupuesto puede parecer una tarea tediosa. Pero en realidad puede ser un motivo de celebración. El presupuesto te permite establecer objetivos, tanto grandes como pequeños, e identificar cuándo tu equipo los ha alcanzado. Es importante celebrar esos éxitos y reconocer a las personas responsables de hacer que tu empresa a alcance sus objetivos. Esto no solo elevará la moral, sino que también puede incentivar a tu personal a usar el presupuesto con mayor frecuencia.

Un presupuesto es una herramienta, un mapa, una guía, un recurso, y mucho más. Como quieras llamarlo, un presupuesto es una parte esencial de la planificación para el crecimiento a corto y largo plazo de tu empresa. Es importante tratar tu presupuesto como una inversión, un recurso esencial para que tu negocio tenga éxito.

Necesitas la tecnología adecuada para llevarlo a cabo y el financiamiento para lograr las metas indicadas en tu presupuesto. Camino Financial ofrece préstamos comerciales con pagos mensuales fijos, tasas de interés fijas y sin costos ocultos. Te facilitamos el financiamiento que tu empresa necesita y que se mantenga dentro de tu presupuesto.

Usa nuestra calculadora de préstamos comerciales, una herramienta gratuita que te ayudará a saber cuál será el costo de tu préstamo y los pagos mensuales. Simplemente introduce unos pocos datos, como la cantidad de dinero que necesitas y el plazo de pago que deseas, y podremos calcular los términos de tu préstamo al instante.

¡Con tu presupuesto y las herramientas adecuadas, estarás listo para emprender el camino hacia el éxito!

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS