Suanny Garcia
Por: sgarcia
Leelo en 7 minutos

Consejos para un networking efectivo

0 0
0

Antes de que hablemos de las estrategias para un buen networking, seguro que te has preguntado más de una vez si el networking (o crear una red de contactos) realmente va a ser beneficio para tu negocio. Si eres el dueño de un negocio, probablemente ya tienes un horario muy apretado y hasta sacrificas los fines de semana con tu familia por el trabajo. Así que, ¿para qué molestarse en malgastar tiempo en eventos cuya finalidad no tienes muy clara, y que quizá no le ofrecen beneficios inmediatos a tu negocio?

Lo cierto es que el networking es una de las mejores cosas que puedes hacer para asegurar el futuro de tu negocio. Al crear una buena red de contactos y construir relaciones, no solo expandes tus conexiones más cercanas, sino que las multiplicas. Esto conlleva algo inmensurable: al crear un nuevo contacto, ¡también contactas con sus contactos! Esto significa que estás abriendo la posibilidad a posibles referencias y ventajas. El networking también te brinda una oportunidad de aprendizaje. Hay muchos empresarios ansiosos por ofrecerte consejos, y aprenderás unas cuantas cosas sobre tendencias de mercado y estrategias para tener éxito en tu negocio.

Tanto si tu compañía es B2B o B2C, lo importante es tener valor, exponerte y convertirte en un dueño de negocio cuya reputación te preceda, ya que es posible nadie más lo esté haciendo o todos lo estén haciendo. Las dos son razones para que tú lo hagas.

Para poner en práctica esta teoría, hay muchas maneras de crear contactos. Aquí tienes algunas estrategias de networking que te pueden ayudar a sacar el máximo provecho del tiempo que designes a crear contactos, sin que sientas que estás malgastando una tarde que podrías pasar en familia viendo una buena película tras un estresante día de trabajo.

Razones y estrategias para el networking  

El networking no lleva tanto tiempo como piensas

El networking no tiene por qué conllevar arreglarse para salir, aunque eso siempre te dará buenos resultados. Si no te apetece, no vayas a los eventos más lujosos y quédate en un ámbito más local. Tu networking puede expandirse simplemente un poco más allá del ámbito de tu oficina, para llegar a los negocios cercanos al tuyo. Por ejemplo, puedes crear nuevos contactos entre tus compañeros en la oficina de al lado, o con el dueño del restaurante al que vas en tu hora de almuerzo, o con el barista del Starbucks al que sueles ir. Aunque no pertenezcan necesariamente a tu campo de trabajo, estas conexiones nunca vienen mal, porque nunca sabes cuando el José del Starbucks necesitará de tus servicios, o si conoce a alguien que los necesite. Simplemente, pon todo tu esfuerzo en crear contactos en tu área.

Puedes escoger cualquier momento para tu networking

Si por el contrario decides salir ahí fuera, es decir, acudir a eventos corporativos, conferencias, happy hours, u otro tipo de eventos, anota en un papel cuántas horas al mes te gustaría dedicar a tu networking. No tienes por qué cumplir con este número de horas a rajatabla, simplemente son una estimación de cuánto tiempo te gustaría gastar creando nuevos contactos o cuidando de las relaciones que ya tienes. Otra manera de hacerlo es pensar en el número de eventos al mes al que te gustaría acudir. Por ejemplo, puedes proponerte acudir a dos o tres eventos de networking al mes. Esta cifra también es flexible, pero te dará una idea aproximada de cuándo necesitas potenciar tu capacidad de relacionarte, o cuándo puedes relajarte y pasar la tarde en casa. Cuando empiezas un negocio sientes que siempre hay algo que hacer, pero la clave está en hacerlo de manera inteligente, no gastando tiempo innecesario.

Por último, no te olvides de reservar parte de tu presupuesto para eventos de networking y para el tiempo que pases con contactos relacionados con tu negocio. Aunque puedes hacerlo sin costo alguno, invertir algo de dinero en el tiempo que pases con profesionales de tu rama puede resultarte beneficioso. Muchas redes de contactos cuentan con un buen número de miembros activos que celebran eventos durante todo el año, o al menos una vez al año. Este artículo de The Networking Gurus te ofrece en detalle lo fácil que es encontrar eventos de networking en tu área.

Antes de hacer networking, “ambiéntate”

Antes de que salgas a hablar de ti y de tu negocio, asegúrate de tomar un par de minutos para ti mismo y prepararte. En otras palabras, prepara tu mejor discurso y mantén la mente abierta y una actitud positiva. Si no estás seguro de cómo preparar el típico discurso de presentación, lee el segundo punto del artículo “How to Begin Marketing Your Small Business”. No te olvides de llevar contigo abundantes tarjetas de tu negocio: son una buena manera de “dejar huella”.

Y ya que estás en elloplantéate como objetivo a cuántas personas quieres conocer, para contactar con ellas de manera profunda y significativa. A menudo el número de personas que vayas a conocer es impredecible y depende de la naturaleza del evento, pero puedes limitarte a cierto número de personas con las que más tarde puedas seguir teniendo contacto de manera realista.

¿Listo para salir? Recuerda que atender a eventos de networking aporta beneficios mutuos, a ti y a tus nuevos contactos. ¿Qué puedes ofrecer tú a los demás? ¿Cómo puedes ayudarles? A cambio, cuando llegue el momento en que puedas necesitar ayuda o consejo, contarás con una fuerte red de apoyo. No te olvides de mantener el contacto con tus nuevos conocidos después del evento de networking. Si quieres consejos sobre cómo redactar un email para mantener el contacto, lee este útil artículo. Tus nuevos aliados son solo uno de los beneficios de un networking efectivo. La mejor parte: lo lograste tú solo.

Si quieres saber más, lee nuestra lista detallada de qué hacer antes y después de un evento de networking.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?