Por: rkapur
Leelo en 10 minutos

Cómo usar un préstamo comercial durante una recesión

1 0
0
Blog_Banner_1

Cuando se produce una recesión, las pequeñas empresas deben estar preparadas para afrontar diversos desafíos: una disminución en el gasto de los consumidores, desempleo, y una menor actividad económica en general. También es muy probable que deban enfrentarse a la escasez de efectivo.

Una recesión puede tener un efecto devastador en un pequeño negocio, pero no necesariamente si el negocio en cuestión está debidamente preparado. De hecho, con las herramientas adecuadas, tu empresa puede salir fortalecida tras la recesión. Debes por tanto tomar medidas preventivas para evitar que tu negocio sufra los posibles impactos.

La pregunta es: ¿qué debes hacer como dueño de un pequeño negocio? Considera seriamente tomar un préstamo comercial.

¿Por qué es buena idea obtener un préstamo comercial durante una recesión?

Recuerda esto siempre: en los negocios, EL EFECTIVO MANDA.

Las grandes corporaciones pueden sobrevivir a una recesión porque están preparadas. Tienen acceso a varias fuentes de fondos. Pero para las pequeñas empresas es otra historia. El efectivo puede ser difícil de conseguir cuando más se necesita.

Por eso, te recomendamos revisar tus finanzas lo antes posible. ¿Tienes los fondos adecuados para soportar una recesión?

Ten en cuenta que la economía estadounidense aún no está en recesión, pero la situación podría cambiar rápidamente debido a la crisis de salud mundial causada por el Coronavirus. En febrero de 2020, la economía alcanzó su 128° mes de crecimiento. La expansión actual es la más larga registrada desde la década de 1850.

Muchas veces conviene pedir préstamos durante este tiempo, ya sean a provados o a través de subvenciones del gobierno. Los fondos que pidas prestados pueden lograr que tu negocio sea más fuerte y resistente si los usas correctamente.

Un préstamo comercial te permitirá preparar tu negocio para una recesión. Al invertirlo sabiamente, lo puedes posicionar mejor que la competencia. También puedes usar el efectivo para los gastos necesarios e inevitables.

¿Qué puedes hacer con los fondos de un préstamo comercial durante una recesión?

Concretamente, esto es lo que puedes hacer con el efectivo:

Construye un fondo de emergencia

De producirse una recesión, muchas pequeñas empresas podrían ver caer sus ventas. Los ingresos más bajos conducirán a una disminución en sus entradas de efectivo. Pero aún tendrás que hacerte cargo de tus gastos fijos. Es aconsejable no retrasar los pagos de cosas como el alquiler, las cuotas de otros préstamos, las primas de seguros o los servicios públicos.

Céntrate en productos o servicios que están en demanda en una recesión

Examina cuidadosamente tu línea de negocio actual. ¿Estás vendiendo artículos de lujo, o de primera necesidad? Cuando hay una recesión, la gente reducirá aquellos gastos que no son esenciales. Por lo tanto, es mejor que centres tus esfuerzos en productos y servicios a prueba de recesión.

Pero, ¿qué sucede si estás seguro de que verás una caída en la demanda de tus productos cuando haya una recesión? Podrías incluso pensar en transformar tu negocio para convertirlo en uno resistente a la recesión si los costos de capital no son demasiado altos. Por supuesto, debes tener cierta experiencia o conocimiento sobre la nueva área en la que planificas entrar.

Redobla tus iniciativas de marketing

Puede ser un gran error reducir tus gastos de marketing cuando hay una recesión. Muchos empresarios caen en esta trampa. Después de todo, los gastos relacionados con las ventas y el marketing son los más fáciles de recortar.

Sin embargo, deberías pensar en aumentar la adquisición de nuevos clientes durante una recesión, para que puedas seguir cumpliendo tus objetivos de ventas.

¿Quién puede proporcionar fondos a las pequeñas empresas en una recesión?

El 27 de marzo, el gobierno de Estados Unidos firmó como ley el Acta CARES con el proósito de mejorar la economía durante la crisis causada por el coronavirus. Los dos programas principales que se crearon bajo esta Acta, son el Programa de protección de nóminas (PPP) y los Préstamos por daños económicos en desastres (EIDL).

Conoce más sobre estos programas.

Si tu empresa necesita un apoyo rápido o si no calificas para un apoyo del gobierno (por la razón que sea), un préstamo para pequeñas empresas de Camino Financial podría ser la solución perfecta. Nuestro lema, “No cerramos las puertas a ningún negocio”, significa que nos centramos en las necesidades de cada solicitante y les ofrecemos requisitos más flexibles que los bancos tradicionales. Nuestros préstamos comerciales se caracterizan por sus beneficios favorables para los dueños de pequeñas empresas:

  • Financiación rápida: puedes recibir los fondos que necesitas en solo 2 días. El tiempo es esencial cuando se trata de luchar contra el impacto de una recesión.
  • No pedimos aval.
  • Puedes solicitar un préstamo incluso si no cuentas con un historial de crédito.
  • No es necesario tener un Número de Seguro Social para recibir un préstamo. Solo necesitamos tu ITIN.

Usa nuestra calculadora de préstamos comerciales para averiguar exactamente de cuánto serían tus pagos mensuales y el costo total de tu préstamo.

6 Formas de utilizar un préstamo comercial durante una recesión

Aquí tienes seis formas en que puedes usar un préstamo comercial para sacarle el máximo provecho y prepararte para una recesión:

1. Paga tus deudas de alto costo: ¿Tienes un saldo pendiente en tu tarjeta de crédito comercial? ¿Serás capaz de seguir pagándolo todos los meses? Si tienes deudas en tus tarjetas de crédito, podrías pagarlas con un préstamo comercial. Podrías ahorrar mucho en intereses.

2. Paga a tus proveedores temprano: Muchos proveedores ofrecen descuentos por pagos anticipados. Consulta con los tuyos para informarte sobre esa posibilidad. El descuento podría además ahorrarte los intereses que se sumen al hacer pagos tarde.

3. Paga a tus empleados a tiempo: Una recesión podría dejar a tu negocio sin dinero en efectivo. Si esto sucede, es posible que no tengas suficiente para pagar tu nómina de empleados. Pero es fundamental hacerlo a tiempo. Retrasar los salarios podría bajar la moral de tus empleados. Asegúrate de que reciben sus sueldos a tiempo, incluso si eso significa usar fondos prestados.

4. Cumple con tus compromisos financieros: Los dueños de negocios nunca deben retrasar sus pagos a proveedores y prestamistas. Recuerda lo que el legendario inversionista Warren Buffett dijo al respecto: “Se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla. Si piensas en eso, harás las cosas de manera diferente”.

5. Usa el dinero para aumentar tus ventas: ¿Cuál es el problema número uno que tu empresa afrontará en una recesión? Según una encuesta de la Federación Nacional de Negocios Independientes (NFIB), se trata de la disminución de las ventas.

Echa un vistazo a los resultados de la encuesta de la NFIB realizada poco después
de la recesión de 2007-2009:

Problema más importante asociado con las condiciones económicas desfavorables según los reportado por las pequeñas empresas


Fuente: Banco de la Reserva Federal de Nueva York: Por qué las pequeñas empresas se vieron más afectadas por la reciente recesión.

En una recesión, tu prioridad debe ser aumentar las ventas. Piensa en cómo puedes implementar los fondos de un préstamo comercial para lograrlo.

6. Observa la recesión como una oportunidad y no como una amenaza: Un artículo titulado “Estrategias para obtener el máximo valor del dinero en tiempos de recesión” de la Harvard Business Review describe los atributos de aquellas empresas que pueden superar con éxito una recesión. Señala que para tener éxito, las empresas necesitan:

  • Ofrecer productos y servicios que permitan a los clientes lograr más con los mismos recursos.
  • Ayudar a sus clientes a hacer lo mismo con menos recursos.
  • Ayudar al cliente a hacer un poco menos con muchos menos recursos.

Esencialmente, debes ayudar a tus clientes a ahorrar dinero. Si puedes convencer a tus clientes de que por medio de tus productos o servicios pueden lograrlo, es mucho más probable que tu empresa tenga éxito. Usa el dinero de un préstamo para modificar tu modelo de negocio y adaptarlo al cambio.

Últimas palabras

Un préstamo comercial puede permitir que tu empresa sobreviva a una recesión. Y no solo eso: usado de la manera adecuada, logrará que tu empresa salga fortalecida.

Considera solicitar un préstamo comercial a Camino Financial. Podría proporcionarte los fondos necesitas para superar la recesión sin sufrir el impacto y salir victorioso.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS