Artesanías típicas panameñas. Concepto: Cómo importar productos de Latino América
Timothy Ronaldson
Por: timothy-ronaldson
Leelo en 9 minutos

Comparte tu cultura con el mundo: cómo importar productos de América Latina

0 0
0
Blog_Banner_1

Aunque seas latino, es muy posible que no sepas exactamente cómo importar productos de América Latina. Lo que sí sabes es lo valorados que son muchos de esos productos en este país. Los países latinoamericanos cuentan con variedad de productos muy apreciados en todo el mundo, lo que se refleja en los grandes volúmenes de sus exportaciones.

Según World Integrated Trade Solution, también conocido como el Banco Mundial, las exportaciones de América Latina y el Caribe a los Estados Unidos alcanzaron la asombrosa cifra de $408 millones en 2017. De hecho, Estados Unidos es el principal país que importa productos latinoamericanos.

Si bien algunos de los principales productos que Estados Unidos importa de América Latina son aceites de petróleo y minerales de cobre, hay muchos otros que son muy populares y en los que te puedes enfocar como dueño de una pequeña empresa: piensa en textiles, ropa y accesorios, productos de belleza, artesanías, joyas y comestibles. Ser latino representa una excelente oportunidad para iniciar un negocio de importación, ya que probablemente ya estás muy familiarizado con los abundantes productos que provienen de América Latina y el mercado potencial con el que cuentan aquí en los Estados Unidos.

Iniciar un negocio de importación puede ser un poco más complicado que iniciar un negocio en otro campo. En cierto modo, puede llegar a ser como internarse en un laberinto. Saber cómo importar, con todas las reglas y regulaciones que conlleva, es extremadamente importante antes de comenzar a trabajar.

Cumple con la ley y las regulaciones sobre importaciones en 3 pasos

Si navegar a través de complicadas leyes, normas y reglamentos con múltiples agencias gubernamentales es algo que te gusta hacer, ¡entonces importar productos de América Latina está hecho para ti! Bromas aparte, importar productos de cualquier país a los EE. UU. puede ser una pesadilla debido a toda la burocracia involucrada.

Si bien a nadie le gusta pasar por el aro y cumplir a rajatabla con todas las reglas y regulaciones, es algo necesario si deseas aprender a importar productos de América Latina.

Paso 1

El primer paso en este proceso es asegurarse de que el producto que deseas importar realmente se puede importar a los EE. UU., es decir, que está permitido. La buena noticia es que no necesitarás una licencia para importar la mayoría de los productos a los EE. UU., aunque sí la necesitarás si tienes la intención de importar animales, productos lácteos, medicamentos, plantas y cualquier material con derechos de autor o marca registrada.

Puedes encontrar una lista completa de productos restringidos en el sitio web de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. Una cosa que necesitarás si deseas comenzar un negocio de importación, como con cualquier otro negocio, es un número de impuestos, que se puede obtener a través del IRS si aún no tienes uno.

Paso 2

El segundo paso en el proceso es recopilar los documentos que permitirán que tu producto sea liberado del país de origen, y que se le aplique el arancel o tarifa de importación correspondiente. Esto también se puede hacer en línea en el sitio web de Aduanas. Necesitarás una cuenta a través de los sistemas comerciales automatizados para hacerlo.

En esta etapa, la Aduana decidirá si necesitan examinar en profundidad qué es lo que estás importando. Lo pueden hacer para asegurarse de que no estás infringiendo ninguna regulación o ley antes de que te entreguen los productos.

Paso 3

Si esto no fuera ya suficientemente complicado, el tercer paso sin duda puede llegar a serlo. Una vez que tu producto haya sido aprobado, puede estar sujeto a un arancel o tarifa de importación. Se te pueden cobrar tres tipos de aranceles:

  • Ad valorem: un porcentaje del valor del producto
  • Específico: una cantidad por unidad de peso o según otra medida
  • Compuesto: una combinación de Ad valorem y Específico

Las tasas de estos aranceles están determinadas por el hecho de si el país desde el que importas tiene un acuerdo comercial con los EE. UU. o no. Los aranceles de tipo general se cobran a una tasa más baja, mientras que los aranceles estatutarios pueden llegar a ser mucho más elevados para los productos importados de países que no tienen un acuerdo comercial con los EE. UU.

Si bien puede parecer bastante complicado llegar a saber cuánto te costará la importación, puedes realizar una búsqueda gratuita de tu producto en Dataweb.

Cinco consejos para importar productos de América Latina

Si bien aprender cómo importar productos de América Latina a los EE. UU. puede parecer un proceso desalentador, es algo que muchos dueños de negocios hacen a diario. Lo cierto es que para ellos merece la pena: están muy familiarizados con los productos ofrecidos desde América Latina y la gran oportunidad que representan de obtener ganancias como dueños de un negocio en los Estados Unidos.

Si tú también estás considerando comenzar un negocio de importación, aquí tienes cinco consejos clave que te ayudarán en el camino:

1. Haz la investigación necesaria

Es un paso necesario para iniciar un negocio en cualquier campo, pero es especialmente importante si tienes la intención de importar productos. Además de necesitar licencias y permisos para operar tu negocio en los EE. UU., necesitarás estar al tanto de las otras agencias y organismos con los que deberás tratar.

2. Importa un producto que conoces bien

Como latino, tienes la oportunidad única de compartir aquellos productos que más te gustan con los consumidores en Estados Unidos. Por eso es aconsejable que elijas un producto para importar que conozcas bien y que te apasione. Así te será mucho más sencillo transmitir esa pasión a los clientes que compren tu producto en este país.

3. Asegúrate de que el producto puede importarse

Antes de entusiasmarte demasiado con tu nuevo negocio de importación, debes asegurarte de que el producto realmente puede importarse a los EE. UU. Como mencionamos anteriormente, algunos productos están restringidos. Haz la investigación necesaria para comprobar lo que establece la ley.

4. Planifica los costos

Importar productos de América Latina agrega un costo adicional para cualquier dueño de un negocios. No solo tendrás que lidiar con los costos relacionados con la administración local de tu negocio, sino que el costo de tus productos, al ser importados y no producidos localmente, puede ser más alto que en otras industrias. Asegúrate de incluir en tu plan de negocios el costo real de estos productos, teniendo en cuenta los aranceles.

5. Busca ayuda cuando la necesites

Consulta con otros dueños de negocios latinos en tu área que importan productos. Supondrá un recurso estupendo a la hora de aprender todo lo que involucra importar productos de América Latina. También existen variedad recursos en línea y a través de organizaciones locales y empresariales.

¡Comparte tu cultura con el mundo!


La cultura latina es una de las más coloridas y ricas de todo el mundo. El mundo entero debería tener la oportunidad de conocer las experiencias y productos que tú ya conoces y amas. Por eso, comenzar un negocio de importación puede ser una excelente iniciativa, ya que te permite compartir tu cultura y simultáneamente te permite convertirte en empresario.

Como latino, es probable que ya cuentes con el apoyo local de parte de aquellos que comparten contigo su amor y pasión por los productos latinoamericanos. Ahora es el momento de dar el siguiente paso y compartir esa pasión con los demás, independientemente de su nacionalidad.

Si ya has decidido que este es un buen camino a seguir, no estás solo: existe una amplia variedad de recursos que pueden serte de ayuda. Si bien la importación de productos puede parecer un proceso desalentador, ten presentes los recursos gratuitos que te ofrecen tanto organizaciones independientes como el gobierno de los EE. UU.

Sigue leyendo Cómo abrir un negocio como inmigrante en los EE. UU.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS